Entradas

CALENDARIO DE ADVIENTO DE SACO

23-calendario-de-adviento-de-saco-y-lana-resultado-fial

Ya tenemos nuestro segundo calendario de adviento, y así cada una de mi hijas tiene el suyo. Si el anterior fue un calendario de adviento reciclado con corchos, el que hicimos ayer está hecho con fieltro y saco, es un proyecto que lleva bastante trabajo pero el resultado merece la pena, es muy decorativo y además reutilizable en futuras navidades.

MATERIAL NECESARIO:

  • Un rectángulo de saco de 40 x 35 cm
  • 5 tiras de tela de saco de 35 x 5 cm
  • Fieltro, Lana e Hilo Rojo
  • Tijeras, Agujas, Alfileres y Metro
  • Cuerda y Alambre
  • Plantilla de números 3x3cm de números del 1 al 25
  • Chocolates, caramelos … lo que queráis para rellenarlo

01-calendario-de-adviento-de-saco-y-lana-material-necesario

TUTORIAL PASO A PASO

Paso 1: Preparamos las 5 tiras de saco que serán los bolsillos del calendario de adviento

  • Marcamos un pequeño dobladillo en la parte superior.
  • Con lana fina roja cosemos con puntadas gruesas para dar un toque rojo a los bolsillos.
  • Marcamos 5 bolsillos de 5cm de ancho en cada tira, nosotras hemos usado la misma lana.

marcamos el dobladillo superior
cosemos el dobladillo superior
5 tiras preparadas
medimos 5 bolsillos de 5 cm
marcamos los laterales de los bolsiloo

Paso 2: preparamos los números que colocaremos en los bolsillos, colocamos la plantilla de papel en el fieltro y vamos recortando los números.

cortamos los números con ayuda de una plantilla
muestra de número

Paso 3: planteamos los números en los bolsillos y los cosemos con hilo rojo.

planteamos los números en los bolsillos
cosemos los numeros a los bolsillos con hilo rojo

Paso 4: con la lana fina y con puntadas gruesas cosemos las líneas que marcarán cada bolsillo y la parte inferior de las tiras. En la foto veis un detalle de cómo nos ha quedado.

11-calendario-de-adviento-de-saco-y-lana-detalle-de-las-tiras-acabadas

Paso 5: con los afileres planteamos las tiras en la base del saco dejando 2 cm entre cada tira para que luego podamos acceder a los bolsillos. Con un hilo crudo fino, vamos cosiendo primero la parte de abajo de las tiras y luego las líneas laterales a la pieza de saco rectangular.

planteamos con alfileres
cosemos los lateiales
cosemos la parte inferior

Paso 6: marcamos y cosemos el dobladillo superior e inferior de la base del saco. Es importante dejar los laterales abiertos porque posteriormente pasaremos un alambre para dar cuerpo al calendario.

planteamos el dobladillo
cosemos sin cerrar los laterales
detalle del dobladillo

Paso 7: cortamos dos trozos de alambre de 30 cm y lo pasamos por el agujero que hemos dejado en los dobladillos superior e inferior.

18-calendario-de-adviento-de-saco-y-lana-cortamos-un-trozo-de-alambre-de-30-cm
19-calendario-de-adviento-de-saco-y-lana-pasamos-el-alambre-por-el-hueco-del-dobladillo

Paso 9: pasamos una cuerda por la parte superior que será la forma de colgarlo en la pared.

20-calendario-de-adviento-de-saco-y-lana-pasamos-una-cuerda-en-la-parte-superio-para-poder-colgarlo

Paso 10: ya estamos acabando, hacemos el dobladillo lateral, nosotras hemos cosido una cinta roja para que quede más rematado, pero no es necesario.

21-calendario-de-adviento-de-saco-y-lana-dobladillos-laterales-y-cinta-para-rematar

Ya tenemos el calendario acabado … solo nos queda rellenarlo con las sorpresas, nosotros hemos puesto cholatinas, monedas y caramelos …

22-calendario-de-adviento-de-saco-y-lana-metemos-las-sorpresas-en-los-bolsillos

La semana que viene, inauguramos los dos calendario … ya no queda nada para la Navidad, me encanta esta época del año.

Y tu ¿haces DIY en Navidad?

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Lee el post original

Cómo fabricar tu saco de harina antiguo

Lo sé, eso de fabricar antigüedades está feo, pero si las telas son mi debilidad, y los sacos de harina  una de mis devociones, lo único que necesitaba era juntar los materiales.

Hoy te voy a mostrar cómo he podido reproducir, creo que con bastante fidelidad, el efecto de las líneas típicas de los sacos de harina antiguos que tanto se utilizan en tapicerías, cojines, y decoración en general. Ya sabes, estas lonas con rayas de color jaspeado, en las que uno de los hilos (trama o urdimbre) va en el color del saco, y el otro en azul o rojo habitualmente, y que le confieren un aspecto más vintage si cabe

missoluciones-pangala4

 

Esto ha sido una prueba, disponía de dos piezas de grueso lino antiguo, y con la más pequeña de ellas hice un intento sin ocupar toda la extensión de la tela. Y como todas las pruebas, podría mejorar, pero como aquí lo que cuenta es la técnica, y luego vendrá el diseño, la parte más difícil (que no lo es en absoluto) ya la tenemos adelantada.

Estas telas son las que como te contaba el domingo pasado en mi Instagram  acabé comprando en el rastro. La verdad es que están muy muy marcadas por el óxido, y aunque me las llevé sin saber cuál iba a ser su uso final, pensé que estamparlo, tal vez con tampones, podría ser buena idea. Cambié de opinión porque los motivos para imprimir resultarían demasiado modernos para el tipo de tejido y sobre todo para su estado. Así fue como finalmente  la idea derivó en imitar los sacos de harina que tanto nos gustan, así el óxido que domina en todo el tejido queda “justificado” por la falsa antigüedad de la pieza resultante

missoluciones-pangala1

Esta es la más pequeña de ellas y además la más manchada, candidata perfecta para experimentar

missoluciones-pangala7

img_0596

Y ahora viene lo interesante, y que tal vez ya has adivinado, y es que se trata de una técnica descaradamente sencilla, pero oye, que estoy muy contenta con el descubrimiento y ya te lo adelanto: creo que se me va a ir de las manos…

Únicamente necesitarás:

2 materiales: la tela* y pintura textil del color que te guste. Yo me decanté por el azul 43 de Vallejo

* Un lino con mucho cuerpo o una loneta de algodón 100% rústico pueden sustituir a este lienzo

4 útiles: cinta de pintor, cinta métrica, pincel de estarcido o brocha de espuma, y un recipiente para la pintura

missoluciones-pangala9

Lo primero es crear el patrón que quieres dar a tu diseño des líneas. Para ello extiende una primera tira de cinta de pintor en toda la longitud de la tela. Es muy importante que esté perfectamente recta, pues a partir de ella vas a continuar tu patrón: primera línea inclinada equivale a toda la serie inclinada.

Una vez pegada esta primera tira, tenderás otra en paralelo dejando la distancia que más te guste, y a continuación otra, y otra. Yo estuve mirando imágenes de sacos de harina, y observé que lo más frecuente es una línea más gruesa flanqueada por dos finitas, y así fue como diseñe mi patrón. Como ves, es cuestión de decidir la distancia que mantienes entre tira y tira, y repetir este patrón una y otra vez.

Entre cada patrón debes dejar una distancia suficiente para que al repetirlo simule un efecto telar y no parezca una simple tela a rayas

missoluciones-pangala12

Muy importante presionar con fuerza sobre las cintas adhesivas, pues de lo contrario, si quedara algún área no de todo pegada, podría colarse la pintura por ahí y adiós fábrica de antigüedades.

Presionadas las tiras, llega el momento más chulo, ¡pintar!. Vierte sobre un recipiente un chorrito de pintura textil, no mucha porque te va a cundir muchísimo.

missoluciones-pangala13

Si te decía que pegar la cinta con fuerza era muy importante, la segunda de las tres claves de esta técnica es la cantidad de pintura a aplicar. Verás que yo impregné la paletina, pero a continuación retiré toda la pintura posible, más vale insistir dos veces que excederse con el color.

missoluciones-pangala14

Y es que si tienes uno de estos sacos en mente, o incluso disfrutas de estos tapizados en casa, verás cómo en las líneas, el color no es puro, sino que en uno de los hilos del telar utilizaron color crudo propio de la lona, y en el otro el tono elegido, creándose así un color matizado, no intenso como te explicaba al principio.

missoluciones-pangala5

Este efecto que te describo y que es la nota significativa del material al imitar, lo logré aplicando muy poca pintura y sin ejercer demasiada fuerza con la brocha, diríamos que estamos ensuciando de azul los espacios entre las cintas adhesivas. De esta manera, como la tela tiene mucha textura, logramos imitar con relativa fidelidad el efecto original, el de azul matizado

missoluciones-pangala15

missoluciones-pangala16

Un detalle de la poca pintura aplicada, así da un poquito de miedo porque parece que luego las líneas de color van a quedar difusas, vacías, pero te garantizo que todo lo contrario, el resultado es de lo más satisfactorio y con sus limitaciones, bastante fiel a la realidad, e insisto: facilísimo

missoluciones-pangala18

Aplicada la pintura decidí esperar unos 15 minutos a que secara. No pude esperar ni 5, y comencé a desprender la cinta

missoluciones-pangala19

No hace falta que te diga que ya en el primer despegue me emocioné, y  no me gustaría que pensaras que me encuentro en modo autobombo insufrible, no es eso, sino que mi entusiasmo viene por la facilidad, lo sencillo que resulta obtener este efecto

missoluciones-pangala20

missoluciones-pangala21

Y vale, lo sé, con esto no se engaña a nadie, es evidente que se trata de pintura, pero queda tan bonito y le veo tantas posibilidades…

Una vez seca la pintura debemos dejarla descansar tres días y a continuación fijarla con calor de plancha sin vapor, y voila, tejido vintage del siglo XXI en tu casa, ¿te animas?

missoluciones-pangala2

Pero te habrás dado cuenta de que durante el tutorial simplón te hablaba de tres claves y sólo llevamos dos, recordemos:

  • clave 1: pegar muy bien las cintas a la tela
  • clave 2: aplicar poca pintura y sin presionar en exceso
  • Y la clave 3 es el ancho de la cinta. En esta prueba utilicé siempre el mismo ancho de cinta, y sin embargo se pueden combinar para crear distintos patrones. En mi diseño veo que para la próxima vez dejaré la franja central más ancha, y para separarla de las laterales más finitas, utilizaré una cinta más estrecha que esta.

missoluciones-pangala3

Y bueno, este ha sido mi último proyecto dentro de mi propósito de “pequeños proyectos versus grandes proezas”. El primero fue este taburete adoptado con el que todavía no me he aplicado, algo sencillo que me permite continuar trabajando intensamente en pÁngala slow bags, y al mismo tiempo divertirme con estas experimentaciones que tanto me gustan

missoluciones-pangala4

 

Lee el post original

MOCHILA SACO CON MARIQKDES

Hola! Hoy vengo con una colaboración que me hace mucha ilusión! Y es que hace tiempo que sigo a Marina (Mariqkdes)  y desde el principio que me gustó mucho todo lo que hacía, las telas que utilizaba y todo en general! Hace muy poquito ha abierto su tienda online, así que si queréis ver un montón de cosas preciosas, no dudéis en echarle un vistazo 🙂 

El caso es que le propuse que ya que tiene más maña que tóh, si le apetecía explicarnos un poco paso a paso como hacer alguna cosita que a ella le gustara.

Y aquí tenéis el resultado, un tutorial para hacer esta mochila saco, como la que veis en la foto, apta para todo el mundo y que puedes utilizar siempre que quieras!

Así que no me enrollo más y os dejo con el paso a paso que nos ha preparado Marina 🙂

MOCHILA SACO POR MARIQKADES
MATERIALES


 2 piezas de tela exterior de 32cm de anchura x 38cm de altura.
 2 piezas de tela interior (forro) de 32cm de anchura x 38cm de altura.
 2 piezas de guata de 32cm de anchura x 38cm de altura (es opcional, simplemente es para dar más rigidez a la mochila).
 2 piezas de 32cm de anchura x 8cm de altura.
 2 piezas de 8cm x 8cm.
 4 metros de cordón (mejor que sobre que no que falte jaja).
 Alfileres, metro, tijeras y todos los utensilios de costura que consideréis necesarios.

PASO A PASO


Cortamos todas las piezas nombradas anteriormente. En caso de querer la mochila más grande o más pequeña, simplemente tenéis que cortar las medidas a vuestro antojo.


























Empezamos por el forro (la tela interior). En mi caso, mi tela no tiene cara buena ni tampoco dibujo, pero en caso que la vuestra sí tenga, tenéis que poner ambas telas enfrentadas (es decir, que las dos caras bonitas se miren). 

Una vez las tenemos bien alineadas, ponemos alfileres alrededor para que no se muevan al coserlas. Lo tenemos que coser tal cómo os enseño en el dibujo, sin olvidar que tenemos que dejar un espacio en la parte inferior de unos 10cm aproximadamente, que es por dónde al final le daremos la vuelta (y sin coser la parte superior que sinó nos quedamos sin mochila jaja).


Aquí podéis ver el espacio que tenemos que dejar abierto en la parte inferior para darle luego la vuelta.

Ahora vamos con las dos piezas de 32cm de ancho y 8cm de alto, que serán la parte superior de nuestra mochila (por dónde pasará el cordón luego). 


Doblamos ambos extremos de cada pieza hacia dentro y los planchamos para luego coserlos mejor. Por último, una vez cosido, lo doblamos por la mitad, que quede la parte exterior de la tela visible, y sujetamos con alfileres las 2 piezas en las 2 parte superior de nuestra mochila, y lo cosemos.

Seguimos con las dos piezas más pequeñas (las de 8cm x 8cm). Las doblamos por la mitad hacia dentro y cosemos a lo largo del borde, tal cómo podéis ver en la imagen.



Les damos la vuelta y las planchamos.



Las dos piezas las sujetamos con alfileres y cosemos a una de nuestras piezas de la mochila, una a cada extremo procurando que queden a la misma altura, porqué es por dónde pasaremos el cordón y lo anudaremos posteriormente. 

Tenéis que tener en cuenta que la parte que queda abierta tiene que mirar hacia fuera, y la debéis poner igual que veis en las imágenes.



Si queréis poner una etiqueta, ahora también es el momento!



Una vez lo tenemos cosido, ponemos las dos piezas de la mochila frente con frente, con las caras buenas de la tela enfrentadas, sujetamos con alfileres y cosemos en forma de U, dejando la parte superior sin coser.


Ahora vamos con el forro que teníamos cosido. Le damos la vuelta y sacamos bien las dos esquinas.


Procedemos a poner el forro dentro de las piezas de la mochila que hemos cosido, quedando por lo tanto con las caras bonitas de forro y de tela exterior enfrentadas.



Tenemos que tener en cuenta que las costuras de las dos piezas coincidan perfectamente para que luego se vea mejor acabado. Ahora procedemos a coser en redondo, es decir, con las piezas bien sujetadas con clips de costura y alfileres, cosemos alrededor de todo el contorno superior para que queden unidas las dos partes. 

Os aconsejo que lo marquéis con un bolígrafo (el mío se va con la plancha) o con una tiza, para que así quede todo recto ya que en este proceso es fácil que se os vaya un poco la aguja. 

Para facilitar la costura en redondo, podéis quitar el pie de la máquina de coser y os irá mejor.



Ponemos todo del derecho y con la ayuda de la plancha le damos la forma a la mochila.



Ya casi hemos terminado! Sólo queda que pasemos el cordón por la mochila. De los 4 metros de cordón, cortamos por la mitad para tener dos cordones de 2 metros cada uno, y pasamos primero uno, con la ayuda de un alfiler, alrededor de toda la parte superior de la mochila y lo anudamos a la tira que sobresale en la parte inferior, y repetimos el mismo proceso con la otra parte de cordón.





Y listo!

Espero que os haya gustado! Yo lo voy a probar hoy mismo por que veo super prácticas estas mochilas, incluso para llevar las lanas de un lado a otro!

¿Y vosotras, para que la utilizaríais?
¡Feliz miércoles!

Lee el post original

DIY mochila saco con una camiseta

Hoy os traigo un DIY de esos súper rápidos que me encantan. Es verano y hay que aprovechar para hacer todas estas cosas, pero también para disfrutar de las piscinas, la playa, el buen tiempo…. por eso, los proyectos rápidos para mí son lo mejor en esta época del año.

0001-258424438

Hace ya algunas semanas os mostraba como hacer una totebag con una camiseta vieja, en este caso vamos a utilizar la misma materia prima, pero la vamos a transformar en una mochila saco.

Los materiales que hemos usado son:

-camiseta vieja

-tijeras

-máquina de coser (también se puede coser a mano)

-tiza para marcar tela

-cordón

-imperdible

-Cinta bies

-metro

IMG_5843
IMG_5842
IMG_5844

Yo he utilizado una camiseta de mi chico, a mi esta camiseta me encanta, pero hace ya algún tiempo se manchó de lejía y había dejado de ponérsela. Esta es mi forma de darle una segunda vida a uno de mis personajes preferidos de Tim Burton, Frankenweenie.

Para comenzar, extendemos la camiseta sobre la mesa, y marcamos por donde vamos a cortar teniendo en cuenta cuales son las medidas que queremos para nuestra mochila. Si no tienes muy claras las medidas, siempre puedes tomar como referecnia alguna que tengas ya hecha por casa.

Al ser una camiseta de chico, mas grande, yo he tenido que cortar bastante, si hubiera sido una mía, probablemente me habría ahorrado bastantes costuras.

IMG_5846
IMG_5847
IMG_5848
IMG_5849
IMG_5851

Como os decía, al ser una camiseta grande, yo he tenido que cortarla por los cuatro lados, para no equivocarme y cortar lo más recto posible, yo me hice unas macas con la regla y el lápiz para tela para no equivocarme.

Una vez ya lo tenemos todo cortado por donde deseamos, le damos la vuelta para comenzar a coser. Antes de coser, vamos a colocar la cinta bies por la que después pasaremos las cintas en el lugar que queramos para que así cuando cosamos quede todo unido y cosido.

IMG_5856
IMG_5857
IMG_5858
IMG_5859

Lo cosemos del revés para que las costuras nos queden por dentro. Cosemos tres de los cuatro lados, dejando sin coser la que será la parte de arriba, es decir, por donde introduciremos los objetos en nuestra mochila.

IMG_5853
IMG_5855

Ya tenemos casi nuestra mochila terminada. Ahora solo nos queda hacer el dobladillo en la parta de arriba por donde pasaremos las cintas después para fruncir y que al mismo tiempo serán las asas por las que nos la colgaremos.

IMG_5860
IMG_5861

Simplemente, hemos un dobladillo, de máximo unos 3cm de ancho, por el que van a pasar las cintas, no hay que olvidar dejar sin coser los extremos!!! pero también es importante reforzarlos para que al ejercer fuerza cuando la frunzamos no se nos descosa.

El siguiente paso es pasar las cintas. Cortamos dos tiras de más o menos dos metros de largo. Yo he utilizado un trapillo muy suave que tengo negro y que queda genial con el estilo de la mochila.

IMG_5862
IMG_5863
IMG_5864
IMG_5865

Para pasarlos, igual que pasaríamos cualquier cinta, ponemos un imperdible en la punta para que nos sea mas fácil y a pasarla.

paso3

En esta imagen tan genial que encontré en el blog de La Tita Ana podéis ver como os deben de quedar las cintas pasadas correctamente.

Ahora pasamos las cintas por el bies que cosimos al principio y lo anudamos. Cortamos todos los hilos que nos puedan quedar, estiramos bien la mochila y listo.

IMG_5866
IMG_5867
IMG_5865

Una manera super fácil de darle una segunda vida a una camiseta que nos guste y que ya no nos podamos poner. Y ya está a disfrutar de mochila! Yo esta la voy a utilizar para mi época de festival, que está a punto de comenzar para mi y me muero de ganas, además siempre es más cómodo ir con mochila que con bolso. Eso si Jipi no me la roba antes, que ya me está avisando…

IMG_5869

Si hacéis alguna me encantaría poder verla!!! yo creo que puede que alguna más caiga, os la enseñaré por redes sociales!!!

Besacos a puñaos!!

Archivado en: Craft, Inspiración, Jipijapeando, proyecto rapido, tutorial Tagged: aprender, Craft, DIY, handmade, hazlo tu mismo, hecho a mano, ideas, inspiracion, labores, manualidades, paso a paso, reciclar, reutilizar, tutorial, upciclyng

Lee el post original