Entradas

DIY Pompones

¡Feliz fin de semana [email protected]!

¿Cómo estais?

Por aquí, se van notando los primeros síntomas de primavera y los primeros rayos de sol, y eso da ganas de hacer cosas a cualquiera!

Así que veamos un diy para hacer pompones que os van a encantar:

• MATERIALES NECESARIOS:

Ya veis que en material no hay que gastarnos casi nada. Ya veréis que sencillo:

PASO A PASO:

1)
Marcar dos círculos, yo como molde utilizo un vaso.



2) Marcar otro círculo dentro del círculo anterior, utilizando un objeto más pequeño, en mi caso el diámetro de una barra de pegamento.

3) Recortar los círculos, también recordad a hacer el corte transversal para poder ir tejiendo la lana.

4) Juntar los dos círculos, colocándolos uno encima del otro y empezar a tejer el pompón de la manera que enseño en la imagen de a continuación.

5) Recomiendo utilizar bastante lana, hasta que el agujero central esté practicamente cubierto.
Cuando hayais terminado de tejer acabar atando dos nudos finales para asegurarlo bien, y cortar el hilo.

6) Ahora, separamos los dos moldes de cartón, como vemos en la imágen de a continuación, y recortamos la lana justo por la mitad.

7) A continuación, metemos un hilo de la misma lana entre los cartones, haciendo que la bola quede sujetada en la mitad, lo atamos bien fuerte y cortamos el hilo sobrante.

8) Para finalizar, retiramos los cartones y listo!

Ya tenemos nuestro pompón terminado.

P.d.: Para que quede más uniforme, recomiendo ir recortando los hilos que queden más o menos alineados.

Nota: Podréis escoger el tamaño del pompón, simplemente agrandando o reduciendo los moldes de los círculos.

Espero que os haya gustado.

Muchos besitos [email protected]

¿ Que os parece ?


Visita la entrada original AQUÍ

tu propia camiseta (I)

Como os explicaba en mi presentación, desde bien pequeña me ha chiflado la costura. Gran parte de lo que sé lo he aprendido de mi madre (en este caso no, no ha sido youtube mi maestro!). Una de las cosas que he aprendido es a hacer mis propias prendas (aunque nunca he seguido al pie de la letra las “reglas”).
El objetivo de hoy es explicaros paso a paso cómo hacer nuestra propia camiseta. Como es un tanto complejo, lo haremos en dos partes. Hoy empezamos con pasar del papel a la tela y las costuras básicas.
Y como siempre, empezamos por el material:
  • Patrones: el patrón podemos diseñarlo [email protected] [email protected], sacarlo de una prenda que nos guste mucho o un patrón de una revista (o de internet).
  • Tela: La cantidad variará en función del patrón. Más vale tirar a largo. En este caso con un metro ¡tenemos de sobras!
  • Hilo: de hilvanar. En este caso de dos colores mejor que uno, para diferenciar los puntos (luego lo entenderéis)
  • Máquina de coser: No es indispensable, pues podéis coser a mano, pero si la tenemos ¡nos irá de perlas!
  • Marcadores: jaboncillo, rotulador de tela…
  • Tijeras: de tela o como mínimo que corten bien.
  • Cinta métrica y/o regla: para marcar.
  • Alfileres: para enganchar el patrón a la tela y, después, la tela entre sí.
Si ya tenemos todo esto, ¡ya podemos empezar!
Lo primero de todo será coger la tela, la pondremos doblada por la mitad (los patrones se hacen en dos: delante y detrás. De cada una de estas piezas tan solo se hace la mitad, de manera que quede totalmente simétrico). y colocaremos el patrón encima, cogido con unos alfileres.
Repasamos, con el jaboncillo o el marcador que tengamos, el patrón por el contorno, y recortamos a 1,5 cm del margen (para la costura). En el extremo inferior dejamos 4cm.
Una vez tenemos cortadas las dos piezas de tela, dobladas por la mitad, pasamos unos puntos flojos por todo el contorno, en este caso con el hilo de color azul. Los puntos flojos son aquellos en que no se estira el hilo del todo, de manera que quedan “burbujitas”.
El objetivo de estos “puntos flojos” es traspasar la línea que hemos marcado con el jaboncillo a la parte de atrás. Es por eso que, una vez repasado todo el contorno, retiramos los alfileres e intentamos separar los dos lados de la tela, estirando los hilos. Para poder abrir la tela, y que quede la marca en ambos lados, cortaremos el hilo por la parte interior (entre las dos telas)
Cuando tenemos las dos partes (delante y detrás) las hacemos casar por los hombros y por los laterales.
Intentaremos que los puntos flojos coincidan. Lo aguantaremos con alfileres, para que no se mueva.
Una vez tenemos tanto la zona de los hombros como los laterales aguantada con alfileres, pasamos a hilvanar. En este caso he creído conveniente cambiar el color del hilo, aunque en realidad se puede usar el mismo sin ningún problema (solamente es para saber, a la hora de retirarlo, de qué hilo se trata). Haremos las puntadas no demasiado grandes.
Una vez hilvanado todo (hombros y laterales) retiramos los alfileres y podemos hacer una primera prueba.

Si os gusta como queda ¡ya podéis hacer el cosido definitivo! Ahora es cuando la máquina de coser entra en acción (en caso de no tener se puede coser a mano con un pespunte).

Una vez cosidos hombros y laterales podemos retirar los hilvanes de estas zonas, vigilando de no retirar el resto.

Por ahora ya basta, ¿como lo véis?

Tu propia camiseta (I)