Entradas

Guirnalda de hojas pintadas

Guirnaldas de hojas pintadas
Una de las cosas que más me gusta del Otoño es descubrir cómo cambia la naturaleza a nuestro alrededor.
Me gusta (mucho) ir con mis hijos a la montaña y recoger las sorpresas que nos va dejando la estación.
A veces son simplemente palos, otras castañas, otras bellotas, y esta vez fueron hojas.

Después resulta toda una aventura pensar y descubrir que hacer con ellas y observar el resultado final de como algo tan cotidiano se puede convertir en algo tan decorativo y que han hecho ellos con sus manitas.


La manualidad para niños de hoy no puede ser más fácil. Solo necesitamos hojas secas y rotuladores.
A partir de ahí solo hay que dejarse llevar y pintar esas cosas que más nos inspiren.

El resultado les encantó y solo por ver su cara de satisfacción ya valió la pena.
Podemos emplear las hojas para muchas cosas: Para decorar un álbum de fotos, un adorno al envolver un regalo que tengamos que hacer en estas fechas, enmarcarlas y transformarlas en un cuadro,….nosotros optamos por convertirlas en una guirnalda para poder colgarla en la cocina y poder tenerla presente en estos días.

Para colgar las hojas podemos hacerlo de dos maneras. O simplemente atamos los tallos con un poco de lana o pegamos un trozo de cañita con ayuda de un poco de celo en la parte de atrás de la hoja para poder pasar el cordel o la lana por su interior (tal y cómo se ve en la foto) y que la hoja quede más plana.

Espero que hayáis disfrutado de la manualidad de hoy. Os espero el miércoles con el Reto Facilísimo.
Que tengáis un buen comienzo de semana!!!.

Lee el post original