Entradas

Reciclando camisetas viejas: Decora un bolso

¡Buenas semanas recicladoras! Aquí sigo con mi reto particular de reciclar camisetas viejas, os presento dos de mis favoritas. No puedo calcular el tiempo que llevan conmigo pero, uuuuhhhh, mucho, mucho tiempo. Y ya llevaban un tiempo ocupando espacio en el armario y es que me gustan tanto que no conseguía desprenderme de ellas, y mira que no quiero apegarme… pero soy una sentimental. O me están pequeñas o están echas polvo, así que ya tocaba darles una segunda vida.
Así que he rescatado las ilustraciones y me he confeccionado con ellas unos parches bien chulos de quita-y-pon para decorar una talega, hecha a mano también, con la idea de cambiar de ilustración según me apetezca, o a propósito de mi atuendo dando con la combinación adecuada (antes muerta que sencilla).

Leer más

Lee el post original

DIY – PULSERAS DESGASTADAS

Muy buenos días coquetas
Hoy traigo otro diy de complementos de moda. En este caso son unas pulseras de colores veraniegos hechas con arcilla y a las que damos un acabado de madera desgastada, que está muy de moda. ¿Os apetece la idea? Pues “sigue leyendo”.

Lo que vamos a necesitar es: arcilla polimérica, un cuchillo, papel de lija y papel de horno. En cuanto a la arcilla, podéis elegir los colores que más os gusten pero os recomiendo que si es la primera vez que usáis este material (como en mi caso) compréis solo blanco y otro color que os guste y luego podéis mezclarlos.

Los pasos a seguir son:
1 // Corta un pedazo de arcilla polimérica
2 // Trabájala con la mano como si fuera plastilina para que se caliente y se reblandezca.
3 // Haz un “churrito” con las palmas de las manos.
4 // Enrolla el “churro” para hacer un círculo. Comprueba que te vale con otro brazalete que tengas.
5 // Repite el proceso tantas veces quieras y con los colores que tengas. (Para hacer el rosa claro mezcla el blanco y el rosa en el paso 2)
6 // Ahora toca hacer cortes con el cuchillo en el exterior de la pulsera. Para que esté algo más rígida y no se os rompa, el truco es meterla en el congelador durante unos minutos).
7 // Cuando hayas realizado todos los cortes, introduce las pulseras en el horno el tiempo y la temperatura que te indique el paquete (porque cada producto necesita unas condiciones diferentes)
8 // Una vez que los hayas sacado del horno déjalos enfriar (no seas impaciente que si no se te pueden romper). Una vez fríos lija los cortes que has hecho para darles un color más claro y ese aspecto desgastados que buscamos.
9 // Y ya tenemos lista la pulsera 🙂
Parece un poco engorroso el procedimiento pero no lo es para nada. Seguro que os da pereza eso del horno (porque a mi también me la daba) pero os recomiendo que os pongáis porque es muy divertido y el resultado merece la pena.
¡Qué tengáis un buen día coquetas!

Lee el post original

>