Entradas

Cera depilatoria DIY

Cotilleando el otro día por internet encontré una receta para hacerte tu propia cera depilatoria a base de azúcar, también conocida como depilación árabe. Por lo visto es una fórmula utilizada desde el Antiguo Egipto, estupenda para pieles sensibles. No pude resistirme a probarla, y como vi que funcionaba, aquí os dejo la receta por si queréis probar. Una solución muy económica.
Ingredientes


Necesitaréis también un termómetro para controlar la temperatura. Si no lo tenéis, os recomiendo que utilicéis azúcar blanco porque el color os puede dar pistas para hacer la receta, pero el tema temperatura es muy importante en este caso.
Instrucciones
*Colocar en un cazo 2 tazas de azúcar, ¼ de taza de agua y ¼ de taza más de jugo de limón recién exprimido.
*Calentar a fuego medio, mezclando bien con una cuchara de madera.
*Cuando el azúcar esté disuelto y la mezcla empiece a hervir bajar el fuego y esperar hasta que la mezcla llegue a 120ºC. ¡Esto es fundamental! Más o menos son unos 15-20 minutos desde que empieza a hervir. Si utilizáis azúcar blanco veréis que la mezcla obtiene un tono dorado claro cuando está lista. Cuidado no se os pase porque entonces se quemará y no servirá.
*Dejarla enfriar en el cazo una hora aproximadamente y pasarla a un recipiente de cristal para poderla guardar después en un sitio seco.
*Antes de utilizarla, limpiar bien la zona y comprobar que la cera está tibiao fría, si no os podría ocasionar quemaduras. Aplicarla en el sentido contrario al crecimiento del vello y retirarla en el sentido de su crecimiento. Podéis utilizar la misma pasta varias veces. Para retirarla lo mejor es utilizar las propias manos, pero también podéis utilizar papel depilatorio o tiras hechas con algodón (alguna sábana reciclada, por ejemplo); siempre podéis limpiar las tiras de algodón con jabón, y una vez secas, reutilizarlas. Para quitar los restos de la piel, usar sólo agua.
*Cuando se solidifique podéis utilizar el microondas para derretirla y volverla a utilizar o taparla guardarla en un lugar seco unos días.
Imágenes: Organicus
Yo ya la he probado y os puedo decir que funciona bien si el vello está un poco crecido, y personalmente, me pareció menos dolorosa que la cera convencional. Para los que seáis veganos, ¡esta receta seguro que os gusta!
Referencias

Visita la entrada original AQUÍ

Cubitos de aloe vera. After sun DIY

Estamos en pleno verano, y eso es sinónimo de playas, piscinas y mucho sol. Aunque debemos evitar la exposición continua a Lorenzo y protegernos bien la piel (mirar aquí) a veces llegas a casa un poco enrojecida de más… para remediarlo hoy os cuento un truquillo que os puede servir de after sun: cubitos de hielo de Aloe vera natural; y es que el Aloe vera es un antiinflamatorio estupendo y funciona muy bien para las quemaduras solares (que vuelvo a recordar, hay que evitarlas a toda costa). Pues bien, os enseño como hacerlo, ya veréis qué sencillo:
Ingredientes


Y claro está, una cubitera. Por cierto, el Aloe es autóctono, traído de Lanzarote el año pasado.
Instrucciones

*Cortar las hojas del Aloe por la base. Procurar que sean las más externas.
*Dejar las hojas en posición vertical para que drene una especie de resina de color amarillo que contiene aloína, una sustancia irritativa para la piel.
*Transcurrido este tiempo, limpiar muy bien las hojas con agua para quitar cualquier resto de suciedad (podéis quitar también las espinas para trabajar mejor).
*Cortar las hojas por la mitad y con la ayuda de una cuchara extraer el jugoy colocarlo en un recipiente de cristal. Podéis ayudaros con un mortero o batidora para acabar de extraerlo mejor.
*Llenar una cubitera y congelar. De este modo el jugo extraído se conservará mejor para la próxima vez y ya veréis qué gustazo cuando está tan fresquito.
Imágenes: Organicus
Prometo que no sé cómo llegó a mi casa una cubitera con corazones, pero es lo que tenía…
Otra cosa: si no os apetece filetear hojas de Aloe vera siempre podéis jugo lo más puro posible y rellenar cubitos con él. Eso sí: ¡que a nadie se le ocurra comprar jugos o geles de Aloe color verde! Por favor, ¡el jugo es transparente! Siempre me pregunto cuál es la necesidad imperiosa de añadir colorante…

Como siempre precaución a los posibles efectos adversos del Aloe.
Referencias:

Visita la entrada original AQUÍ

Exfoliante corporal para el verano. DIY

Hace un tiempo os dejé una receta para exfoliar e hidratar la pielcuando el frío achuchaba (ver aquí). Ahora que por fin nos visita el verano, prefiero utilizar otra fórmula exfoliante menos untuosa y más fresquita. Seguro que tenéis todos los ingredientes en casa, ya veréis que fácil:
Ingredientes
 
Aunque lo parezca, la foto no es la preparación de un tequila…
Nota:
*Si queréis exfoliar la piel de forma más suave, podéis cambiar la sal gorda por una más fina. Pensar que cuanto mayor sea el grano, más poder de exfoliación y viceversa.
*Podéis cambiar el aceite de almendras por el de oliva, que seguro que no os falta en casa, o incluso prescindir de él si sólo queréis exfoliar la piel y no hidratarla.
*Prohibido tomar el sol inmediatamente después de poneros limón en la piel, porque os la puede manchar.
Instrucciones
 
*Mezclar en un recipiente de cristal medio vaso de aceite de almendras/oliva, un vaso de sal gorda y el jugo de medio limón.
*Aplicar la mezcla directamente sobre la piel dando masajes circulares y pasar por la ducha.
*Esta receta la suelo preparar en fresco y la uso al momento, sin guardarla más tiempo.
Imágenes: Organicus
Referencias
Inspirada en el taller de cosmética natural impartido por Nítdia

Visita la entrada original AQUÍ