Entradas

DIY: Un marcapáginas fácil y sencillo

¡Buenos días!

Esta mañana se me juntan las cosas, así que no he querido perder tiempo y ya tienes el nuevo post. Ya sabes que la semana pasada presentamos Primavera, la primera colección de pegatinas de Little Hannah para Escrap, así que quiero enseñarte un nuevo tutorial muy sencillo que podrás hacer con ellas.

Estamos a un paso de la Feria del Libro y este año no quiero perderme los puestos en El Retiro porque tengo muchos fichajes. Así que he aprovechado para hacerme otro marcapáginas, esta vez usando la línea de pegatinas en blanco y negro.

Materiales:
* Papeles de scrapbooking de 15 cm x 15 cm
* Cinta adhesiva de doble cara
* Tijeras
*Perforadora de círculo
* Pegatinas Primavera, set blanco y negro
* Baker”s twine

Como puedes ver, escogí para este tutorial papeles de scrapbooking de 15 cm, dos modelos que coordinasen: flores con rayas siguiendo tonalidades. Recorté dos trocitos en forma de guirnalda, una más larga que la otra. Las pegué con un poquito de cinta adhesiva de doble cara. Y rematé el marcapáginas con una pegatina en blanco y negro, con una de mis preferidas, de hecho: la palabra suerte sobre una pluma.

Para terminar, hice un agujero con la ayuda de una perforadora y fue por donde introduje el cordel de baker”s twine, que anudé al final para que no se salga y me sirva además para marcar las hojas.

Como puedes ver, es un tutorial sencillo que puedes hacer con peques o para ti. ¿Te animas?
Y por ahora, me despido, no sin antes recordarte que mañana tenemos una cita en el COAM, en Madrid. DIY Hunters Day ¡¡ya está aquí!!

¡Que tengáis un buen viernes
y un mejor fin de semana!

Lee el post original

Transforma un tarro en maceta con chalk paint

Yo no soy de plantas porque las mato todas. Lo he comentado más de una vez que me las cargo por exceso de riego porque me encanta trastear con la regadera o por inanición porque me olvido de ellas.
Mi madre tiene muchísimas y no para de darme trucos y consejos con tal de que las críe tan lozanas y hermosas como las suyas pero pasa igual que con la cocina, ya puedo hacerlo supervisada por ella minuto a minuto que a mí no me sale tan rico ni de lejos. Pues con las plantas igual. Ella en medio de la selva amazónica y yo perdida en el desierto del Gobi.
La única que ha sobrevivido a mis desvaríos jardineros es una que pertenece a la familia de las crasas o suculentas y que encontré tirada en la calle. Yo creo que sobrevivió porque no le quedaba más remedio porque más fastidiada de lo que estaba no se iba a poner; en realidad más que planta era un trozo de tallo con una hoja.

La planté en un bote con la idea de llevársela a mi madre si sobrevivía y para no variar me olvidé de ella. Tiempo después descubrí que no sólo no había muerto sino que había crecido un palmo y le habían salido más hojas. Cambié el bote por un tiesto y continué con el mismo régimen de cuidados y sorprendentemente siguió prosperando. Tanto que tuve que buscarle una maceta nueva porque la anterior se le quedó pequeña.

Necesitaba una que fuese alta porque la planta tiene el tallo bastante largo. Mi madre no tenía nada que me sirviese así que me fui a Ikea con la idea de comprar un tiesto como este que transformé en cubertero en su día, pero no lo encontré. Lo que sí ví en la sección de oportunidades fue un tarro de cocina de cristal que era perfecto (aquí). Verlo e imaginarlo transformado con chalk paint como este de Azucarillos de Colores fue todo uno.

No encontré una servilleta tan molona como la de Pat así que la sustituí por una tela:
A continuación os explico lo sencillo que es transformar un tarro de cocina en maceta.
Este es el tarro original que me traje a casa por 60 céntimos. Le faltaba la tapa pero no importaba porque no la necesitaba:
Lo primero que hice fue limpiarlo bien con alcohol para eliminar cualquier rastro de suciedad:
A continuación le dí una mano de imprimación para que la chalk paint se fijase bien al cristal. Previamente había pegado cinta de carrocero para proteger la parte transparente de la base:
La pintura que utilicé es el blanco antiguo de Auténtico Chalk Paint. Le dí dos manos sobre la capa de imprimación y quedó así de cubierto y con el acabado mate que tanto me gusta de la pintura a la tiza:
Ya os había dicho que no tenía una servilleta original para adornarlo. Mi alternativa fue utilizar una tela, casualmente también de Ikea:
Recorté uno de los árboles del estampado. Un borde estaba dañado por un fruncido pero no tenía importancia porque tenía que volver a cortarlo para adaptarlo al tamaño del bote:

Por último pegué la tela con cola blanca y protegí la pintura con cera. Fijáos qué bonita ha quedado la base transparente:

La delicada operación de transplante fue posible gracias al tutorial para hacer un terrario que mi querida Isa publicó en su blog …Y un Poco de Diseño. Era la primera vez que lo hacía y me salió bien:
Ella recomienda poner grava en la base del tiesto para que drene el exceso de agua en la tierra pero como no tenía a mano utilicé algunas piedras del secadero de botas. Y en lugar de musgo que tampoco tenía puse otra piedra para adornar y encima sujeta a la planta para que no se escore hacia un lado:

¿Os gusta cómo ha quedado? A mí me encanta el resultado y viendo ahora las fotos me doy cuenta de que la planta de verdad y la de la tela se parecen bastante.

Pasad un muy feliz día.

Lee el post original

DIY: Corazones rellenos de chocolate

Buenos días!!!

Hoy es el primer viernes del mes así que toca… exacto!! Diogeneras 😉 y aquí estoy con mi propuesta.

Que yo sepa, puntualizo por que últimamente no me entero de una… jejeje, no era temático de San Valentín, pero faltando poco mas de una semana no me he podido resistir y este mes mi DIY es muy amoroso.
He hecho unos corazones rellenos de chocolate

Son muy fáciles de hacer. Simplemente necesitáis restos de cartulina o, como en mi caso, papel de scrapbooking. Este ultimo seria perfecto por que son de doble cara y así al abrir el corazón veríamos otros estampado por dentro ^^

Recortáis los corazones del tamaño que mas os gusten, los coséis con la máquina por el borde dejando un huequito para poder rellenarlos, le metéis lo que mas os guste ( en mi caso yo les he puesto M&M ) y termináis de coser. Y ya están listos nuestros “sweet hearts”!!!


Me parecen fáciles, súper originales, bonitos, vistosos y pues que os voy a decir la mar de amorosos y dulces. Se les puede pedir mas? jejejeje Bueno si, que además son baratísimos ^^

Os ha gustado mi propuesta? los haréis para San Valentín? a todo esto… lo celebráis??

Y como siempre, os propongo que os paséis por aquí para ver lo que han hecho el resto de participantes.

Besines y feliz finde.

Lee el post original

Hadas en la pared. Un rincón con encanto

Hace tiempo, muchísimo tiempo, que quería decorar el cuarto de las Peques.
Hace unos 5 años tenía unos vinilos preciosos de bebé, amarillos. Libélulas, abejitas y flores. Me encantaba. Me mudé de casa y allí quedaron.
No sé bien por qué ahora no me he decidido a ponerlos. En fin, que vi hace tiempo unos que me encantaron en una tienda de bricolaje. Unos de hadas. Tampoco tengo una razón clara para no haberlos comprado.
El caso es que tenía unas paredes blancas con una estantería blanca llena de juguetes.
Un día me levanté por la mañana y pensé: “pues las pinto hoy mismo, hoy, sin falta pinto unas hadas.”
Puse en google “silueta hadas”, me salieron miles, con eso me inspiré e hice mis propios dibujos.
Recorté la silueta para poder hacer el mismo dibujo varias veces, como la Peque Grande quería copiarlo, aproveché y le enseñé a calcar en la ventana. ¡Qué divertido!
Cogí un lápiz, las pinturas, pinceles y una bandejita.
Ya está, hice una.

Luego la Peque Grande hizo otra.

¿Qué os parece? A sus cinco añitos ya parece una artista, casi, casi como su abuela.

Aquí tenéis unas fotos del gran momento: el sueño que todos tuvimos de pequeños, pintar en la pared.

Finalmente probé a hacer la tercera en otro color.

He pensado en poner otras con diferentes posturas en más colores. Creo que quedará acogedor.

Es caserito pero al verlo en el cuarto me gusta, la verdad. Es un rincón con encanto y mágico.

¡Feliz semana!
All we need is creativity estuvo haciendo algo parecido y más o menos al mismo tiempo ¿qué os parece? Su idea es también muy bonita, es más, puse tantas estrellas porque me dio un poquito de envidia (sana)

Esta entrada participa en #diariodeco3. Como próximo tema propongo objetos con significado.

También participo en la fiesta 58 de Personalización de blogs.

Lee el post original