Entradas

Reciclar tarima y madera para hacerse un colgador

Hace un año compramos la tarima de la buhardilla. Tras un primer intento de montar el suelo nosotros mismos al final vinieron los profesionales de Reparalia para colocar la tarima y el rodapié. Nos encantó el resultado porque la tarima de color gris claro daba mucha luz a una habitación de techos altos y dos ventanas por las que entra luz todo el día. Pero cuando se fueron, nos dimos cuenta de que sobraban tres cajas de láminas. Evidentemente, no habíamos calculado bien los metros y nos pasamos bastante. Tras darle varias vueltas y sopesar varios proyectos (en breve os mostraremos otro) decidimos reciclar la tarima, que había sobrado, y tratar de hacer algo con ella. Hoy os dejamos un proyecto muy sencillo, que se puede hacer con todo tipo de madera, pero que os puede servir para reciclar tarima o palets que tengáis por casa. Os contamos paso a paso cómo hemos hecho un colgado con tarima, unos listones de madera de una silla de Ikea y una servilleta. Rápido, sencillo y últil para no tener los mandiles tirados por el taller.

tarima-decorada-decoupage-1
Reciclar tarima para hacerse un colgador.

Reciclar tarima y madera

Si os ha sobrado algo de tarima alguna vez, no lo interpretéis como una perdida de dinero en material. Antes o después os puede servir para hacer un nuevo proyecto. Hace unos meses reciclamos unas sillas de Ikea para hacernos una caja de madera decorada con transfer (puedes ver el tutorial AQUÍ). Ahora juntamos dos láminas de tarima y algunas tablillas de la silla y con la pistola de clavos nos montamos un colgador que se hace en muy poquito tiempo.

tarima-gris-1
Colgador con madera y tarima reciclada.

Materiales y herramientas para reciclar tarima

 Para montar nuestro colgador hemos usado varias herramientas, que nos facilitan mucho el trabajo. Todas las herramientas las puedes encontrar en Leroy Merlin. La tarima también la compramos en esa tienda hace más de un año, pero todavía está a la venta:

  • Pistola de clavos: La pistola de clavos funciona gracias a un compresor. Aunque es una herramienta que ocupa bastante espacio y hace mucho ruido, es imprescindible cuando vayáis a hacer trabajos en los que el objetivo sea montar tablas de madera o cualquier tipo de estructura. Podemos usar el martillo y los clavos, pero con la pistola, el trabajo es mucho más preciso, rápido y los clavos entran rectos (algo que no es tan fácil con el martillo).
  • Sierra de calar: Hemos usado la sierra de calar para cortar la tarima. Nos pasa algo parecido a la pistola de clavos. Podemos hacer el mismo trabajo con una sierra de mano, pero ganamos mucho tiempo y el resultado suele ser mejor con la de calar.
  • Taladro: Para hacer los agujeros en la madera y colocar los tiradores hemos usado un taladro de mano.
  • Tarima: Hemos empleado tarima de color gris claro que nos sobró del suelo. Con este proyecto teniamos como objetivo reciclar tarima mientras haciamos un nuevo objeto.
  • Listones de madera: Nos sobraron de una silla que tapizamos. Retiramos los listones de madera y los cambiamos por un asiento que hicimos.
  • Regla y lápiz: Para tomar medidas.
  • Servilleta: Elegimos una servilleta bien vistosa para decorar el colgador. Podéis ver todas las servilletas en la TIENDA ONLINE.
  • Pegamento para papel: Con el pegamento vamos a colocar la servilleta sobre la superficie.
  • Pintura de color blanco: Con la pintura damos color a la tarima y así se va a notar más la veta de la madera cuando coloquemos el papel encima.
  • Plancha y papel del horno: Usamos la plancha y el papel del horno para poner la servilleta sobre la tarima.
pistola-de-clavos-1
Pistola de clavos para fijar listones de madera.

Paso 1: Pintamos la tarima

Con un esmalte al agua de color blanco vamos a dar un pequeño cambio de color a la tarima. Usamos un esmalte al agua de Xylazel, que en este caso diluimos mucho en agua. Damos una capa de pintura y pasamos un paño seco. La idea es resaltar la veta de la tarima sin tapar el color gris claro, que nos gusta tanto.

pintar-tarima-1
Pintar tarima para sacar la veta a la vista.

Paso 2: Tomamos medidas y cortamos

Para nuestro colgador vamos a emplear dos láminas de tarima de color gris que vamos a juntar. Tomamos medidas porque queremos que con una sola servilleta podamos decorar el interior del colgador. Medimos la servilleta y los listones de madera, que nos van a servir de marco y trazamos las líneas sobre la tarima, que vamos a cortar con la sierra de calar.

NOTA: En este caso concreto hemos cortado después de pintar porque los bordes de la tarima no se van a ver debajo de los listones y por un tema de tiempo. Pero si los cortes se van a quedar a la vista, siempre se pinta una vez que se han cortado las piezas.

cortar-tarima-1
Cortar tarima con la sierra de calar.

Paso 3: Colocamos la servilleta

Cuando vamos a colocar sobre una superficie una servilleta entera os recomendamos emplear una plancha y papel del horno para colocar el papel sin que se arrugue, ni rompa. Os dejamos un vídeo para que podáis ver esta técnica sobre una estrella de madera. Tenéis muchos más tutoriales en el canal de Youtube: AQUÍ.

Paso 4: Colocamos los listones de madera y los tiradores

Una vez que el barniz o laca que hemos puesto para proteger la celulosa del papel está seco podemos montar los listones. Con la pistola de clavos colocamos la estructura alrededor del papel. Los dos listones de los lados son un poco más largos que la servilleta y nos van a servir para colocar un tercer listón de forma horizontal para poner los tiradores.

poner-tirador-1
Colorcar tiradores en los listones.

decorar-con-servilletas-1

Uno de los elementos que más nos gustan es que se puede ver a simple vista la veta de la madera gracias al truco que os comentabamos antes. Con la capa de pintura de color blanco, aunque sea muy sutil, hemos logrado acentuar la veta de la tarima.

decorar-tarima-papel-1
Servileta pegada tarima gris.

Os dejamos una imagen de nuestro colgador hecho con tarima y madera reciclada.

reciclar-tarima-colgador-madera-1
Colgador con material reciclado.

La entrada Reciclar tarima y madera para hacerse un colgador aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

Como reciclar ropa: pantalones

Este diy sobre como reciclar ropa es un “must do”. No sólo es fácil, sino también muy económico y rápido (no tardaras ni 10 minutos)

Aprovechando una oferta de pantalones en Primark compre unos pantalones, que a sosos no hay quien les gane.

Con un poco de pintura apta para tela y un stencil los he actualizado y hecho exclusivos.

Materiales

Para reciclar estos pantalones necesitarás:

  1. Pintura para tela. Yo he usado chalk paint. Ya te conté aqui todas sus ventajas.
  2. Cartulina y perforadora para hacer la plantilla. También puedes comprarlas hechas.
  3. Esponja para pintar.
  4. Cartón.
Materiales para reciclar ropa

Materiales para reciclar ropa

 

Como reciclar ropa paso a paso.

  1. Si no tienes stencil o plantilla, lo primero es fabricar uno. Puedes hacerlo a mano o con una perforadora y un poco de cartulina.
  2. Coloca un cartón debajo de la prenda para evitar que la pintura traspase la tela.
  3. Impregna la esponja en pintura y estampa sobre la tela.
  4. Lee las instrucciones de la pintura que uses, algunas necesitan fijación con la plancha antes de lavar.
perforadora de mariposas

Crea tu propio stencil

stencil en pantalon

Pantalón reciclado

 

¿Que te parece la idea? ¿te animas a reciclar alguna prenda de tu armario?

La entrada Como reciclar ropa: pantalones aparece primero en The Beautiful Project.

Lee el post original

Cómo reciclar una caja de vino para hacer un estante

La entrada de hoy es especial porque con ella empiezo mi colaboración con Artilujos, el portal de los muebles reciclados. 
Solamente con esa definición te puedes imaginar lo emocionada que estoy. Mis DIY en una web donde venden muebles reciclados hechos a mano por artesanos. Diseño y sostenibilidad. Reciclaje y calidad de vida. Igual que la primera vez que entré en una biblioteca. Casi me da un jamacuco porque podía leer todos (¡T-O-D-O-S!) aquellos libros y me quedé bloqueada porque no sabía por cuál empezar.  
Y lo del envío a pedales, que me ha llegado al alma. Que quiere decir que siempre que sea posible llevarán tu pedido a casa en bici. Y si después de todo eso no quedas satisfecho, lo devuelves en 15 días sin que nadie te diga ni mú. No me digas que no te lo ponen fácil.
Igual que cuando te invitan a cenar, que llevas una botella de vino o el postre, yo he llevado un DIY con el que puedes reciclar una caja de vino para hacer un estante, utilizando sólo dos elementos: papel pintado (te sonará porque es el mismo con que reciclé la estantería de Ikea) y chalk paint. 
Muy sencillo, muy rápido y con un resultado espectacular:

como-hacer-estante-caja-vino-reciclada-diy

El tutorial completo lo tienes esperando en Artilujos, espero que te guste y te sirva de inspiración. 
Y a Blanca, qué más puedo decirle. Cuando te encuentras personas como ella, con esa vitalidad y esa fuerza, y tanta confianza que ha depositado en mí sólo te resta creer que la energía que inviertes en hacer las cosas vuelve a ti multiplicada.
¡Disfruta del día y feliz comienzo de semana!

Lee el post original

Reciclar tela para hacerse un mandil

Como nos habéis preguntado bastante por la imagen de nuestros mandiles nuevos, que hemos publicado en Instagram, os dejamos un post explicando cómo los hemos hecho. Teníamos como objetivo reciclar tela para conseguir hacer unos mandiles muy chulos, pero que no supusieran un gran gasto ni económico ni de recursos. Para reciclar tela podemos aprovechar trocitos de trabajos anteriores o como en este proyecto, antes de tirar los vaqueros rotos a la basura decidimos transformarlos en una nueva prenda. Avisamos que es muy fácil hacerse un mandil siempre que vayamos a reciclar tela, porque tal y como lo hemos hecho no ha habido casi ni que dar forma al vaquero.  Es decir, si quieres hacerte tu propio mandil de trabajo y no sabes coser, éste es el tutorial que te va a servir para tener un mandil único en un par de horas.

mandiles-handmade-1
Reciclar tela para hacer mandiles.

Cómo hacer un mandil de trabajo con unos vaqueros viejos

No sé si os ha pasado alguna vez. A veces los vaqueros se rompen por la entrepierna por el uso, pero el resto del pantalón está como nuevo. Nos da mucha pena tirar esos pantalones, porque aunque no te los puedes poner, ya que vas enseñando lo que se supone tienen que tapar sí o sí, gran parte del vaquero está bastante bien. Además, llevamos tiempo con la idea de hacer un delantal para el trabajo. Tenemos un montón de ropa que se va manchando de pintura, cera, tintes… y aunque muchas de las manchas salen, al final siempre te molesta bastante el llevar pintura en la ropa. Conclusión: teníamos que hacer algo chulo para taparnos mientras trabajamos en el taller. Como nuestros conocimientos de costura son muy excasos decidimos abordar el asunto con la suegra. Llevamos un vaquero viejo y telas de las que compramos en nuestro viaje a Japón y así han salido dos mandiles muy chulos. Super contentos porque hemos conseguido a la vez reciclar tela y tener unos delantales, que nos encanta ponernos todos los días.

lazo-mandil-1
Cinturón de nuestro mandil con telas japonesas.

Paso 1: Cortamos el vaquero

Como decimos era prioritario reciclar tela mientras lograbamos tener unos mandiles nuevos. Así que seleccionamos un vaquero viejo y cortamos las patas casi a la altura de la ingle.

cortar-vaqueros-1
Cortar vaqueros para reciclar tela.

Una vez que hemos cortado las patas de los vaqueros (vamos a hacer dos mandiles) cortamos siguiendo la costura del pantalón para abrir la tela. Una vez que tenemos la pieza podemos darle algo de forma. Para hacer un mandil con un pantalón los mejores son los que tienen uno de los extremos más ancho que el otro. Si tienes por casa un pantalón pitillo, te vale. Si tienes un pantalón, campana. también te vale. Los pantalones rectos son un poco más complicadillos porque entonces tendrás que dar más forma y es posible que te cueste igualar y conseguir que quede bien. En nuestro caso, casi no fue necesario. Un pequeño corte para dar forma debajo del brazo y listo.

reciclar-tela-1
Damos forma a la tela vaquera.

Paso 2: Los remates

Reciclar tela está muy bien y cuanto más sencillo el proyecto, mucho mejor. Pero ya que estamos tenemos que tratar que el mandil quede bien rematado y nos dure mucho tiempo. Por eso mi suegra le pasó un vivo por detrás. Así quedaba bien rematado.

tutorial-hacer-mandil-1
Vivo para rematar el mandil por detrás.

Paso 3: Bolsillos

Si es un delantal, hay que poner bolsillos por todos lados. Usamos las telas que habíamos comprado en Japón y las fuimos distribuyendo por el delantal.

telas-colores-mandil-1
Telas japonesas para decorar nuestro mandil.

Además, colocamos varias tiras para añadir color al vaquero azul tan oscuro.

telas-japonesas-mandil-1
Tela japonesa decorada con flores.

Paso 4: Tirantes y cinturón

Como es norma, decidimos reciclar tela y usar lo que había sobrado para hacer los tirantes y el cinturón de los mandiles. A uno de ellos, mi suegra la puso un botón, también reciclado de los vaqueros.

botones-mandil-1
Tirantes del mandil.

Y sólo falto yo en el taller en el momento de ponerme el mandil. Nos ha faltado tiempo para estrenarlos!

colocar-mandil-1
Nos colocamos el mandil para empezar a trabajar.

Por cierto, las telas las compramos en Japón, pero si no tenéis planeado hacer un viaje, en Aluche podéis encontrarlas todas en la tienda Pukymuky. Nos encanta y además, vende online. Y ya por último, ¿qué os parecen nuestros mandiles nuevos? ¿Damos o no damos la enhorabuena a la suegra?

La entrada Reciclar tela para hacerse un mandil aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

Reciclar tablones

De nuevo tercer lunes de mes, las semanas vuelan! Vuelve Anna Llansa con su reto mensual, Aprendiendo de todo un poco, para el que las dos ganadoras del reto anterior, Isabel, del blog Alromasar y Victoria, de Hecho por Bugui, han elegido dos temas respectivamente: tablones y flores. 

Yo me he decantado por el primero de ellos y he aprovechado la ocasión para realizar un trabajo que hacía mucho tiempo tenía en mi interminable lista de pendientes. Para ello, a falta de tablones propiamente dichos, he utilizado tablas de palet. Esas nunca nos faltan y supongo que también valdrán, no?

He cortado cuatro de la misma medida y las he lijado con lija de grano grueso hasta quitarles toda la aspereza que suelen tener estas tablas. Aquí podéis ver la diferencia entre las tablas lijadas y las que aún no lo están.

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet


Bien saneadas y limpias las he unido entre sí utilizando una grapadora:

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet
Ya tengo la estructura preparada para empezar con el tratamiento y color de la madera.

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet

En primer lugar he tenido las tablas con pátina de anticuario de la marca Xylazel y la he dejado absorber por la madera durante unas horas. Después, he retirado el sobrante con un paño de algodón. Tan sólo con la pátina quedan preciosas.
isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet

Una vez pulida, empiezo con el color. He utilizado chalk paint en distintos tonos (dos verdes, marrón yute y sal de mar) para cada una de las tablas, aunque después los he ido entremezclando, sobre todo en las uniones entre ellas. Antes de que secara cada color lo he difuminado con un trapo para superponer los tonos y por último he lijado suavemente hasta lograr el desgaste que buscaba.

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet
isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet



Como toda bandeja, necesitaba unas asas, y estas son las que he utilizado:

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas


Quería darles un aspecto muy, muy viejo. No tenía polvos de embossing, ni ninguna pasta con textura, ni nada por el estilo, así que he tenido que improvisar y hacer un experimento. He aplicado cola blanca en algunas zonas:


isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas



Sobre la cola he espolvoreado sal… y a esperar a que seque, a ver qué pasa… que salga el sol por donde tenga que salir jajajaja.


isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas

A medio secar, el mejunje tenía esta pinta:

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas

En mi opinión no hay que tener nunca miedo de meter la pata; total qué tenemos que perder? Si algo no resulta como esperamos siempre podemos arreglarlo y, si no es posible, volvemos a empezar y se acabó. No pasa absolutamente nada. También es verdad que estas asas son baratísimas… si fueran caras, igual me lo hubiera pensado un poco mejor jajjaja.

Bien seca la cola, he pintado las asas con chalk paint gris y esponja en primer lugar.

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas

Después, he ido alternando otros tonos (marrón chocolate, rojo óxido, ocre y turquesa) para realizar un efecto oxidado. Podéis ver el proceso más en detalle en otro post  pinchando aquí. Este es el resultado:

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas oxidadas

Bueno… la sal es un poquito gruesa pero puede valer. Qué os parece?

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas oxidadas

Sólo queda atornillar las asas a la madera, “oxidar” también los tornillos y podremos estrenar nuestra bandeja.

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas oxidadas

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas oxidadas

Os la enseño más de cerca.

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas oxidadas

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas oxidadas

Me encanta cómo combina esta bandeja hecha totalmente con materiales reciclados y de aspecto tan decadente con la plata antigua y el cristal.

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas oxidadas

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas oxidadas

No creéis?

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas oxidadas

No olvidéis pasar por el blog de Anna para ver todas las propuestas y votar vuestras favoritas. Os dejo el enlace directo aquí.

A por el martes!!!

isabelvintage-vintage-bandeja-tablas-palet-asas oxidadas

Lee el post original

Aprendiendo de todo un poco – DIY reciclar tablón

El siempre especial Aprendiendo de todo un poco tiene este  lunes dos propuestas estupendas para elegir, ya que fueron dos las encantadoras ganadoras del mes pasado: Isabel (reciclar un tablón) y Victoria (flores). 
Voy a darle una utilidad a un pequeño tablón de madera muy deteriorado, lo recogí en un descampado. Lijo, hago un par de agujeros para añadir dos cancamos, aplico cera y con cola de madera pego las dos manos de los brazos de un muñeco articulado roto (del que ya utilicé un pie en otro DIY) al frontal de la tabla.

Y este es el espejo en el que me he inspirado para crear esta pequeña estantería, juntos forman un mini tocador.

Clickeame para ver los geniales trabajos de todas la participantes.
Nota:
He desactivado los comentarios considerando que es lo más justo, ya que yo no podré escribir en tu blog por falta de tiempo, pero si te visitaré y añadiré un +1 dejando constancia de mi visita, permíteme que este +1 simbolice que valoro tu trabajo y que te mando un gran abrazo. Muchas gracias por la atención, por comprenderlo y por pasarte por aquí. Un beso enorme para tí.

Lee el post original

Cómo reciclar los vasos de llenado de la plancha

Hace tiempo que vengo almacenando varios vasos de llenado de la plancha, por lo que hoy te traigo una idea para reciclarlos: ¡por si tú también los estabas guardando sin darles un uso determinado!
Cómo reciclar los vasos de llenado de la plancha

Como siempre, lo primero de todo, los materiales que necesitarás:

– Vasos de llenado de la plancha
– Imanes más o menos pequeños
– cola, pegamento, pistola de silicona o similar

– Pintura, washi tape, adornos decorativos (botones, cordeles, pegatinas, etc.),… ¡cualquier cosa que tengas a mano, sea bonita y sirva para decorar!

El DIY de hoy es tan sencillo como pegar los imanes en la zona trasera de los vasos de llenado de la plancha, para lo que puedes utilizar una pistola de silicona (como yo), pegamento o cola.

Una vez hayamos hecho el paso anterior no tenemos más que decorar nuestros vasos vasos de llenado de la plancha, para ello yo usé pintura en spray, washi tape y algunas figuras troqueladas.

El vaso de llenado de plancha más pequeño lo adorné con flores artificiales, el más grande con lápices y otros útiles de papelería para tenerlos «a mano» en la cocina, más concretamente en la nevera, y es que ahí es donde coloqué mis vasos de llenado de la plancha decorados… ¿qué te parecen?, ¿con cual te quedas?, ¿con el pequeño o con el grande?

Por si te lo estás preguntando: ¡aún no me ha dado por reciclar las planchas quemadas o estropeadas!, pero todo se andará, así que no lo descarto… ja ja; pero mientras, y hasta que llegue ese momento, me voy conformando con reciclar los vasos de llenado de la plancha: ¿lo resistirá mi nevera? ; )
¿Qué te parece la idea de reciclar los vasos de llenado de la plancha?, ¿se te ocurre alguna otra manera distinta a la mía?,… ¡soy toda oídos!

Lee el post original

Aprendiendo De todo un poco – DIY reciclar tablón y diy flores

Desde el año pasado que no aparecía por aquí.
Y es que entre las fiestas navideñas,sumado a una intensa gestión burocrática,más ajetreo de trabajo…no me ha dado el díani para visitarte, ni para preparar ningún post.
Aunque para nada me he olvidadode nuestra cita mensual del“Aprendiendo De todo un poco”

En la última edición hubo dos ganadoras,Isabel y Victoria, por lo que el tutorial de esta vez,es doble, “DIY reciclar tablón de madera y Flores”.
¿Por cuál te has decantado tú?.
Mientras espero que me muestres tu propuesta,te explico la mía.
Después de barajar varias posibilidades,tablón sí, tablón no, con flores, sin flores…al final opté por éstas últimas.
Son muy fáciles de hacer,y el material es muy simple.


Con monedas de diferentes tamaños dibuja tantos círculoscomo flores quieras hacer.


Después de recortar, encola bien.

Ves pegando el cordel hasta completar toda la circunferencia.

Dale la vuelta, y encola también la otra cara.Despliega tu creatividad e imaginación,y corta y pega el cordel en forma y modo que te inspire.
En la primera hice un combinación de dos cuerdas.
Aquí te enseño el conjunto de las diferentes versiones que se me ocurrieron.

¿A qué son resultonas?.

Y muy rústicas.


Alguna algo abstracta y barroca también salió.

Pero gana la simplicidad por goleada.

Se me ocurren múltiples usos,

en solitario,

en pequeño grupo,

o formando un decorativo y bello ramo.

Y para cuando llegue el buen tiempo,(por cierto, ¡qué ganas!, y el frío siberiano no ha hecho más que empezar),creo que quedarían ideales como adorno en un capazo.
Y tú, ¿qué has elegido?. ¿Tablón de madera, flores,o una composición perfecta con ambos?.¡Te espero!.
Tienes tiempo de enlazar desde ya, hasta las 00.00 de hoy 16. Mañana 17a partir de las 00.05 puedes votar las tres propuestas que más te gusten, y el miércoles 18 vuelvo yte comunico la ganadora por votos del reto, y la ganadora por sorteode un pequeño lote de material.
¡Feliz lunes!

Lee el post original

Cómo reciclar una lámpara de Ikea con pintura en spray y tela*

¡Hola! ¿Qué tal han ido las Fiestas? Espero que bien, las mías sin novedad. No son mis favoritas aunque sí es verdad que desde que está #laniña las disfruto más por ella. Este año me han gustado porque hemos tenido varios planes fuera de casa y me da la sensación de haber aprovechado el tiempo con cosas que sólo puedes hacer en esta época, como un concierto de coros infantiles, una obra de teatro, un festival para recaudar fondos para Unicef, patinaje en la pista de hielo y varios talleres en Ikea.

Había pensado empezar el año con un listado de mis post más populares de 2016, porque lo ví en otros blogs y me gustó la idea. Pero como hace poco acabé un DIY al que le tenía muchas ganas y no podía esperar más a enseñártelo, el recopilatorio tendrá que ponerse a la cola porque aquí está (redoble de tambor y letras en neón) el tutorial para reciclar una lámpara de pie con pintura en spray y tela:

lampara-pie-ikea-reciclada-pintura-spray-tela-diy-cartel

Recordarás que te contaba que estoy poniendo la habitación de #laniña. Empecé reciclando una estantería del salón con chalk paint y papel pintado por aquello del almacenaje, que nunca está de más, y continuación recuperé un viejo espejo de pared.

Y como esto de amueblar a base de aprovechar cosas que tengo en casa se está convirtiendo en un vicio, lo siguiente que ha pasado por mis manos ha sido una lámpara de pie modelo Samtid que compramos en Ikea hace un montón de años (y que debe de tener mucho éxito porque todavía está en el catálogo):

Para este proyecto pensé en Novasol Spray porque tiene productos específicos para pintar metal (que conocí gracias a la recuperación de mi vieja bici) y una gama de colores y efectos que encajaban con mi idea: metálico y chalk paint.

Si tú también quieres tener una lámpara exclusiva y que las visitas no te digan eso tan típico de “tengo una igual en mi casa”, sigue leyendo para saber cómo hacerla con tus propias manos.

(Y si lo de pintar con spray te da reparo, al final del post te dejo unos consejos para que veas que es muy sencillo).

Lo primero que tienes que hacer es desmontar la lámpara en todas las partes que sea posible porque así será más fácil pintarlas. En una de Ikea lo de reducirla a la mínima expresión está garantizado:

A continuación, limpia las partes metálicas (base, pie, brazo y embellecedores que sujetan la tulipa al portalámparas) con amoníaco y dales una mano de imprimación férrica en spray PintyPlus Tech, para que luego la pintura definitiva quede bien fijada.

Una vez secas, píntalas con pintura en spray PintyPlus Basic efecto metálico Cobre P152 y con Chalk Finish spray paint PintyPlus Turquesa Pálido / Pale Turquoise CK796  (le metí este color para darle un poco de chispa):

Si quieres usar dos colores en la misma pieza, tapa la parte que irá de otro color con papel de periódico y cinta carrocera y así podrás pintar sin mancharla:

Esto va según el gusto de cada un@, pero yo pinté el portalámparas porque era de color negro y quedaba fatal. Es de plástico, así que antes le dí una mano de imprimación de plásticos en spray PintyPlus Tech, y como es blanca, lo dejé tal cual sin pintar encima (excepto el interruptor, que me daba miedo estropearlo si se le metía pintura dentro):

Todo esto en cuanto a la pintura en spray. Ahora te cuento sobre la tulipa y cómo forrarla con tela.

Desde el principio tenía claro que quería mezclar cobre con tela, para ver qué contraste hacía.

A lo que le daba vueltas era el estampado, porque no quería un color liso por si quedaba soso, meter flores me parecía demasiado porque el papel pintado de la habitación también las lleva y uno geométrico no acababa de verlo.

Y una vez más, Instagram me sirvió de inspiración cuando la genial Leticia de Vintage&Chic publicó la foto de una de las preciosas lámparas que restaura en su taller y yo vi la luz: rayas. Cómo no se me había ocurrido antes.

Lo de los colores me temía que tendría que esperar hasta la primavera para encontrar algo alegre, pero la suerte me sonrió y compré la tela con los colores perfectos en Leroy Merlin:

Creía que lo más difícil iba a ser dar con la tela, pero lo complicado fue pegarla a la tulipa de plástico. Al final acabé por utilizar celo de doble cara. Muy rápido, limpio y práctico.

Para tapar los bordes de la tela en el interior y también disimular su unión por fuera, utilicé dos clases de lazos (uno ancho de grossgrain y otro más estrecho de algodón haciendo un dibujo) y los pegué también con celo de doble cara:

De remate, tres agujericos por donde sacar los extremos de la estructura que la sujeta al portalámparas, enroscar los embellecedores y ¡tacháaann!:

Decir que estoy encantada con el resultado es poco. Y no sólo yo, #laniña desde que la puse en su habitación es allí donde va a leer. Le gustan los colores y le hace gracia que puede acercarla tirándole del rabito, como ella dice.

Ya ves que con los materiales adecuados y un poco de tiempo puedes conseguir resultados espectaculares, y con la satisfacción además de hacerlo con tus propias manos. Si quisieras hacer este DIY, ¿Tendrías la candidata perfecta en casa? ¿Te animas?

Antes de acabar, aquí van los consejos de los que te hablaba al principio del post, por si nunca has utilizado pintura en spray, para que te lances sin miedo:

1. Antes de empezar a pintar agita el bote con energía durante un minuto para que la pintura se mezcle bien.

2. Aprieta la válvula con fuerza para que la pintura salga pulverizada y no gotee o haga chorretones.

3. Pinta con el bote a unos 20 cm. de distancia del objeto, dando pasadas y más bien rápido. No intentes cubrir toda la superficie a la primera. Es mejor dar varias y que vaya cubriendo poco a poco. Si no, harás un charco y goteará (y eso no hay forma de quitarlo salvo que lo lijes y empieces de cero). Emplearás más tiempo pero te aseguras que quedará bien.

4. Para aprender a dar las pasadas te recomiendo que primero practiques en cualquier otra superficie hasta que le cojas el tranquillo.

5. Si no puedes pintar las piezas por separado, tapa las que no vayas a pintar con papel o con cinta de carrocero.

6. No pintes cerca de un ventilador.

7. Mejor hacerlo en el exterior o en un lugar bien ventilado. Esta clase de pintura apenas huele, pero algo sí que intoxica. La chalk paint no huele nada, pero deja polvillo.

8. Ante la duda, aplica antes una capa de imprimación para asegurar el resultado.

9. Practica, practica y practica. Al final es cuestión de cogerle el tranquillo.

* Post patrocinado por Novasol Spray.

Lee el post original

Cómo reciclar los biberones

Hace tiempo que vengo guardando los biberones de mi peque y el caso es que en estos días me ha dado por sacarlos y ponerme a idear, así que hoy te muestro ya el resultado: ¡espero que te guste y te sirva la idea!

Bien, comencemos ya sin más con el listado de materiales que necesitarás para llevar a cabo este singular DIY:

– Biberones (las tetinas y las tapas no serán necesarias)
– Pintura en spray preferentemente
– Washi tape, botones, cordeles, pegatinas,… o cualquier tipo de adorno que se te ocurra

Lo primero de todo será pintar nuestros biberones, preferiblemente con pintura en spray por la comodidad que ello supone, aunque cualquier pintura en principio te puede servir.
Eso sí, en cualquier te aconsejo que no te olvides de utilizar guantes y mascarilla: ¡la seguridad ante todo!, y por supuesto usa plásticos para forrar bien la superficie sobre la que vayas a pintar los biberones: ¡de esta forma protegerás y salvaguardarás tu zona de trabajo!
Lo siguiente ya será adornar nuestros biberones pintados, te muestro cómo lo he hecho yo por si te da alguna idea; en mi caso, lo primero de todo fue enrollar un cordel en la zona superior, de esta forma oculté las rayas marcadas en el mismo y conseguí un aspecto más uniforme.
A continuación simplemente me limité a adornar mis biberones con materiales que tenía por casa (muchos de ellos de scrapbooking: ¡imprescindible tenerlos siempre a mano!, así como el washi-tape).
Como puedes ver yo no me compliqué demasiado la vida, básicamente utilicé pegatinas (evitándome así el tener que andar con el pegamento «para arriba y para abajo»).
Te muestro ya el resultado final, eso sí, con un aire navideño aunque ya hayan pasado estas fiestas tan especiales… ¡no he podido evitarlo!

Y con esto ya tienes tus biberones listos para darles un segundo uso: puedes emplearlos por ejemplo como botes portalápices, para organizar las hierbas aromáticas o como floreros… ¿se te ocurre algún otro uso?, ¿qué te ha parecido la idea de hoy para reciclar los biberones?,…

Lee el post original