Entradas

DIY | Cuadernos para la vuelta al cole

Hola coquetoooos!!
Ya estamos de vuelta a la rutina. Y ya sea para la oficina o para la uni, incluso para el cole de los niños, qué mejor manera de estrenar curso que con unos cuadernos personalizados.
Ya sabéis que me encantan los cuadernos, sobre todo cuando son diys. No hay más que echarle un vistazo a la etiqueta “cuadernos” para que veáis todos los diys que se pueden hacer con ellos: un cuaderno con tinte en spray, un cuaderno con fotografías, o quizás con un forro de tela, un cuaderno con un estampado de diseño propio, una libreta con un dibujo bordado, un cuaderno personalizado con una imprentilla o una libreta hecha por tí mismo con acabado de mármol.
En esta ocasión he querido personalizar unos cuadernos de una forma súper sencilla: con unos transferibles.

Lo que necesitas es: unos transferibles o rub-ons, unas pegatinas de colores y unos cuadernos básicos.

Lo único que hay que hacer es cortar las letras o números que vayamos a utilizar, colocarlos sobre los cuadernos y rascar con el palito. Si quieres, combina los transferibles con las etiquetas adhesivas de colores para darle más juego. Más fácil imposible, no?

Os dejo el vídeo de mi canal de You Tube, donde os explico el paso a paso exacto para hacer cada uno de los modelos y os cuento para que voy a utilizar cada uno.

Espero que os haya gustado el tutorial. Y vosotras, soléis personalizar vuestros cuadernos? Cómo lo hacéis?

Que tengáis un buen día y siempre, siempre, siempre por un poquito de diy en tu vida.

Lee el post original

Bordados de Noviembre IV: Punto de Espinapez y Pespunte

Con esta entrada finaliza un mes lleno de flores textiles que salen de mi aguja para comenzar en la tuya. Hoy es mi cumpleaños, hoy soy más sabia, así que no pierdas comba y haz caso a una mayor ;P.

Leer más

Lee el post original

Forrar maniquí de costura

¿Reconocéis este maniquí?

Sí, es el mismo que os enseñé el post anterior, os cuento a qué se debe esta transformación…


Como es normal, antes de empezar a usarlo tienes que ajustarlo a tus medidas, y aquí me encontré con un problema…. El maniquí es plano, completamente plano.

La medida del pecho es ajustable, pero lo que hace es ensanchar la espalda, si tienes la espalda estrecha y lo que necesitas es aumentar la “copa” no te queda más remedio que usar este apaño.

Como veréis queda bastante cutre… el único sitio que tengo en casa para poner el maniquí es el dormitorio, pero no podía ponerlo con estas pintas… así que se me ocurrió una idea, tapizarlo.

Elegí esta loneta estampada de flores para darle un aire romántico. Lo primero es doblar la tela por la mitad y dibujar una forma curva como esta.

Esto lo hacemos dos veces, una para la parte delantera y otra para la trasera. Para los laterales cortamos dos rectángulos y lo colocamos todo sobre el maniquí con la tela del revés.

Con ayuda de muchísimos algunos alfileres le vamos dando forma.

Con un lápiz para textil o tiza, marcamos las líneas finales y recortamos el sobrante. Después cosemos a máquina dejando la última costura sin cerrar, esta la tendremos que coser a mano con la funda puesta y haciendo presión para que la funda quede tirante.

Para rematar la parte de abajo, hacemos un dobladillo y metemos una goma.

Ya lo tengo decorando mi habitación.

Visita la entrada original AQUÍ