Entradas

Invitaciones de cumple

Hace unas semanas, quienes me seguís por Instagram, pudisteis ver que me había liado a preparar las invitaciones de cumple de Laia.

Foto de mi Instagram

Siempre he leído en el blog Madre a [email protected], de mi antigua vecina Sara (que por cierto, se curra unas fiestas dignas de ver, echad un vistazo a su blog!!), que en casa hay que tener como un fondo de armario de materiales y yo en estos meses ya he conseguido un buen arsenal. Dentro de poco mi marido perderá la paciencia.. porque tengo llena media casa de washis, papeles, cartones, telas, lanas, trapillo, botes de cristal.. lo que se os ocurra! Pero me ha venido estupendo para preparar estas invitaciones, con todo lo que tenía, y un poco de imaginación.
  • En mi visita a Hema en Madrid, compré un kilo de cartulinas de colores por 2.50 € y usé unas cuantas para preparar las invitaciones, cortándolas en cuartos.
  • Con los washis comprados en Hema también, hice una guirnalda, recortando trocitos en triángulos y pegándolos en la esquina izquierda.
  • Usé una troqueladora de esquina, que compré en Pórtico, para redondear la otra esquina de la cartulina.
  • Con los sellos de letras que compré en Creativa el año pasado, y unas tintas de colores que compré este año, más otras del Kit de Carvado del sorteo de Azucarillos de Colores, preparé el nombre de Laia.
  • El sello del botecito es de The Craftcake Mama.
  • El 8 en foam son unas pegatinas de Tiger.
Ya por la parte de atrás, es donde pusimos los datos personales.

  • Con los sellos que usé en mi primer taller en Bámbola con Lola y que por fín encontré en Soufflé, puse donde sería la fiesta, y a qué hora.
  • Como no tenía sello de un teléfono lo pinté con un rotulador negro.
  • Por último un poco de washitape en el borde inferior.

Y ya por fín, hace unos días, para que las pudiera ir repartiendo, las terminó ella, escribiendo el nombre de cada amigo y poniendo que les invitaba a su cumple, porque a ella también le hacía ilusión hacerlas.

En la foto veis que le preparé con lápiz las líneas para no torcerse, y luego las borramos. ¡¡Quedaron fenomenal!!

Con más washis personalizamos los sobres de colores que tenía por casa, que ya no me acuerdo ni dónde los compré.

Y ya sólo quedaba entregarlas a todos sus amigos y esperar a mañana… es su cumple y me parece mentira que sean 8 añazos!

Paula

Lee el post original