Entradas

Pulsera trenzada

¡Hola de nuevo!

Empezamos con el primer tutorial de este blog. Vamos a hacer una pulsera trenzada. Si pasáis el ratón por la siguiente imagen veréis el resultado final. ¿Os gusta? Si es así, quedaros a ver el proceso

Los materiales que vamos a utilizar son:

♣ Cuero o polipiel (yo las he hecho de ambos materiales y tanto uno como otro dan muy buenos resultados)
♣ Tijeras
♣ Hilo del color del cuero/polipiel
♣ Regla
♣ Lápiz
♣ Agujereadora
♣ Broche
♣ Cola o pegamento fuerte

Lo primero que tenemos que hacer será el patrón. Para ello nos ayudamos de lápiz y regla. Hacemos un rectángulo de 22 centímetros de largo y 1,2 centímetros de ancho. Marcamos, a 3 centímetros de los extremos, otras dos líneas.

A continuación, y sobre las dos líneas interiores, haremos marcas cada medio centímetro. Comenzamos a hacer las marcas a una distancia de 2,5 centímetros desde los extremos del rectángulo.

Hacemos los agujeros en las marcas que acabamos de hacer. El resultado final será algo así:
Cortamos una tira del mismo material de una longitud de 1,20 metros y un ancho no superior a 3 centímetros.
Y ahora comienza el trabajo más laborioso. ¡Empezamos a trenzar! Aquí van los pasos:

ACLARACIONES:

♥ El primer paso es introducir la tira de polipiel por el agujero 1 y ajustamos hasta que nos quede por detrás del agujero tan sólo 2 centímetros de tira y por la parte de delante el resto de la pieza.
♥ Fijaros cómo el paso 8 es el mismo que el paso 4. Es decir, lo que vamos a hacer será repetir el proceso 5-6-7-8 continuamente.
Ahora sólo nos queda sujetar los extremos de la tira. Fijaros como yo, llegado un momento me quedé sin tira para seguir trenzando. ¡No pasa nada! Cortamos más y a seguir con el proceso. Pues bien, para rematar, pegué con un poco de pegamento cola los extremos y los sujeté como veis en la imagen:

Para finalizar, ponemos un broche como el que muestro en la primera foto. ¡Y pulsera terminada!

/>
La marrón es de cuero, es un poco más clásica ¿no? y la amarilla es de polipiel, y, digamos, que más juvenil y atrevida. ¿Con cuál os quedáis?
Nos vemos en el siguiente DIY.
Cristina

Visita la entrada original AQUÍ