Entradas

Nubes

Buenos días!!

Hoy quería enseñaros algo que he hecho a partir de una nube, y es que me encantan las nubes… pero no las de verdad, no! esas me producen dolor de cabeza, aunque tengo que reconocer que algunas veces te invitan a saltar encima de ellas porque parecen tannn esponjosas.

Bueno, pues a lo que iba… Me encantan las nubes hechas en casa como éstas..

Y es que éstos días también he estado practicando con el fieltro, un material que solo he usado para hacer los detalles de mis amigurumis. Así que pensé en hacer alguna cosita para experimentar y para ver que tal se me daba. El reultado son estas bonitas nubes de fieltro, y a pesar de que me ha gustado trabajar con él, a la hora de coser soy un desastre! jejeje

Pues además de estas pequeñas nubes también tenía otra pendiente de mi lista de “cosas que hacer” y que os enseñé en una entrada de mi página de facebook hace unos días.

El patrón es de la página de Gallimelmas e Imaginancias, es muy sencilla de hacer y queda esponjosa. Creo que haciéndola tamaño cojín tiene que ser increíble!

Cuando estaba acabando mi nube de ganchillo, sólo pensaba en la utilidad que le podría dar, y casi sin querer me puse a hacer unas gotas para que colgaran.. sí como en la foto del patrón, y que con mis despistes habituales ni siquiera había visto…más que nada porque la nube de Mel, con sus piernas y brazos ya queda chulísima de por sí!!
Pero es que, creo es casi imposible separar nubes y gotas de lluvia, no os parece? Eso, o que mi imaginación anda un poco atrofiada..
Pues como os contaba, empecé a hacer unas gotas de lluvia con un hilo de tonos azules y crudos..
Para hacer las gotas probé de varias maneras, y al final cada una quedó diferente, pero la que más me gustó fue ésta. Y aquí os dejo el patrón que utilicé.
Patrón gotas de lluvia
El siguiente paso era pegarlas a la nube para que quedaran colgando, y a diferentes alturas. Es sencillo y no tiene ninguna complicación, yo las dejé de manera que se viera el nudo, pero supongo que se podrá conseguir algo más disimulado.

Para acabar, y viendo que iba encaminado a ser un móvil, tenía que colgarlo de algún sitio para que pudiera lucir mejor. Tengo que deciros que ésta es la parte que más me costó, y la culpable de que esta entrada la haya hecho más tarde.
No acababa de encontrar nada que me sirviera y las perchas eran muy largas, hasta que al final di con una de las que me había traído la buenaabuela, de esas antiguas y más finas. Probé a taparla con trapillo, uno azul que justamente tenía olvidado en casa, y quedó así.
Ahora ya era cuestión de rematar el trabajo, escondiendo hilos y dejando bien sujeto el trapillo a la percha.

Y finalmente aquí tenemos a nuestra adorable y tímida nube con unas primeras gotas antes de la tormenta…

Hasta aquí la entrada de hoy, espero que os haya resultado entretenida y que os guste mi “Nube móvil”, yo por mi parte encantada de que me digáis que os ha parecido mi primer intento de tutorial, que seguro que habrá cosas que necesite mejorar para mis futuros proyectos o tutoriales.
Y nada más, que paséis una buena semana, o mejor, una semana terroríficamente divertida, y no os paséis con las castañas, boniatos o panellets que luego ya sabemos que nos pasa!!
Hasta luego!!

Lee el post original

Etiquetando. Especieros y botes.

Aunque tenía ganas de volver a participar en un finde frugal, no he podido preparar nada elaborado para hoy, así que traigo algo más facilito imposible.
Siempre me voy guardando botes, creo que como la mayoría de vosotras, hasta que llegue el día de ir decorándolos. Esta vez le ha tocado al típico bote de patatas y de café.
Simplemente alrededor les pegué papel pintado con unas cuerdas atadas.
Les puse a cada una unas etiquetas que saqué de aquí.
Las hay en muchos colores y con la etiqueta en blanco como en éste caso, o con nombres ya incluídos.
A mí me parecen muy monas ^_^.

El segundo etiquetado ha sido con unos especieros regalo de Coca-Cola, que tenía guardados desde hace mucho tiempo.

Como el logo de Coca-Cola lo quería quitar hice yo mis propias etiquetas (bien sencillas) con cada una de las especias que tenía y las pegué.
Mi primer intento fue hacer un soporte con imán y una madera para éstos especieros, pero los imanes no soportaron el peso, y a la nevera tuvieron que ir a parar.
Ese espacio que me ahorré para no ocupar otras partes de mi mini cocina…
ahora me toca ver qué hago con esa madera.

Ahora que llevo un par de semanas más liada de lo habitual en la cocina y la repostería, da gusto tenerlo todo un poco más ordenado y bonito.
A ver si para el próximo finde me preparo algo mejor, aunque de vez en cuando no está mal hacer cosas sencillas y rápidas en esos días que no tenemos mucho tiempo libre,
porque ¿quién dice que algo rápido y fácil no puede ser a la vez bonito? :).
Besos,

Lee el post original