Entradas

Prepara tu propio vermut en casa

Cómo preparar vermut en casa paso a paso, ¡te encantará!

¡Nos encanta tomar el vermut los fines de semana! Yo no era para nada de vermut, solo lo tomaba en ocasiones especiales, pero ahora espero el momento del aperitivo del domingo con ansia. Tenemos suerte de que en Alicante haya varias vermuterias y podemos probar una carta bastante extensa de vermuts (incluso ya empiezo a tener favoritos y a diferenciar entre matices y sabores). No me preguntéis por qué, pero salir a tomar el vermut no tiene nada que ver con salir a tomar una cerveza o un aperitivo sin más, de verdad, si no lo habéis hecho nunca, probadlo 😛

Como somos muy de DIY, la idea de preparar nuestro propio vermut no tardó en aparecer en nuestras cabezas, y cuando descubrimos que el proceso no era nada complicado, ¡corrimos a buscar todos ingredientes!

A pesar de que el proceso es fácil, requiere de experimentación (y algo de paciencia). No hay una sola forma de preparar vermut, y a veces encontrar el matiz final que nos guste puede llevar un par de intentos. Al fin y al cabo, el vermut es vino con especias, aguardiente y algo de azúcar. Las especias y su cantidad, y el vino que usemos harán que los sabores sean diferentes. Eso sí, es muy divertido ir probando y ajustando hasta dar con el sabor perfecto. De las tres variedades que hicimos inicialmente, hubo una que ni siquiera se podía oler de lo fuerte que era, jajaja. Mi consejo es que midas todos los ingredientes con cuidado, y una vez que tengas la primera tanda y la hayas probado, vayas haciendo pequeños cambios. Dicho esto, ¡vamos a hacer vermut!

MATERIALES E INGREDIENTES

– Botella de cristal con tapa con capacidad de al menos 1 litro (recomendable 1,5 litros y que tenga el cuello algo ancho para poder introducir los ingredientes). Nosotros compramos tres botellas de cristal y nos costaron menos de 1€ cada una. Para el embotellado final, puedes comprar una con tapón de clic, son ideales para el vermut y las venden también decoradas.

– Bolsa para especias o colador de malla fina.

– 1 litro de vino blanco, preferiblemente semi-seco. No hace falta comprar un vino caro, las especias harán su trabajo, pero tampoco compres el vino más barato del super. Nosotros usamos un vino de alrededor de 2,5€ que ya sabíamos que estaba bueno porque lo uso también para cocinar.

– Una cáscara de limón y otra de naranja (retira bien las partes blancas).

– Media vara de canela en rama.

– Una vara de vainilla.

– 1 cucharadita (de postre) de las siguientes hierbas: cardamomo, cilantro, bayas de enebro, flor de saúco, genciana, clavo, salvia, anís estrellado, jengibre, tomillo y ajenjo. NO TE PASES con la genciana y el ajenjo, amargan muchísimo y si pones de más, no podrás beberte el vermut, no exagero. Es mucho mejor que la primera vez pongas menos cantidad de estas dos hierbas. Todas ellas puedes encontrarlas en cualquier herbolario sin ningún problema.

– Azúcar moreno.

– Aguardiente de orujo o vino de Jerez.

PREPARACIÓN

1. En la bolsita para especias (si no tienes, puedes poner los ingredientes directamente en la botella, pero asegúrate de contar con un colador de mala muy fino para poder filtrar la mezcla después), colocamos todas las hierbas y le damos un par de golpes para que se abran y se machaquen un poco.

2. Vertemos el vino en la botella de cristal, añadimos la bolsa con las hierbas y especias (o directamente en la botella), la cáscara de limón y naranja, la rama de canela y la de vainilla.

3. Cerramos bien y dejamos que repose durante 15 días en un lugar oscuro y seco de casa. Puedes meter la botella en un armario de la cocina, por ejemplo. De vez en cuando, cuando te acuerdes de ella, le das un meneo.

4. Pasado ese tiempo, colamos la mezcla para que quede bien limpia y le añadimos 3 cucharadas soperas de azúcar moreno caramelizado. Mezclamos muy bien. Opcionalmente, podemos añadir un chorrito de licor de orujo o vino de de Jerez.

5. Volvemos a embotellar el vermut y lo guardamos en la nevera. Si esperas una semana más, estará aún más rico.

Lo mejor es ir probando el vermut durante el proceso, así puedes retirar antes las hierbas y especias si es necesario. El licor de orujo no alterará los sabores ni el color, mientras que el vino de Jerez le dará un toque algo más dulce, pero el uso de cualquiera de los dos es opcional. Puedes guardar el vermut en la nevera hasta un año, pero estoy segura de que no te durará tanto, jajaja.

Sírvelo muy frío (¡importante), en vaso grande y acompañado de hielo y una aceituna. Y para el aperitivo, patatas fritas, olivas, encurtidos o conservas le irán genial. Puedes preparar varias tandas en botellas bonitas para regalar, y si te lo tomas en casa, quizá te venga bien hacerte estos posavasos. Qué aproveche 🙂

Lee el post original

TUTORIAL | Prepara una Loaded Bag para tus correos bonitos

Hola guapuras,

¿Qué tal lleváis la vuelta? 

Por aquí estamos resituándonos después de las vacaciones,  con la emoción de empezar un nuevo curso en un cole “de mayores”, marcando ropa,… Por casa y el trabajo estos días la actividad es frenética y no da tiempo de nada así que tengo unas ganas de normalidad, horarios,… Y, por supuesto, volver a retomar nuestros #tutojueves después del parón veraniego.

El estreno del nuevo curso le ha correspondido a Susi que nos propone hacer una loaded bag. Para las que, como yo hace una semana, es la primera vez que oís la palabra os cuento: Es algo así como un sobre lleno de regalos y detallitos escraperos para enviar por correo a alguien especial. Pero casi mejor que os lo cuente Susi que yo no he hecho ninguna (ni recibido, por cierto, ejem,…) y ella es toda una experta en la materia…


 

Hola Cocolok@s!

¿Qué tal las vacaciones? Por aquí ya hemos recargado las pilas y arrancamos septiembre con energía y con ganas de mucho scrap y de darle caña a todas las novedades que tenemos en Cocoloko.

Así que, para ello ,hoy os traigo una LOADED BAG muy COCOLOKA, cargadita de boniteces hechas con los nuevos kits de sellos.

Tanto si sois unas expertas en Snail Mail como si os estáis iniciando, este formato es estupendo y muy fácil de hacer y permite enviar muchos regalitos y chuches scraperas.

Para hacer la bolsita vamos a necesitar:

  • Dos tiras de papel decorado a doble cara de 6 x 12 pulgadas cada uno.
  • Dos trozos de papel decorado de 6 x 3 pulgadas.
  • Cinta de doble cara, pegamento

 

Comenzamos plegando a 4 pulgadas cada una de las tiras grandes de papel y las pegamos uniendo solo por los laterales. Así crearemos un bolsillo.

 

Después pegamos o cosemos encima las piezas de 6 x 3 pulgadas. De manera que creamos otro bolsillo.

 

 

Por último, uniremos las dos piezas por los laterales y por la parte inferior y ya tendremos nuestra bolsa.

 

Ahora sólo falta llenarla de cosas bonitas.

 

Como os había dicho es una Loaded bag muy cocoloka.

 

El sellito de aniversario de Cocoloko no podía faltar.

 

He incluido unos tags hechos con el kit de sellos Scrap Lover.

 

Unas cuantas tarjetas Project life no podían faltar. Los heladitos del kit Helados me encantan.

 

Y, por supuesto un Kit de sellos Te Como, y muchos sellitos cocoloko para recortar y colorear.

 

Por último, he añadido un bolígrafo, unos enamels y algún que otro adorno.

Espero que os haya gustado y os animéis a hacer este tipo de correo bonito.

 

 

Un besote y hasta la próxima.

Lee el post original

TUTORIAL | Prepara tus ATC’s mix media

Hola guapuras,

El tutorial de hoy viene cargado de manchas, tintas, sprays e incluso pan de oro! Y es que Mariona es sinónimo de mucho mix media y como todo esto hay que vivirlo os ha preparado un fantástico video donde podréis ver su paso a paso para crear unas tarjetas ATC’s para sus intercambios.


Hola Cocolok@s,

Hoy os quiero enseñar una forma de preparar varias tarjetas ATC’s para vuestros intercambios. Darle al play y a manchar!

 

 

¿Qué os ha parecido el video? ¿Os animáis a probar? Por cierto, que ya he picado al equipo de Cocolokas y  estamos valorando la posibilidad de organizar algún tipo de intercambio de ATC’s ¿alguien se apunta?

Un beso,

 

 

 

 

 

Materiales utilizados

Lee el post original

EL RETO HANDBOX

Llegó el día del post más esperado por algunos y algunas, el tutorial con los materiales del starter kit de Handbox.
Os cuento, hace unas semanas Handbox me propuso participar en este reto, ellos me enviaban su starter kit (una caja cargadita de materiales que todo craft lover debería tener en su rinconcito/taller) y yo hacía un tutorial con esos materiales.No me lo pensé ni un segundo y obviamente dije que sí muy feliz (Y Mummy también, claro).
Sin embargo, después vi que mi colega blogueril Javi de Yo No Lo Tiraría ya había subido su tutorial del reto de Handbox, y maaaaaaaaaadre mía, en ese momento pensé que pa qué me había metido en este berenjenal, su tutorial era y es increíblemente creativo y práctico, así que nos iba a costar bastante igualar su nivel.
Tras muchas idas y venidas, Mummy y yo dimos con el tutorial perfecto. Bueno, más bien fue idea de Mummy, todo hay que decirlo.
¿Te mueres de ganas por saber lo que hemos hecho? ¡Sigue leyendo!

Pues sí, como lo veis, hemos hecho un señor calendario de adviento, tengo que reconocer que nunca había hecho uno y que, además, en mi casa va a servir de poco porque yo ya estoy un poquito mayorcita para esto, pero bueno, para comer chocolate nunca hay límite de edad ¿no?

De todas formas, esto es una idea genial para hacer con los peques, aunque se eche media mañana o más, no es complicado, pero acabarás un poquillo harta de calendario. Doy fe.

Se nos ocurrió porque al abrir la caja tuvimos claro que el material protagonista era el set de papeles de la marca Escrap, Aunque no tuvieran colores “navideños” nos pareció que los papeles eran tan bonitísimos que, de ninguna manera, podían quedar mal.
Materiales del kit

El starter kit de Handbox contiene:

  1. Pistola de silicona.
  2. Tabla de corte.
  3. Pegamento-Cola Blanca Ceys.
  4. Retal de tela de La Retalera.
  5. Cinta de doble cara Pentel.
  6. 2 washis de Delipapel.
  7. Set de papeles de scrapbooking de la marca española Escrap.
  8. Regla Metálica.
  9. Cúter de Olfa.
  10. Manual paso a paso para la realización de varios proyectos con la ficha de bloggers colaboradores.
Como veréis es una caja completísima y a muy buen precio, en su página web encontraréis toda la información. Aparte de todo esto, para hacer el calendario también utilicé:
  1. Rollos de papel higiénico.
  2. Cartulina blanca grande como base.
  3. Hilo y aguja para hacer una mini guirnalda.
  4. Caramelitos, bombones…etc.

Bien, lo primero de todo es elegir los papeles con los que vamos a forrar los rollos, puedes utilizarlos todos pero yo me reservé uno preciosísimo para otras cosas, así pues, teniendo de referencia la medida de los rollos (según la medida en la que tú los cortes) cortamos tiras de papel del ancho y largo que tengan los rollos aproximadamente, a mí por cada tira de 3’5cm y 30cm de largo (lo que mide el papel) me daba para dos rollos cortados cada una.
Una vez tengamos nuestras tiras y rollos cortados con las medidas adecuadas, procedemos a pegar la tira al rollo. Yo la pegué con el pegamento Ceys del kit, pero bien podría haber utilizado la cinta de doble cara que también trae el starter kit.
Esto ya es opcional, nosotras le hicimos dos agujeritos al rollito para meterle un lacito y que quedara más mono, pero no es necesario.
Lo que sí que tienes que hacer es cortar la tapa del rollito en la que va a ir el número del día teniendo siempre en cuenta el diámetro de los rollos

Es hora de sacar el arma que todo crafter debería tener: La pistola de silicona. Antes de bloguear era reacia a la silicona y prefería el pegamento, pero, hoy en día he cambiado de idea: Es mucho más fácil de trabajar con silicona y se retira sin problemas una vez está seca si te has equivocado. Cubrimos el rollito por un extremo con su correspondiente tapa con silicona, pues.

Prepara la cartulina sobre la que los vayas a pegar, para que sea más fácil distribuir los rollitos del calendario, y haz un triángulo con el washi que simule la forma de un arbolito.

A partir de aquí, deja que vuele tu imaginación, decora tu calendario a tu gusto, en mi caso, aproveché los restos de los papeles de scrap y los troquelé en forma de corazón para escribir los números en él, me hubiera gustado ponerle los números de pegatina pero eran demasiado grandes 🙁
Este paso es IMPRESCINDIBLE: Yo que estoy pava perdía empecé a pegar rollitos como si no hubiera un mañana con la silicona hasta que me di cuenta que no le había metido su sorpresita (caramelito o bombón o lo que quieras) así que pon el caramelo o lo que quieras antes de pegar el rollito con silicona.

Para darle un toque final pegué el retal de tela que venía en la caja de la marca La Retalera con el pegamento Ceys en forma de macetita, e hice (bueno Mummy hizo) una mini guirnaldita que le dio un toque genial al calendario.

Las manos de Mummy colocando su guirnalda
¿Quién ha dicho que la navidad es roja, azul o verde? Yo voto por una navidad en tonos pasteles como nuestro súper calendario, que nos ha quedado más mono que ná ¡no me digáis que no!

Ahora llega la gran pregunta ¿aguantaré hasta Diciembre sin quebrantar el calendario?

Si te ha entrado una envidia terrible pero sana y quieres hacerte este calendario pero no tienes los materiales para hacerlo no te vuelvas loca/o buscando por ahí, cómprate el starter kit de Handbox, con 100% garantía de vuestra Annie de todos los Santos, palabrita que no os arrepentiréis.
Contadme ¿Os ha gustado? ¿Os haríais uno?

Visita la entrada original AQUÍ