Entradas

bote para cepillos

Soy muy maniática. Y tengo manías que ni yo entiendo.
 
Una de ellas… es el bote de los cepillos de dientes.
Hace muuuucho tiempo, en mi casa había un bote, con orificios en la base, por donde se escurría el agua del cepillo, cuando se terminaba de usar.
Pues bien. Yo creía que todos los botes eran así. Me adapté a esa lógica.
 
Que un bote no tenga orificios… es que no es para cepillos de dientes.
 
Pocas veces he encontrado uno de esas características. Y a lo mejor, no era un bote para cepillos de dientes, pero lo he adaptado.
 
Este verano, me compré un café de estos fríos que venden en el súper. Y por supuesto, guardé el bote. (Para algo diogenero me valdría).
 
Y aquí estoy. Con mi DIY diogenero de vuelta de vacaciones.
 
Los materiales: el vaso, papel de seda, cola de docoupage, washitape, y algo para perforar.
 
 
 
 
¿Qué hice?
 
 
 
 
Pues para tapar las letras del vaso, forré con papel de seda y cola de deoupage las paredes. Decoré con washitape, aplicándole cola. Dejé secar.
 
Hice agujeritos en la base. Y ya está.
 
 
 
Tengo el bote que quiero y necesito.
 
#MariManías
 
No os perdáis todos los post diogeneros.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Lee el post original