Entradas

Corazones bordados en mi vestido: Puntada Corazón.

¡Qué tal! Os traigo un nuevo tutorial para decorar un vestido liso. No es la primera vez que customizamos una prenda, ya os mostré otras técnicas, aquí y aquí. En esta ocasión se trata de un DIY súper fácil, económico, sencillo y elegante: corazones diminutos bordados sobre la pechera de un vestido, aguja y bastidor en mano.

Leer más

Lee el post original

DIY: Flechas con washi tape para San Valentín – DIY: Valentine Arrows & Washi Tape

Cómo hacer unas flechas dulces con washi tape para San Valentín.


Me gusta celebrar este tipo de fiestas con cosas sencillas y baratas, pero con un gran significado. Así que, ya que tenemos los escaparates de las tiendas adornados para la ocasión, es un buen momento para enseñaros mi propuesta para éste año. Es una idea económica, fácil de hacer y divertida, para regalar a cualquier persona a la que queramos mostrar nuestro cariño en el día del amor por excelencia, San Valentín… a la pareja, a la familia, a los amigos y, sobretodo, -en mi caso-, a los hijos…

DIY: Flechas con washi tape para San Valentín

Éste año, en San Valentín, mis niñas tendrán una pequeña nota amorosa que acompañaré con una mini-flecha dulce… Si lo hacéis para niños, os recomiendo no poner más de tres gominolas, porque, ya sabéis… ¡se lo comerán del tirón!


MATERIALES QUE NECESITAS:

Además, de las gominolas o chuches que quieras utilizar -y que yo olvidé incluir en la foto-, vamos a necesitar etiquetas adhesivas, washi tape, palitos de brocheta, bolsas de galletas, cuerda o lazo, tijeras y troqueladora.
Y, estos son los pasos a seguir:
1. HACER EL CORAZÓN

Para ello he utilizado la hoja de etiquetas adhesivas, un washi tape rojo liso y otro dorado con corazones, (los dos modelos son de washitape.es), y la troqueladora. Pegamos varias tiras de washi tape encima de la etiqueta y perforamos. Según sea el ancho de vuestro troquel, necesitaréis más o menos tiras de washi tape. Para una forma de 5cms (2″), ya véis que son suficientes tres tiras de washi tape. Necesitaremos 2 corazones para cada flecha.

2. LOS FLECOS

Para hacer el adorno trasero de la flecha, cortamos dos rectángulos aproximados de 2-2’5 cms.

A continuación, con las tijeras, le damos la forma puntiaguda en uno de los extremos.

Los pegamos en el extremo inferior del palito de brocheta, haciendo que coincidan. Después, con las tijeras, hacemos los cortes con un poco de inclinación. Tal y como veis en la foto.

3. PINCHAR LAS CHUCHES Y PEGAR EL CORAZÓN

Pinchamos las chuches que hayamos elegido en cada uno de los palitos de brocheta, dejando unos 5 cms. libres para poder pegar el corazón. Podéis elegir las que más os gusten, siempre y cuando se puedan ensartar sin que se rompan. Y, quedan mucho mejor si todas son del mismo tamaño. Si os queda la brocheta pegajosa del azúcar, podéis limpiarla con una toallita húmeda o papel de cocina. Acto seguido, pegáis los corazones a la brocheta, cuidando que coincidan, aunque podéis repasar con las tijeras pequeñas imperfecciones que aparezcan.
4. DECORAR

Para la decoración de estas flechas dulces con washi tape, hice dos etiquetas diferentes con cartulina blanca con un poquito de textura. Una, la decoré con un poco de washi tape dorado y un sello con forma de corazón. Y la otra, simplemente, escribí con bolígrafo rojo el nombre de su destinataria, ya que estas flechas son parte de un amigo invisible en el que he participado, y que os contaré el próximo viernes día 14.

Y, así es como quedaron las etiquetas…

5. INTRODUCIR EN LAS BOLSAS Y CERRAR EL PAQUETE

Una vez que tenemos nuestras flechas dulces terminadas, las introducimos en las bolsas. Resulta más higiénico, pero también, para que no se resequen las chuches. Las mías eran bolsas de galletas normales y le quedaban un poco grandes. Así que, quedaran mucho mejor si tenéis bolsas más estrechas. Cerré la bolsa, justo por debajo del adorno de los flecos, con cuerda de yute en color rojo (ésta es de Tiger y la encontré en Navidad muy económica). Y sujeté las etiquetas, con la misma cuerda, al hacer la lazada.
Si queréis hacer una versión “chico” de estas flechas, tan sólo hay que cambiar el color de los washi tape… en tonos grises, negros o azules, y el resultado será mucho más masculino. Yo ya tengo pensado hacer algunas en esta línea y otras para mis niñas. Os la enseñaré por Facebook, así que para no perdértelo, dale al Like! 😉
Y esto es todo por hoy…¿Qué os ha parecido?, fácil, ¿no?
Si queréis ver otros proyectos que he realizado para San Valentín, pinchad aquí.
Gracias por estar al otro lado y ¡Feliz semana!

Nota: Este post participa en la fiesta de enlaces de Personalización de Blogs.

Lee el post original