Entradas

De portafotos a cuelga-pendientes

Hoy estoy contenta (contentísima!) porque ayer salió el nuevo ejemplar de la revista Mi Casa con un suplemento especial sobre deco handmade y en él hay algunas fotos mías! 😀
Y entre ellas, la foto final de este tutorial para convertir un marco de fotos en un cuelga-pendientes 😉
Así que si llegáis aquí de nuevas gracias a la revista… [email protected]!


Para empezar, necesitamos:

  • un marco de fotos (puede ser blanco de serie o recuperado con un poco de chalk paint)
  • fabric o washi tape (yo he usado fabric tape)
  • cinta de raso o algodón de 1 cm de ancho
  • cordón de estilo rústico
  • punzón
  • tijeras
  • grapadora

El proceso es muy sencillo; pegamos en todo el perímetro del marco una tira de fabric tape, quedará mejor si hacemos los cortes a inglete (no rectos, sino en ángulo de 45º)

Después, tomamos un trozo de cordón a la medida y le hacemos algunos nudos, dejando un ojal abierto y separados de 3 a 5 cm entre sí, dependiendo del tamaño de vuestro marco y de vuestros pendientes:

Y con algunas grapas (os recomiendo agenciaros una grapadora grandota) lo aseguramos a la parte trasera, alternándolo con tiras de la cinta de tela a juego; la separación depende mucho de los pendientes que vayáis a colgar, si son grandes y cuelgan, dejad más espacio que, por ejemplo, para unas perlitas 😉

Finalmente, con un punzón o aguja gruesa, perforan sobre la cinta para colocar pendientes pequeñitos (aquí no os aconsejo colgar pendientes muy grandes y pesados porque la cinta girará sobre sí misma):

Y listo! Ya podéis ordenar vuestros pendientes y decorar algún rincón de casa 😉

Venga! Seguro que tenéis por ahí algún marco de fotos que ya os aburre… y un montón de pendientes!
Image Map

Lee el post original