Entradas

Árbol de Navidad ¿diferente?








Entrada mini, que andamos acelerados con la organización de las fiestas.
Por fin, por fin, conseguí mi árbol de whasi-tape o celos de colores, como los llama la Peque Grande.
He visto publicados varios modelos por la red aquí, aquí, aquí, aquí o aquí, por ejemplo.
Llevaba ya dos años suspirando por uno, pero claro: que si se estropea la pared, que si las Peques van a querer pintar la pared, que no hay pared libre.
Siempre hay motivos por los que no hacerlo. Este año he buscado motivos por los que sí hacerlo.
Lo he conseguido, una cosa tachada de la lista. GENIAL.
Hay una parte que hice yo y otra las Peques.
¿Adivináis qué parte es de cada una?

Lo he puesto en la entrada así que las fotos no pueden ser con luz natural y han quedado poco profesionales, pero me apetecía compartirlo!!

Ya se acercan las Fiestas y no sé cómo iremos de tiempo, pero intentaré no perderme nada.

Por si las moscas… Feliz semana de cuenta atrás hacia las mejores Fiestas de todos los años.

¡¡¡A disfrutarlas!!!! Y no olvidéis Una recomendación para ser más feliz, que en estas fiestas también podemos intentar buscar ese momento especial.

Lee el post original

Fiesta de cumpleaños temática: indios. Regalos para los invitados.

Continuamos con la fiesta de cumple de los indios, ya os he enseñado las invitaciones. Ahora nos toca el regalo para los invitados: los disfraces.

Tuve que pensarlo mucho, la verdad, porque lo más típico es una flecha y un arco, pero pensar en más de 25 niños lanzando flechas por la fiesta me dio pánico, así que cambié un poco.
El regalo para disfrazarse consistía en unas plumas, un colgante, una bandolera y una flecha. Todo hecho a mano.

Las plumas fueron muy sencillas

El paso a paso os lo dejo en una entrada posterior para que esta no sea demasiado larga. Os adelanto que fueron muy sencillas y que hice unas 30 en una sola mañana.

Algunos modelos que me sirvieron de inspiración son de bebestilo y Tee on the moon, aunque hay muchos más por la red.

El colgante, la historia de nunca acabar

No sé ni por dónde empezar, de alguna manera se me ocurrió el colgante, no recuerdo de dónde vino la inspiración.

Me acordé de los broches que hice con la pasta de harina y sal. Justo en esos días mimundomanual publicó una entrada sobre cómo hacer moldes reciclando latas de aluminio, no perdí un minuto e hice dos moldes de plumas, uno más grande que el otro.

Al final, al verlos puestos, quedaban un poco sosos y añadí una plumita de fieltro.

Algunos los pintamos, a otros únicamente les pusimos purpurina.

Como el 90% de este trabajo lo hizo la Peque Grande, estuvimos dos semanas completas con este proyecto. Avanzaba un poco cada día.

¿Qué os parece por el momento?

La bandolera (¡cómo me gusta coser!)

De esto también haré un paso a paso y os lo cuelgo, para que podáis hacerlas que son fáciles y resultonas.

La inspiración viene de El nido de Darío, su bandolera no tiene mucho que ver con la mía, pero me sirvió para elegir qué hacer.

La flecha (no pude resistirme)

Sí, empecé diciendo que no quería regalar arcos y flechas, y el día anterior a la fiesta me lié la manta a la cabeza e hice 30 flechas rápidas, con un palito y siguiendo los pasos de los modelos de las invitaciones.

El montaje

Metí las plumas, el colgante y la flecha en la bolsita y les puse una etiqueta con los nombres de cada uno de los pequeños.
Colgué las bandoleras en un palo entre dos sillas y conforme fueron entrando en la fiesta buscaba la etiqueta con el nombre y repartía el atrezo.

Como toque final, les pinté a todos dos rallas en cada uno de los mofletes.
Así tuvimos a la tribu completa preparada para la fiesta.
Enlazo esta entrada a la fiesta de enlaces 52 de Personalización de blogs.

Lee el post original

Hadas en la pared. Un rincón con encanto

Hace tiempo, muchísimo tiempo, que quería decorar el cuarto de las Peques.
Hace unos 5 años tenía unos vinilos preciosos de bebé, amarillos. Libélulas, abejitas y flores. Me encantaba. Me mudé de casa y allí quedaron.
No sé bien por qué ahora no me he decidido a ponerlos. En fin, que vi hace tiempo unos que me encantaron en una tienda de bricolaje. Unos de hadas. Tampoco tengo una razón clara para no haberlos comprado.
El caso es que tenía unas paredes blancas con una estantería blanca llena de juguetes.
Un día me levanté por la mañana y pensé: “pues las pinto hoy mismo, hoy, sin falta pinto unas hadas.”
Puse en google “silueta hadas”, me salieron miles, con eso me inspiré e hice mis propios dibujos.
Recorté la silueta para poder hacer el mismo dibujo varias veces, como la Peque Grande quería copiarlo, aproveché y le enseñé a calcar en la ventana. ¡Qué divertido!
Cogí un lápiz, las pinturas, pinceles y una bandejita.
Ya está, hice una.

Luego la Peque Grande hizo otra.

¿Qué os parece? A sus cinco añitos ya parece una artista, casi, casi como su abuela.

Aquí tenéis unas fotos del gran momento: el sueño que todos tuvimos de pequeños, pintar en la pared.

Finalmente probé a hacer la tercera en otro color.

He pensado en poner otras con diferentes posturas en más colores. Creo que quedará acogedor.

Es caserito pero al verlo en el cuarto me gusta, la verdad. Es un rincón con encanto y mágico.

¡Feliz semana!
All we need is creativity estuvo haciendo algo parecido y más o menos al mismo tiempo ¿qué os parece? Su idea es también muy bonita, es más, puse tantas estrellas porque me dio un poquito de envidia (sana)

Esta entrada participa en #diariodeco3. Como próximo tema propongo objetos con significado.

También participo en la fiesta 58 de Personalización de blogs.

Lee el post original