Entradas

Reflexiones de pasado, presente y futuro

Hace dos años que iniciamos el blog. Desde entonces, han pasado muchas cosas. Hemos aprovechado las fiestas navideñas para analizar qué camino está tomando Lovers Crafts. 

Ya no somos tres, sino dos. La vida da muchas vueltas y, a veces, hay que tomar decisiones. Poco a poco todos vamos encontrando nuestro camino. Carmen, la reina de los amigurumis en Lovers Crafts, se despide del blog. Aunque nos ha prometido que alguna colaboración hará de vez en cuando ¡Te echaremos de menos!

Como habréis visto, nos hemos metido de lleno en el mundo del DIY con materiales reciclados. ¡Nos encanta! Es emocionante dar una nueva vida a objetos destinados a la basura. Queremos cuidar y preservar el medio ambiente. Nos reeducamos contra la sociedad de consumo. Y cuidamos, además, de nuestros bolsillos. Queremos continuar en esta línea, creando tutoriales que saquen partido de todos aquellos materiales que se acostumbran a desechar.

La fórmula de Lovers Crafts está clara: 
DIY+ RECICLAJE= UPCYCLING

Pasaros por nuestra página de tutoriales, tenemos una propuesta para [email protected]

¡Más noticias! Sara empieza una nueva etapa como tallerista para compartir con todos vosotros sus conocimientos. Impartió sus primeros talleres en la Feria Creativa Barcelona 2014 y, superada la prueba de fuego, seguirá dando clases presenciales para aprender juntos nuevas formas de reciclar.

Os invitamos a dar una nueva vida a objetos y materiales en desuso con Lovers Crafts
Vanessa y Sara

Ya sabéis que nos podéis seguir a través de las redes sociales facebooktwitterinstagrampinterest  para estar al día de las novedades. Ciao!

Lee el post original

El reto de "estanterías metálicas low cost"

Hace unos días me contactó una empresa de venta de estanterías metálicas low cost (ya solo el nombre pintaba bien).
Tenían un reto para mi y quien se quisiera sumar:
Tunear su modelo madera-click, que viene a ser una estantería que se monta rápida y comodamente sin herramientas.
Pues claro que me apunto!

Como no, me ha pillado el toro y hoy es el último día para presentar el proyecto, así que entre ayer por la noche y esta mañana me ha tocado ponerme manos a la obra.
Primero examiné el paquete.
Luego lo abrí y exclamé:
-Dónde narices están las roscas de la estantería???
-Y las instrucciones de montaje???
Pasado el primer momento de pánico recapacité y miré bien las piezas que venían junto las baldas y las guías.
-No puede ser que resulte tán sencillo montar esto!
Pero sí, lo era, no solo no lleva ni una sola rosca (va todo a presión) si no que es taaaaaan fácil que hasta mi sobrino de 5 años lo podría haber hecho, de ahí a que no hagan falta ni instrucciones.
En un periquete tenía mi estantería montada, y para mi sorpresa es mucho más rigida y resistente que las que tengo en mi trastero (que por cierto, para montarlas cuesta la vida misma).
Os dejo una foto del sistema de montaje “click” para que entendáis de lo que hablo.
Una vez montada tocaba tunearla. Lo primero que me vino a la cabeza fue una tela de polipiel imitación serpiente que me dio Serafín (creo que os he hablado alguna vez de él, es todo un artista del tapizado y además gran tuneador. Siempre que lo visito me enseña algún proyecto, además de ser el proveedor oficial de telas y espumas de YONOLOTIRARIA).
Al lío. Mi idea era forrar las baldas con esa tela, vestirlas elegantemente (sí, considero la imitación de piel de serpiente elegante, quizás soy un poco cholo….)
Junté todos los materiales:
Cola en spray.
Cutter.
La polipiel.
Y las baldas.
Extendí en el suelo un trozo bastante grande de polipiel como para poner las baldas encima.
La puse del revés y las tablas encima.
Con el pegamento rocié una de las caras de los estantes.
Y acto seguido les dí la vuelta para que se pegaran.
Con el cutter bien afilado corté el contorno de las maderas.
Y una vez cortado todo, y como diría un cocinero, las “reservé” aparte.
Entonces, aún no sé cómo, me acordé de una estantería de cogí en un contenedor hace ya mucho tiempo. En teoria iba a ser para la ventana de mi dormitorio, ya que no tengo, pero confiando en que aparezca otra de similar medida la fui a buscar para este tuneo. Como veis aquí se recoge todo y no se tira nada!
SORPRESA!!!! Era de la misma medida que la estantería!!! (alineación de los astros, pese haber sido malo y dejar el tuneo para última hora, os debo una)
Me gusta el acabado y la textura que tiene, envejecido natural. Así pues no le hice nada más que limpiarla.
Para poder ponerla en nuestra estantería había que idear algo. Puse unos tornillos con una arandela, que encajarán en los agujeros que vienen en las guías.
Y una vez terminado, nuestra estantería ya no son unas simples baldas, dignas de cualquier garaje o trastero, si no que se ha convertido en un armario informal o un zapatero:


Finalmente aquí tenéis un gif del proceso. Perdonad la cutrez, pero ha sido algo rápido y experimental.

Lee el post original

Tintura de romero. DIY

Una tintura es el resultado de macerar una planta durante un largo periodo de tiempo en alcohol, glicerina o incluso vinagre, entre otros, obteniendo así extractos vegetales que pueden ser utilizados con fines terapéuticos. La tintura que hoy voy a preparar es alcohol de romero(Rosmarinus officinalis) y la voy a utilizar exclusivamente para uso externo, ya que voy a hacerla con alcohol de farmacia (no el comestible, ¡así que nada de gotas sublinguales!). Tradicionalmente, el alcohol de romero se ha utilizado externamente para tratar problemas circulatorios, varices o piernas cansadas. También es muy útil para aliviar dolores musculares, lumbalgias, tortícolis, contusiones o problemas en las articulaciones y reuma. Asimismo, parece ser eficaz para combatir la celulitis, la dermatitis seborreica e incluso la caída del cabello. Va bien tenerlo por casa, ¿verdad? Pues es muy sencillo prepararlo. Tomar nota:
Ingredientes


Instrucciones

*Para la tintura de romero es recomendable utilizar alcohol al 45%, por tanto, lo primero es preparar esta solución. Como el recipiente en el que voy a hacer la tintura es de 700 ml, en mi caso he utilizado 330 ml de alcohol de farmacia a 96º y 370 ml de agua destilada. Si no lo podéis medir con exactitud añadir aproximadamente una parte de alcohol por cada parte de agua (relación 1:1).
*Como voy a utilizar hojas de romero secas, la proporción ideal de la tintura es 1 parte (peso) de planta seca por 5 partes (volumen) de alcohol, por lo que teniendo en cuenta mi recipiente, necesitaré 140 g de hojas de romero secas.
*Una vez tenemos todo calculado, añadir las hojas de romero a un recipiente de cristal. Podéis reciclar un bote de cristal de comida siempre que esté limpio y seco.
*Añadir el alcohol al 45% cubriendo las hojas. Llenarlo hasta arriba del todo, invertirlo una o dos veces y dejarlo reposar un rato para que las burbujas de aire suban a la superficie.
*Cerrar el recipiente herméticamente y dejar en un sitio oscuro a temperatura ambiente durante 10-15 días.
*Pasado este tiempo, filtrar el preparado y guardarlo en un reciente de cristal oscuro. Para etiquetar tinturas se suele indicar la planta y la parte utilizada, la relación de planta (peso) por solvente utilizado (volumen) y el porcentaje de alcohol en agua. En este caso sería el siguiente:
Rosmarinus officinalis, hojas, 1:5, 45%
Por supuesto no os dejéis de apuntar la fecha de la receta.
Imágenes: Organicus

Pues esto es todo. Listo para utilizar externamente (¡jamás sobre heridas!) y como siempre vigilar si sois susceptibles a alguno de los componentes de la receta.

Visita la entrada original AQUÍ