Entradas

diy: antifaz para dormir

Desde hace tiempo, me molesta la luz más de la cuenta para dormir. Y por casa solo tenía un antifaz barato que compré en una ocasión. Pero al ser blanco dejaba pasar mucho la luz, así que pensé en ponerle una tela más opaca. Ya que me ponía en faena, quise hacerlo bonito y… ¡este ha sido el resultado!

Como he dicho, yo usé un antifaz viejo como base, pero podéis hacerlo desde cero. Solo hace falta que añadáis una goma elástica, y si veis que el fieltro os resultará desagradable sobre la cara, buscar una tela más suave para hacer la parte interior.

Por lo demás, con un poco de fieltro de distintos colores, aguja e hilo tenemos suficiente para darle un nuevo aire al antifaz. Como quería ponerle tela negra, opté por un gatito, que además es muy sencillo.

Solo tuve que copiar la forma del antifaz sobre el fieltro negro, y además hacer un par de piezas para las orejas. A eso añadí la parte interior de las orejas, en un marrón claro, y un corazón para el morro. Como veis, no me esmeré mucho en que las piezas fueran totalmente simétricas, yo siempre “chapucería” al poder 😛

Primero añadimos los detalles de la cara: la nariz, y los ojos, para los que basta dar unas puntadas. Y luego, cuando vayamos a coser esta parte al antifaz (o a una segunda parte si queremos hacerlo de cero), aprovechamos para coser las orejas. Si lo hacéis hecho sin antifaz como base, luego le hacéis unos agujeros en los laterales y le atáis la cuerda elástica.

¡Y listo!

Ya tenemos un antifaz gatuno para dormir en la gloria y sin que nada nos moleste 🙂

Como veis, es un tutorial muy tontuno jiji

¡Besitos!

diy: antifaz para dormir

Una preciosa caja con bolsitas de té para regalar

Un detalle ideal para hacer un autentico regalo handmade. Bolsitas de té exquisitamente presentadas en una una pequeña caja….
Un proyecto para este fin de semana que sorprenderá muy gratamente a quien lo reciba. ¡¡A mi… me requetechifa!!
Se necesitan los siguientes materiales: Cartulinas de colores, taladros de diferentes formas, tijeras, varios tipos de tés, pegamento, punzón, gasas, hilo de algodón y una pequeña caja de cartón.
Se colocan unas cucharadas del té elegido sobre la gasa y se dobla hasta formar una bolsita y se cierra con el hilo de algodón.
Se crean formas con las cartulinas y las perforadoras y se hace un pequeño agujero con el punzón para unirlo al hilo de algodón con un nudo.
Se cortan unas cartulinas con la forma de la caja para pegarlas en la parte interior de la misma. En la cartulina de la tapa de la caja se pegan las mismas formas que las de las bolsas de té y se escriben las etiquetas con los nombres en una de ellas.
Un regalo bonito y elegante… Me encanta!!
¡Feliz fin de semana!

Visita la entrada original AQUÍ