Entradas

Máquina de coser restaurada

Os presento a una amiga. Una amiga que todavía no he podido poner en marcha, mind you, pero amiga al fin y al cabo.

Mi amor por las máquinas de coser es cada vez más grande y más incondicional. Ahora que el pomelo no me oye voy a admitir que incluso aunque no me gustara nada coser, estos aparatos me seguirían pareciendo una belleza y seguramente los tendría en casa para decorar sin más. Me chiflan en los escaparates y me encantan en los catálogos y en cualquier casa antigua que se precie.

La historia de esta en cuestión es muy curiosa. Hace unos meses mi suegra me mandó un mensaje. Había encontrado un anuncio de venta de una máquina de coser en un periódico del pueblo. “¿Te puede interesar?” me decía. Fue amor a primera vista. Así que mi suegra negoció el precio y fue a probarla con una vecina que cose como los ángeles. Julia, la vecina, dio su aprobación y la máquina cambió de manos. Pero justo antes de que se la llevaran, en su charla con el vendedor, ocurrió la magia esa típica de los pueblos. Porque la máquina había dado algunas vueltas, pero en algún momento de su vida había sido de un tío del pomelo que era sastre. Y a mí, que ya sabéis que no conservo casi nada de mi familia, eso me hizo una ilusión especial, porque era la confirmación de que esta máquina tenía que venir a parar a mi casa.

Conservaba todos los detalles. En el cajoncito estaban las instrucciones originales con su guía de puntos, pero además había herramientas, agujas de recambio y hasta hilos.

Eso sí, la mesa de la máquina era fea. No, no, era peor que fea:

Pero yo estaba enamorada y las posibilidades me parecían infinitas, así que decidí liarme con un proyecto de estos de bricolaje para patosos, y me fui de okupa al garaje de mi suegra.

Lo primero que hicimos fue limpiarlo todo muy bien. Veréis que uso un plural mayestático:

Limpiamos todo con agua y jabón y luego con una buena capa de desengrasante. Podéis usar productos comerciales típicos o limpiar con disolvente y alcohol.

Yo tenía la esperanza de poder hacer un apaño con la máquina montada, pero tuve que desmontar todas las piezas (muchas piezas) y sacar varias fotos para acordarme de la posición de las cosas.

El pie de la mesa es de hierro y estaba perfecto. Lo desmonté del todo y lo pinté con pintura en aerosol de la que imita el hierro forjado. Tuve que darle un par de capas para que cubriera bien y gasté dos aerosoles enteros, para que os hagáis una idea.

Luego llegó una de mis fases favoritas, el lijado.

Empezamos tímidamente con los cantos. En la foto podéis ver la diferencia del color de la madera.

Arrancamos el trocito de fórmica que cubría el ángulo de la parte delantera de la mesa y lijamos bien. Ahí la madera era bonita, como listonada. Lijamos bien la parte de debajo de la mesa.

Cuando ya lo tuvimos todo bien lijado, el tono de la madera había bajado muchísimo y era más suave, pero aún así le di una capa de pintura rebajada con agua, como hicimos para la mesa del despacho. Mezclamos una cantidad igual de agua y de pintura blanca y la aplicamos con una gasa. Solo una capa, para dejar la madera un poco más pálida.

Luego barnizamos bien. Últimamente uso este bariz súper resistente, que me encanta.

Y ya solo nos quedaba la parte de arriba.

Apliqué una imprimación de base, porque la pintura no cubre bien la fórmica. Y luego le di dos capas de esmalte al agua blanco. También podría haberlo pintado con chalk paint, por ejemplo.

Para terminar, di un par de capas de barniz y ya está.

No puedo estar más orgullosa ni más contenta. Cuando hicimos las obras y tuve claro que me iba a quedar sin rincón de costura (barra ganchillo, barra biblioteca, barra cuarto para todo, barra basurero de la casa) empecé a hiperventilar. No sabía muy bien dónde iba a poder hacer mis proyectos, ni dónde iban a parar todas las cosas que tenía embutidas en el estudio. Pero ahora, a falta de arreglar un cable del motor de esta máquina y de comprarme una silla que sea cómoda y bonita, tengo un pequeño rincón de nuestra habitación habilitado como puesto de mando para la dominación mundial. Y ya estoy ideando mis primeros planes.

Lee el post original

Maxi Coat

Una de mis aficiones es ir a Els Encants a por telas. Lo bueno es que las telas tienen un precio muy muy asequible. Lo malo que prácticamente no tienes asesoramiento y nunca sabes si encontrarás lo que tienes en mente.
http://instagram.com/p/ueH-M-KYN9/?modal=true
Por eso hay que ir sin ideas fijas, como cuando encontré esta tela (os la enseñé en instagram y tuvo bastante éxito), de la que me enamoré de inmediato. Cuando la vi no dudé ni un momento en que tenia que hacerme un Maxi Coat y eso es lo que hice sin pensarlo dos veces! Compré 2 metros de tela y 6 metros de bies ¡y a coser!
Para ello aproveché el patrón que hice del vestido de flores, modificando las dimensiones y alargando la manga.
Aunque yo lo hice a partir de un patrón tipo, con mis medidas, al tratarse de un Maxi Coat, que es ancho, podemos hacerlo con un patrón muy sencillo. ¿Queréis saber cómo? Pues [email protected]:
Para el patrón sólo necesitáis papel, lápiz, regla, tijeras de papel y cinta métrica.
Las medidas que necesitaremos serán: ancho de espalda, largo total del Maxi Coat, contorno de cadera, sisa, contorno de cuello, largo total brazo y largo bajo brazo.
A continuación, veremos cuando y cómo usamos estas medidas.
1. Hacemos un rectángulo de manera que tenga las siguientes medidas
  • Largo: el largo que queramos que tenga el abrigo midiendo de nuestro hombro (a la altura del cuello) hacia abajo. En mi caso pasa un poco, hacia abajo, la altura de la cadera.
  • Ancho: medimos de hombro a hombro (en el extremo más exterior) y lo dividimos entre 2.
2. Además medimos el largo de la sisa y el ancho de la cadera:
  • Sisa: des de el hombro hasta la axila, lo más pegado al tronco. En los dos casos justo en el centro. Debería dar un número cercano a 21 cm. Le daremos un par de centímetros más de holgura (al tratarse de un Maxi Coat debe quedar un poco holgado, pero no demasiado). Traspasamos esta medida, en vertical, des de arriba del rectángulo.
  • Ancho cadera: medimos el contorno de la cadera, en la zona donde el trasero sobresalga más. Dividimos lo que nos dé entre 4. Traspasamos esta medida, en horizontal, en la parte de abajo, de punta a punta del rectángulo, más o menos a la altura de la cadera (en mi caso es casi abajo del todo).
3. Para determinar cómo será el cuello, en este Maxi Coat el cuello no es importante, pues en la parte delantera no se aprecia. Aún y así vamos a darle forma, por si queremos cerrarlo.
Así que vamos a medirnos el contorno del cuello y lo dividimos en 4 partes. Le sumamos 2 cm, para darle un poco de holgura y marcamos el ancho del cuello en horizontal en la parte superior del rectángulo inicial.
El largo del cuello será, en la parte delantera unos 6 cm y en la parte trasera 1 cm en vertical, des de la parte superior del rectángulo.
4. Para determinar la caída del hombro bajaremos 4 centímetros, así ¡tal cual! (en realidad habría que medirlo, pero siempre sale algo muy parecido). Estos 4 cm los bajamos en el lateral del patrón (el extremo opuesto al cuello), en vertical. En este caso llevamos una línea en diagonal des del ancho del cuello hasta el punto que hemos marcado de los 4cm.
5. Para la manga tan solo necesitamos dos medidas:
  • Largo total: Lo medimos des del hombro, en el mismo punto donde hemos medido el ancho de la espalda, hasta la muñeca.
  • Largo bajo brazo: Lo medimos des de la axila, des del mismo punto donde hemos medido la sisa, hasta la muñeca.
6. En general, cuando cosemos, tenemos que evitar al máximo los ángulos para evitar malformaciones o picos indeseados, para ello vamos a dar un poco de forma a la costura del hombro y a la costura de la axila.
  • En la costura del hombro: Tan fácil como unir la línea del hombro y de la manga con una línea evitándo el vértice que las une hasta ahora. Podéis borrar la punta y redondearla.
  • En la costura de la axila: Esta es la que nos dará movilidad en el brazo así que bajamos, des de la sisa, entre 6/8 centímetros. Intentamos unir con la manga haciendo una “U” invertida. Hay que intentar seguir un poco el sentido de las líneas originales.
Y así es como va a quedar!
En la parte delantera vamos a ampliar el centro, des del cuello hasta abajo, un rectángulo. Cómo mínimo deberíamos ampliar unos 15 centímetros, pero eso depende de la tela que tengáis. (En mi caso decidí hacer la ampliación directamente sobre la tela)

Otra opción, si lo veis demasiado complicado, es hacer dos rectángulos con las siguientes medidas:
  • Contorno cadera: para el patrón usamos tan sólo 1/4.
  • Contorno de brazo: para el patrón usamos tan sólo 1/2, y un poco holgado.
El problema es que, como la tela es un poco gruesa, puede hacer formas indeseables como arrugas o bultos (arrugas en la axila/bultos en el hombro) Así que, aunque solo uséis estas formas os aconsejo que inclinéis un poco el rectángulo de la manga y redondeéis tanto el hombro como la axila.
El resto del proceso es bien sencillo puesto que solo son 4 costuras contadas!

Para la costura necesitaréis:
alfileres, jaboncillo, tijeras de tela y tijeras de hilo, hilo de embastar y aguja, hilo de coser (de poliester), la tela (2 metros) el bies (6 metros) y la máquina de coser.

Pensad en doblar la tela del patrón trasero por la mitad, para que salga de una pieza, y el delantero hacerlo en 2 piezas, puesto que va abierto por la mitad.


En mi caso, el orillo de la tela hace como unos flecos, así que los retoqué y los usé tal cual para el centro de las dos piezas delanteras.




Tanto para que quedaran limpias tanto las costuras interiores (las que unen las piezas delanteras con la trasera por los lados y por los hombros) como el bajo y el cuello usé un bies.
Como el Maxi Coat no lleva forro y es fácil que se vean las costuras, las escondí con el bies. Así, además, no se deshilacha, igual que con el bajo y el cuello.


En mi caso la tela no me dio para hacer la manga larga, así que le añadí un puño. Este puño va doblado por la mitad. Se cose un extremo al final de la manga de manera que la costura queda por fuera. Se dobla y se cose escondiendo la otra costura, para que quede bien limpio (igual que lo que hemos hecho con el bies en el resto de costuras).

Así es como queda la manga, con la curva del hombro y la curva de la axila.


Y así es como queda al final! Un precioso Maxi Coat por menos de 10 euros (sin contar la mano de obra, ¡claro está!)


Ahora a comprar tela y bies y, como siempre digo, ¡manos a la tela!

Lee el post original

HOY COSEMOS UNA CHAQUETA KIMONO con telas japonesas

El kimono (着物) según la wikipedia es el vestido tradicional japonés, que fue la prenda de uso común hasta los primeros años de la posguerra. El término mono significa “cosa” y ki proviene de kiru, “llevar”. Asi de sencillo, se traduce como llevar una cosa puesta” aunque ha evolucionado bastante y esa simpleza ha quedado atrás.

Antiguamente, el kimono se confeccionaba con un material rústico pero cuando Japon fue influenciando por la cultura china y coreana, se introdujo la seda, haciendo de esta prenda un traje suntuoso.

Los kimonos son usados por hombres, mujeres y niños, y el corte, el color, la tela y las decoraciones varían de acuerdo al sexo, la edad, incluso al estado marital, la época del año y la ocasión.

Los japoneses lo utilizan unicamente en ocasiones especiales como bodas, ceremonias o festivales tradicionales. No confundais con los Yukatas que son un estilo de kimono pero mucho mas sencillo hecho de algodón y que es típico entre jóvenes y adultos para lucir en los festivales de verano. Aquí os dejo algunas fotos de posados (robados)


Esta influencia oriental ha llegado a posicionarse como una tendencia las últimas temporadas en vestidos, abrigos y sobre todo en chaquetas.
Tras mi última escapada a Japón no he podido resistirme a confeccionar mi propia chaqueta kimono siguiendo el siguiente patrón:




El tejido que he utilizado lo compré allí, no solo el patrón tiene origenes japoneses, puedo presumir que el tejido es 100% made in Japan! 🙂





Este tipo de kimonos se han puesto de moda durante el verano pero en la temporada otoño/invierno 2014 que comenzamos no podrás quitártelos de encima. Los habras visto de todas las formas, colores y combinados con apliques como por ejemplo los flecos. Aquí os traigo un diseño sencillo que podeis adaptar al gusto, comenzamos!




Ingredientes
1,5m de tela
Metro de costura
Hilo, aguja, alfileres y tijeras
Cinta de raso


Estiende bien la tela en una superficie plana y toma las medidas indicadas en el patrón para cortar los 5 rectángulos que componen la chaqueta. Uno para la espalda (66×70), dos para los pliegues delanteros (25×66) y otros dos para las mangas (25×66)





Coloca los trozos de tela según el patrón en forma de T con el derecho de la tela enfrentada. Pasamos un hilván para unir la espalda con las partes delanteras y las mangas, y antes de pasar a máquina pruebatelo para comprobar que se ajusta a tus medidas.





Una vez que has cosido a máquina las costuras, pasa un zigzag para rematar los bordes y no se deshilache la tela. Si tienes una remalladora este paso te será mucho más fácil. Siempre que me toca hacer estos dos pasos pienso en comprarme una remalladora y creo que de esta vez no pasa porque se ahorra mucho tiempo. Si me recomendais alguna no dudeis en decirme!

Para acabar la parte delantera de la chaqueta podeis hacer un dobladillo sencillo si no quereis complicaros mucho. En mi caso he doblado en forma de solapa y he incluido una cinta de raso negra. Primero marca con alfileres teniendo cuidado de doblar las dos solapas iguales y después pasa a máquina junto con la cinta.

Solo falta rematar las mangas y el bajo. Esta vez he añadido un puño sencillo de unos 5 cm de largo a las mangas. Y para el bajo recuerda como en el patrón la forma redondeada por los laterales quedando la espalda mas larga que los pliegues delanteros.

Este es el resultado de mi chaqueta kimono.
No olvides seguirme en Facebook, Twitter e Instragram

Lee el post original

Cómo sacar el patrón de una prenda confeccionada

Seguro que alguna vez os habéis encontrado con unos pantalones o una camisa que os sienta de fábula. La típica camiseta que no hay manera de que os saquéis de encima porque no encontráis otra que os queden tan bien…¿verdad?

Pues hoy os traigo la solución! ¿Qué os parece si sacamos la réplica del patrón de esa prenda que tanto os gusta para que la podáis reproducir tantas veces como os venga en gana?

Lo primero que se me pasó por la cabeza fué hacer el ejemplo con una camiseta, pero es demasiado fácil (solo hay que repasar el contorno, de la parte delantera y la trasera, como hicimos al principio de la camiseta con volantes) así que luego pensé en una camisa, para que veáis diferentes detalles a tener en cuenta.

El patrón, como ya os he comentado otras veces, lo haremos de la parte delantera por un lado y de la parte trasera por otro. De éstos dos patrones tan solo haremos la mitad para que sea lo más simétrico posible.

Reproducir el patrón es tan sencillo como repasar el contorno de la prenda, resiguiendo siempre por las costuras. La dificultad en este caso está en los detalles: pinzas, botonadura, canesú, tabla y…¡el cuello! Como es una pieza a parte, empecemos por ella:

El Cuello:

Este tipo de cuellos consta de dos piezas: el pie del cuello y la solapa.

Para ambas piezas marcamos el ancho de éstas, tanto en la parte delantera como en la trasera. Podemos retirar el patrón y unir las líneas, a mano o con la regla.

EN LA PARTE DE DELANTE…

Además de repasar el contorno, resiguiendo las costuras, en la parte delantera nos encontramos con dos trabas que es lo que le dan forma: la pinza de pecho y la botonadura.

Si repasaramos el contorno, evitando el cuello, sin tener en cuenta el cuello, nos quedaría una cosa así…

Y cuando le dibujemos las pinzas y la botonadura quedará algo así…

Para la Botonadura…



Es una de las partes más fáciles de reproducir en el patrón. Tan solo hay que reseguir el contorno hasta el extremo.
(Si decidiérais hacer la parte delantera de una pieza, para que os hagáis una idea, tendriais que eliminar únicamente la mitad de la botonadura, por donde pasan los ojales).

Para la pinza de pecho…

Ya habiendo dibujado la botonadura y las lineas del cuello, del hombro y de la sisa, continuamos bajando hasta que encontramos la costura de la pinza.

La tela de más de la pinza, la que queda doblada, es la que debemos de tener en cuenta para añadir en el patrón. Si nosotros vemos 3 centimetros en realidad serán 6, porque falta el otro lado (que casi no podemos ver porque está cosido con la costura del lateral).
Alargamos la línea dando esos centimetros de la pinza y hacemos otra marca.

Medimos el largo del lateral, des de la costura de la pinza hasta el bajo.

En este caso el bajo de la camisa hace una curba.
Lo que tenemos que conseguir es alargar el lateral sin modificar el largo de la botonadura y manteniendo la curba del bajo. (Si lo véis muy complicado podéis hacer una línea recta).
Para conseguirlo, primero de todo, colocaremos la regla con el cero justo en la segunda marca que hemos hecho a la pinza. Hemos de conseguir que el bajo de la camisa coincida, en sus extremos, con la botonadura y con la medida del largo que hay des de debajo de la pinza. Para ello podemos mover la regla (respetando el punto que tiene que coincidir con la pinza.

¡Y con esto ya hemos conseguir reproducir el patrón de la parte delantera!

EN LA PARTE DE DETRÁS…

En este caso tenemos que hacer el canesú y una tabla en el centro.
(A tener en cuenta que en este caso el patrón va a ir en el centro de la tela, doblada por la mitad, para cortar de una sola pieza, pero de momento solo hablamos del patrón).

Para el canesú…

El canesú no es más que la parte superior de la camisa, en este caso solamente trasera que a veces se diferencia usando una tela distinta.

Para hacer el patrón empezamos dibujando la parte del cuello, el hombro y la sisa.
Cuando llegamos a la costura (en la foto se diferencia porque, en el interior, se ve una tela lisa) hacemos una marca.
Por el otro lado marcamos una línea recta hacia abajo hasta la costura, donde haremos otra marca. Retiramos la tela y unimos las dos marcas.

Para la tabla…

La tabla no es más que un tipo de pliegue que se le llama así por la forma de doblar la tela que queda escondida (en vez de toda la tela hacia un lado queda repartida igual en ambos lados)

Medimos, en la parte interior, el ancho de la tabla que, igual que con la pinza, hay que doblarle la medida por la tela que queda doblada. Pero, al copiar solo la mitad del patrón solo debo ampliar la mitad, en este caso 3 centímetros (por si no os queda claro: si yo amplío 3 centímetros del patrón y pongo la tela dobla para que me salga entero tendré 3 centrímetros en cada lado, así pues 6 centímetros que es lo que vemos aquí).

Y no tiene más complicación que añadirle esa medida de punta a punta del patrón (al coserlo ya se le da la forma de tabla, pero sobre el papel es recto).

Y con esto ya tenemos nuestra réplica del patrón de, en este caso, la camisa de la temporada!

Y ahora….¿Lo cosemos?

Cómo sacar el patrón de una prenda confeccionada

DIY: Monedero PIÑA

Buenos días!!!

Hoy os traigo un nuevo DIY, esta vez os enseñare a hacer un monedero en forma de piña 😀

La fruta en verano apetece mas, sobre todo este tipo de frutas que no tenemos el resto del año verdad?

Ademas, no solo es super vistosa! sino que este verano todo lo tropical esta de moda así que que mejor que esta para hacer el monedero no?

Así que vamos con los materiales que necesitareis para hacerlo:

* Plantillas. Aquí te las dejo para que puedas descargartelas ( pinchando sobre la imagen ) e imprimirlas.

* Fieltro amarillo y verde
* Abalorios ámbar
* 1 botón
* Aguja e hilo

Fáciles verdad? si no los tenéis en casa ya, que es muy probable que si jejeje, os serán muy fáciles de encontrar, así que no tenéis excusas 😉

* Lo primero que hay que hacer es imprimir las plantillas, recortarlas y pasarlas al fieltro. Las bases en fieltro amarillo y las hojas en el verde.

* Ahora coseremos las hojas a la parte delantera de nuestro monedero, dejando sin coser la pestañita de arriba, ya que sera el cierre del mismo.

* El siguiente paso es adornar la piña. Para ello le coseremos unos abalorios en color ámbar.
Yo le he puesto palitos por que era lo que tenia, pero tu puedes ponerle bolitas, lentejuelas o lo que mas te guste. Y el color también puede ser al gusto, le puede ir bien dorado, marrón o incluso verde.

* A continuación coseremos el botón en la parte trasera y haremos un ojal en la pestaña de la parte de delante. Tal y como se ve en las fotos.
El botón yo lo pondría del mismo color del fieltro para disimular, pero era el que tenia por casa… jejejeje

Yo he elegido este tipo de cierre por que me parece el mas fácil si no se tienen conocimientos de costura o manualidades, para que lo puedo hacer todo el mundo. Pero por supuesto, si los tienes, puedes ponerle una cremallera en un lateral o cualquier otro tipo de cierre.

* Ya solo nos queda terminarlo cosiendo las dos partes entre ellas.

Y ya tenemos nuestro monedero en forma de piña terminado!!!!!

Ainsss, si es que cuanto mas lo veo mas me gusta!!! jejejeje A mi me tiene totalmente enamorada, pero claro! que voy a decir yo si es mi pequeñin ^^

Yo ya lo llevo en el bolso y me viene genial para todas esas monedillas que al final siempre acaban desperdigadas. Ademas, para pagar es mas fácil, ya que si compras algo de poco importe sacar solo este monedero y listo!
Y bueno, si vas a algún sitio y necesitas llevar algo mas de dinero pero no quieres ir cargando con tu billetera o cartera, también te viene bien por que los billetes entran perfectamente.



Que os ha parecido el DIY? os gusta la piña? que otra fruta os gustaría que hiciese?


Besines y feliz fin de semana.

Lee el post original

Una falda básica, 100% DIY

Hola chicas, os dejo aquí lo ultimo; se trata de una falda básica, 100% DIY, un patron de falda recta, que he confeccionado hace poco, con una tela de lino.
A esta tela, como veréis en próximos post, le he dado varias aplicaciones.

Esta falda al ser de lino y aun llevando forro es muy fresca para los días de calor que vienen.

Antes de nada cuando una tela lleva rayas, hay que casarlas, coloca unos alfileres para que la tela no se mueva, y ya puedes cortar, así la parte delantera casara con la trasera, raya con raya.

Espero que os guste.

Lee el post original

VESTIDO DIY (APTO TAMBIÉN PARA EMBARAZADAS)

Mi embarazo sigue viento en popa y mi tripón también. Y es que no soy de esas afortunadas que siguen estupendas estando embarazadas y que sólo cogen peso en donde tienen que cogerlo… no no no, yo estoy en el bando de las gordis y he ganado unos cuantos kilos….Pero me salva que me encanta la ropa holgada y éste es el caso del vestido que os enseño hoy y que hice el año pasado.

VESTIDO DIY EMBARAZADA

Lo único que cambia (además de la percha) es la forma de llevarlo. Antes me lo ponía con cinturón y ahora obviamente no.

Es un vestido de corte “tirado”, muy fácil de hacer y lo que tenéis que hacer es elegir una tela que os guste, ésta es de todo menos discreta, entre el rosa y los dibujos pin-up… pero seguro que me hago otro en algún color liso para sobrevivir al verano.

Os cuento cómo se hace:

1º Se dobla la tela por la mitad (siempre con el derecho de la tela hacia dentro) y colocamos también por la mitad una camisa que tengamos de corte sencillo (sin pinzas ni nada, estilo manga murciélago) y la ponemos encima para calcarla. Recordad que en realidad lo que doblamos son 2 rectángulos a la mitad para que nos salga la parte delantera y la trasera, si se nos olvida, cuando desdoblemos la tela veremos que solo tenemos una parte y tendremos que calcar la otra… Mejor hacerlo todo del tirón. Consejo: fijar la tela con alfileres para que queden sujetas las dos partes, recuerda que son 4 capas de tela (2 rectángulos doblados por la mitad) mejor si están sujetas las 4 capitas por alfileres.

Yo hice la manguita un poco más larga simplemente alargando la forma. Como veis en la foto de la derecha le hice la forma (a ojímetro) de la cadera.

VESTIDO DIY EMBARAZO

2º Como ya tenemos la tela con el derecho por el interior, tan sólo tenemos que coser los laterales y la parte del hombro.

VESTIDO DIY EMBARAZO

3º Para rematar las costuras le hacemos un zig-zag.

VESTIDO DIY EMBARAZO

4º Si le damos la vuelta ya vemos cómo solo le faltan los remates al vestido. Pero… ya tiene forma!

VESTIDO DIY EMBARAZO

5º Rematamos la manga y el cuello con cinta de bies.

VESTIDO DIY EMBARAZO

VESTIDO DIY EMBARAZO

6º Para terminar le cosemos el bajo.
VESTIDO DIY EMBARAZO
Es muy fácil hacer prendas calcando las que tenemos en casa, sólo es cuestión de practicar un poco e ir viendo lo que nos gusta. Yo la he hecho más larga por detrás que por delante, pero se podría hacer recta, podemos elegir si la queremos más larga o más corta al igual que las mangas…Todo es cuestión de trastear y aprender divirtiéndonos!

Y un consejo muy importante que siempre me ha dicho mi madre: recuerda que para estrechar siempre hay tiempo… Así que mejor, si no tenemos muy claras las medidas o estamos aprendiendo, hilvanar y probar la prenda y si nos gusta más estrecha la rectificamos. Si nos pasamos de estrecha ya no hay solución. Y si lo dice mi madre es una VERDAD VERDADERA!

Un beso y las que tengan puente que disfruten de él!

VESTIDO DIY (APTO TAMBIÉN PARA EMBARAZADAS)

Cómo hacer un clutch sobre

Hoy os muestro mi clutch sobre amarillo. Lo he hecho hace un tiempo y no tengo fotos del proceso, sin embargo he dibujado unos bocetos para que podáis ver cómo lo he hecho. El DIY de hoy requiere de máquina de coser y paciencia, un poco de paciencia. Y si a esto le unes una poca de técnica con la máquina de coser harás un clutch perfecto, pero no requieres de mucha técnica, ¡no te asustes!, con saber coser bien recto basta. Yo nunca he ido a ningún curso de costura y me apaño para hacer cosas como esta, así que si yo puedo tú también. ¡Manos a la obra!

El material que he empleado es polipiel, también llamada piel sintética. La razón por la cual uso este tejido es por la sencillez que me ofrece en la costura frente a la piel. La piel suele ser más complicada para coser, si es muy gruesa necesitas agujas especiales para cuero y si es muy fina suele dar problemas también. Un consejo para coser polipiel es hacerlo con la cara vista hacia abajo (si, por el contrario, pongo el tejido con la cara vista hacia arriba el prensatelas no suele deslizar bien, ocasionándome una mala costura).
Aunque a simple vista no se vea, este clutch lleva cremallera, pero podría no llevarla, simplemente se la puse porque yo le pongo cremalleras a todo ,con lo cual, este bolso consta de dos cierres: una cremallera y un broche. Os cuento, yo intento hacer bolsos antirrobo, y para mí es indispensable que tengan cremallera para cumplir este requisito. Y además, me resultan mucho más cómodos los bolsos con cremallera, en caso de que no dispongan de ella me da la sensación de que puedo ir perdiendo cosas por el camino ☺.

No me enrollo más, vamos a ver cómo lo he hecho:

♣ El clutch sin cremallera

Paso 1: cortamos el tejido. El número de piezas es el que veis en la imagen.
Paso 2: cosemos las dos piezas que conforman la parte delantera del bolso.
Paso 3: Hacemos una costura visible (para dar mayor profesionalidad al bolso) tal y como se ve en la imagen.
Paso 4: Continuamos cosiendo el resto de piezas. Hacemos costuras visibles para dar mayor profesionalidad.
Paso 5: Acabamos de unir todas las piezas del bolso.
Paso 6: Hacemos un dobladillo en la abertura del bolso.
Paso 7: Rematamos colocando un cierre. Lo ideal es colocar un cierre magnético.
♣ El clutch con cremallera

Antes de nada, perdonad por los bocetos, son un poco malos…. los hice a mano y no sé yo hasta que punto pueden ser explicativos…. Vamos a ver si se entiende:

Los pasos 1, 2 y 3 son los mismos que los dados en el clutch sin cremallera. Sin embargo los procesos posteriores cambian.

Paso 4. Cosemos la cemallera a la parte trasera del bolso.
Paso 5. Cosemos el otro lado de la cremallera a la parte delantera del bolso. Asimismo, unimos los otros tres laterales.
Paso 6. Rematamos el bolso.
Paso 7. Ponemos el broche final.

Espero que hayas entendido mis bocetos .¿Te animas a hacerlo?
Muchas gracias por vuestras visitas y hasta el próximo DIY.

Cristina ♥

Visita la entrada original AQUÍ

DIY Ropa: Vestido de rayas marinera :D


Buenaaasss!!!! Con este calor sólo apetece agua, refrescos, helados y ropa fresquita… Pero aquí os traigo un ejemplo de que la ropa fresquita y cómoda no tiene por qué ser sólo una camiseta y unos shorts o un vestido playero 😀 Hoy he reciclado este vestido de rayas que publicamos a principios de verano (podéis ver el post aquí). Tengo que deciros que me lo he puesto infinitas veces, pero es que me encanta. Cuando estoy derretida de calor, me doy una ducha, me pongo este vestido y estoy lista para salir en 2 minutos, además de estar muy cómoda y fresquita y bien arreglada, ¿quién dijo que hacen falta horas para arreglarse?


Este vestido tiene además otro factor que lo hace un DIY imprescindible!!! Es muy económico 😀 Pues sí, compré 1,25 metros de una tela de la que cada metro me costó unos 5,80 euros/metro. El coste total del vestido es: 7,25 euros la tela + 0,25 euros el botón. En conclusión, es un DIY baste económico además de muy bonito.

CONSEJOS ANTES DE COMENZAR:

* Os he dejado una manga para descargar el patrón diferente a la del vídeo, porque la del vídeo es bastante pequeña y un poco alta. Descárgate el patrón de la manga aquí. Comprueba las medidas de ancho de manga y de largo de manga, para que la manga del patrón coincida con tus medidas.

* Tienes que tener en cuenta que hay dos largos en el vestido. El largo del vestido sin faldón y el largo con faldón. Para que no nos quede corto uno u otro, nosotras le hemos echado centímetros de más para que al probárnoslo, lo ajustemos a la medida que queremos una vez puesto. Si cortas demasiado, probablemente sea más complicado de arreglar.

* Además, la parte delantera siempre se sube un poco más por las pinzas y por la parte trasera, de manera natural, se sube por la parte del culete. Acuérdate de echar centímetros de más para el bajo.

* Este modelo es ancho y bastante recto, pero siempre respetando las medidas de contorno de caderas y contorno de pecho, para que nos entre sin problema. Si lo quieres más o menos ajustado, sólo tienes que ajustar más o menos la línea al modificar el patrón, pero siempre respetando las medidas más anchas de nuestro cuerpo, que son: el contorno de pecho y el contorno de caderas.

* Te aconsejo que hilvanes o unas con alfileres antes de coser a máquina durante todos los pasos del proceso de confección. Además, la plancha es un instrumento fundamental que ayuda para hacer los dobladillos de los bajos sin hilvanar.

* Si no eres experta patronista, te aconsejo que tengas a mano un vestido con el que te sientas cómoda y se ajuste al modelo. Y una vez terminado el patrón o modelo del vestido, dóblalo y colócalo encima del patrón para asegurarte que la anchura es correcta, que el cuello está correctamente dibujado y que la sisa está en el lugar que corresponde.

VIDEO TUTORIAL PASO A PASO

No te pierdas ningún detalle con el vídeo tutorial paso a paso.

  • 1,5 metros de tela de rayas (tipo de tela piqué).
  • 2 bobinas de hilo (blanco y negro).
  • Botón dorado.
  • Y los materiales habituales: máquina de coser, jabón de sastre, cinta métrica, alfileres, plancha, tijeras, regla, papel de patrón.
La tela la compré en Ribes & Casals, y podéis encontrarla online por 5,80 euros/metro aquí: Tela de piqué de rayas blanca y negra.

Cómo hacer vestido corto de rayas para el verano

EL RESULTADO

Cómo hacer vestido corto de rayas para el verano
Cómo hacer vestido corto de rayas para el verano
Cómo hacer vestido corto de rayas para el verano
Cómo hacer vestido corto de rayas para el verano
Cómo hacer vestido corto de rayas para el verano
Cómo hacer vestido corto de rayas para el verano
Cómo hacer vestido corto de rayas para el verano
Un besazo a todas!!!


SÍGUEME EN

Siguenos en  Blogger Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Google+ Siguenos en YouTube Siguenos en Pinterest Follow on Bloglovin

Blog original: www.ohmotherminediy.com Para aprender a coser GRATIS a través de didácticos vídeos tutoriales. Todos los diy y manualidades que imagines. HAZTE SEGUIDORA!!

Visita la entrada original AQUÍ