Entradas

Tablero porta notas

Bueno, pues ya estamos a mediados de septiembre. Los niños seguramente habrán empezado sus clases, y para la ocasión hemos hecho un tablero porta notas, para que los peques puedan organizar su día a día. Los que ya saben escribir harán listas de cosas; los que no, se podrán organizar con pequeños dibujos.

El tablero se divide en tres zonas principales:
1. Un árbol de corcho donde clocar notas con chinchetas.
2. Una repisa donde poner nuestro objeto favorito o apoyar una foto bonita.
3. Unas pinzas de la ropa para “tender” notas u otros objetos.
Materiales:
– Un tablero de contrachapado fino u otro material resistente. En mi caso he usado contrachapado tamaño DIN A4. Se puede adquirir en papelerías y en bazares.
– Una lámina de corcho tamaño DIN A4. Se puede adquirir en papelerías y en bazares.
– Un listón de madera, de una longitud aproximada de unos 12 cm.
– Dos pinzas de la ropa de madera.
– Cordel.
– Témperas y pinceles.
– Rotuladores.
– Tijeras.
– Berbiquí o barrena.
– Pegamento. Yo he utilizado pistola de silicona caliente. Es económica y nos sirve para muchas manualidades.
Pasos a seguir:
– Con un rotulador, dibujamos la forma del tronco del árbol en el corcho y recortamos con las tijeras.
– Una vez que tengamos el recorte del tronco, lo ponemos encima del tablero y silueteamos la forma sobre el tablero, para así luego poder pegarlo en su sitio.
– Retiramos el tronco de corcho, y con témperas pintamos la copa del árbol y el cielo. También la hierba y unas flores. Aquí los niños pueden decorar a su gusto.
– Hacemos en las esquinas unos pequeños agujeros con berbiquí u otro objeto punzante, con cuidado de poner debajo un “mártir” para no dañar la mesa.
– Pintamos con témperas o rotuladores las pinzas de la ropa, y hacemos lo mismo con el listoncito de madera.
– Con la pistola de silicona caliente pegamos nuestro tronco de árbol hecho en corcho sobre el tablero, en su lugar correspondiente.
– Pegamos también el listón de madera a modo de pequeña estantería.
– Pegamos las pinzas de la ropa procurando que la apertura de las mismas quede hacia abajo.
– Pasamos un cordel entre los agujeros del tablero y lo anudamos por detrás.
Ya tenemos listo nuestro tablero porta notas. Solo queda colgarlo a modo de cuadro en un sitio accesible y visible para los niños.
Pasad un rato agradable haciendo el tablero y utilizándolo. Recordad que este diseño es solo una idea, pero podéis personalizarlo a vuestro gusto. En vez de un árbol de corcho puede ser una nube gorda de corcho, o unos vagones de tren, o lo que os apetezca.
Tablero porta notas inspirado en el libro “Manualidades en 5 pasos: Madera” de la editorial Parramón. Autora: Anna Llimós.

Lee el post original