Entradas

Diy. Una bandeja de la suerte con 2 asas de herraduras

La última vez que estuvimos comiendo y pasando el día en uno de nuestros sitios favoritos , después del paseo en Pony que dieron los cuscus, nos hicieron un regalo genial! unas herraduras de  caballos, y desde que vimos esas herraduras, teníamos claro que las utilizaríamos para hacer algún Diy. Han estado guardadas en un cajon…

Seguir Leyendo »

The post Diy. Una bandeja de la suerte con 2 asas de herraduras appeared first on Hadas y Cuscus.

Lee el post original

DECO DIY – FLORERO RECICLADO

Hola coquetos,
hoy os quiero enseñar un diy muy sencillo que he hecho reciclando un botecito de crema. El caso es que llevaba tiempo buscando un florero pequeño para una mesita muy alargada que tengo y no encontraba ninguno que me gustara, eran todos muy alargados o muy anchos así que me cansé y decidí hacerme uno yo misma.
Así que este diy es perfecto para decorar alguna mesita lateral que tengamos por casa porque es más o menos pequeño pero caben unas cuantas flores que alegren y se puede hacer en cualquier color que nos venga bien para la estancia.
¿te gusta la idea?

Lo que se necesita es: pintura en spray del color que hayamos elegido (yo he optado por el antique pink de pinty plus evolution que le tenía ganas a este color), unas tijeras y un botecito de crema que tengamos por casa y se nos haya acabado. Esta en concreto es de Kiehl”s, una marca de cosméticos naturales que estoy segura que conocéis.
La semana pasada nos invitaron a una de sus tiendas para que conociéramos sus productos y nos dieron un par de botes para que hiciéramos algún diy reciclándolos. Yo cogí este bote de aceite y otro botecito de crema que ya os enseñaré.

Lo que hay que hacer es cortar la parte superior del bote con unas tijeras. Luego quitamos la pegatina y limpiamos por dentro y por fuera para que quede sin restos de crema ni de pegamento.
Ponemos el bote bocabajo sobre papel de periódico o alguna superficie que no nos importe que se manche con spray. Y rociamos una fina capa a unos 25cm. Si vemos que no ha cubierto del todo damos otra fina capa pasados unos 5 minutos.
Luego podemos darle algún toque extra como anudarle un trozo de cordón en la parte superior para que nos quede un jarroncito más delicado y de aspecto más rústico.
Y ya sólo queda llenarlo con un poco de agua y meter dentro las flores que hayamos decidido poner. Yo soy un poco desastre con esto de cuidar flores y plantas así que para no ponerme nerviosa directamente he comprado unos claveles blancos de mentira, que si no iba a estar siempre lleno de flores muertas jejeje
Y ya tenemos listo nuestro pequeño florero para poner en ese rinconcito y darle un toque más fresco a nuestra casa de cara a la llegada del veranito.
Espero que os haya gustado esta segunda vida que le he dado al botecito de Kiehl”s y que os parezca útil y la llevéis a cabo porque no puede ser más fácil y resultona. ¿a qué sí?
¡Ah! y si tenéis botes de Kiehl”s podéis llevarlos a reciclar a las tiendas y cuantos más llevéis más regalos os hacen.
Buen comienzo de semana,

Lee el post original

>

10 ideas Diy para decorar tu casa.

No se tu, pero yo soy de las que piensa que hay cosas que no tienen porque durar toda la vida! y puedes decorar ahora  tu casa de una manera, y al cabo de un tiempo, te des cuenta que ya no te gusta tanto ese estilo y quieres cambiar! Vale que yo soy de…

Seguir Leyendo »

The post 10 ideas Diy para decorar tu casa. appeared first on Hadas y Cuscus.

Lee el post original

Reparalia y Handbox, el evento mas molón!

Hace unas semanas, tuvimos el placer de poder compartir una tarde de workshop de lo mas divertida y creativa, de la mano de Reparalia y de Handbox. Fue una tarde genial, donde aprendimos un montón de los profesionales de Reparalia, y también sobre su empresa, que ya lleva mas de 15 años, de experiencia ofreciendo…

Seguir Leyendo »

The post Reparalia y Handbox, el evento mas molón! appeared first on Hadas y Cuscus.

Lee el post original

Para que el jengibre te dure años. DIY (hazlo tú)

Mi afición por el jengibre viene de lejos. De hecho, ya le he dedicado alguna que otra entrada en el blog (ver aquí y aquí). Sin embargo, hay una cosa que me mosquea un poco cuando lo compro: me cuesta mucho acabarlo. Por eso, estuve buscando la manera de secarlo y convertirlo en polvo, para que así pueda seguir utilizándolo sin necesidad de malgastarlo o plantarlo cada vez (que se me acaban las macetas…). Os dejo los pasos a seguir para que lo podáis repetir en casa:
Imagen: Organicus
*Lavad el jengibre con agua y secadlo con la ayuda de un trapo. También podéis pelarlo, pero a mí me gusta aprovecharlo todo.
*Cortad el jengibre en rodajas. Cuanto más finas, más rápido se secarán.
Imagen: Organicus
*Colocad el jengibre directamente sobre el plato del microondas. Y ahora caña: 4 minutos a máxima potencia. Pasado este tiempo girad las piezas para que se sequen también por el otro lado (cuidado no os queméis al voltearlas). Otros 4 minutos más a máxima potencia. También lo podéis hacer en el horno, y si tenéis más tiempo, por el método tradicional: colocad el jengibre en un paño limpio y dejad las piezas al sol durante al menos 2 días.
Imagen: Organicus
*Comprobad que el jengibre está bien seco; si no es el caso, alargad un poco más el tiempo en el microondas. Esto dependerá del tamaño de las rodajas que hayáis hecho. Este paso es clave para evitar que crezcan microorganismos. No debe quedar ni rastro de humedad.
*Una vez seco, directo a la trituradora. Cuando consigáis un polvo bien fino estará listo.
Imagen: Organicus
*Almacenadlo en un bote de cristal cerrado y listo para utilizar durante años.

Podéis añadirlo a pescados, verduras, arroces, galletas, infusiones o incluso utilizarlo como ingrediente en alguna mascarilla facial. Sus beneficios son múltiples. Ahora bien, siempre que podáis, optar por el fresco, dado que su aroma es incomparable. Y otra cosa más: en general, media cucharada de jengibre seco en polvo equivale a una entera de fresco, lo digo por si alguien necesita la conversión.

Lee el post original

Chalkpaint+papel: una alhacena para niños

Después de hacerle a Ali su tenderete con cajas recicladas y pintura pizarra, me di cuenta de que necesitaba algo donde guardar su mini-vajilla de las meriendas-de-mentira, para que al jugar (y al terminar) cada cosa estuviese en su lugar 😉

Así que con la caja de madera de una magnum de vino, un poco de chalkpaint y otro poco de un bonito papel, le he hecho esta pequeña alhacena, que además te permite recoger las cosas al acabar e incluso transportarlas de un sitio a otro…

En primer lugar apliqué a la caja un par de capas de la misma pintura que usé para el tenderete, chalk paint de Auténtico en color mint, y elegí un papel que combinase bien con ese color y con las cosas que íbamos a colocar en la pequeña alhacena:

Después, con un poco de cinta de carrocero, pinté un motivo en la tapa, para que no fuese lisa del todo y cuando la caja esté cerrada resulte más decorativa… (estas pinturas me las envió La Pajarita para hacer unas pruebas el verano pasado, ya os hablé de sus nuevas pinturas pizarra y volveré a hablar de ellas):

NOTA: Deberéis tener la precaución, si luego queréis poder cerrar la caja, de dejar un pequeño margen sin pintar en todo el perímetro de la tapa. Yo no lo hice y luego me costó muchísimo que la tapa deslizase por la ranura, porque las sucesivas capas de pintura engrosan la madera lo suficiente como para que no entre…

Después, medimos y recortamos un rectángulo del tamaño del fondo de la caja. Yo lo pegué ocn cinta de doble cara, para que retirarlo en un momento dado sea sencillo:

Y así queda la caja cerrada y abierta:

Si al colocarla apoyáis la tapa en la pared queda algo así:

Aunque donde nosotras la tenemos no puedo apoyar la tapa (tengo que pensar en algo) y la dejamos sobre la caja en posición horizontal:

Así sí da gusto jugar con ellos, verdad? =)
Image Map

Lee el post original

Vaciabolsillos de barro para papá

Vaciabolsillos huella de mano de barro para papá.
Se acerca el día del padre y es el momento de empezar a preparar regalos para ese gran héroe que tenemos en casa. Tarjetas con forma de corbatas, botellines de cerveza personalizados, un talonario de vales como hicimos nosotros el año pasado, la taza del desayuno con los dibujos de los peques,…todo vale para darle una sorpresa.

Pero sin duda lo que más le gustará hacer a los niños es algo con barro. Hay muchas opciones como ceniceros, lapiceros o simplemente una huella enmarcada que será un bonito recuerdo para siempre.

A nosotros, eso de aplastar nuestra mano en el barro nos gusta, pero claro, queríamos que, además de bonito tuviera un sentido práctico, así que se nos ocurrió la idea de dar a la huella un efecto bol para que le pudiera servir a papá de vaciabolsillos y dejar sus llaves, sus monedas y su reloj al llegar a casa.
¿Queréis saber cómo lo hemos hecho?.

El primer paso es adjudicar a cada un niño un trozo de barro personal e intransferible. Con ayuda de un rodillo lo alisaremos hasta formar una plaza de más o menos un centímetro de grosor.

Pondremos la mano del implicado encima de la placa y con algo puntiagudo marcaremos el contorno (yo empleé un palo de brocheta). No importa que la silueta sea muy fiel, si hacemos los dedos demasiado fino corre peligro de romperse con facilidad. Mejor que sean más gruesos.

Con ayuda de un cuchillo terminaremos de cortar el barro para poder separarlo. Pondremos la mano en un bol que previamente habremos forrado con film transparente para que después nos sea más fácil sacarlo.
Debemos buscar un bol de un tamaño no muy grande para que nos garantice que le dará a la figura forma redondeada.
Después de dejarlo secar unos días y ya está listo para el proceso de decoración. Nosotros hemos optado por pintar nuestras manos con pintura acrílica de un montón de colores y nos han quedado así de bonitas.

Ahora solo falta que hagamos un papel de regalo bonito como el que hicimos para San Valentín y ya tenemos el regalito listo para sorprender a papá.

Espero que os haya gustado y que lo pongáis en práctica. Yo os espero el miércoles con nuevas manualidades. Mientras tanto que paséis un feliz lunes.

Lee el post original

Relleno para botas

Una buena idea para que no se deformen las botas de piel es ponerle relleno, así se quedan de pie y es mucho más fácil guardarlas.


Estás botas en concreto ya traían un relleno, aunque se le había quedado un poco pequeño, así que solo había que rellenar un poco más y forrarlo con tela.

Le he colocado unas tiras para que sea más fácil de sacar.

Lee el post original

Papel envejecido

Qué tal?
Hoy os traemos uns post muuuuy sencillito, pero a la vez vistoso y en algún momento seguro que útil como nuestro tutorial para reciclar las tarjetas del metro!!
Se trata de como envejecer un folio de papel normal y hacer que parezca un viejo papiro.

Los materiales son los más fáciles del mundo de conseguir, así que si os gusta u os sirve para algo, en el momento que queráis llevarlo a cabo será posible!!
El primer paso es humedecer el papel, luego se puede hacer de dos manera, para que quede más claro con té o con alguna infusión y para que quede más oscuro con café en polvo.
No hay más que pasar la bolsa de infusión/té o el café por toda la superficie húmeda del papel, por ambas caras para que el papel quede teñido por completo.
Después hay que se un poco pacientes y dejar secar, o tendido en el tendedero o para las impacientes (como yo) se puede secar con el secador.
Una vez seco, comenzamos a quemar los bordes, no hace falta más que un mechero y un poco de cuidadito si el papel está un poquito húmedo aún, será mejor, porque así no prende y no nos quedaremos sin papel.
Como veis yo los he quedamos poquito, para que de impresión de viejo, pero que se vea entero.
Los usos ya son a la imaginación de cada uno!! Nosotros hemos usados unos para un trabajo del cole de mi hija y el otro para hacer un mapa pirata del tesoro!!
Espero que os haya gustado y que os sea útil!!
Hasta la próximaaaa!!

Lee el post original

DIY… CUSTOMIZA TUS LEVIs CON SU TOOLKIT #LiveinLevis

Me encanta que marcas tan emblemáticas como Levi’s se sumen a la fiebre de la customización. Y es que los Levi’s más que ninguna otra prenda ha sufrido eso de la “tuneación”desde sus orígenes, porque son de esas prendas que duran y duran… y cuando se hacen un agujero aprovechas para ponerle un parche, y cuando te aburres los cortas, les sacas flecos…

Yo me acuerdo de unos Levi’s de cuando iba al instituto que cuando los compré eran de campana, luego los estreché para que fueran pitillos, más adelante los corté bien cortitos… y es que son de esas prendas que nunca pasan de moda y que se reinventan una y otra vez.

Ahora lo tenemos más fácil que nunca y es que hemos cambiado nuestra mentalidad. Ya no los ponemos parches para tapar el agujero de turno y arreglarlos… Ahora la customización se hace a drede, no para remendar las prendas como hacíamos antes. Ahora es un símbolo de personificación, de llevar algo único, hecho por y para nosotros.

Por eso Levi’s ha preparado unos kits para que podamos personalizar nuestra ropa, y en su página web nos enseñan cómo hacerlo aquí veréis remedios para arreglarlos e ideas para hacerlos únicos.
Echar un vistazo por su web y coged ideas > Levi’s toolkit
Te darán tu toolkit por compras superiores a 150€ y para que veáis diferentes ideas de qué podemos hacer con nuestros vaqueros mirad en las redes sociales #LiveinLevis Hay ideas chulísimas!

Mi propuesta es la siguiente
1_Hice la composición que me gustaba (aunque al final no puse las tachuelas)

2_Lo fijé con alfileres

3_Lo cosí con pespuntes larguitos para que se vieran bien

Y ya está! Mis Levi’s DIY!!!


Lee el post original