Entradas

DIY – Tutorial como hacer un marcapaginas de tela

Con motivo del Día Internacional del Libro celebrado el pasado día 23 os propongo un regalo especial para los amantes de la lectura, y también para animar a los no tan aficionados a leer un poco más.

 

En algunos blogs he descubierto un marcapaginas en forma de esquina que me ha llamado la atención. Hay tutoriales de cómo hacerlos con papel, como el que nos enseña Estrellas con nueces, o ejemplos de fieltro de 1000Manualidades, incluso diseños de crochet pero no he encontrado ninguno con tela, así que he probado a diseñar el mío propio aprovechando retales que tengo por casa. Comenzamos por los materiales necesarios:

 

Ingredientes
Tela tipo patchwork
Tela tipo tarlatana
Cartulina
Hilo y aguja
Tijeras zig-zag
Plancha
 

 

 

Las telas que he utilizado son tipo patchwork, combinando dos estampados diferentes. Para dar forma resistente al marcapaginas he incluido una pieza de tarlatana que es un tejido rigido utilizado para dar cuerpo a faldas o vestidos, si has visto un cancán éste es el tejido.
Antes de cortar la tela prueba un prototipo con una cartulina para comprobar el tamaño deseado de tu diseño. Dóblalo como muestra la imagen y si te gusta entonces cortamos las tres piezas de tela utilizando la cartulina como patrón. Y no te olvides de utilizar tijeras de corté zigzag, ya sabes que soy muy fan de ellas

 

Una vez cortadas las tres piezas de tejido las unimos sujetándolas con alfileres. Y continuamos con el siguiente paso doblando una esquina hasta la mitad y volvemos a doblar de forma que nos quede un cuadrado. Ayúdate de una plancha para marcar bien los dobleces.



 

Para reforzar el marcapaginas cosemos por los laterales. En este caso al ser una costura pequeña lo he cosido a mano con un tipo de punto denominado “atrás” Este punto es perfecto para una costura fuerte y sencilla. Se realiza una pequeña puntada hacia abajo atravesando la tela y luego de nuevo hacia arriba. Dejamos un espacio entre las puntadas que llenaremos cosiendo de nuevo con la aguja llevada hacia atrás.

 

 

Et voila! Ya tenemos nuestro marcapaginas!
Puedes probar varios diseños para ver cual sienta mejor a tus libros 🙂 En los siguientes enlaces os recomiendo otros ejemplos que podéis combinar con los materiales que más os gusten: diseño de fieltro por Elenarte, con la técnica scrapbooking de elrincondebaqui, o combinando varios elementos como este de Ombu



 
Siguiendo estos pasos en unos pocos minutos podéis tener listo vuestro marcapáginas personalizado, el resto del tiempo solo tendréis que dedicaros a leer y leer.

 

 
Espero que os haya gustado! No olvidéis en dejar un comentario o incluso animaros a enseñar vuestros diseños en la página de Facebook



Lee el post original

diy: un tarro con recompensa

Todos nos merecemos un premio, y eso es una razón como un templo. Somos todos únicos, estupendos, excepcionales, trabajadores, y lo más de lo más. Así que llega la última hora del día, y hay que darse un capricho. Ya sea porque has trabajado genial, has cumplido los objetivos del día, has conseguido no estrangular a esa persona que te saca de quicio, o como yo, tienes pensado empezar con comida sana, pero el dulce te pierde… ¡¡nos merecemos todos un premio!!

Os explico. No comer pan, o pasta, o galletas en el desayuno, no me importa. Pero el dulce me puede! Así que, como no es régimen oficial, cada día que me mantenga a raya, me daré un premio: ¡Una chocobola! Jajajaja. De esa forma, resistiré las tentaciones del día sabiendo que por la noche habrá premio (tontería mu tonta, I know).

 

Y todo este rollo os lo cuento, para enseñaros el tarro que he hecho para los premios. Está genial para tener también en el cole (y usar la economía de fichas), para el trabajo (“hoy me lo merezco!”), o simplemente, para meter lo que quieras dentro. La verdad es que la idea de tunear el tarrito la saqué de Oh Happy Day, (no os voy a engañar), aquí os dejo el link a su entrada.

 

Se necesita un tarro de cristal (yo usé uno de mermelada), un rotulador permanente blanco, un papel con lo que quieres escribir, y un poco de celo, para pegarlo por dentro del tarro. El paso a paso se ve claramente en las imágenes, pero es tan simple como poner por dentro el papelín con la frase, y por fuera calcar con el rotulador permanente. La tapa yo la forré con varias capas de papel de seda. ¡Y a rellenarlo!
Y vosotros… ¿qué premio os vais a dar? ¡Os lo merecéis! 🙂

DIY: Un tarro con recompensa