Entradas

Recicla un viejo y aburrido espejo con chalk paint

Este año me está costando ponerme navideña. Estoy tan entretenida con la reforma de la habitación de la #laniña que no me acuerdo ni del día en que vivo. Con decirte el susto que me llevé cuando ví en el calendario que la semana próxima es el puente-no-puente de la Constitución.
Pero como también creo que no viene mal un DIY que se salga de la temática, para tomar fuerzas antes enfrentarse a la que se nos viene encima, aquí tienes la transformación de un espejo con el marco de madera más soso y más aburrido de toda la blogosfera, sólo con unas cuantas capas de chalk paint:
marco-espejo-reciclado-chalk-paint
Como ya te contaba cuando te enseñé la estantería de Ikea con chalk paint y papel pintado (aquí), estoy renovando la habitación de #laniña con muebles reciclados. Quiero demostrar que es posible hacerlo con gusto y a la vez de una forma barata y sostenible.
Ahora le ha tocado el turno a este espejo que de puro aburrido y triste acabó en la basura porque su anterior dueña cada vez que se miraba en él, acababa con diez años más encima, le salía un mechón nuevo de canas en el pelo y la espalda se le encorvaba un par de centímetros:
marco-espejo-reciclado-chalk-paint-inicial
Lo encontró el #esposo una noche que salió a dejar la basura. Lo vio en tan buen estado, sin un solo golpe, ni un rayazo y con la luna perfecta, que no resistió la tentación de subirlo a casa y ver qué hacía con él Pica Pecosa:
marco-espejo-reciclado-chalk-paint
Nada más verlo tuve claro dónde lo colocaría. #laniña es muy bailona (en eso ha salido a su padre) y le gusta inventarse coreografías mirándose en el espejo del armario de nuestra habitación. El problema es que es estrecho y no hay suficiente espacio para tanto arte, y la mayoría de las veces acababa estrellada contra la pared.
Lo primero que hice fue limpiarlo bien con amoníaco. Luego le dí una mano de imprimación porque tenía una capa de brillo que no sabía cómo se la jugaría a la chalk paint, así que preferí trabajar un poco más y a cambio ir sobre seguro.
Una cosa que nunca me había pasado hasta ese momento fue tener dudas con el color. Nada más ver una pieza ya sé de qué color la pintaré, pero en esta ocasión se me resistía.
Empecé con una mano de Azul Cadaqués, pero no me convenció. La cubrí con el Gris Francés que lleva ahora (es un gris clarito, aunque en las fotos se ve azulado) y que pega más con los colores de la habitación, pero seguía soso:

marco-espejo-reciclado-chalk-paint
Estaba bonito, pero le faltaba chispa. Y tampoco podía meterle caña con un mostaza o un azul profundo, que era lo que me pedía el cuerpo, porque entonces desentonaría con el resto de la decoración.
Al final probé a pintar una línea con Massai, que es un marrón clarito rosáceo, pero al ir sobre el gris quedó de un rosa anaranjado suave muy favorecedor (aunque en la foto se ve más rosa de lo que es en realidad): 

marco-espejo-reciclado-chalk-paint-detalle

marco-espejo-reciclado-chalk-paint-detalle
En el último momento decidí lijar la moldura de fuera para sacar un poco del azul que le había dado en la primera mano, y me gustó el resultado porque se ve, pero no destaca excesivamente:

marco-espejo-reciclado-chalk-paint-detalle
Ha sido un trabajo muy sencillo, pero el resultado es espectacular. Ahora te miras en él y te sientes veinte años más joven y esto va en serio, creo que es de esos que hace el efecto de verte más delgada, yo me miro y no reconozco esas piernas.
 
¿Qué te parece este reciclaje? ¿Crees que ha salido ganando con la pintura?
La que está encantada con él es #laniña porque por fin tiene un espejo para ella sola, y encima con suficiente espacio para montar hasta un Lago de los Cisnes en versión extendida.
Yo tengo que decir que lo más difícil para mí fue sacar las fotos sin que se me viese. No te imaginas las posturitas que tuve que poner, parecía una espía sacando sólo un brazo con la cámara de una esquina, o rodando por el suelo.
Y eso que ya tenía práctica del espejo que hice con un cajón de una mesita reciclado (aquí), pero este creo que me costó más.
¡Pasa un feliz día y un buen fin de semana!

Lee el post original

Pintar Piñas con Chalk Paint

Holaaaa! hoy es día 21 y toca presentar el reto que nos proponía Anna Llansa del blog “Aprendiendo de todo un poco” y este mes el tema era… “DIY, antes y después”.
Decidí elegir un proyecto sencillo pero que tenía muchas ganas de hacer desde hace tiempo, tenía mis pinturas chalk recién llegadas y quería pintar unas piñas para decorar, así que me puse manos a la obra ^_^

Necesitaremos:

★ Piñas
★ Pintura Chalk Paint, yo uso las de La Pajarita 😉
★ Pinceles
★ Snow Tex (opcional) lo podéis encontrar en Amazon 

 Paso a paso

1.  Pintaremos las piñas con los colores que más nos gusten, yo para este proyecto he elegido:

 2. Cuando tengamos nuestras piñas pintadas, éste será el resultado:

 

4. Podemos dejarlas así si queremos usarlas para decorar en Otoño, pero si lo que deseamos es usarla para algún proyecto de Invierno podemos usar el “Snow-Tex” que es una pasta que crea efecto nieve entre otros.

La textura es pastosa y se puede aplicar con pincel o espátula.

Éste será el resultado final utilizando el “Snow-Tex”

Ya por último usaremos nuestras piñas para decorar algún rincón este Invierno ^_^ lo cual me ha venido genial para la puesta en escena que usaré para la fiesta de enlaces de los “Belenes de Navidad” el día 1 de Diciembre, sólo debéis enlazar las fotos de vuestros belenes sean handmade o el que ponéis todos los años en casa 😉 No os lo perdáis!

Me despido pero antes os quiero recordar que ya está el Reto Handmade Navidad 😉

http://www.littlekimono.com/2016/11/reto-handmade-navidad.html

… y que estamos haciendo un Calendario de Adviento con 25 blogs que quieran enseñar su mejor entrada del 2016, tenéis tiempo hasta el miércoles para inscribiros, os espero ^_^ la publicación del calendario completo será el día 1 de Diciembre, podéis encontrar las claves para participar pinchando en la imagen 😉 besos!!

http://www.littlekimono.com/2016/11/calendario-adviento-blogs-crafter.html
 
Un beso, 

Lee el post original

Pintar con milk paint o chalk paint ¿cuál es la diferencia?

pintar con milk paint o chalk paint

Ambas son ultramates y las más idóneas para proporcionar un estilo shabby chic o vintage a nuestro hogar pero… ¿son el mismo tipo de pintura? ¿Qué diferencia hay entre pintar con milk paint o pintar con chalk paint? En este post te revelo las claves para que aprendas a diferenciarlas y elijas la más apropiada según el proyecto DIY que quieras realizar.

Aunque los acabados de la pintura a la caseína o milk paint y los de la pintura a la tiza o chalk paint pueden ser similares, contienen diferentes ingredientes que hacen que se puedan crear efectos completamente distintos. Por esta razón, lo primero que debemos conocer es la composición de ambas pinturas.

¿Qué es la pintura a la caseína o milk paint?

La caseína es la proteína de la leche y el componente que se utiliza como ligante para elaborar la milk paint (puedes ver la receta casera en este enlace). Este tipo de pintura se ha utilizado durante siglos, de hecho los colonos americanos aprovechaban la leche que les proporcionaban sus vacas para elaborar pintura a la caseína, decorando con ella la fachada de su vivienda.

Actualmente se puede encontrar tanto en formato en polvo, la cual se ha de mezclar con agua, o como crema de pintura a la caseína, que ya viene lista para usar. Precisamente  el formato en crema es el último que he tenido la oportunidad de probar gracias a los dos botes que me regalaron mis amigos de Totpint.

pintar con milk paint con crema de pintura a la caseína

Las principales características de la milk paint son:

  • Su textura es ligera y resulta fácil de usar por lo que es perfecta para principiantes.
  • Tiene base agua, facilitando la limpieza de brochas y rodillos.
  • Su acabado es ultramate.
  • Sobre superficies no porosas se recomienda utilizar imprimación.
  • El secado es rápido, aproximadamente en unos 30 minutos o menos dependiendo de la temperatura exterior. El repintado se recomiendo a las 4 horas.
  • Es muy resistente, la primera capa actúa como sellante y la segunda cubre totalmente el soporte.
  • Aplicando una sola capa directamente sobre la madera sin tratar o decapada, deja ver la veta de forma sutil. Del mismo modo se pueden crear diferentes tonalidades repintando únicamente algunas zonas.
  • Los colores se pueden mezclar entre sí dando lugar a nuevas combinaciones.
  • Se lija fácilmente y sin apenas polvo.
  • Se pueden crear efectos con tintes, ceras o pátinas.
  • Se le pueden proporcionar distintos acabados con aceite, cera o barniz.

A continuación puedes ver esta caja de madera sin tratar después de pintar con milk paint, combinando dos colores como el lila y el capuchino para crear diferentes tonalidades, y aplicando un barniz satinado como acabado final.

pintar con milk paint una caja de madera

Además he utilizado la técnica del decoupage para proporcionarle un toque navideño.

pintar con milk paint una caja de madera

¿Qué es la pintura a la tiza o chalk paint?

A estas alturas pocos son los que no conocen la pintura a la tiza o chalk paint, de hecho en este blog puedes encontrar múltiples ejemplos y tutoriales de muebles y objetos pintados con chalk paint, ya que es una de mis pinturas favoritas a la hora de tunear muebles y objetos.

Hace 26 años la decoradora Annie Sloan decidió desarrollar su propia pintura para darle una segunda oportunidad a muebles y objetos de forma sencilla y rápida, sin necesidad de preparación previa (aunque con excepciones como podrás comprobar en este enlace). La cal es uno de sus principales ingredientes, proporcionándole ese aspecto apagado y sedoso.

Las principales características de la chalk paint son las siguientes:

    • Tiene un acabado ultramate.
    • Es de base agua, facilitando la limpieza de las herramientas necesarias para su aplicación.
    • Tiene muy buena adherencia sobre prácticamente cualquier superficie.
    • Su textura es densa y resulta muy cubriente.
    • Es muy versátil por lo que permite una gran variedad de acabados: decapado, craquelado, etc.
    • Se pueden combinar y mezclar diferentes colores.
    • Es porosa y no forma película impermeable.
    • Se lija fácilmente aunque produce bastante polvo.
    • Necesita que se proteja con cera o barniz.

Como ejemplo de aplicación he utilizado una caja de madera que ha quedado como puedes ver a continuación tras pintar con chalk paint, crear un efecto decapado utilizando dos colores (lila y blanco) y aplicando cera para proteger el resultado.

pintar con chalk paint una caja de madera

Al igual que en el ejemplo anterior, también se ha utilizado la técnica del decoupage así como plantillas de stencil para decorar la caja.

pintar con chalk paint una caja de madera

Pintar con milk paint o chalk paint ¿cuál es la diferencia?

Particularmente ambos tipos de pintura me encantan y en un principio no creo que una sea mejor que otra, aunque existen diferencias que pueden inclinar la balanza a la hora de elegir entre ellas.

Desde mi punto de vista, las ventajas de la milk paint frente a la chalk paint son las siguientes:

  • El formato en polvo permanece inalterable durante más tiempo que la chalk paint, si bien caduca a en poco tiempo una vez se ha mezclado con agua.
  • La milk paint tiene una textura muy ligera y más transparente que la chalk paint cuando se aplica una única capa. Esta característica puede resultar interesante cuando no se quiere ocultar totalmente la veta de la madera.
  • Combinando diferentes colores de pintura a la leche se puede obtener una variación muy sutil de tonos y matices. Del mismo modo que se puede “oscurecer” y crear distintos tonos aplicando varias capas de un único color. Con la pintura a la tiza este efecto es más difícil de conseguir ya que al ser más cubriente, los colores se solapan.
  • La pintura a la caseína tiene unos colores más sólidos y no tan pasteles como en el caso de la pintura a la tiza, si bien esta característica puede ser una ventaja o desventaja dependiendo de nuestros gustos. Puedes ver precios y colores en este enlace.
  • El lijado resulta muy sencillo con ambas pinturas, aunque la milk pain suelta muchísimo menos polvillo que la chalk paint.
  • La pintura a la caseína actúa como sellante de la madera.
  • La crema de pintura a la caseína que he probado tiene un aroma a coco que me encanta.

milk paint vs chalk paint

Por otra parte, las ventajas de la chalk paint frente a la milk paint son las siguientes:

  • La variedad de colores de la pintura a la tiza es más amplia que la de la pintura a la caseína.
  • La chalk paint es más cubriente que la milk paint, por lo que únicamente es necesario dar una única capa, mientras que con la milk paint se recomiendan dos para obtener el mismo resultado.
  • Aunque ambas pinturas secan muy rápidamente (unos 15/20 minutos), el tiempo de repintado de la pintura a la tiza es inferior (1 hora o menos frente a las 4 horas de la pintura a la caseína).
  • La chalk paint se adhiere sobre soportes no porosos, si bien hay que tener en cuenta el tiempo de curación para un buen agarre.
  • La pintura a la tiza, al ser porosa, deja respirar el mueble (siempre que no se barnice posteriormente).
  • La chalk paint permite algunos acabados sin utilizar otros materiales (como por ejemplo el craquelado).

pintar con milk paint vs pintar con chalk paint

Espero que después de esta comparativa tengas los datos suficientes para valorar si tu próximo proyecto DIY lo vas a pintar con milk paint o a pintar con chalk paint. En todo caso no te pierdas la próximas entradas porque pienso seguir probando y experimentando con la crema de pintura a la caseína para sacarle el máximo partido, así como establecer nuevas diferencias respecto de la pintura a la tiza.

Si te ha gustado esta entrada puedes encontrar más guías y tutoriales DIY en www.bricoydeco.com ¡Muchas gracias por comentar y compartir!

La entrada Pintar con milk paint o chalk paint ¿cuál es la diferencia? aparece primero en BRICOYDECO Y ALGO MÁS.

Lee el post original

Recicla una estantería de Ikea con chalk paint y papel pintado

Al comienzo de este curso me di cuenta de que #laniña necesitaba su propio espacio para hacer los deberes y tener sus cosas organizadas, como ya te contaba aquí.

Así que aproveché para convertir su habitación en una verdadera habitación, porque entre que cuando nació sólo necesitaba la cuna y luego había que dejar sitio para que pudiese jugar, aquello no tenía nombre.

Aunque voy poco a poco, hoy quiero enseñarte cómo he reciclado una estantería que teníamos en el salón, utilizando chalk paint y papel pintado:

estanteria-ikea-markor-restaurada-chalk-paint-papel-pintado-cartel

Quería una habitación de niña que no fuese infantil y además me propuse hacerlo reciclando por dos razones:

La primera, esta va a ser la última vez que yo pueda decidir libremente algo relacionado con ella.
Para hacer este cambio he sido yo la que ha tenido las ideas y después de explicárselas ha aceptado (aunque cambiar el color de las paredes le costó).  
Pero este chollo se acabará y a la vuelta de no mucho me dirá que no le gusta y querrá darle otro cambio y además, muy importante, sin contar conmigo.

La segunda no hace falta ni que la diga, ya sabes que a mí un reciclaje me tira cosa mala. 

Aquí tienes la estantería después de un par de manos de chalk paint y de ponerle papel pintado en la trasera:

estanteria-ikea-markor-restaurada-chalk-paint-papel-pintado-resultado-final

Así era antes de renovarla, de la serie Markor de Ikea:

Vía
Formaba parte de los muebles del salón, pero como las cosas de #laniña habían ido conquistando baldas a medida que cumplía años, sacrifiqué almacenaje por recuperar el espacio para adultos.
A continuación te cuento el DIY con el que reciclé esta estantería y cambié su apariencia robusta y seria por otra alegre y ligera:
estanteria-ikea-markor-restaurada-chalk-paint-papel-pintado-resultado-final
El primer paso fue limpiarla a fondo con amoníaco (sin mezclar con agua, directo a la bayeta) para quitar las manchas que no se veían (plastilina, plastidecores, rotuladores, comida macerando debajo de un juguete… lo normal en cualquier casa con un bebé):

estanteria-ikea-markor-restaurada-chalk-paint-papel-pintado-inicial
Una vez seca, le dí una mano de imprimación. Utilicé una que me recomendaron en Leroy Merlin, la Todo Terreno de Beissier. Me gustó porque no huele y la brocha se limpia con agua y jabón.

Yo estas cosas no tengo más remedio que hacerlas en casa (concretamente en la cocina, como puedes ver) y #laniña y el #esposo se ponen muy dramáticos (y muy alérgicos) con eso de los olores, así que se agradece que no quede rastro:

estanteria-ikea-markor-restaurada-chalk-paint-papel-pintado-imprimacion
A continuación la pinté a ella y las baldas con chalk paint de color Crema, también de Leroy Merlin. Quería un color suave para que destacase el papel pintado y este le va perfecto.

Un detalle muy importante con la chalk paint: te recomiendo no pintar las partes de la balda que van pegadas a las paredes laterales.

Es una pintura muy densa y añade unos milímetros. Por poco que sea, si pintas la balda completa puedes encontrarte con que no encaja y corres el riesgo de rayar los laterales para ponerla en su sitio: 

estanteria-ikea-markor-restaurada-chalk-paint
Las patas las pinté con chalk paint Verde Salvia, también de Leroy Merlin. La descubrí cuando hicimos el taller para crear un moodboard (aquí) y como combina con el papel, se me ocurrió darle este toque gamberro.
Si te fijas, verás que tienen un suplemento. Fue una idea de mi padre para salvar el zócalo y que los muebles quedasen pegados a la pared:
estanteria-ikea-markor-restaurada-chalk-paint-papel-pintado-patas

Otra característica de la pintura a la tiza es que es delicada, y para que no se desconche con los golpes hay que echarle una cera o un barniz. 
La primera suele utilizarse para objetos que no vayan a tener mucho uso, o si quieres protegerla sin perder el tono mate característico de esta pintura. 
Pero si se trata de un mueble que va a tener mucho trote, es mejor utilizar un barniz al agua. El inconveniente es que deja un poco de brillo (muy poco, la verdad), pero es el precio a pagar si quieres que la pintura quede bien protegida.
Pregunté de nuevo en Leroy Merlin y me recomendaron el barniz mate incoloro para madera de interior de Luxens. Nuevamente agradecida porque no huele y la brocha se limpia con agua y jabón. 

Una vez seco el barniz, le tocaba el turno al papel pintado de la trasera:
estanteria-ikea-markor-restaurada-papel-pintado
Lo escogió #laniña en Modacasa (Oviedo) y es de Coordonné, de la colección Room Seven
En un principio era para empapelar la pared que ocupa el escritorio, pero como quedó tan bonito (y me sobró medio rollo), decidí aprovecharlo para la estantería.
Lo mejor de este papel (además de que es precioso) es que es papel tejido-no tejido. Eso significa que:
1. La cola se echa solamente en la pared, con lo que es más fácil moverlo para que casen o encajen los dibujos porque no pesa.
2. Puedes pegarlo y despegarlo las veces que necesites, porque es resistente (mucho). Yo la primera vez me moría de miedo, pero al final ya era rutina. Y si lo arrugas por doblarlo o lo que sea, se quita pasando un trapo por encima.
Nada que ver con las que se montaban en la casa del #pueblitobueno a la hora de empapelar, el drama cuando salía una burbuja y encomendarse al santo del gremio correspondiente antes de despegar siquiera un milímetro.
Un truqui para que el papel quede perfecto y a ras de las líneas del mueble o del techo (según lo que empapeles) que me dieron en la tienda, es que al llegar a una parte que tienes que cortar dejes un poco sobrante. Luego lo cortas con un cúter siguiendo el ángulo y el papel queda encajado, aunque las líneas del mueble estén torcidas o las paredes no estén a escuadra:

como-restaurar-estanteria-ikea-markor-chalk-paint-papel-pintado-colocar-papel
Con lo que más cuidado debes tener es para casar los dibujos, es decir, encajar los que están en los bordes para darle una continuidad y que se note lo menos posible dónde acaba un paño y empieza otro. 
En la tienda me dijeron que con dibujos pequeños es más fácil engañar al ojo, y es verdad. Esta lleva dos paños (dos trozos) y sólo si te fijas bien los ves:
 como-restaurar-estanteria-ikea-markor-chalk-paint-papel-pintado-resultado-final
Y este es el resultado, como te enseñaba al principio del post:
como-restaurar-estanteria-ikea-markor-chalk-paint-papel-pintado-resultado-final
La estantería no parece la misma, el color crema le da mucha luminosidad y el papel del fondo la hace más alegre:
como-restaurar-estanteria-ikea-markor-chalk-paint-papel-pintado-resultado-final

como-restaurar-estanteria-ikea-markor-chalk-paint-papel-pintado-resultado-final

El bote da mucho juego para guardar cosas de los Playmobil, es uno de cocina que había reciclado con chalk paint y tela (aquí).

como-restaurar-estanteria-ikea-markor-chalk-paint-papel-pintado-resultado-final

Lo mejor es que #laniña está encantada con ella, llegó a decirme que cuando se lo propuse no podía imaginar que iba a quedar tan perfecta. Y como le gusta tanto, tampoco tuvo problema en traer sus cosas del salón y ponerlas aquí.

Llevó horas de trabajo mías y de paciencia del #esposo con el desorden, pero ha merecido la pena.

¿A tí qué te parece el resultado? ¿Te animarías a reciclar una estantería tuya? ¿Alguna vez has combinado pintura y papel pintado en un DIY?

P.D.: Este post no está patrocinado por Leroy Merlin ni por Modacasa, pero he puesto los materiales que he utilizado por si quieres hacer este DIY, para que vayas a tiro fijo.

Lee el post original

Esmalte al agua y chalk paint: diferencias y usos

Posiblemente la pintura de tiza o chalk paint haya sido uno de los grandes inventos de los últimos años en el mundo de la pintura. Hoy en día, no hay nadie que se dedique a pintar muebles, que no haya usado este tipo de pintura. Con sólo meter chalk paint en el buscador de Google encontramos millones de marcas que han desarrollado su propia pintura de tiza. Si habéis ido a alguna feria de DIY en el último año, la presencia de la chalk paint es masiva y aparece en casi todos los stand. Pero como todo evoluciona y avanza, en estos momentos los fabricantes están abriendo nuevas líneas de trabajo. España es uno de los pocos países europeos donde todavía se fabrica de forma constante productos con base disolvente. En Estados Unidos, Canadá y el resto de Europa se apuesta por productos, tanto pegamentos, como barnices o pinturas, con base agua, que resultan más ecológicas y menos dañinas para la salud. La chalk paint es una pintura con base agua y siguiendo esa línea de trabajo ahora las marcas impulsan el diseño y producción de esmaltes con base agua mucho más sedosos, que los esmaltes con base disolvente y los esmaltes con dos componentes. Con los esmaltes hay que tener mucho cuidado. Hace tiempo os contamos nuestra experiencia con un esmalte comprado en el chino. Los que tienen una base al disolvente y no son de buena calidad pueden complicarnos mucho la vida, tanto al aplicarlo porque es imposible que queden lisos con una brocha como con el secado, que puede ser eterno. En definitiva, si usáis esmaltes de base disolvente, os recomendamos que sean de calidad, y si queréis estar a la última en esto de las pinturas os presentamos los nuevos esmaltes de base agua, que están empezando a salir al mercado. Tras esta parrafada, que posiblemente aburra a más de uno, os contamos las diferencias y usos de los esmaltes al agua haciendo una pequeña comparación con la chalk paint. Si queréis ver más post y tutoriales sobre la chalk paint, puedes hacerlo pinchando AQUÍ.

pintura-blanca-y-negra-1

Chalk paint de color blanco y esmalte al agua.

Cuando abrimos el bote del esmalte al agua y de la chalk paint

pintura-chalk-paint-1

Esmalte al agua y chalk paint.

En cuanto abrimos los dos botes a simple vista vemos que el contenido es muy diferente. Mientras la chalk paint es tremendamente más densa, el esmalte al gua tiene una textura mucho más sedosa y líquida. Sobre esta cuestión preguntamos al director técnico de Xylazel, la empresa fabricante de ambas pinturas y esto es lo que nos dijo: “La capa líquida que se observa al abrir el envase es básicamente agua y parte de la resina. Las cargas, con mayor densidad, se quedan sedimentadas por debajo. Lo que sucede es, que a diferencia de los esmaltes, una chalk paint tiene un tipo de cargas y un % muy superior en relación a la resina, y por eso, el aspecto pastoso, casi terroso de la parte que queda sedimentada bajo el líquido. En los esmaltes acrílicos, con menos y distintas cargas, se puede hacer formulaciones que decanten y sedimenten menos, por lo que al abrir el envase la pintura no presenta visualmente dos fases separadas, el aspecto es más homogéneo”.

Y esto,  ¿a nivel práctico que nos supone?

Cuestiones a tener en cuenta antes de ponernos a pintar

tipos-de-pinturas-1

Esmalte al agua de color blanco y chalk paint del mismo color.

La pintura de tiza como se ve en la imagen tiene esa capa más líquida en la parte superior y el sedimento más pastoso en la base. Cuidado con esto, porque nos pasa que normalmente tenemos la tendencia a agitar el bote antes de abrirlo. Eso siento decirlo, no es nada bueno para la pintura porque lo que estamos haciendo es meter aire y por eso, posteriormemte, cuando pintamos salen pequeñas burbujas. Para solucionarlo es indispensable remover bien la pintura de abajo hacia arriba. Nosotros usamos para hacerlo los agitadores de plástico o de madera de Nespoli. El de plástico tiene unos agujeros que hace que muevas la pintura, pero sin añadir aire. Os recomendamos que siempre remováis bien las pinturas, tintes o productos que vayáis a usar para que los componentes se mezclen de forma homogénea.

Aplicación

esmalt-chalk-paint-1

Una capa de esmalte blanco y una capa de chalk paint.

Sobre la aplicación de los esmaltes al agua en comparación con la pintura de tiza puede ser una cuestión más de gustos que otra cosa. Pero os contamos nuestra experiencia por si os puede orientar:

  • La chalk paint tiende a ser más densa y cubre más en la primera capa como se ve en la imagen de abajo.
  • El esmalte al agua es más sedoso en la aplicación y la brocha tiende a correr mejor. Insistimos en que es una cuestión personal. Pero nos ha sorprendido y enamorado la aplicación del esmalte al agua. La brocha corre muy bien y es muy fácil de aplicar.
  • Rebajar con agua. El esmalte se aplica tal y como viene de fábrica mientras que hay tendencia a rebajar la pintura de tiza con agua. A veces para restar densidad y otras para poder trabajar diversos efectos con ella.
  • Con rodillo, brocha o pistola. El esmalte se puede aplicar con cualquiera de esas herramientas, mientras que la chalk paint no se puede aplicar con pistola por su densidad, ya que podemos taponar el conducto.

Diferentes usos

caja-pintada-de-negro-1

Caja pintada de esmalte al agua de color negro.

En el uso hay una diferencia importante entre el esmalte al gua y la chalk paint. Mientras que la pintura de tiza es lijable y con ella se logran efectos envejecidos, con el esmalte lo que se consiguen suelen ser acabados tipo lacado. El esmalte no se lija con la facilidad de la chalk paint y no logramos esos decapados tam habituales en la pintura de tiza. Pero a cambio dentro del esmalte al agua encontramos acabados mates, satinados y brillantes.

decorar-cajas-con-esmalte-1

Lo que más nos gusta de las pinturas al agua, tanto este tipo de esmaltes como las pinturas de tiza es que una vez que acabas puedes limpiar las brochas y utensilios con agua. En mojado y antes de que pasen unas horas puedes meter la brocha debajo del grifo y no es necesario emplear disolventes como con los esmaltes que tienen una base al disolvente. Aunque tienden a tener más dureza, los esmaltes al disolvente tienen el gran problema, por lo menos para nosotros, de la limpieza.

 

La entrada Esmalte al agua y chalk paint: diferencias y usos aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

CUSTOMIZA UNAS LETRAS DE CARTÓN CON CHALK PAINT Y DECOUPAGE

portada-blog-1 Nuevo tutorial y nuevo vídeo en Youtube!!!!
Después de unos días de descanso es hora volver a la realidad y como es miércoles toca tutorial. Una semana más lo vuelvo a enfocar a la decoración y vamos a customizar unas letras de cartón con la pintura Chalk Paint y la técnica decoupage.

portada-blog-2 Los materiales que vamos a necesitar son
Letras de cartón, en mi caso escogí las iniciales de nuestros nombres
Pintura Chalk paint
Papel para decoupage
Cola para decoupage
Regla, tijeras y lápiz
Cinta de carrocero
Pincel
Aquí tenéis el video tutorial para customizar unas letras de cartón, yo compré las iniciales de nuestros nombres, incluidos el del perro.

Espero que os haya gustado y ya sabéis, me gustaría saber vuestra opinión sobre los vídeos para seguir mejorando.
Un beso y hasta el viernes!!!!

The post CUSTOMIZA UNAS LETRAS DE CARTÓN CON CHALK PAINT Y DECOUPAGE appeared first on Srta. Pérez.

Lee el post original

DIY VIDEO RENOVACIÓN DE UN MUEBLE DE BEBÉ CON CHALK PAINT

hazlo tu mismo pintar con chalk paint
Yo comienzo la semana animándome con el canal de Youtube del blog. La semana pasada lo retomaba de nuevo y tal como prometí. En el video de hoy, les enseño el cambio de aspecto que le he dado a una trona que herede de una amiga y que ella a su vez también lo heredo. Y ¡como no recibirla!, con el cariño, la excelente madera, a demás de ser una buen marca de muebles para niños. 

La he pintado con pintura chalk y bueno no dejes de ver el proceso (es muy corto). Quedamos muy contentos y definitivamente afianzamos aquello de reutilizar y el Hazlo tú mismo.

Espero les guste y no dejen de suscribirse al canal “porfis que me hace ilusión” y sobre todo que se animen conmigo hacer los DIY. 

I start the week encouraging me to blog Youtube channel. Last week it resumed again and as promised. In today”s video, I show the change in appearance that I have given to a baby seat that inherits from a friend and she in turn also inherited. And how not receive !, with affection, excellent wood, besides being a good brand of children”s furniture.
I have painted with chalk and good paint not stop seeing the process (very short). And definitely we were happy that we strengthen reuse and Do it yourself.

Hope you like and do not forget to subscribe to the channel “please I”m excited” and above all who dare me to do DIY. Kisses an happy day friends

Un beso enorme y muy feliz día

Lee el post original

Pierde el miedo a mezclar tus pinturas Chalk paint

Cuando por primera vez oímos hablar de pintura”chalk paint”, es algo contagioso. Nos pica el gusanillo, detectamos en casa un mueble que tiene todas las papeletas de sufrir un cambio radical y nos acercamos a la tienda.

Salimos de allí con ilusión y en casa damos los primeros brochazos con un micropensamiento en la cabeza “espero-no-cargarme-el-mueble“.

Mueble cajonera recuperado con chalk paint, Americana decor. Pintura a la tiza. Diy.

Pero una vez pintado, irremediablemente, nos enamora el resultado. Y siempre, siempre, siempre, repetimos. Es lo que tiene esta pintura, que engancha.

Normalmente, en el mercado encontramos multitud de colores, pero no siempre, los tonos nos encajan. Es por eso, que quiero mostraros cómo podéis conseguir vuestros propios colores y es que las chalk paint, ¡se pueden mezclar! 

Mezclar colores de Chalk paint. Pintura a la tiza

He de confesaros, que trabajando en esta entrada, me he enamorado de los tonos verdes. No es un color que use mucho, pero no sabéis ¡la de tonos bonitos que salen en las mezclas!

A tener en cuenta 

Estas son algunas recomendaciones para conseguir aprovechar al máximo las pinturas.

  1. Antes de empezar a mezclar, calcularemos a groso modo, la cantidad que necesitamos conseguir, para no quedarnos cortos.
  2. Utilizar tarros de cristal con tapa es buena idea. Son higiénicos y además nos permitirá guardar la mezcla para futuros usos.
  3. Anotaremos en una etiqueta en cada tarro, las pinturas y cantidades que hemos usado para conseguir ese tono. Esto nos facilitará crear más cantidad en un futuro.
  4. Si nos sobra pintura, no hay problema. Se conserva bien, siempre que esté guardada en botes cerrados.
  5. A veces, necesitaremos usar simplemente gotas de una de las pintura. Utilizaremos una cucharilla o espátula para no pasarnos con las cantidades.
  6. Como básicos para trabajar tendremos en casa colores: blanco, negro, rojo, azul y amarillo.

Conseguir pasteles, azul y rosa

Si queremos bajar tonos, o modificar ligeramente el color, usaremos una base de blanco y muy poca cantidad de otra pintura con color intenso. Así, conseguimos un rosa y azul pasteles, ideal para el cuarto de un bebé.

Mezclar colores de chalk paint. Pintura a la tiza.

Mezclar colores de chalk paint. Pintura a la tiza.

 

Conseguir un gris, el nuevo negro

Si no tenemos gris, pero sí tenemos negro y blanco, es fácil. Con una base de blanco, vamos incorporando gotas de color negro, hasta conseguir el gris que buscamos. Los grises, combinan muy bien y dan un aspecto más suave a la decoración que el negro por lo que son muy fáciles de integrar en distintas tendencias decorativas. ¡Probadlo!

Mezclar colores de chalk paint. Pintura a la tiza.

 

Conseguir tonos morados

Con esta mezcla se puede jugar bastante. Dependiendo de las intensidades del rojo y el azul, obtendremos morados más claros tirando a lila o morados más oscuros.

Mezclar colores de chalk paint. Pintura a la tiza.

 

Conseguir tonos verdes

Con esta mezcla, vamos a poder conseguir todos los verdes de la naturaleza. Dependemos de la intensidad del azul y el amarillo y de sus cantidades. Si usamos una base de amarillo y añadimos poco de azul obtenemos verdes mint.

Mezclar colores de chalk paint. Pintura a la tiza.

Si, por el contrario, usamos una base de azul y añadimos poco a poco, el amarillo, vamos a conseguir una gran variedad de tonos verdes más naturales.

Mezclar colores de chalk paint. Pintura a la tiza.
Mezclar colores de chalk paint. Pintura a la tiza.

 

Conseguir salmón y melocotón

Si usamos una base de azul (evitarlo en todos oscuros) y vamos aplicando un rojo, conseguiremos tonos salmón y melocotón muy fáciles de integrar en la decoración. Los colores que consigamos serán más anaranjados cuanto más claro sea el rojo que usemos.

Mezclar colores de chalk paint. Pintura a la tiza

Conseguir un verde oliva

Este color se aprecia fatal en la foto. Al mezclar una base de amarillo con muy poco negro, conseguimos un verde apagado que podría similarse al tono”verde oliva”, pero os invito a probarlo, porque la foto no le hace justicia. En la última foto, se pueden apreciar mejor los dos tonos oliva al final de la imagen.

Mezclar colores de chalk paint. Pintura a la tiza.

 

Mezclar pinturas chalk paint

Espero que os sirva de ayuda. Si tenéis alguna duda, podéis escribirme a [email protected]

Más en Instagram y Facebook.

Lee el post original

Decorando alpargatas con Chalk paint

Casi a finales de verano os mostré en Instagram la foto de unas alpargatas que iba a customizar con la pintura chalk paint de La Pajarita.

14068073_1495432147156813_4611101531732184906_n.jpg

El otro día, haciendo el cambio de temporada de los zapatos recordé que todavía no os había enseñado ni como quedaron, ni el paso a paso; por eso hoy os traigo el resultado.

Para poder utilizar esta pintura en textil es necesario el producto Medium Textil. Es un conversor de pintura al agua en pintura resistente y flexible para tela (yo os lo recomiendo ya de ya).

img_3941

Más o menos lo que hemos necesitado ha sido:

-alpargatas

-pintura chalk paint

-conversor medium textil

-lápiz para dibujar

-tijeras

-pinceles

-cuchara y tarro de cristal (para hacer la mezcla de los dos productos)

-cartón (para poner dentro de las zapatillas y que sea más fácil pintar)

-secador de pelo

img_4017

Yo en este caso elegí, y pensando en los colores que tenía disponibles para poder pintar, dibujar sobre las alpargatas las hojas de una Monstera Deliciosa, también conocida como Costilla de Adán.

28f4ca24d6cbad467a3a3f71dd8fcc26

Para ello, simplemente, dibujamos con un lápiz sobre la tela.

img_3960
img_3961
img_3963
img_3964
img_3966
img_3970
img_3971
img_3972

Antes de comenzar a dibujar yo ya les puse por dentro el cartón para darles forma y que así también dibujar sobre la tela fuera más cómodo.

img_3951
img_3952

Ahora toca lo más importante, realizar la mezcla para poder comenzar a pintar. En este caso la mezcla se realiza de un modo muy sencillo ya que la proporción es 1:1, es decir, en partes iguales.

La medida que yo utilicé es una cucharada de café de Medium y una cucharada del mismo tamaño de Chalk, pero os tengo que decir que ha pesar de haber utilizado una medida mas o menos pequeña aún me ha sobrado, esta pintura cunde muchísimo. Por ello os recomiendo que la mezcla la hagáis en un tarrito que después podáis cerrar y así aprovechar los sobrantes de pintura para otra idea.

img_3979
img_3983
img_3986
img_3988

Y ahora sí, comenzamos a pintar….

img_3995
img_3998
img_4003
img_4004
img_4009
img_4013
img_4030

Para darle un poco más de relieve y profundidad a las hojas, con el color mint les realicé algunos detalles.

img_4105
img_4114
img_4123

Ahora solo queda dejarlas secar bien y fijar la pintura para que no se pierda. Sabéis que la pintura textil generalmente se fija con calor y por supuesto esta también. Como las alpargatas era un poco complicado plancharlas yo las fije con el secador de pelo, poniéndolo con el aire caliente a tope y cerquita os aseguro que fija igual de bien, y para ciertos proyectos puede ser incluso más cómodo.

img_4126
img_4125

Y ya está, comprobar que todo se ha quedado tal y como deseábamos, y a lucirlas!!!

img_4122
img_4116

Yo las he llevado puestas durante los últimos días de verano y he ido encantada con ellas. Seguro que el próximo verano decoro algunas nuevas!

AH! y por supuesto…. cada vez con más ideas en las que aplicar este tipo de pintura, a customizar!!!

 

Besacos a puñaos!!

Archivado en: De todo un poco, deco, DIY, Inspiración, Jipijapeando, lo que + nos gusta, proyecto rapido, tutorial Tagged: alpargatas, chalk, costilla de adan, crafter, customizar, DIY, diyer, handmade, ideas, monstera, personalizar, pintar, verano, zapatos

Lee el post original

Antes y Después de una maleta con Chalk Paint en Spray

Hoy os traigo algo que me hace mucha ilusión enseñaros.

Os pongo en antecedentes: este verano los chicos de Novasol y Handbox, lanzaron un reto para utilizar pintura Chalk Paint en Spray para customizar algún objeto, en el que yo participé renovando una maleta antigua con esta foto:

¡Y al jurado le gusto tanto que me dieron un premio! ¡OMG!

El caso que con o sin premio yo tenía pensado enseñaros el antes y después, porque el resultado ha sido tan chulo y tan fácil que era carne de post. 🙂
A la protagonista de hoy, me la encontré tirada en la calle, debajo de un árbol, literalmente, y claro, allí me miró con carita de pena, la misma que le puse a mi marido, que en otro acto más de santa paciencia, la subió a casa.

¿Otro trasto más en mi lista de espera de cosas por hacer? Vale, si, en condiciones normales probablemente aún a día de hoy no me habría decidido a cómo restaurarla o qué otro uso darle… Maldito Pinterest y su miles de ideas… 

Pero en esta ocasión fue distinto y es que en cuanto vi el color que me había tocado para el concurso de Novasol lo tuve claro cristalino.

¡Maleta melocotón y a lo loco!

La maleta en cuestión no era de piel, bueno sigue siéndolo, es como de un plástico acartonado o de un cartón plastificado… Y tenía pequeños desperfectos repartidos por toda la superficie:

Aunque sabía que el chalkpaintcubriría todo, decidí darle una capa previa de imprimación universal en color blanco. Ya que me ponía, lo haría en plan profesional total.

La seguridad ante todo. No queremos pillarnos un colocón de spray… ¿O si? ;P

Para dar la imprimación y la pintura tapé con cinta de carrocero todos los elementos metálicos: cierre, bisagras y demás.

Prácticamente agoté el bote entero de imprimación en cubrir toda la superficie:

En este momento me di cuenta que podía aprovechar las hendiduras que tenía en las tapas, para crear dos rayas en color blanco. Utilicé chalk paint en color blanco roto para pintarlas:

Una vez seco las tapé con cinta de carrocero y comencé a pintar con el color melocotón:

Haciendo bien hincapié en en todos los rincones y también en el reborde que se mete en la parte de dentro:

La verdad es que como en la imprimación había gastado todo el bote, tenía miedo que no tuviera suficiente con uno de pintura. Pero no fue así, hubo de sobra para toooodo:

Cuando empecé a pintar con el spray melocotón, flipé, así de claro. ¡El color melocotón era precioso!

Ya solo quedaba retirar la cinta que cubría las rayas blancas, antes esperé a que la pintura se secara… Pero la espera mereció la pena:

¡Woooooooo!

El resultado me encantó y yo creo que es un 99% es por el color elegido.

Me declaro fan incondicional del chalk paint melocotón.
Por cierto, para finalizar la restauración de la maleta y para protegerla de los roces, apliqué una capa de barniz mate también en spray. Si, vale, también soy fan de los sprays, son rápidos y dejan un acabado perfecto.

¡Ahora si que está lista para recorrer el mundo!

Bueno pues así fue como esta maleta desahuciada volvió a lucir, tan solo con una manita de pintura. Espero que os haya gustado.

¡Hasta la próxima!

M.

Lee el post original