Entradas

Pisapapeles de piedras pintadas DIY

Piedras pintadas
Pisapapeles hechos con piedras pintadas

Las vacaciones de verano son el momento perfecto para hacer esos proyectos de manualidades pendientes. En el caso de mi hija Carmen, uno de esos proyectos eran pisapapeles de piedras pintadas, de hecho ya contaba con una estupendísima colección de piedras tipo canto rodado perfectas para este fin. Es una actividad sencilla, diferente, creativa, que en la búsqueda de materiales favorece el contacto con la naturaleza y cuyo resultado lo podemos regalar. Es bonito ir buscando la mejor piedra dependiendo de lo que queramos dibujar o por el contrario encontrar una piedra cuya forma demanda que sea un coche, o un gusano, o lo que sea.

Pisapapeles de piedras, un buen regalo
Ya en otras ocasiones he hablado de regalos para profesores. Nosotros siempre intentamos que tengan las 3 Bs: Bueno, Bonito y Barato. ¿Qué puede haber mejor para un profesor que un regalo hecho especialmente para él por su propio alumno?, bonitos creemos que también lo son, al menos nos esforzamos en que lo sean y baratos porque intentamos tener un detalle con todos y cada uno de los profesores, pues todos participan en una parcela importante de su educación.
Así que como Carmen continuará el próximo curso con los mismos profesores porque aún no le toca cambio de ciclo, pues en lo que le queda de vacaciones tiene trabajo para hacer pisapapeles a todos sus profesores. Para empezar el curso con buen feeling y buen pie 😉 Ya está pensando que por ejemplo para el profesor de de Educación Física le va a regalar un pisapapeles de una pelota.
Y es que un pisapapeles es perfecto para que los profesores lo tengan en su mesa, pero también puede formar parte de la colección de regalos para el Día del Padre, de hecho Carmen le hizo un coche una vez a Padredefamilia y lo tiene puesto en su mesa de la oficina y siempre hay algún compañero que le pregunta, pues le quedó muy bien y llama la atención. A mí también me gustaría tener uno de estos como regalo por el Día de la Madre, incluso como obsequio por el día de los Abuelos también es totalmente idóneo. Y para regalarselo a algún amiguito o cualquier otro familiar como tíos y primos también cuadra. Una buena forma de mostrar que no siempre los mejores regalos son los que se compran.

Materiales para hacer pisapapeles de piedras

  • Piedras: Lo mejor son cantos rodados, que se pueden encontrar en los ríos o bien en algunas playas que se proveen de los mismos.
  • Pintura: Nosotros pintamos estas piedras con rotuladores de ropa, secan muy bien, cubren y quedan perfectamente pintadas y con un acabado duradero. Si no tienes este tipo de rotuladores para nada te recomiendo que los compres, prueba con lo que tengas por casa, seguro que hay algo que te sirve. Quizás tengas témperas, aunque habrá que dejarlas secar más tiempo.
Si queremos hacer nuestros pisapapeles más elaborados, hay multitud de materiales que se pueden añadir y usar para conseguir efectos y resultados diversos. Pero tan sólo con las piedras y algo para pintarlas ya se consiguen diseños espectaculares y es que muchas veces no se trata tanto de conseguir muchos recursos, sino de aprovechar los que se tienen. En mi opinión, con buenos resultados, cuanto más sencillo de hacer es algo, para mí, gana puntos.
Cómo hacer pisapapeles de piedras
Se trata de un proyecto con una elaboración muy muy sencilla. Tenemos que tener las piedras recolectadas con anterioridad, lo que es una actividad en sí misma. A la hora de pintar las piedras dejar volar la imaginación o incluso inspirarnos en modelos de piedras pintadas que podemos encontrar por internet.

Si luego además le damos una capa de barniz al final, pues el acabado ya es de lo más profesional. Nosotras no las barnizamos y el acabado es el de la foto, quizás algo más rústico, pero bonito también.

En la imagen os dejamos una muestra de nuestro inicio de colección de pisapapeles de piedras pintadas para regalar a profesores, amigos y familiares.
¿A vosotros también os gustan este tipo de regalos personalizados? ¿Soléis pintar piedras?

Lee el post original

Cómo hacer instrumentos musicales reciclados: un sonajero-tambor

Antes de semana santa fue la semana cultural en el colegio y versaba sobre el reciclaje, así que como actividad para casa, a mi hija Carmen y sus compañeros les mandaron hacer instrumentos musicales con materiales reciclados.

Flauta con pajitas
Flauta con pajitas

Primero hicimos el típico facilón para cubrir el expediente, que fue nuestra flauta de pajitas, este no requiere ni explicación. Tan sólo se trata de cortar pajitas a distintas medidas y disponerlas de forma escalonada. Luego fijarlas con washi tape y ya está lista nuestra flauta. Aunque no suena mucho, si que se puede apreciar el ascenso y descenso de los sonidos según se sopla.

Una vez cubiertas las espaldas, ya podíamos dedicarnos a algo más creativo y sonoro. Había visto en alguna otra ocasión la posibilidad de hacer un sonajero tambor con una caja de quesitos, así que nos pusimos manos a la obra para hacer el nuestro.

Sonajero tambor con materiales reciclados
Sonajero-tambor con materiales reciclados
Materiales y utensilios para elaborar un sonajero tambor reciclando
  • Una caja de quesitos.
  • Dos tapones de tetrabrick.
  • Cuerda.
  • Un palo para el mango que puede ser el que dan a veces con globos, o el de banderas o un rotulador seco, o incluso un cubierto desechable o de madera como una cuchara por ejemplo.
  • Celo y pistola de silicona para fijar el mango a la caja de quesitos.
  • Tijeras.
  • Para decorarlo: Una hoja en blanco, Washi Tape, gomets (esas pegatinas de colores de las profesoras con forma de círculo, cuadrado o triángulo) y rotuladores de colores.
Cómo elaborar un sonajero tambor con materiales reciclados
  1. Quitar las etiquetas de la caja de quesitos.
  2. Hacer tres agujeros a la caja de quesitos, dos más pequeños y enfrentados por los que pasará la cuerda y uno más grande para que pase el mango.
  3. Fijar el mango a la caja con silicona y celo.
  4. Hacer agujeros a los tapones de tetrabrick con la punta de las tijeras.
  5. Pasar dos trozos de cuerda de la misma medida por los agujeros de los tapones y anudarlos por un extremo.
  6. Pasar cada uno de los otros dos extremos por los agujeros enfrentados que hicimos a la caja de quesitos y anudarlos o fijarlos al mango por dentro de la caja de quesitos.
  7. Cerrar la caja y comenzar la decoración.
Reverso de Sonajero tambor con materiales reciclados
Reverso de sonajero-tambor con materiales reciclados
Para la decoración nosotras recortamos dos círculos de papel para pegar y tapar los restos de etiquetas. Pegamos washi tape y gomets por el lateral de la caja de quesitos que cumplían tanto la función decorativa como sellar la caja. Con rotuladores Carmen decoró tanto el anverso como el reverso de la caja con motivos musicales y creo que le quedó muy bien. Si tienes tiempo y ganas, una muy bonita decoración para este instrumento musical es una de muñeca que vi por la red, aunque quizás ya se quedan fuera algunos elementos de reciclaje, pero todo es cuestión de echarle imaginación para fusionar las dos ideas.

Hace tiempo que el Padredefamilia contaba como usar Vine para sorprender, pero también se puede usar para grabar nuestro sonajero-tambor sonando, así que aquí os dejo el vídeo para que lo podáis comprobar por vosotros mismos 😉

¿Habéis hecho con vuestros hijos algún instrumento musical? ¿Os ha parecido este sonajero-tambor un instrumento musical reciclado fácil de hacer?

Lee el post original