Entradas

DIY: labial Organicus

Desde hace poco y gracias a Organicus he descubierto una nueva posibilidad de DIY: hacer mis propios cosméticos!!!

Como veis ando lanzada! en mis primeras incursiones he conseguido hacer unos bálsamos labiales veganos muy hidratantes, polvos de talco y un colorete.
Hoy os dejare por aquí la receta del bálsamo labial que esta basada en una de Organicus pero modificada a mi gusto ya que la original me parecía demasiado rígida.
Ingredientes
12 g aceite de almendras
13 g aceite de ricino
7 g de cera de carnauba.
9 g de cera de candelilla
17 g de manteca de cacao
colorante aker el fassi en polvo al gusto (podéis prescindir de el si no queréis color)

Preparación

En un recipiente al baño maría añade la cantidad indicada de cera y manteca. Una vez derretidas añade los aceites y el colorante(opcional) y mezcla.
Rellena los envases, deja enfriarlos y a disfrutar!
En mi caso el colorante utilizado no era soluble en aceite si no en agua y por eso no coge el color rojo intenso por el que se caracteriza el Aker el fasi pero si da un poquito de color en los labios.
Si seguis los pasos vereis que es una receta muy fácil y resultona, y si os quedáis con ganas de mas os recomiendo encarecidamente el curso online de Ana de Organicus.
Si os ha gustado esta receta prometo enseñaros dentro de poco la del colorete!! y si no Tamara volverá con sus cremas naturales que tan enamorada la tienen… Tanto ella como yo hemos vuelto fuerte con el tema Beauty.

Lee el post original

¿Dolor de cabeza? Aprende a preparar un remedio casero a base de menta. DIY

El otro día os contaba la vida y milagros de la menta (ver aquí). Hoy toca ponernos manos a la obra y preparar un remedio casero facilísimo de hacer, capaz de aliviar el dolor de cabeza tensional. Tomad nota:

Ingredientes
Imagen: Organicus

Alcohol de farmacia 96º

Aceite esencial de menta piperita
Instrucciones
Para 100 ml de producto

*Mezclad en un recipiente 90 ml de alcohol de farmacia 96º con 10 ml de aceite esencial de menta piperita y agitad. Etiquetad correctamente el producto (ingredientes, cantidades y fecha) y conservadlo preferiblemente en un recipiente con dosificador.

Imagen: Organicus

Nota: teóricamente, en vez de alcohol, podéis utilizar también un aceite base (oliva, almendras, girasol, etc.) para diluir el aceite esencial entre un 5-20%. No obstante, no existen estudios clínicos al respecto utilizando esta formulación. He leído incluso casos en los que se aplica directamente el aceite esencial sobre la piel. Personalmente, no recomiendo esto último dado que el contacto de los aceites esenciales directamente sobre la piel puede causar irritaciones severas.
Modo de empleo

Con la ayuda de una esponja o gasa, mojad las sienes con la solución y masajead la zona. Yo tengo la mezcla en un recipiente tipo espray y también suelo rociar las cervicales. En seguida notaréis una sensación de frescor en el lugar de aplicación. El alivio del dolor lo deberíais empezar a notar pasados unos 15 minutos. Haced esto un máximo de tres veces al día, dependiendo de si el dolor remite o no.

Imagen: Organicus


Contraindicaciones y precauciones: no utilicéis esta receta si tenéis hipersensibilidad al aceite esencial de menta o al mentol, dado que podrían aparecer erupciones cutáneas o dermatitis de contacto. Evitar que la solución entre en contacto con los ojos y con zonas de la piel con heridas abiertas. No se recomienda su uso en niños ni adolescentes menores de 18 años, ni en embarazadas o mujeres en periodo de lactancia.
Esta información tiene fines educativos, por lo que no pretende tratar, curar, prevenir o diagnosticar ninguna enfermedad. Tampoco pretende prescribir ningún medicamento. En caso de duda consultad siempre a un médico.

Referencias

Lee el post original

La piña y sus beneficios para la salud (colaboración)

No sé si conocéis a Anna Evers de Plan B, pero para los que no, os recomiendo visitar el blog de esta diseñadora afincada en Barcelona con centenares de DIY repletos de ideas geniales para customizar y crear vuestras propias prendas de ropa. Pues bien, hace un tiempo Anna me propuso participar en su semana “piñera”, es decir montar un tutorial que tuviera como protagonista la piña (Ananas comosus). Lo primero que me vino a la cabeza es un smoothie, una bebida parecida al batido pero algo más espesa, a base de piña, crema de coco, jengibre y canela. Encontraréis el tutorial pinchando aquí.
Imágenes: Organicus
Mientras tanto, y aprovechando la oportunidad, os cuento en mi blog los beneficios de la piña para nuestra salud. Y es que esta fruta de origen tropical es rica en bromelina, un cóctel de dos enzimas capaces de degradar proteínas (proteasas). Estas enzimas se encuentran tanto en el tallo de la piña como en la fruta en sí, y tienen un gran potencial terapéutico, dado que se les atribuyen propiedades antiinflamatorias, antitrombóticas, antiedematosas(evitan el edema), fibrinolíticas(deshacen los coágulos) y anticancerígenas. Tanto es así, que hoy en día incluso podemos encontrar suplementos dietéticos a base de bromelina, dado que una piña por sí sola no aporta la suficiente cantidad (pero ayuda). Aunque son necesarios más estudios para acabar de confirmar estos efectos en humanos, ya existe cierta evidencia científica para el uso de la bromelina en el dolor de artritis y para el tratamiento de la inflamación de la nariz y los senos paranasales causada por la cirugía. Así es que ahora que llega el veranito, no está demás tomarnos de vez en cuando el smoothieque os he propuesto.

Imagen: Organicus

Para más consejos sobre alimentación y nutrición pincha aquí.
Podéis seguir a Anna y sus ideazas DIY también en Twitter, Facebook, Instagram y Pinterest.
Referencias
Chobotova K y cols (2010) Bromelain”s activity and potential as an anti-cancer agent: Current evidence and perspectives. Cancer Lett. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19700238
Maurer HR (2001) Bromelain: biochemistry, pharmacology and medical use. Cell Mol Life Sci. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11577981

Lee el post original

Cúrcuma para combatir las manchas de la piel. DIY

Por piel pigmentada entendemos aquella que presenta manchas de color oscuro debidas, por ejemplo, al envejecimiento de la piel. La responsable del color de esas manchas es la misma sustancia que hace que en verano nos pongamos morenos, es decir, la melanina, un pigmento cuya principal función es protegernos del efecto dañino de los rayos ultravioleta. Obviamente, lo deseable es protegerse del sol (podéis ver algunos consejos aqui), pero si ya es demasiado tarde y esas dichosas manchas ya han aparecido en vuestra piel, la cúrcuma puede ser una gran aliada para combatirlas. Y no sólo para las manchas solares, sino también aquellas debidas a cicatrices o acné, porque se ha observado que este condimento es capaz de impedir la producción de la melanina al inhibir una enzima conocida como tirosinasa, clave en la síntesis del pigmento.
Actualmente, hay muchos estudios en marcha investigando el potencial de la cúrcuma en el campo de la cosmética, especialmente en el área de fotoprotección. Mientras tanto, y como ya os anunciaba en la entrada anterior (ver aquí), os dejo una receta muy fácil de preparar para blanquear estas manchas.

Ingredientes

Imagen: Organicus
La cúrcuma es insoluble en agua a pH neutro o ácido, por lo que es mejor utilizar un aceite como base para preparar la receta. Veréis que tampoco es demasiado soluble en aceite a temperatura ambiente, pero al menos la podemos consevar más tiempo. He elegido el aceite de sésamo porque se absorbe rápido.
Instrucciones

*Mezclad una cucharada de cúrcuma con una cucharada de aceite de sésamo, para formar una pasta.

Imagen: Organicus


*Con la ayuda de un algodón o bastoncillo aplicar la mezcla en las zonas con manchas. Al cabo de unos segundos, cuando esté más reseco, retirad el exceso de producto (pero sin limpiar a fondo, dejando la zona con el color amarillo). Os recomiendo no hacerlo con los dedos para no dejarlos teñidos. Otro consejo: aplicarlo por la noche, porque el mejunje mancha, así al día siguiente ya limpiáis bien todo.

Imagen: Organicus


*El preparado puede conservarse durante un año, pero la cúrcuma tiende a perder actividad una vez expuesta a la luz y durante largos periodos de almacenamiento, así es que os recomiendo preparar poca cantidad y prepararla fresca al menos una vez al mes (pero sobre esto último no tengo datos científicos).

¡Ya me contáis los resultados! Yo estoy experimentando, ya informaré…
Referencias
Saraf S. (2010) Phytoconstituents as photoprotective novel cosmetic formulations. Pharmacogn Rev.; 4(7): 1–11.

Tu CX (2012) Curcumin inhibits melanogenesis in human melanocytes; 26(2):174-9.

Lee el post original

Reducir el consumo de sal, versión II. DIY (hazlo tú mismo)

Hace ya un tiempo os comenté un sencillo truco para reducir el consumo de sal, y de paso, aromatizarvuestro platos (podéis verlo aquí). Hoy os traigo otra variante de esta receta, pero esta vez a base de especias, en vez de hierbas aromáticas. Empecemos:
Ingredientes

Imagen: Organicus

He escogido tres tipos de sal: sal rosa del Himalaya, sal de mar gorda y sal negra. En cuanto a las especias he optado por jengibre, cúrcuma y pimienta, una combinación que sin duda ayudará a la digestión. El jengibre molido lo podéis preparar vosotros mismos en casa (ver aquí). Por supuesto, la elección de las sales y especias va al gusto de cada uno.
Instrucciones

*Mezclad en un tarro diez cucharadas soperas de sal gorda, cuatro de sal rosa del Himalaya y cuatro más de sal negra.
Imagen: Organicus
*Añadid tres cucharadas soperas de jengibre en polvo, dos de cúrcuma y una más de pimienta en grano.
*Triturad la mezcla hasta que tengáis la textura deseada, ya sea más fina o más gruesa, esto va al gusto de cada uno.
Imagen: Organicus

Sal lista para utilizar en pescados, verduras o incluso arroces, así de sencillo.

Lee el post original

Truco casero para las ojeras. DIY

Estos días he estado un poco desconectada, pero a ver si consigo engancharme de nuevo. Lo que sucede es que todavía no estoy oficialmente de vacaciones y he de confesar que me cuesta una barbaridad rendir… ¡las necesito! Mis ojerasdan fe de ello… Y hablando precisamente de estas líneas negras debajo de los ojos que a veces nos hacen parecer un oso panda, hoy os traigo un truquillo para intentar mitigarlas. ¡También sirve para reciclar!
Ingredientes

Nota: vigilar que el té utilizado no contenga ni aromas ni colorantes para evitar posibles irritaciones. Si podéis, haceros vosotros mismos las bolsas con vuestro té de elección.
Instrucciones

*Algo tan fácil como hervir agua y dejar las bolsas de té verde unos minutos. De esta manera extraeremos los taninos y la cafeína, que ayudarán a descongestionar la zona y rebajar la hinchazón.
*Mientras os bebéis el té caliente, apartar las bolsas en un plato y ponerlas en la nevera hasta que estén bien frías. El fresquito contraerá los capilares de la zona (vasoconstricción) ayudando también a difuminarlas.
Imágenes: Organicus
*Estiraros, relajaros y colocar las bolsas en los ojos entre 10 y 15 minutos.
Este remedio os ayudará a descongestionar la zona, ¡pero tampoco esperéis milagros! Sobre todo dependiendo de la causa de vuestras ojeras. ¿Otros trucos con las bolsas de té? Ver aquí

Visita la entrada original AQUÍ

Aprovechando materiales: cuerda. DIY

Hace un tiempo solía hacer algún que otro collar utilizando cuerdaque tenía por casa. Reciclando un poco esta idea, en el post de hoy os explico cómo dar otros usos prácticos a este material. A modo de ejemplo, hoy he hecho unos posavasos, pero también puede servir para hacer un salvamanteles, un felpudo y un largo etc. Sólo es cuestión de imaginación y paciencia. Os cuento cómo hacerlo:

Materiales

Instrucciones

*Hacer un nudo con el extremo de la cuerda.
*Enrollar la cuerda alrededor del nudo, formando un círculo. Cuando lo tengáis empezar a coser las circunferencias para sujetarlas las unas a las otras.
*Seguir enrollando y cosiendo…
*Cuando tengáis el tamaño deseado, cortar el extremo de la cuerda y pasar la hebra suelta por el interior del último círculo para sujetarla.
*Cortar un poco los hilachos que sobresalen de la cuerda y ¡listo! ¡Posavasos hecho!
Imágenes: Organicus

Visita la entrada original AQUÍ

Estampación. DIY

He empezado a hacer algunas pruebas para estampar algunos de los tejidos que teñí con pigmentos naturales hace unos días (ver aquí). Aunque sólo son pruebas, aquí os dejo el resultado. La verdad es que la tinta que utilicé no funciona muy bien en tejido, pero ya os iré mostrando mis progresos en el tema.
Imágenes: Organicus
Los sellos los carvé ya hace unos meses. Podéis verlos aquí.

Visita la entrada original AQUÍ

Estampación II. DIY

No sé qué me pasa, porque últimamente, cosa que veo, cosa que estampo(eso sí, sobre papel o tela, ¿eh?). ¿Se llamará vicio? El otro día os daba ideas para reutilizar las flores de Sant Jordi y darles un nuevo uso (ver aquí). Pues bien, hoy he pensado en sacarles otro provecho, estampándolas sobre papel.
Esta primera fotografía es de una de las hojas del tallo. No he querido impregnarla toda de tinta, sólo a trozos, para crear este efecto “inacabado” no tenía ni idea de cómo definir el efecto y esta es la primera palabra que me ha salido…
 
Imagen: Organicus
 
Después he hecho lo suyo con el capullo de la flor, aunque con este cuesta un poco más trabajar.
Imagen: Organicus
Y nada, aprovechando que el domingo 3 de mayo fue el día de la madre, utilicé este papel de prueba para envolver un detallito. Voilà:
Imagen: Organicus

Visita la entrada original AQUÍ

Ambientador DIY

No sé si a vosotros os pasa, pero cuando llueve en Barcelona suele subir un olor a cloacas a casa que da gusto… Como no soy muy fan de los ambientadores comerciales que al utilizarlos te dejan la garganta como si te hubieras comido un pino mezclado con medio kilo de lavanda, hoy os enseño una forma muy fácil y sencilla de hacer vuestro propio ambientador natural. Esto es lo que vamos a necesitar:
 
Ingredientes
El alcohol de 96ºC lo podéis encontrar en farmacias. Utilizar los aceites esenciales que más os gusten a vosotros.
Nota: como su propio nombre indica los aceites esenciales son (valga la redundancia) aceites, por lo que la llevamos clara si los colocamos directamente en agua esperando que se disuelvan. He aquí donde juega un papel importante el alcohol, dado que este ayuda a disolverlos haciendo que la mezcla quede homogénea.
 
Instrucciones
 
*Preparar una base de agua en alcohol al 70% (etanol) en la que la mayoría de aceites esenciales se disolverán. En mi caso he preparado unos 200 ml de mezcla, por lo que he añadido unos 145 ml de alcohol a 96º y 55 ml de agua. Cuidado porque hay aceites esenciales que necesitan un porcentaje mayor para disolverse.
*Una vez tengáis preparado el etanol añadir un 5% del volumen total de aceites esenciales; en este caso, para 200 ml de ambientador habría que añadir unos 10 ml de aceites esenciales. Por si alguien quiere hacer lo mismo que yo, la combinación que he utilizado es la siguiente: 5 ml de aceite esencial de lavanda, 4 ml de aceite esencial de mandarinay 1 ml de aceite esencial de cedro.
*Vaciar el contenido dentro de un vaporizador, a poder ser de cristal y oscuro, y listo para utilizar en cualquier zona de la casa.
Esta fórmula también os puede servir para haceros agua de colonia, pero tener en cuenta que en este caso es mejor comprar el alcohol que se utiliza para hacer bebidas alcohólicas, porque el “de farmacia” contiene otros componentes que podrían dañar la piel. En cualquier caso, ya sabéis que yo no soy muy amiga de las fragancias en contacto con la piel…
Imágenes: Organicus

Visita la entrada original AQUÍ