Entradas

Cambiar el suelo de nuestra casa con Leroy Merlin

Hace ya un tiempo que quería escribir este post. Un articulo que iba mas allá de la colocación, del estilo o de las tendencias (que también) pero sobre todo, hablaros de lo que suponía en la realidad y el bolsillo, las ventajas de cambiar el suelo de nuestra casa, en este caso por uno vinílico.

Os explico.

Desde que compramos nuestra casa, poco a poco, en modo hormiguita, hemos ido implementando cambios estéticos (no estructurales) en la casa. Y uno de los puntos que se planteaban sobre la mesa, era la colocación de un suelo que aportara mayor calidez a la planta baja. 

En ese momento disponíamos de una plaqueta cerámica blanca, que aportaba mucha luz, no lo vamos a negar, pero que a su vez, emitía muchísimo frío, y sobre todo… y con perro en casa, hacia que hasta el mínimo pelo se viera al trasluz.

Por eso, cuando Leroy Merlin, introdujo sus suelos de vinilo, no dude en buscar el que mejor se adaptara tanto en estilo, resistencia y durabilidad.

Y hoy, después de la prueba que suponía la factura de calefacción puedo deciros… que ha sido todo un ahorro.

Los suelos de vinilo, han evolucionado un montón, y nosotros en nuestro caso, buscábamos algo fácil de colocar, sin demasiadas obras, resistente y muy aparente en acabado.

El modelo de Timeless Natural en click, ademas de ser muy resistente (mas que un laminado en caso de tener perro en casa) nos permitía la creatividad que queríamos plantear en casa. (vean ustedes mas abajo… el lío en el que se nos ocurrió embarcarnos. )

Después de unas semanas de zafarrancho, de levantar rodapies, de igualar las “cejas o imperfecciones del suelo actual, o de rebajar los marcos de las puertas (entre otras) la casa estaba lista y terminada… y hoy con la factura de Gas en la mesa, os puedo decir, que su labor de eficiencia ha sido increíble.

Un rebaje en la factura de algo mas de un 30%, mejor sensación térmica de confort en casa, y sobre todo, ese aire mas agradable y confortable al entrar en casa, hacen que solo pueda que recomendaros colocar este tipo de suelos.

De verdad… puede que su inversión sea un poco mas elevada en comparación con el laminado, pero si buscáis ademas de la apariencia, la durabilidad, y una mas fácil y rápida instalación… esta es vuestra opción.

Por lo pronto… os dejo con unas fotos del antes, del durante… y pronto os enseñare el después.

De igual modo, si queréis conocer sistemas de instalación y otros ejemplos, no dudes visitar los post de Una pizca de Hogar o de Três Studio.

Suelo ceramico blanco salon

Cocina con suelo ceramico

Hall de entrada vivienda

fotos: Comodoos Interiores

La entrada Cambiar el suelo de nuestra casa con Leroy Merlin aparece primero en Comodoos Interiores.

Lee el post original

Nuestra estrella de Navidad

Todo árbol de navidad que se precie y toda decoración navideña con sentido debe tener una estrella que ilumine el camino y como nosotras no queríamos ser menos hemos hecho unas estrellas para nuestro árbol muy navideñas.
Esta es nuestra última entrada del año y nuestro último diy de Navidad, así que es muy especial para nosotros porque esta estrella simboliza la luz que este blog aporta a nuestras vidas y la ilusión y ganas que ponemos cada día por compartir con vosotros las cosas que hacemos y que tanto nos llenan y nos divierten. Y ya basta de sensibleria, jajaja, además esta manualidad de hoy es ideal para hacer con los más peques por su sencillez y vistosidad, ¡les va a encantar!.

También queriamos aprovechar esta última entrada del año para desearos un muy feliz 2017 lleno de amor, salud y cosas maravillosas. Con todo nuestro cariño y deseando seguir viéndoos por nuestra casa un año más. 
Pues ya sin más dilación, estamos deseosas de cómo nos quedó este diy tan navideño, ¿COMENZAMOS?
diy-adorno-de-navidad


MATERIALES QUE NECESITAMOS

diy-adorno-de-navidad

1. Palitos de helado
2. Servilleta y cola de decoupage
3. Pistola de silicona

1-

Lo primero que haremos será decorar los palitos de helado, para ello vamos a utilizar la técnica del decoupage y una servilleta muy navideña.
Ya sabéis, ponemos un poco de cola de decoupage en el palo, con cuidado ponemos la capa decorada de la servilleta encima y luego damos otra capa de cola y dejamos secar 24h. Así en todos los palitos, por delante y por detrás.

diy-adorno-de-navidad

diy-adorno-de-navidad

2-

Cuando están bien secos vamos a pegarlos unos con otros formando la estrella. Ayudadas de la pistola de silicona fuimos, poco a poco, formando las 5 puntas de nuestra estrella.

diy-adorno-de-navidad

diy-adorno-de-navidad

diy-adorno-de-navidad

 3-

Dejamos secar de nuevo y para rematar la estrella ponemos un pequeño cordel en una de las puntas por la que poder colgar la estrella de nuestro árbol o de donde queramos.
¿Qué os parece?, es sencillita, sencillita de hacer, ¿verdad? Pues animaros a seguir decorando la navidad!!!!

diy-adorno-de-navidad

diy-adorno-de-navidad
Si te gusta nuestro post, déjanos un comentario, nos llena de alegría saber de tí y lo que piensas de nuestros pequeños diys. Y si quieres ayudar a que nuestro blog sea un poco mejor, haz clic en G+1 de nuestro blog que encontrarás debajo de “gracias por seguirnos”. Nos ayudas tanto con estas pequeñas cosas!!!

Lee el post original

NUESTRA EXPERIENCIA | CON LAS TARRINAS HERO BABY SOLO

nuevos potitos de fruta ecologica Hero baby solo
FRUTA Y NADA MAS
De nuevo tenemos la oportunidad de aportar nuestra experiencia (sello de calidad) en productos alimenticios para bebes y niños. En esta oportunidad mi niña ha probado la nueva gama de tarritos de Hero Baby Solo.

Gracias a Madresfera y Hero Baby, servidora y su bebé podemos acercarles a ustedes nuestra experiencia con estos nuevos productos.
La novedad de esta nueva gama, según Hero Baby es su composición. Es que utiliza materia prima especialmente controlada para la alimentación infantil. Los tarritos de Hero Baby Solo esta elaborado con frutas y hortalizas procedentes de la agricultura ecológica. También la presentación en cuanto a su tamaño lo hace perfecto como postre, merienda o entre horas.
A continuación les enseño los sabores de la nueva gama
compotas de frutas para bebes hero baby solo

probamos los nuevos productos de hero baby solo

alimentación infantil ecológica

Nuestra experiencia y Puntuación (1 al 5)
Sabor: 5

Le doy 5 al sabor y al olor si se puede. Los sabores corresponden a la fruta de cada variedad. Cada sabor es un acierto, ejemplo: el de manzana verde me pareció un poco acido muy suave, normal de esta fruta y esto a la peque le encanto. Y el de pera, manzana y zanahoria creo que es el mejor de todos los sabores; Yo probé un poco de cada y se le percibe el sabor a cada una de las frutas que contienen.

Textura: 5

La textura me pareció interesante. No muy liquido, no muy espeso, tienen la apariencia de fruta recién triturado por esta mamá para darle a su niña hace unos meses que no comía trozos.

Cantidad del producto: 5

Yo a este presentación no solo le daría un 5, creo que le daría 10 o 20. Me explico, con otros tarritos de Hero o incluso de otras marcas, siempre me queda producto, porque mi hija no lo come todo. Con suerte lo come al día siguiente pero a mi no me hace tanta gracia, a veces hasta los tiro por que se me pasa y le doy otra cosa ¡que pena!. Una vez le di estos tarritos se lo comió todo, como mucho dejo una única cucharadita en alguno, se lo notaba que le gustaba y decía hummm. Y eso para que lo haga es porque le gusto.

Variedad de colores: 5

Si tuviera muchos colores diría que han empleado colorantes, pero es que los colores son lo que tienen que ser, según la fruta que contienen. Cada uno de las cuatro variedades corresponde al color que debería tener.

Me quede muy a gusto con estos nuevos productos.
mejor blog español de maternidad
Subido a historias en instagram (mimundodecolor)
Muchas gracias Hero Baby y a madresfera por permitirnos probar estos tarritos
Y muchas gracias a ustedes por acompañarnos.
Feliz día

Lee el post original

La corona de nuestra casa

Ay! que título para el post más sugerente, que diy os vamos a mostrar hoy: una corona de princesa, una corona de diamantes, una corona de flores… ¿qué será?, pues es, ni mas ni menos, que una sencilla corona de navidad, jajaja, pero mola la dualidad del título ¿verdad?.
El caso es que ya estamos con las decoraciones navideñas como no podía ser de otra manera y hemos hecho una corona de navidad para la puerta muy sencilla pero resultona, como a nosotras nos gustan las cosas.
Además es muy lowcost porque hemos utilizado dos cositas de nada que en cualquier chino encuentras por dos duros. ¿Quieres que lo veamos?, pues ya, sin más dilación… vamos que nos vamos.. ¿COMENZAMOS?
diy-corona-de-navidad

MATERIALES QUE NECESITAMOS

diy-corona-de-navidad

1. Corona de poliespan

2. Tela de arpillera

3. Decoraciones rojas de navidad

1-

Vamos a forrar la corona de poliespan con una tira de cinta de arpillera, ayudados con la pistola de silicona caliente vamos a fijar la arpillera a la corona, con mucho cuidado y tensando muy bien la arpillera en cada pasada, para que quede muy fija y sin ninguna arruga o doblez.

diy-corona-de-navidad

diy-corona-de-navidad

diy-corona-de-navidad

2-

Ahora tenemos una corona muy bonita pero algo sosa, para nuestro gusto, le falta algo, ¿verdad?. Pues vamos a ponerle un pequeño toque de rojo que es un color muy navideño.
Un par de frutos rojas de navidad de plástico serán perfectos para decorar y dar vida a esta corona, así que, ayudadas de nuevo por la pistola de silicona vamos a sujetarlos en la arpillera para que no se caigan.

diy-corona-de-navidad
¡voila! Ya tenemos nuestra corona lista para colocar en la puerta de casa.

diy-corona-de-navidad

Lee el post original

Diy nuestra puerta del ratoncito Pérez fácil

Hola de nuevo [email protected] ¿Qué tal? volvemos a al carga con una nueva fiesta de Diariodeco, y esta vez, queremos inspiraros para decorar las paredes ¿No os suele pasar que no sabéis cómo colocar los cuadros? ¿Dudáis sobre qué colores o tipos de pintura usar en las paredes? Y podríamos continuar haciéndonos preguntas, porque lo cierto es que las paredes son las grandes olvidadas…
Esta vez…

¿Quieres leer la entrada completa? ¡Te esperamos en el blog! ¡Gracias por formar parte de nuestra familia!

Lee el post original

Antes y después de nuestra terraza: Cómo embaldosar un suelo exterior

¡Qué ganas teníamos de enseñaros nuestra nueva terraza! Desde que empezamos con ella, allá por el mes de marzo, hemos hecho en ella muchas cosas… ¡Y es que falta le hacía! Es la terraza de la casa del pueblo de mis padres, una terraza en la que toda la familia hacemos vida la mayor parte del verano y los días en los que el sol viene a visitarnos 😉
La casa en la que está la terraza forma parte de una urbanización con piscina, por eso desde el 15 de junio cuando se inaugura la temporada de baño, hasta el inicio de las clases en septiembre, desayunamos, comemos, merendamos y cenamos en ella casi todos los días. ¡Desde ella casi, casi podríamos tirarnos de cabeza! jajaja! Y es, sin duda,  nuestro lugar favorito para disfrutar juntos de todas las comidas del día.
Por eso mismo, era necesario renovarla… ¡Cómo estaba el suelo de picado! Heladas, tormentas, lluvia, humedad, etc. Esta terraza ha sufrido durante casi 30 primaveras las inclemencias del tiempo atmosférico del norte ¡Y ya sabéis que aquí el invierno es muy largo! 

Cómo embaldosar un suelo exterior


¿Por dónde empezamos? Sabíamos que queríamos hacerlo nosotros mismos, pero también sabíamos que necesitábamos asesoramiento profesional. Por eso nos fuimos a Leroy Merlin, donde nos asesoraron acerca de todas las ventajas y desventajas de todas las opciones:
  1. Opción super profesional: Levantar la cerámica vieja, cambiar la tela asfáltica para sanearla y alicatar la terraza renovando todo. Ventajas: Garantía a largo plazo. Desventajas: Mucho más trabajo, pedir permiso de obra para los escombros, etc.
  2. Opción Diy: Pegar la baldosa  aplicando a posteriori Sikaguard, un  tratamiento para cerrar el poro de la nueva  baldosa así como del rejunteo, para ganar así en  impermeabilización. Ventajas: Trabajo más rápido, no hace falta pedir permiso de obra, se necesitan menos herramientas, etc. Desventajas: Los materiales no han sido renovados, y a medio plazo podrían surgir filtraciones, de ahí la importancia de aplicar Sikaguard.
Nos decidimos por la segunda opción, y de nuevo con la ayuda de los grandes profesionales de Leroy Merlin Artea, nos pusimos manos a la obra ¡Muchas gracias por toda vuestra ayuda! Sin vosotros no habría sido posible 😉

Paso 1: Materiales listos

Antes de empezar, es imprescindible tener todos los materiales, y estar seguros de que son los adecuados…  ¡Pedir ayuda! ¡Es una locura llegar a casa y darte cuenta de que te has olvidado de algo, o que no vale para el trabajo que vas a empezar! ¡Seamos prácticos!
  • Bolsa 5 kg de rejunteo color terracota
  • 3 sacos de 25 kg de cemento cola 
  • Paleta, llana, esponja de limpieza y peine
  • Cortador de cerámica
  • Mezclador de cemento
  • Bolsa de crucetas de 2mm
  • Capazo de plástico de 40l.
  • Amoladora
  • Cerámica antideslizante especial para exterior + rodapié a juego
  • Metro y lápiz
  • Seguridad: Guantes y gafas
  • Bote impermeabilizante Sika

Paso 2: Retirar el rodapié

No vamos a picar el suelo y retirar la vieja cerámica, pero sanear el rodapié nos ayudará a rematar mejor la nueva cerámica, y a comprobar el estado de la tela asfáltica… Parece que tenemos suerte, tiene muy buena pinta 😉 Retiramos los pocos escombros generados que llevamos al Garbigune y seguimos trabajando.

Paso 3: Presentar la cerámica

Antes de empezar a cortar azulejos, o mezclar el cemento cola es necesario presentar la cerámica, y dibujar con lápiz por dónde deberá ser cortada. Para ello nos ayudaremos de las crucetas, que deben ser colocadas entre las esquinas de los azulejos.

Paso 4: Preparar el cemento cola

Ha llegado el momento de preparar el cemento.  Sabéis que es un material que nos encanta con el que ya hemos hecho pequeños diy como los floreros de cemento, el joyero rama, etc. pero nunca habíamos tenido que preparar grandes cantidades. Por eso en este caso, disponer de un mezclador nos facilitó mucho el trabajo.

Paso 5: embaldosar el suelo

La técnica es bastante sencilla, pero como todo, hay que intentarlo, probar y seguir adelante: 
  1. Echamos el cemento cola en el suelo y con la ayuda de la llana lo extendemos dejando un capa de de alrededor medio centímetro de grosor.
  2. Usando la parte dentada de la llana, peinamos el suelo. Nos quedarán unos surcos o caminos.
  3. Pegamos el azulejo comprobando el nivel
  4. Hacemos presión para asegurarnos de que ha pegado bien, y continuamos el proceso
  5. Al acabar de alicatar el suelo, colocamos el rodapié

Paso 6: Cortar los azulejos

Usar el cortador de azulejos es muy sencillo… Tiene una cuchilla que se pasa por dónde se quiera hacer el corte, y haciendo fuerza con la palanca, el azulejo parte. ¡Engancha! jajaja! Para cortes más exactos usamos la amoladora. Ya sabéis, seguridad, guantes y gafas para evitar problemas.

Paso 7: Aplicar rejunteo

Una vez los azulejos hayan secado, hay que aplicar el rejunteo, que se deja secar y se limpia con la esponja. Nosotros usamos un color terracota que nos parece que la va bien al azulejo, y lo hicmos a la vez que acabar de instalar el rodapié… ¡Una de las ventajas de hacerlo en familia! ¡Mucha mano de obra! jajaja! 

Paso 7: Limpiar los azulejos

Tanto antes como después del paso 6, limpiamos bien los azulejos ayudándonos de una rasqueta y/o espátula. Cuanto más cuidado tengáis con la limpieza, menos costará limpiarlo todo bien, para aplicar el Sikaguard.

Paso 8: Rematar el trabajo

Esta terraza ya va teniendo otra pinta no? No podemos darla por acabada hasta que rematemos la fachada, sobretodo en las zonas en las que el cemento cola se hace más evidente, como en la zona del rodapié. Una mano de pintura del mismo color (cuyo RAL mi padre tenía bien apuntado ¡Qué apañado eres aita!) y ¡listo!

Otro día os enseñaremos como renovamos la barandilla, justo en este paso… Vimos que estaba muy oxidada, y no podíamos dejarla así… ¡Ahora si que tenemos todos los remates acabados!

Paso 9: Aplicar el impermeabilizante

Este tratamiento  es  recomendable aplicarlo cada dos o tres años para evitar filtraciones y es tan sencillo como pintar, ya que se aplica con rodillo, y con brocha para las zonas a las que el rodillo no puede acceder. Se aplica una capa, y entre 12 y 18 horas se aplica una segunda capa. ¡Ya lo tenemos!
¡Impresionante el brillo de los azulejos gracias a este impermeabilizante! 2×1: Evita filtraciones y le da un acabado espectacular 😉


Paso 10: Decorar la nueva terraza

En este último paso estamos, buscando ideas para decorar nuestra nueva terraza… tenemos claro que queremos añadir una zona de huerta, para colocar semilleros, y plantitas varias, y por supuesto, una gran mesa para todos ¿Qué os parece añadir una barbacoa portátil de carbón? ¿Y una guirnalda? ¡Bienvenidas todas vuestras ideas!
Queremos aprovechar todo lo que podamos de la terraza anterior, pero estamos deseando escaparnos a Leroy Merlin para traer color y vida a esta nueva terraza ¿Qué nos recomendáis? Esperamos poder enseñaros pronto el resultado final 😉
Y vosotros ¿Os atreveríais a embaldosar un suelo exterior? 
¡Sed felices!

¡Os esperamos en nuestras redes sociales!

Lee el post original

Nuestra mesa de centro

Hola:

¡¡¡Por fin ha llegado el momento!!! hoy os vamos a contar como hicimos nuestra mesa de centro, si queréis conocer los motivos que nos llevaron a hacerla, pinchad aquí.

Se trata de un diy que nos dio muchísima faena, sobre todo a Sergio que fue el autor material de la obra. Quizá porque era nuestro primer trabajo de bricolaje e influyo en cierta medida, nuestra inexperiencia o quizá porque ya de por si era un trabajo de envergadura. Fuera como fuese, lo cierto es que a nosotros nos parece un trabajo precioso y que no nos cansamos de mirar ;-).


Materiales que necesitamos:

  • Tablero de madera de pino de 105 cm x 60 cm y un grosor de 2,5 cm para hacer el sobre de la mesa; lo compramos un poco más largo para hacer los laterales achaflanados.
  • 2 tablas de madera de pino de 150 cm x 10 cm para la estructura de la parte inferior de la mesa.
  • 4 patas de dos sillas viejas; nosotros necesitamos dos sillas porque solamente utilizamos las patas delanteras de las sillas (que eran diferentes de las traseras) porque eran las que mas nos gustaban.
  • Escuadras metálicas y tornillos para madera.
  • Cola para madera.
  • Pinturas (beig y negra).
  • Laca nitrocelulosica, barniz para madera y betún de judea.
  • Herramientas (sierra de calar, lijadora, taladro, formón, martillo, lijas, sargentos, nivel de agua, pinceles).

Allá vamos, que tenemos mucha faena por delante ;-D. Lo primero fue desmontar las sillas porque como os he adelantado solo íbamos a utilizar las patas delanteras. Quizá lo fácil hubiera sido cortar con la sierra de calar y utilizar solo las patas………….pero como ya nos vais conociendo decidimos desmontarla poco a poco e intentamos no romper mucho el resto de partes de la silla…………que nunca se sabe. Y siguiendo con nuestra filosofía de reciclarlo todo, además de las patas delanteras también reutilizamos tres de las patas traseras, los respaldos y los muelles, aunque eso os lo contaremos en sucesivos posts ;-).

Bueno a lo que íbamos que nos despistamos. Lo primero fue desmontar la tapicería, que estaba totalmente inservible y era bastante fea (era como de pelo sintético y los bordes naranjas, lástima no tener fotos de como eran) :-O.
Tras la tapicería, desmonte la estructura de madera de la silla, separando patas delanteras, laterales y respaldos de los que formaban parte las patas traseras. El siguiente paso fue lijar a conciencia por que tenían una infinidad de capas de pintura y barnices, tanto es así que la madera terminó con un jaspeado negro, al que terminamos viendo su encanto, no os vamos a engañar ;-P.
A las patas delanteras solo le dimos una pequeña lijadita , para conseguir un ligero desgaste, porque las queríamos negras, para que fueran iguales que las de la mesa de comedor.

A partir de este momento el grueso del trabajo correspondió a Sergio. Lo primero que hizo fue cortar los laterales del sobre de la mesa inclinados (como los de la de comedor) y aquí tuvimos algunos problemillas por que uno de los extremos quedo perfecto pero en el otro la sierra se nos fue mas de lo debido y quedo con una inclinación muy fea, así que no quedo otra solución que volver a cortar uno de los laterales inclinado, lo que supuso perder unos 5 cm en la longitud de la mesa…………pero bueno algo imperceptible para el resultado final.

El siguiente paso fue hacer la estructura inferior de la mesa para lo cual cortamos a la medida las tablas que formarán la base de la mesa, teniendo también en cuenta las dimensiones de las estructuras cuadradas de las patas, pues tablas y patas formarían toda la estructura conjuntamente.

Las patas delanteras, en la parte superior tenían una forma cuadrada, lo que nos serviría para unirlas mediante las tablas antes cortadas para formar la base de nuestra mesa.
Para conseguir que quedaran un poco inclinadas hacia fuera, cortamos el cuadrado de madera superior un poco inclinado. En los laterales mas largos se le dio un poco de forma curva, para que no quedara tan tosco y así parecerse un poco a la mesa de comedor.
Una vez cortados los elementos de la estructura, Sergio con la ayuda de un formón, realizó los encajes de las distintas partes de la estructura (esta es una parte muy laboriosa) y para que fueran mas robustas le puso unas escuadras metálicas en las esquinas; al igual que para sujetar el sobre de la mesa a la estructura.

En este momento la mesa ya estaba hecha, así que el trabajo paso de nuevo a mis manos pues ahora llegaba el momento de la pintura. Lo primero que hice fue pintar las partes de la mesa que iban de color negro como patas, laterales en chaflán, estructura de los laterales y después viendo que en la parte inferior de la mesa se verían las escuadras metálicas y quedaba un poco feo decidí pintar la parte interior de la estructura de la mesa, para unificarla con los laterales.

El siguiente paso fue oscurecer con un poco de betún de Judea y barniz la parte inferior del sobre para que se pareciera a la mesa de comedor. Por último pinte los laterales largos del sobre de la mesa y la parte superior del sobre, con pintura al agua color crema rebajada con agua porque queríamos que se vieran las vetas de la madera.
Aquí hubo un momento de bastante “pánico” porque como os hemos contado era nuestro primer proyecto y yo me las prometía muy felices y al pintar la parte superior del sobre de la mesa la pintura color crema no quedaba precisamente bien porque se notaban los brochazos y no se veía la veta (aún no la había rebajado con agua lo suficiente) y Sergio me lo decía pero yo reaccione pintando compulsivamente todo el sobre y dejándolo hecho un churro. De aquí creo que me viene la costumbre de no probar antes como va a quedar y lanzarme a la aventura. El pobre Sergio tuvo que lijar el sobre y tras hacer pruebas en otros trozos de madera hicimos el rebaje de la pintura con agua hasta encontrar el acabado que buscábamos ;-P
Para proteger la pintura aplicamos varias manos de laca nitrocelulosica, porque pensábamos que protegería la mesa mejor que un barniz.

 

En la última foto podéis ver el detalle de las patas, con esa placa metálica, que tanto nos gusta ;-D

En esa pared encima del sofá, que veis tan desangelada, tenemos previsto poner un par de trozos de malla de obra (que están tan de moda) y que conseguimos hace unas semanas  ¡por fin!…………lo que no os aseguro es que os lo podamos enseñar pronto en el blog, que estamos un poco saturados de proyectos y ahora que llega el veranito apetece menos ponerse a lijar 😉

Y bueno esto es todo ;-)………….así contado parece sencillo pero lo cierto es que requirió mucho trabajo, pero como os decíamos antes, no podemos estar mas contentos con el resultado.

Y con este trabajo nos marchamos al Finde Frugal de Marcela y Kate y os invitamos a que lo visitéis porque siempre se encuentran muy buenas propuestas e ideas.

Os dejamos hasta la próxima. Sed felices

Lee el post original

DIY: Nuestra nueva lámpara

Le he estado dando vueltas, y a partir de hoy la sección de DIY pasará a los lunes, así tendréis más tiempo durante la semana para ir a buscar algún material por si queréis hacerlo, dicho esto…. Hace muchísimo tiempo que voy detrás de una lámpara que me gustara para el comedor. He visto un montón y tengo una carpeta llena pero nunca acababa de encontrar una que me encajara cien por cien con mi gusto. Todas tenían que ser compradas, y esa idea, actualmente, no encaja demasiado bien en mi casa.

Así que después de enamorarme de la koushi lamp e intentar hacerla, vi que una vez colocada, no se, le fallaba algo y no me terminaba de gustar, así que de vuelta a la búsqueda. Al final encontré una que me gustó muchísimo pero que nunca la vi encendida, pero… mi gusanillo interior me dijo.. Hazla!, total, ¿Que puedes perder?
Así que empecé a buscar por casa para ver si tenía todo el material y no tenía que comprar nada, al final lo tenía casi todo menos la tela, así que fuí a comprarla. Al principio cogí una que no me terminaba de convencer, y al final decidí coger la típica tela de sábana blanca que fuera la más fina posible. 
Ahora, estoy contentísima con mi nueva lámpara y no la cambiaría por nada del mundo, hace luz y además es muy decorativa. Al principio me costó asimilarla porque el cambio fue muy radical pero ahora, me encanta. 
Y ahí va el tutorial para que vosotras también podáis hacerla:
Materiales:
– Rejilla metálica
– Un tronco
– Cuerda
– Alicates
– Tela blanca
– Cola blanca (opcional)
Instrucciones:
Lo primero que tenemos que hacer es cortar un rectángulo tan grande como queramos la lámpara, por un extremo hay que cortarlo recto y por el otro hay que dejarle las puntas, después con los alicates, vamos uniendo poco a poco los dos extremos.
Una vez tengamos los dos extremos unidos,  nos quedará un círculo más alto que ancho, así que ahora ya podremos coger nuestro palo y colocarlo encima para saber donde tenemos que hacer los agujeros por donde después introduciremos el palo. 
Ahora, poco a poco vamos cortando un cuadrado, en mi caso fueron cuatro cuadraditos por cuatro. Vosotros tendréis que mirar según el grueso de vuestro palo. 

Colocamos el palo y solo nos queda atar la cuerda a los dos extremos del palo. 

En cuanto lo tengamos todo listo, colocamos nuestra lámpara encima de algún sitio limpio para no manchar la tela y vamos a forrarla. 
Yo he cortado dos rectángulos y los he atado por la parte de arriba como se ve en la foto. 


Y por último hacemos un nudo en la parte inferior. 
Ahora ya solo nos queda colgarla. Yo antes de colgarla he decidido forrar el cable con la cuerda sobrante para que así quedara todo más camuflado pero vosotras si queréis omitir este paso, como queráis. 




Como véis, es muy fácil de hacer y además super económica. Ahora ya tenemos lámpara nueva y casi casi el salón terminado, aunque me faltan algunas cositas más que ya os iré enseñando. 

Y vosotras
¿Os habéis echo alguna vez una lámpara?
¿Os gustan este estilo de lámparas?

¡Sígueme y no te pierdas nada!


Comparte este post en:

var linkwithin_site_id = 2295907; Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lee el post original

DIY: Nuestra puerta árabe

En casa, como sabéis, hace mucho que le estamos dando vueltas a quitar todo lo industrializado y a apostar por lo handmade, es cierto que hay cosas que no se pueden cambiar, pero en cuanto a la mayoría y básicamente a los muebles si. Si os acordáis la semana pasada os enseñaba nuestra mesa de palet.  Así que desde hace poco, hemos empezando con los cambios y ahora pienso ¿Porque no lo habré hecho antes?

La verdad es que la idea de tener casi toda la casa hecha por ti misma, a nivel personal es una satisfacción muy grande y por otra parte, consigues tener algo que los demás no tienen y es, exclusividad. El saber que tu casa no es igual a la de ninguna otra, o si lo es, es gracias a que has podido ofrecer la inspiración para que otras personas también lo hagan. 
Hace mucho que voy detrás de una puerta decorativa árabe, pero entre tu y yo, primero es que el precio es muy elevado y segundo es que por aquí no hay, así la forma más fácil era hacerla desde cero. Me hubiera gustado hacerla de doble hoja, pero el espacio que tengo es muy reducido y al final la he tenido que adaptar a mis medidas.
Como veis hemos tenido que quitar un trocito de mueble, que a decir verdad, me gusta mucho más así que no con los cajones en el medio, ¿Os acordáis como era?, así que en su lugar, hemos juntado los otros dos trozos y le hemos dado un lavado de cara a ese rincón. Todavía no está del todo terminado porque quiero añadirle algunas láminas o marcos al lado del televisor y alguna que otra cosita más pero de momento ya va encaminado. 
Así que os dejo con lo que necesitáis para hacer vuestra puerta árabe:
Materiales:
– Tablero de madera. El nuestro mide 2 metros x 60cm de ancho
– Molduras de madera de dos tipos, una grande para el marco exterior y otra pequeña para el interior
– Rosetones de poliestileno
– Pintura blanca
– Metro, cutter, cola caliente, cola blanca
– Sierra de mano
– Yeso (opcional)
– Betún de judea (opcional)
Os enseño nuestras molduras y rosetones, eran estos:
Lo primero que tenemos que hacer es coger un trapo con un poco de betún de judea y marcar los bordes de nuestro roseton, hay que hecharle poca cantidad y repartirlo muy bien con el trapo, si podéis, es aconsejable que descarguéis un poco el trapo en un trozo de papel, así conseguireis que sea todo uniforme. 

Poco a poco lo vamos pasando por todo el rosetón y conseguiremos que nos quede así.
Mientras se seca el betún de judea, pintamos todas las otras molduras y el tablero de madera. Nosotros hemos decidido que sea blanco, pero vosotros podéis hacerlo del color que más os guste o que se ajuste a vuestra deco. 

Una vez pintado, volvemos a coger el roseton y lo pintamos de blanco por encima del betún, no hay que echar mucha pintura, y acto seguido le pasamos un trapo o una esponja para quitar el exceso de pintura y que se vea un poco la veta. 

Y este es el efecto deseado:

Una vez tengamos las molduras y la madera secas, es hora de empezar a cortar nuestros trozos. Es tan fácil como medir el ancho y el alto, e ir cortando y pegando con la cola blanca. 

Lo dejamos secar y después enganchamos la moldura de dentro. Una vez seca nuestra cola, con un poco de cola caliente pegamos los rosetones a la altura deseada. 
Uno dentro de cada trozo. En nuestro caso tres. 

Ahora, como a nosotros nos gustaba la idea de que pareciera que fueran tablones juntos, con un cutter marcamos unas líneas rectas y con mucho cuidado arrancamos unos trozitos de madera para hacer el agujero en la madera. 
Lo podríamos haber dejado así, pero aprovechando que tiempo atrás compré unos moldes para hacer figuras de yeso, cogí una forma que me gustara y las aproveché para terminar de decorar la puerta. 
Las pegué con un poquito de cola caliente para que se sujetaran bien y luego las pinté de blanco. 

La decoré un poco y listo!, ya tengo mi puerta árabe decorando el salón!. 

Como veis es muy fácil de hacer ya que podemos decir que casi todo es cortar y pegar, así que os invito a que os animéis a hacerla porque el resultado es espectacular y las fotos no hacen honra. A parte de esto, hicimos dos carritos para las revistas (y ahora estoy esperando encontrar unos cinturones viejos) y cambiamos la estantería de encima de la tele por otra de un trozo de madera recuperada y ya tenemos nuestra puerta gracias a  #ideasconvida 
Y vosotras
¿Os gusta este tipo de decoración?
¿O sois más de estilo clásico?




¡Sígueme y no te pierdas nada!


Comparte este post en:

var linkwithin_site_id = 2295907; Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lee el post original

DIY: Nuestra mesa de palet


Como ya sabéis en casa nos encanta cambiar la decoración, así que este año hemos apostado por cambiar todos los muebles que tenemos comprados por algunos hechos a mano o simplemente rescatados de los rastros. 

Esta vez le ha tocado a la mesa del sofá, y es que en cuanto la coloqué me encantó, pero después con el paso del tiempo la veía super industrializada y no se, no me acababa de encajar. Así que después de darle muchas vueltas, decidí hacerla yo con madera de palet.

Por el momento le hemos colocado cuatro ruedas ya que estamos a la espera de que nos lleguen las patas, en cuanto las tenga, os enseñaré el cambio para que lo veáis. Normalmente los tutoriales los publico los viernes, pero esta semana me va a ser imposible publicarlo ese día, y he preferido adelantado para el lunes, así, si os gusta, podéis ir recogiendo madera para hacerlo este fin de semana. 

Como veréis es muy fácil de hacer y además el resultado es increíble. Lo más costoso es encontrar las patas o las ruedas pero por lo demás… es un proceso muy fácil, así que ahí va la explicación. 

El material que necesitamos es:

– Madera de palet de 2 medidas
– 4 ruedas
– Una lijadora en nuestro caso una BLACK AND DECKER
– Una caladora
– Tornillos
– Un destornillador o máquina destornilladora
– Metro
– Pintura y pincel (opcional)
– Alicates y destornillador

Arrancamos!

Lo primero que tenemos que hacer es saber las medidas que queremos para nuestra mesa. Nosotros en nuestro caso hemos escogido un metro de largo por setenta de ancho. En cuanto sepamos las medidas, cortamos la madera necesaria para la superficie de la mesa con la ayuda de la caladora. Hay que cortar las normales y las dos un poco más gruesas. Recordad que las gruesas son el largo de la mesa. 

Una vez cortadas, con la ayuda de unos alicates y un destornillador, quitamos todos los clavos que pudiera tener la madera, de ese modo, no tendremos ningún peligro de clavárnoslos. 


Lo siguiente que tenemos que hacer es lijar toda la madera con la ayuda de nuestra lijadora. En nuestro caso, hemos optado por una BLACK AND DECKER debido a que lleva un pequeño filtro para que no haga polvo, así es perfecta para lijar en el interior de nuestra casa. 


Después, poco a poco, vamos atornillando los listones de palet a nuestras maderas traveseras (las que son un poco más gruesas)


Ahora solo nos queda darle la vuelta y atornillar las ruedas. Si os pasa como a nosotros que la base de la rueda es más ancha que la del palet, podéis cortar otro trozo y fijarlo al lado. De este modo, haremos la base de igual tamaño. 


Cuando la tengamos toda montada ahora toca lo más divertido y es pintarla a nuestro gusto!. Nosotros la queríamos blanca pero vosotros podéis escoger el color que más os guste o dejarla al natural.





Como veis, es muy fácil de hacer y bastante económica, aunque a decir verdad las ruedas o las patas es lo que más dinero cuesta, pero si queréis tener algo diferente, os animo a que inviertais un poco en eso y así tendréis algo único. 

Y vosotras,
¿Tenéis algún mueble hecho por vosotros?
¿Sois de más personalizado o preferís comprarlo?



¡Sígueme y no te pierdas nada!


Comparte este post en:

var linkwithin_site_id = 2295907; Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lee el post original