Entradas

diy: un tarro con recompensa

Todos nos merecemos un premio, y eso es una razón como un templo. Somos todos únicos, estupendos, excepcionales, trabajadores, y lo más de lo más. Así que llega la última hora del día, y hay que darse un capricho. Ya sea porque has trabajado genial, has cumplido los objetivos del día, has conseguido no estrangular a esa persona que te saca de quicio, o como yo, tienes pensado empezar con comida sana, pero el dulce te pierde… ¡¡nos merecemos todos un premio!!

Os explico. No comer pan, o pasta, o galletas en el desayuno, no me importa. Pero el dulce me puede! Así que, como no es régimen oficial, cada día que me mantenga a raya, me daré un premio: ¡Una chocobola! Jajajaja. De esa forma, resistiré las tentaciones del día sabiendo que por la noche habrá premio (tontería mu tonta, I know).

 

Y todo este rollo os lo cuento, para enseñaros el tarro que he hecho para los premios. Está genial para tener también en el cole (y usar la economía de fichas), para el trabajo (“hoy me lo merezco!”), o simplemente, para meter lo que quieras dentro. La verdad es que la idea de tunear el tarrito la saqué de Oh Happy Day, (no os voy a engañar), aquí os dejo el link a su entrada.

 

Se necesita un tarro de cristal (yo usé uno de mermelada), un rotulador permanente blanco, un papel con lo que quieres escribir, y un poco de celo, para pegarlo por dentro del tarro. El paso a paso se ve claramente en las imágenes, pero es tan simple como poner por dentro el papelín con la frase, y por fuera calcar con el rotulador permanente. La tapa yo la forré con varias capas de papel de seda. ¡Y a rellenarlo!
Y vosotros… ¿qué premio os vais a dar? ¡Os lo merecéis! 🙂

DIY: Un tarro con recompensa