Entradas

DIY – RECICLAR UN TARRO DE CRISTAL

Muy buenos días coquetas

Hoy os traigo otro diy para que tengáis siempre un botecillo donde guardar caramelos y que además os adorne la mesa en una fiesta. Y es que las #diogeneras están de cumpleaños así que ¡hay que celebrarlo! ¿Te apuntas?


Lo primero que hacemos es decorar el bote. Para ello, se limpia bien la superficie de cristal para que no queden restos de grasa y la pintura coja bien. Escribimos la palabra que queramos y después hacemos dibujos alrededor.

En mi caso hice corazones. Parece difícil pero son muy fáciles de hacer, sólo hay que dibujar dos líneas diagonales y listo.


Lo dejamos secar unos minutos y mientras tanto nos ponemos con la tapa. Cogemos papel celofán y vamos pegando. No os preocupéis sí se ven la letras de la tapa, ponéis más capas hasta que quede homogéneo (a mi me bastó con tres capas).

A continuación ponemos una línea de pegamento en el borde de la tapa y adherimos el cordón.

Hacemos un nudo con el cordón y lo cortamos a la altura deseada. Y ya tenemos listo el tarro.


¿Qué os ha parecido? Es una idea muy útil ¿no creéis? Espero que os animéis a haceros uno y a llenarlo de caramelos.


Yo participo en el aniversario de las #diogeneras

Lee el post original

>

diy: marco de fotos con tela

Hoy os traigo un tutorial de lo más sencillito y que servirá para darle un nuevo aire a algún marco de fotos que tengáis por casa y que no uséis por feo o porque el color no os gusta. ¡Ya veréis qué fácil! Y el resultado final depende de la tela que escojáis así que… ¡al gusto de cada una!
Solo necesitamos un marco de fotos plano (yo usé este de Artemio que tenía por casa) y telas. Si ya sabemos qué foto vamos a poner, podemos elegir la tela en función de los colores para que quede en sintonía. Como yo quería usar esta foto del día que Capo conoció la nieve, me decanté por la de rayas. Capo es un poco gay, pero las flores no le pegan, que es muy bruto jeje
Ponemos el marco sobre la tela y, dejando margen, señalamos por dónde vamos a cortar. También en la parte interior, en la que señalaremos, aparte del rectángulo, unas líneas diagonales en las esquinas, para luego poder doblarlo.
Antes de pegar, hacemos una prueba para asegurarnos de que al doblar la tela no tapamos nada que no debamos. Una vez lo hemos comprobado, encolamos en la parte trasera del marco, como veis en la foto, y vamos doblando la tela, procurando que quede bien tensa. En las esquinas, hacemos como cuando envolvemos los regalos, y las doblamos antes de plegar.
La parte interior del marco también podemos encolarla, aunque, si no queremos, podemos intentar a sujetarlo con el cristal. En este caso, al tratarse de tela más pequeña, podemos volver a echar cola por encima una vez pegada, para asegurarnos que aguanta.
Lo dejamos secar bien antes de poner el cristal, porque si se mancha podemos causar un buen estropicio.

¡Y ya está! Un truquito si el marco es de mesa y no tiene para colgar. Yo cojo un imperdible, lo curvo un poco, y lo engancho con los sujetadores de la parte trasera del marco. ¡Ya tenemos gancho!

¡Y ya tenemos nuestro marco de tela! ¿Habéis visto qué sencillo es?
¡Espero que os haya gustado!
¡Besitos!

diy: marco de fotos con tela