Entradas

Banderines de tela sin coser

La semana pasada os daba una idea para empaquetar regalos de una forma sencilla y barata con banderines de tela (aquí) y hoy os traigo el tutorial para aprender a hacerlos aunque ya veréis que es muy intuitivo.
El secreto de estos banderines es que no se necesita tener nociones de costura para hacerlos, lo mismo da que seáis [email protected] [email protected] de la aguja o que no tengáis ni costurero porque van pegados. Habéis leído bien, las dos partes de los triángulos están pegadas entre sí, lo que explica que sean tan fáciles y que se hagan tan rápidamente.
Los materiales necesarios son tres: tela para hacer los banderines (yo utilicé un retal que me había sobrado del estuche del cole de la niña (aquí) y que me venía muy bien por la variedad de colores y dibujos), cordón, hilo, lana, bramante, lo que sea que sirva para enlazarlos y pegamento para tela o para papel.
Respecto del pegamento, yo aconsejo el específico para tela pero si en el momento de poneros con ello no lo tenéis o se trata de un regalo que luego sabéis que no van a reutilizar la guirnalda el de papel os sirve perfectamente. En este caso recordad que tiene que ser el que viene en barra para no manchar la tela y que además debéis poner bastante cantidad para que no se despegue.
El primer paso es marcar el contorno del banderín en la tela, es decir, dibujar un triángulo en ella. Podéis hacerlo a mano alzada o con una plantilla pero siempre por el revés para que luego no se vea la marca del lápiz. El tamaño dependerá de lo grandes que queráis los banderines:
El segundo paso consiste en doblar ese triángulo sobre sí mismo y cortar sólo por los lados, ya que la base será por donde se doble para pasar el cordón que los enlazará. De esta forma os aseguraréis de que las dos partes del banderín serán idénticas.
Si no tenéis suficiente tela para doblar también podéis cortar dos triángulos independientes y luego pegarlos entre sí.
Un detalle importante: las dos caras del derecho de la tela deben quedar hacia adentro y por fuera se verán las del revés:
Una vez cortados los triángulos, si los abrís se convertirán en rombos:
El tercer paso es doblarlos y pegarlos con el pegamento, dejando un espacio libre en la doblez de la parte superior para que pase el cordón que los enlazará:
El cuarto y último paso es ir pasando el cordón por el espacio que hemos dejado y separar los banderines a la distancia que deseemos:
Y finalmente este es el resultado que obtendremos:

El tamaño de los banderines dependerá del paquete que queramos envolver y el largo de la guirnalda, de si lo rodeará completamente o sólo una parte.
Este es el ejemplo que os daba la semana pasada y donde podéis ver que se alternan los banderines con el cordón:

Otro ejemplo de banderines hechos con esta técnica son los de esta caja de fruta para un regalo (aquí):
En mi cuenta de Instagram podéis ver otros ejemplos aquí y aquí en los que en lugar de utilizar tela la sustituí por washi tape, aunque siguiendo la misma ténica.
¿Qué os ha parecido el tutorial? ¿Os animáis a hacerlo? Espero que os sirva de ayuda y que os de el empujoncito para poneros manos a la obra.
¡Pasad un día muy feliz!

Lee el post original