Entradas

Cómo hacer un Invernadero Casero – DIY: Make a Homemade Greenhouse

O cómo transmitir a los niños el amor por las plantas.

No sé si os he contado ya alguna vez que, además, de las manualidades, otra de mis pasiones es la jardinería. Así que cuando mi amiga Inma me mandó por WhatsApp la foto de su mini invernadero reciclado, me encantó y, claro, a los pocos días ya le estaba yo proponiendo esta colaboración… los que tenéis blog, me entenderéis: vemos ideas de post por todos lados, jeje 😉
Inma es otra apasionada de las manualidades y de todo el mundo handmade. Ella no tiene blog -ni falta que le hace, diríamos más de uno, ¿verdad?, pero tiene mil y una ideas. Lleva a cabo muchísimos proyectos de reciclaje, tan chulos como éste que hoy nos va a enseñar. ¿Queréis ver cómo lo ha hecho?

Se trata de un Diy ideal para hacer con los niños y, además, con materiales reciclados, lo que para mí es un plus.

MATERIALES QUE NECESITAS:

Los materiales son reciclados y de lo más sencillo: Bandejas de plástico de las que se utilizan para la carne, recipientes de yogur, cordón o cuerda, algún washi tape, dos cierres metálicos de los que se usan en el pan de molde o similares y un palito de brocheta (estos últimos no aparecen en la foto pero los vais a ver a continuación ;))
Paso a paso:

1. UNIR LAS BANDEJAS

Lo primero que vamos a hacer, es unir las bandejas por uno de sus laterales más largos. Tal y como podéis ver en la foto. De esta forma conseguimos tener una base y una tapa. Para ello, hacemos dos pequeños agujeros con un punzón, cuchillo o similar, e introducimos los cierres metálicos, y los doblamos hasta que queden bien sujetos.
Aquí lo podéis ver aún mejor y, como ya se sabe, una imagen vale más que mil palabras…
2. COLOCAR LA GUIRNALDA

Para colocar la guirnalda decorativa que hemos hecho con el cordón y el washi tape, tan sólo hay que perforar la bandeja superior, a cada lado, con un pequeño agujero e introducir el cordón. Después se hace un nudo que actúa como tope e impide que se salga del orificio.
Para que os quede así de bien, debéis tomar primero la medida de la bandeja y dejarla un poquito más larga para que no quede tensa. También, tened en cuenta que después hay que hacer el nudo. En mi opinión, más vale que sobre un poco, y ajustarlo después con el nudo a la medida que os guste.
3. LA BROCHETA

Usamos una simple brocheta para sujetar la tapa cuando queremos tenerlo abierto. Normalmente, durante el día debe permanecer abierto. Si lo colocáis en el exterior, en una ventana o balcón, por la noche, se puede cerrar la tapa y, así, las plantas están protegidas del frío de la noche.
4. LAS PLANTAS

En los vasitos de yogur ha plantado pequeños esquejes de plantas que ya tenía por casa. Otra opción, para vuestro mini invernadero, es comprar plantas pequeñas en cualquier centro de jardinería o floristería. Y ya sólo tendréis que colocarlas en su interior y, ¡A disfrutarlo!
No me digáis que no es una monería y, además, de lo más fácil… con materiales reciclados, con lo que no sólo enseñamos a los niños a cuidar las plantas, sino que les transmitimos otros valores tan importantes hoy día en nuestra sociedad como reciclaje o sostenibilidad… Vamos un proyecto que lo tiene todo, ¿no os parece? 😉

Y aquí, la artífice del proyecto, mi amiga Inma, con su mini invernadero casero y reciclado. Mil gracias Inma, por haber querido compartir con todos nosotros tu idea. Ya sabes, que a mi, personalmente, me encanta 🙂
Si queréis ver otro proyecto de jardinería para niños, pinchad aquí y veréis otra idea imprescindible que hice con mis hijas hace un tiempo.
Ya me contáis, en los comentarios, qué os parece la colaboración que os he presentado hoy, y nos vemos prontito… si el Sr. tiempo me lo permite, ¡claro! 😉
¡Gracias por leerme!

Lee el post original