Entradas

cestita de picnic

Hoy que estamos en alerta de nieve y bajas temperaturas en la zona norte de España , a las chicas de TCT nos ha parecido el momento perfecto para enseñaros como tunear una cesta de picnic…sí sí habéis oído bien…para llevaros la merienda al campo, al parque ó a la estación de esquí….¿quién dijo miedo?
Para ello, partimos de una cesta de madera sin tratar:

pintamos el exterior de la cesta
con pintura acrílica de color rojo

el interior lo forramos con tela, la fruncimos
y la grapamos al interior de la cesta
Para ocultar las grapas, pegamos una cinta de pasamanería color beige que nos había sobrado de otra entrada.

Y el resultado es esta cesta tan resultona (mucho más si el fondo sobre el que se coloca es un suelo nevado…jeje)

¡Abrigaros bien si salís a la calle [email protected]!

cestita de picnic

pintar un mueble wengué en blanco y casi morir en el intento…

Julia estaba a punto de nacer y necesitaba muebles para su habitación. Sus padres pensaron ¿y si aprovechamos unos muebles que tenemos en casa?



Pensaron en todo ¡hasta en el diseño!


Y nosotras nos encargamos de materializarlo. En este paso a paso, os enseñamos cómo hicimos la transformación:


  1. Encintamos las partes que no queríamos pintar.
  2. Lijamos bien toda la superficie (a mano, la lijadora murió :(( )
  3. Con una brocha, recortamos el mueble con la imprimación.
  4. Tomamos una cerveza.
  5. Pintamos el resto del mueble con rodillo. Lijamos. Otra mano de imprimación. Lijamos. Una mano de pintura blanca acrílica. Lijamos. Otra mano de pintura blanca acrílica. Lijamos. Otra mano de pintura blanca acrílica y…. NOOOO, 5 ya está bien.
  6. Lijamos las esquinas y los cantos para envejecer el mueble.
  7. Diseñamos la estrella.
  8. Hacemos la plantilla con un plástico que tengamos por casa.
  9. Con pintura plateada mojamos una esponja y hacemos una especie de estarcido (presionamos la esponja levemente hasta pintar el motivo) CUIDADO, se puede colar pintura, y salirse los bordes. Queda muy bien que los bordes no sean perfectos, pero cuidado con el exceso de pintura.
  10. Después de seco, y limpio, damos un poco de cera natural.
Así que Julia ya tiene habitación:


¡Qué tengáis una feliz semana!

pintar un mueble wengué en blanco y casi morir en el intento…

mini silla vintage rayada

Aunque llevamos varios días sin colgar una de nuestras transformaciones [email protected]… no penséis que es porque nos hayamos cogido vacaciones… todo lo contrario ufff!! Es que no tenemos tiempo, ni manos, ni uñas.. estamos de lleno metidas en el taller, ultimando muchas cosas que teníamos a medias.
Así que, nos hemos lavado las manos y hemos sacado un ratito para adelantaros alguna de nuestras últimas ideas.
Muchas de las próximas entregas que vamos a compartir con vosotros, tienen que ver con mobiliario para los más peques de la casa.
Nos hemos dado cuenta de que es muy difícil encontrar productos para [email protected] y casi imposible que se salgan del rosa ó azul celeste (con todo el respeto para estos colores…). Así que hemos decidido luchar contra la monocromía pastelera y hacer pequeñas piezas originales…ya que no se merecen menos 😉

¿Recordáis la silla estilo vintage rayada que os enseñamos hace un tiempo?

Pues decidimos hacer una mini silla vintage a juego, ya que puede tener su gracia que la silla del peque tenga el mismo aspecto que la de su mami o papi.

Lo primero fue adquirir una silla infantil de madera sin tratar (encontrar este mobiliario usado o de segunda mano, nos resulta casi imposible):
1º lijamos toda la estructura
para que la superficie esté
suave al tacto

2º le dimos dos capas de pintura blanca, dejamos secar bien y lijamos entre cada una.
Para la espera entre secado y secado, contamos con la inestimable ayuda
de “Codi” para evitar que nos la robasen…siempre alerta ante el más mínimo ruido…infalible!!!

4º pegamos la espuma a la sila con cola

3º con el resto de un trozo de espuma,
recortamos la medida necesaria para
hacer un asiento mullido.
5º cubrimos la espuma con la tela rayada y la grapamos
por debajo. Para cubrir las grapas, pegamos una divertida
cinta de búhos que compramos en una mercería.

Por último, lijamos las patas y las esquinas de la silla para darle un aspecto envejecido y le dimos una capa de cera para proteger el color y darle un brillo natural.
Y el resultado es esta encantadora mini silla vintage:

¿No os parece que hacen un conjunto original?

Un abrazo y que tengáis una fantástica semana 🙂
TCT

mini silla vintage rayada

Transformación de una mesita infantil

Llevamos una temporada metiendo entradas de muebles infantiles, pero el reto que nos plantearon este verano era diferente: se trataba de darle a esta mesita de noche infantil un aire más adolescente.
Os enseñamos el paso a paso:

1.- desmontamos tiradores de los cajones
4.- usamos cinta de pintor para delimitar
las zonas que no queremos pintar

3.- decapamos y lijamos,
con paciencia todo el mueble

2.-desmontamos la puerta y quitamos tirador

5.- pintamos el mueble (salvo la madera
superior) en barníz acrílico azul; dando
varias capas y un leve lijado entre cada
una de ellas

6.- para darle el aire juvenil que le
faltaba a nuestra mesita, adquirimos
un papel de empapelar (lavable) con
motivos de cómic
8.- también aprovechamos para
decorar todo el interior de la mesa

7.- con cola diluida pegamos el papel
en el interior de la puerta y el cajón
9.- lijamos las esquinas de cajones
y puertas para darle aspecto usado

10.- colocamos nuevos tiradores
en tono plateado en puerta y cajón
11.- colocamos tiradores que faltaban


Y, por último, le dimos una generosa capa de cera para madera, para proteger la pintura y darle un brillo muy natural.
Y el resultado “salta a la vista”:

Esperamos que os haya gustado el cambio… a nuestro “cliente” le hemos dejado muy satisfecho.

¡Qué tengáis buena semana [email protected]!

Transformación de una mesita infantil