Entradas

Monta el Belén en una caja de zapatos con 4 vasos de cartón reciclados

La semana pasada te contaba que se nos había ido la pinza con los adornos de Navidad (aquí) y hoy vengo para decirte que tiene pinta de que vamos por el mismo camino con los Belenes.
Cuando hice a San José y María, el Ángel y los Reyes Magos con tubos de cartón y tela creía que #laniña (que parece que no, pero para estas cosas es muy conservadora) iba a poner el grito en el cielo. Pero al contrario, le hicieron tanta gracia que ni siquiera lo recogemos cuando acaba la Navidad; se queda en una estantería esperando hasta la siguiente.
Así que no es de extrañar la cara que me puso cuando le dije que iba a hacer otro. En eso ha salido al padre, con su #sialgofuncionanolotoques y #siyatienesunoparaquéquieresotroigual por bandera.

Pica Pecosa es justo lo contrario. Cuando tengo una idea no puedo quitármela de la cabeza hasta que la hago y pruebo cómo queda, aunque eso implique clonar a la Sagrada Familia:

Esto de hacer un Belén en una caja de zapatos se me ocurrió después de que mi amiga María José nos contase las felices fiestas que pasa con el Nacimiento multitudinario que cada año monta su marido (en el último padrón había censadas más de cien figuras). Hasta serrín para imitar el desierto pone. No te cuento más.

Nosotros somos de tradiciones, pero en su justa medida y sin complicarse tanto la vida. Por eso me lancé a hacer este Belén, porque no ocupa nada y es el más fácil de poner y recoger de la historia: llega la Navidad, quitas la tapa y la celebras; acaba la Navidad, pones la tapa y hasta la próxima.  

Y como es DIY puedes hacerlo a tu gusto y además reciclando, qué más se puede pedir.

Yo a este le puse unas ramas del arbusto que tenemos en el patio para que la caja no se viese sosa (me pilló el portero cortándolas y me morí de vergüenza), pero si quieres aún más minimalismo puedes dejarla tal cual y queda igual de bien.

MATERIALES QUE NECESITARÁS:

Una caja de zapatos. Para hacer el Portal. El tamaño dependerá de las figuras que quieras meter, la mía es pequeña porque sólo iba a hacer las cuatro principales.

Papel imitando texturas. Para forrar el interior de la caja. Los que yo utilicé son de Lidl y de Tiger.

Vasos de cartón. Tantos como personajes quieras hacer, más la cuna. Mejor de cartón, porque los de plástico son endebles y se rompen con facilidad. Si no tienes, sirven tubos de cartón.

Papel de seda, servilletas, lazos, lana, etc. Para hacer la ropa y el pelo de los personajes.

Alambre fino y lazo dorado o plateado. Para las alas del ángel.

Pañuelo de papel. Para hacer al Niño Jesús.

Hoja de palma, cordel, etc. Para forrar el vaso-cuna.

HACER EL BELÉN EN LA CAJA (6 PASOS):

# Paso 1: Forra el interior de la caja con los papeles que imitan texturas. Mi idea inicial era hacer bolas con papel de estraza y pegarlas en el fondo y los laterales para imitar piedras, pero luego me acordé que tenía un papel de Lidl imitando tablas de madera y otro de Tiger que también me encajaba.

El exterior no lo forré porque iba a poner ramas, pero si no tienes o no quieres, puedes pintarlo con spray, pegarle espumillón o papel de aluminio, porexpán imitando nieve, etc.:


# Paso 2: Haz los personajes con vasos de cartón. Yo utilicé la misma técnica con la que hice la bruja de Halloween.

Puedes jugar con el tamaño cortando o añadiendo a los vasos, según necesites. Yo les corté para que no fuesen muy altos, porque si no se daban cabezazos con el ángel. Y para éste utilicé un vaso tamaño chupito porque si era del mismo tamaño que los otros se vería fatal colgado encima.

Lo primero que hice fue forralos con papel reciclado blanco para que no trasparentase la decoración de los vasos y luego hice los vestidos con papel de colores (San José) y de seda (Virgen y ángel).

El pelo lo hice pegando hebras de lana en la parte superior del vaso y para que me fuese más fácil cortarles el flequillo, también lo pegué en la frente.

Para tapar el pelo y el cuerpo por detrás utilicé papel de seda (San José y ángel) y una servilleta de Tiger (Virgen), sujeto con un lazo.

Y por último, pinté con rotulador los ojos y los mofletes

NOTA: Recuerda que el ángel irá colgado, así que pasa un hilo enhebrado en una aguja desde la cabeza atravesando el manto.

# Paso 3: Fabrica las alas del ángel. Enrolla un lazo dorado alrededor de un alambre, dales la forma que te guste y pégalas con pegamento instantáneo a su espalda.

Yo las puse al final, encima del manto que cubre la cabeza. Lo corté para que pudiesen pasar las alas y luego volví a pegarlo con celo:

# Paso 4: Haz el Niño Jesús con un pañuelo de papel. Había pensado poner cualquier muñeco de #laniña, pero por no meterme a buscar acabé haciendo una bola a la que pinté unos ojos y con otro trozo del pañuelo le hice una mantita.

La cara de #laniña cuando lo vio, irrepetible. Para ella que San José, la Virgen, el ángel y los Reyes Magos estén hechos con tubos o de vasos de cartón es lo más normal, ahora que el Niño Jesús sea un gurruñito de papel, eso no le entra en la cabeza.

# Paso 5: Crea la cuna. Para la estructura corté un vaso a una distancia de dos dedos del fondo. Para darle más realismo la forré un trozo de la palma que le había dado el año anterior su ahijada al #esposo (en Asturias, los ahijados dan a sus padrinos las palmas bendecidas el Domingo de Ramos para recibir a cambio la pegarata / bollu / tarta).

La paja donde duerme el Niño fue fácil, corté una bolsa de papel en tiras muy finas:

# Paso 6 (y último): Pega y cuelga respectivamente, los personajes dentro de la caja. El Niño en el centro, vigilado por sus padres como mandan los cánones y el ángel colgando con un hilo del techo:


Al estar pegados puedes transportarlos de un lado a otro sin peligro y para guardarlo sólo tienes que poner la tapa y listo. A prueba de mascotas y de bebés que se han echado a andar y que llegan a los rincones más insospechados.

Todavía no sabemos dónde lo vamos a colocar, pero como es tan práctico, lo mismo lo hacemos itinerante. A mí me gusta porque es recogido y #laniña dice que el suyo mola más porque tiene a los Reyes Magos.

¿Tú decoras la casa en Navidad? ¿Eres de árbol, de Belén o de las dos cosas? ¿Qué me dices de este tan mini, te animarías a hacer uno tú mism@?

¡Pasa un feliz día!

Lee el post original

Monta el Belén en una caja de zapatos con 4 vasos de cartón reciclados

La semana pasada te contaba que se nos había ido la pinza con los adornos de Navidad (aquí) y hoy vengo para decirte que tiene pinta de que vamos por el mismo camino con los Belenes.
Cuando hice a San José y María, el Ángel y los Reyes Magos con tubos de cartón y tela creía que #laniña (que parece que no, pero para estas cosas es muy conservadora) iba a poner el grito en el cielo. Pero al contrario, le hicieron tanta gracia que ni siquiera lo recogemos cuando acaba la Navidad; se queda en una estantería esperando hasta la siguiente.
Así que no es de extrañar la cara que me puso cuando le dije que iba a hacer otro. En eso ha salido al padre, con su #sialgofuncionanolotoques y #siyatienesunoparaquéquieresotroigual por bandera.

Pica Pecosa es justo lo contrario. Cuando tengo una idea no puedo quitármela de la cabeza hasta que la hago y pruebo cómo queda, aunque eso implique clonar a la Sagrada Familia:

Esto de hacer un Belén en una caja de zapatos se me ocurrió después de que mi amiga María José nos contase las felices fiestas que pasa con el Nacimiento multitudinario que cada año monta su marido (en el último padrón había censadas más de cien figuras). Hasta serrín para imitar el desierto pone. No te cuento más.

Nosotros somos de tradiciones, pero en su justa medida y sin complicarse tanto la vida. Por eso me lancé a hacer este Belén, porque no ocupa nada y es el más fácil de poner y recoger de la historia: llega la Navidad, quitas la tapa y la celebras; acaba la Navidad, pones la tapa y hasta la próxima.  

Y como es DIY puedes hacerlo a tu gusto y además reciclando, qué más se puede pedir.

Yo a este le puse unas ramas del arbusto que tenemos en el patio para que la caja no se viese sosa (me pilló el portero cortándolas y me morí de vergüenza), pero si quieres aún más minimalismo puedes dejarla tal cual y queda igual de bien.

MATERIALES QUE NECESITARÁS:

Una caja de zapatos. Para hacer el Portal. El tamaño dependerá de las figuras que quieras meter, la mía es pequeña porque sólo iba a hacer las cuatro principales.

Papel imitando texturas. Para forrar el interior de la caja. Los que yo utilicé son de Lidl y de Tiger.

Vasos de cartón. Tantos como personajes quieras hacer, más la cuna. Mejor de cartón, porque los de plástico son endebles y se rompen con facilidad. Si no tienes, sirven tubos de cartón.

Papel de seda, servilletas, lazos, lana, etc. Para hacer la ropa y el pelo de los personajes.

Alambre fino y lazo dorado o plateado. Para las alas del ángel.

Pañuelo de papel. Para hacer al Niño Jesús.

Hoja de palma, cordel, etc. Para forrar el vaso-cuna.

HACER EL BELÉN EN LA CAJA (6 PASOS):

# Paso 1: Forra el interior de la caja con los papeles que imitan texturas. Mi idea inicial era hacer bolas con papel de estraza y pegarlas en el fondo y los laterales para imitar piedras, pero luego me acordé que tenía un papel de Lidl imitando tablas de madera y otro de Tiger que también me encajaba.

El exterior no lo forré porque iba a poner ramas, pero si no tienes o no quieres, puedes pintarlo con spray, pegarle espumillón o papel de aluminio, porexpán imitando nieve, etc.:


# Paso 2: Haz los personajes con vasos de cartón. Yo utilicé la misma técnica con la que hice la bruja de Halloween.

Puedes jugar con el tamaño cortando o añadiendo a los vasos, según necesites. Yo les corté para que no fuesen muy altos, porque si no se daban cabezazos con el ángel. Y para éste utilicé un vaso tamaño chupito porque si era del mismo tamaño que los otros se vería fatal colgado encima.

Lo primero que hice fue forralos con papel reciclado blanco para que no trasparentase la decoración de los vasos y luego hice los vestidos con papel de colores (San José) y de seda (Virgen y ángel).

El pelo lo hice pegando hebras de lana en la parte superior del vaso y para que me fuese más fácil cortarles el flequillo, también lo pegué en la frente.

Para tapar el pelo y el cuerpo por detrás utilicé papel de seda (San José y ángel) y una servilleta de Tiger (Virgen), sujeto con un lazo.

Y por último, pinté con rotulador los ojos y los mofletes

NOTA: Recuerda que el ángel irá colgado, así que pasa un hilo enhebrado en una aguja desde la cabeza atravesando el manto.

# Paso 3: Fabrica las alas del ángel. Enrolla un lazo dorado alrededor de un alambre, dales la forma que te guste y pégalas con pegamento instantáneo a su espalda.

Yo las puse al final, encima del manto que cubre la cabeza. Lo corté para que pudiesen pasar las alas y luego volví a pegarlo con celo:

# Paso 4: Haz el Niño Jesús con un pañuelo de papel. Había pensado poner cualquier muñeco de #laniña, pero por no meterme a buscar acabé haciendo una bola a la que pinté unos ojos y con otro trozo del pañuelo le hice una mantita.

La cara de #laniña cuando lo vio, irrepetible. Para ella que San José, la Virgen, el ángel y los Reyes Magos estén hechos con tubos o de vasos de cartón es lo más normal, ahora que el Niño Jesús sea un gurruñito de papel, eso no le entra en la cabeza.

# Paso 5: Crea la cuna. Para la estructura corté un vaso a una distancia de dos dedos del fondo. Para darle más realismo la forré un trozo de la palma que le había dado el año anterior su ahijada al #esposo (en Asturias, los ahijados dan a sus padrinos las palmas bendecidas el Domingo de Ramos para recibir a cambio la pegarata / bollu / tarta).

La paja donde duerme el Niño fue fácil, corté una bolsa de papel en tiras muy finas:

# Paso 6 (y último): Pega y cuelga respectivamente, los personajes dentro de la caja. El Niño en el centro, vigilado por sus padres como mandan los cánones y el ángel colgando con un hilo del techo:


Al estar pegados puedes transportarlos de un lado a otro sin peligro y para guardarlo sólo tienes que poner la tapa y listo. A prueba de mascotas y de bebés que se han echado a andar y que llegan a los rincones más insospechados.

Todavía no sabemos dónde lo vamos a colocar, pero como es tan práctico, lo mismo lo hacemos itinerante. A mí me gusta porque es recogido y #laniña dice que el suyo mola más porque tiene a los Reyes Magos.

¿Tú decoras la casa en Navidad? ¿Eres de árbol, de Belén o de las dos cosas? ¿Qué me dices de este tan mini, te animarías a hacer uno tú mism@?

¡Pasa un feliz día!

Lee el post original

Monta el Belén en una caja de zapatos con 4 vasos de cartón reciclados

La semana pasada te contaba que se nos había ido la pinza con los adornos de Navidad (aquí) y hoy vengo para decirte que tiene pinta de que vamos por el mismo camino con los Belenes.
Cuando hice a San José y María, el Ángel y los Reyes Magos con tubos de cartón y tela creía que #laniña (que parece que no, pero para estas cosas es muy conservadora) iba a poner el grito en el cielo. Pero al contrario, le hicieron tanta gracia que ni siquiera lo recogemos cuando acaba la Navidad; se queda en una estantería esperando hasta la siguiente.
Así que no es de extrañar la cara que me puso cuando le dije que iba a hacer otro. En eso ha salido al padre, con su #sialgofuncionanolotoques y #siyatienesunoparaquéquieresotroigual por bandera.

Pica Pecosa es justo lo contrario. Cuando tengo una idea no puedo quitármela de la cabeza hasta que la hago y pruebo cómo queda, aunque eso implique clonar a la Sagrada Familia:

Esto de hacer un Belén en una caja de zapatos se me ocurrió después de que mi amiga María José nos contase las felices fiestas que pasa con el Nacimiento multitudinario que cada año monta su marido (en el último padrón había censadas más de cien figuras). Hasta serrín para imitar el desierto pone. No te cuento más.

Nosotros somos de tradiciones, pero en su justa medida y sin complicarse tanto la vida. Por eso me lancé a hacer este Belén, porque no ocupa nada y es el más fácil de poner y recoger de la historia: llega la Navidad, quitas la tapa y la celebras; acaba la Navidad, pones la tapa y hasta la próxima.  

Y como es DIY puedes hacerlo a tu gusto y además reciclando, qué más se puede pedir.

Yo a este le puse unas ramas del arbusto que tenemos en el patio para que la caja no se viese sosa (me pilló el portero cortándolas y me morí de vergüenza), pero si quieres aún más minimalismo puedes dejarla tal cual y queda igual de bien.

MATERIALES QUE NECESITARÁS:

Una caja de zapatos. Para hacer el Portal. El tamaño dependerá de las figuras que quieras meter, la mía es pequeña porque sólo iba a hacer las cuatro principales.

Papel imitando texturas. Para forrar el interior de la caja. Los que yo utilicé son de Lidl y de Tiger.

Vasos de cartón. Tantos como personajes quieras hacer, más la cuna. Mejor de cartón, porque los de plástico son endebles y se rompen con facilidad. Si no tienes, sirven tubos de cartón.

Papel de seda, servilletas, lazos, lana, etc. Para hacer la ropa y el pelo de los personajes.

Alambre fino y lazo dorado o plateado. Para las alas del ángel.

Pañuelo de papel. Para hacer al Niño Jesús.

Hoja de palma, cordel, etc. Para forrar el vaso-cuna.

HACER EL BELÉN EN LA CAJA (6 PASOS):

# Paso 1: Forra el interior de la caja con los papeles que imitan texturas. Mi idea inicial era hacer bolas con papel de estraza y pegarlas en el fondo y los laterales para imitar piedras, pero luego me acordé que tenía un papel de Lidl imitando tablas de madera y otro de Tiger que también me encajaba.

El exterior no lo forré porque iba a poner ramas, pero si no tienes o no quieres, puedes pintarlo con spray, pegarle espumillón o papel de aluminio, porexpán imitando nieve, etc.:


# Paso 2: Haz los personajes con vasos de cartón. Yo utilicé la misma técnica con la que hice la bruja de Halloween.

Puedes jugar con el tamaño cortando o añadiendo a los vasos, según necesites. Yo les corté para que no fuesen muy altos, porque si no se daban cabezazos con el ángel. Y para éste utilicé un vaso tamaño chupito porque si era del mismo tamaño que los otros se vería fatal colgado encima.

Lo primero que hice fue forralos con papel reciclado blanco para que no trasparentase la decoración de los vasos y luego hice los vestidos con papel de colores (San José) y de seda (Virgen y ángel).

El pelo lo hice pegando hebras de lana en la parte superior del vaso y para que me fuese más fácil cortarles el flequillo, también lo pegué en la frente.

Para tapar el pelo y el cuerpo por detrás utilicé papel de seda (San José y ángel) y una servilleta de Tiger (Virgen), sujeto con un lazo.

Y por último, pinté con rotulador los ojos y los mofletes

NOTA: Recuerda que el ángel irá colgado, así que pasa un hilo enhebrado en una aguja desde la cabeza atravesando el manto.

# Paso 3: Fabrica las alas del ángel. Enrolla un lazo dorado alrededor de un alambre, dales la forma que te guste y pégalas con pegamento instantáneo a su espalda.

Yo las puse al final, encima del manto que cubre la cabeza. Lo corté para que pudiesen pasar las alas y luego volví a pegarlo con celo:

# Paso 4: Haz el Niño Jesús con un pañuelo de papel. Había pensado poner cualquier muñeco de #laniña, pero por no meterme a buscar acabé haciendo una bola a la que pinté unos ojos y con otro trozo del pañuelo le hice una mantita.

La cara de #laniña cuando lo vio, irrepetible. Para ella que San José, la Virgen, el ángel y los Reyes Magos estén hechos con tubos o de vasos de cartón es lo más normal, ahora que el Niño Jesús sea un gurruñito de papel, eso no le entra en la cabeza.

# Paso 5: Crea la cuna. Para la estructura corté un vaso a una distancia de dos dedos del fondo. Para darle más realismo la forré un trozo de la palma que le había dado el año anterior su ahijada al #esposo (en Asturias, los ahijados dan a sus padrinos las palmas bendecidas el Domingo de Ramos para recibir a cambio la pegarata / bollu / tarta).

La paja donde duerme el Niño fue fácil, corté una bolsa de papel en tiras muy finas:

# Paso 6 (y último): Pega y cuelga respectivamente, los personajes dentro de la caja. El Niño en el centro, vigilado por sus padres como mandan los cánones y el ángel colgando con un hilo del techo:


Al estar pegados puedes transportarlos de un lado a otro sin peligro y para guardarlo sólo tienes que poner la tapa y listo. A prueba de mascotas y de bebés que se han echado a andar y que llegan a los rincones más insospechados.

Todavía no sabemos dónde lo vamos a colocar, pero como es tan práctico, lo mismo lo hacemos itinerante. A mí me gusta porque es recogido y #laniña dice que el suyo mola más porque tiene a los Reyes Magos.

¿Tú decoras la casa en Navidad? ¿Eres de árbol, de Belén o de las dos cosas? ¿Qué me dices de este tan mini, te animarías a hacer uno tú mism@?

¡Pasa un feliz día!

Lee el post original

DIY Cómo hacer Adornos Navideños en 5 Minutos

Piñas-Tutorial-nieve-diy
“En Comunidad No demuestres Habilidad”. Y esto parece ser que es lo que hice yo en casa de mis padres hace muchos años.
Empecé a encargarme de decorar la casa para estas fechas y junto a la chimenea, buena música y rodeada de ramas de pino recién cortadas, piñas, luces, bolas y demás… me pasaba un buen rato dejando la casa lista para disfrutar a tope de unos días en familia.
Lo cierto, es que no ha dejado de ser mi tarea durante todos estos años. Me encanta, disfruto y cada año incluyo algún elemento hecho a mano, el año pasado fue la cabeza de reno de cartón que decoró la chimenea, las bolas, que podéis ver aquí…
Pero dicho todo esto….entiendo que no a todo el mundo le gusta ni quiere pasarse un par de horas dedicadas a las manualidades. La mayoría tampoco quiere gastarse un euro en adornos brillantes en el bazar de la esquina para unos pocos días.
Hoy os traigo 2 DIY súper sencillos con un resultado muy bonito, materiales reciclados o que tengáis por casa y os aseguro que no os quitarán más de 5 minutos de vuestro tiempo!.
DIY 1. Crear Piñas Nevadas
Materiales que necesitaremos para nuestras Piñas Nevadas
– Piñas
– Pegamento
– Sal gorda
Paso a paso para “nevar” nuestras Piñas
Echamos el pegamento, lo extendemos por la parte superior de la piña y “espolvoreamos” la sal tal y como veis aquí
Dejamos secar y…
Seguimos!!
DIY 2 Hacer una Montaña Nevada
Materiales para hacer nuestra Montaña
– Cartón ( de cualquier caja o embalaje)
– Cutter
– Pintura blanca
Pasos a seguir para realizar esta montaña que nos puede servir como parte de un centro de mesa, con velas, con las piñas, de decoración del Belen…
Y por último solo tenemos que hacer que nieve en la cumbre…jejejeje. Con pintura blanca pintaremos la punta sin humedecer mucho para que no se ablande el cartón y lo dejamos chorretear y….
¿Qué os han parecido?, he cumplido eh?, vosotros tenéis todo el fin de semana para preparar adornos el lunes volvemos con más. Una entrada también muy sencilla para hacer…..bueno, no os lo voy a contar todo! Nos vemos el lunes.
Feliz fin de semana!!

Lee el post original