Entradas

Lámina de piña bordada en un cartón

Hoy quiero compartir contigo una idea que hace tiempo rondaba en mi cabeza: ¡la de bordar una piña en un cartón!; bordar, porque cada vez más está gustando más esta técnica, y una piña porque me recuerda el buen tiempo y el verano: ¡de esa forma lo tendré muy presente ahora que el mal tiempo nos empieza a acompañar!… ¿qué te parece la idea?, ¿te animas a descubrirla conmigo paso a paso?

Lámina de piña bordada en un cartón

Materiales necesarios para la lámina de piña bordada en un cartón

Los materiales que utilicé para llevar a cabo la lámina de piña bordada que hoy te propongo son los siguientes:

  • Dibujo de una piña impreso en un papel (yo utilicé esta imagen, porque me encantó su diseño desde un primer momento.. ¿no te sucede lo mismo?)
  • Un cartón (empleé uno que viene separando los bricks de leche en los pack de 6)
  • Un trozo de fieltro amarillo
  • Un poco de rafia de color verde
  • Cola o pegamento transparente (yo utilicé lo primero)
  • Un par de pinzas, al menos, de papelería
  • Un lápiz y, tal vez, una goma de borrar
  • Una aguja
  • Unas tijeras
Bien, vamos allá con el PASO a PASO para llevar a cabo esta idea tan chula y divertida:
Lo primero de todo fue hacer una plantilla con mi dibujo de piña, para ello lo que hice fue recortar el interior de cada uno de los trazos que conformaban la imagen. Un vez hecho esto, coloqué mi plantilla sobre el cartón (utilizando un par de pinzas para fijarlo bien), y repasé el dibujo con la ayuda de un lápiz: ¡de esta forma conseguí tener totalmente listo mi cartón para bordarlo!

A continuación me puse a bordar la parte superior de la piña, es decir las hojas, por su peculiar forma me parecieron ideales para llevar a cabo esta sencilla tarea; para ello, comencé pasando un trozo de rafia por el centro de una hoja, después fui haciendo lo mismo por un lado de la hoja y a continuación, por el otro: ¡no hay más que fijarse en el dibujo y no salirse!

Una vez tuve listas las hojas de la piña -más o menos: ¡y es que a mitad de trabajo me quedé sin rafia!, ¡cosas que pasan cuando reciclas tanto!- me dispuse a realizar el «cuerpo» de la misma, para ello, finalmente me decanté por pegar unos pequeños triángulos de fieltro (que previamente hice con ayuda del lápiz y de las tijeras)… ¡y digo finalmente porque no era mi idea inicial!; te explico, quise bordar solo el contorno de cada triángulo, por ello verás en las imágenes los triángulos con agujeros en sus extremos, pero el resultado no me convencía para nada… así que finalmente opté por la idea de utilizar un poco de fieltro, porque además de quedar muy bien, le aportaba un cierto punto de «calidez» a la piña.
Para colgar la lámina de piña bordada puedes utilizar un poco de celo o washi tape, incluso perforar el cartón con dos agujeros, añadirle un trozo de cordón, cuerda, rafia o similar y colgarlo por el mismo; yo simplemente situé la lámina sobre un la mesa del «despacho» de Nerea: ¡algún día te lo mostraré, porque es muy handmade!… eso si, no te esperes ni un gran espacio ni una decoración espectacular, es algo muy en la línea nórdica, muy yo  ; )

Por si te ha gustado la idea de bordar en cartón, te dejo otras propuestas realmente inspiradoras: ¡disfrútalas!

< BOLSOS BORDADOS EN CARTÓN >

Esta propuesta de Kireei me tiene totalmente hipnotizada: ¿no te ocurre lo mismo?…

Del primero me cautiva su forma y colorido, del segundo su «sobriedad»: ¡dos propuestas, dos estilos totalmente diferentes!…. ¿con cuál te quedas?

< CAJA DE CARTÓN CON BORDADO A PUNTO DE CRUZ >

Aunque te confieso que no soy especialmente de este tipo de punto, sí de este DIY tan creativo y bonito, por lo que solo puedo decir ole y ole: ¡grandísimo trabajo chicas!

< LIBRETAS BORDADAS CON MOTIVOS DE ANIMALES GEOMÉTRICOS >

Estas increíbles libretas hechas con envases de cereales son realmente alucinantes: ¡como me gusta ese reciclaje que nos propone Marta en cada uno de sus post!, ¡muy fan suya!

< DETALLES DE NAVIDAD >

Ya se ve, sobre todo desde que nos han puesto los dulces navideños (turrones, mazapanes,…) en los supermercados, ya se siente la Navidad… así que no he podido resistirme a traerte dos propuestas navideñas:

Estrellas 

Hacer estrellas bonitas con esta propuesta es sin duda de lo más sencillo y rápido de hacer: ¡así que no hay excusa, manos a la obra!

Puedes hacer estrellas en un único tono, como la que acaba de ver, o en varios tonos para un resultado  más vistoso y alegre: ¿con qué propuesta te quedas?, ¿tu Navidad es más bien minimalista o colorida?

Otros adornos navideños para el árbol de Navidad

Por si no eres muy de estrellas, o quieres desmarcarte de una Navidad tradicional, te dejo otra estupenda idea para que elabores otros adornos navideños para el árbol… ¡eso sí, como ya te habrás fijado, la propuesta va con el rojo típico navideño!

Postales de Navidad

Yo soy una de esas personas que aboga por esta tradición tan especial: ¡nada mejor que escribir unas palabras para enviar nuestros mejores deseos a aquellas personas que sean especiales para nosotros!… así que la idea crear mi propia postal de Navidad bordada me fascina… ¿y a ti?

Ahora cuéntame: ¿qué te ha parecido el DIY de hoy?, ¿ya habías probado a bordar algo sobre cartón?, ¿y a reutilizar los cartones que separan los bricks de leche en los pack?… ¡he de confesarte que yo tengo unas cuantas ideas más, así que tendré que creo que voy a tener que seguir guardando estos cartones por una larguísima temporada más! ; )

Y ya puestos: ¿cuál de las ideas propuestas en este post te ha cautivado más?, ¿con cual te vas a animar?… ¡prometo firmemente, o al menos intentarlo, no tomar represalias si no elijes la mía! ja ja.. ¿te atreves?

Lee el post original

Rosy Dreams – Desafío Ribes y Casals

Hace unas semanas, desde Handbox me propusieron participar en el Desafío Ribes y Casals para la nueva temporada de otoño-invierno, y por supuesto que me apunté sin pensarlo dos veces. El reto consistía en coserme algo eligiendo telas de Ribes y Casals por menos de 30 euros.

Llego por los pelos y derrapando, y es que hoy era el último día para publicar. Pero teniendo en cuenta que las telas me llegaron el jueves, casi ni me creo que lo haya conseguido. El viernes la lavé, el sábado la cosí, y hoy hemos hecho las fotos.

La tela es una sudadera afelpada muy suave y calentita que elegí en su tienda online. También elegí un puño azul marino para darle un poco de contraste, pero no me acabó de convencer como quedaba la combinación, así que al final lo hice todo en la misma tela.

El patrón que he utilizado es el Rosy Dreams del último número 5/2018 de la revista Ottobre. Me encantan esas mangas. El patrón tiene dos versiones, una corta y otra vestido. Iba a por el vestido, pero una vez hecho parecía un saco. Demasiado ancho. Elegí la talla según la tabla de medidas, pero podría haber hecho una menos tranquilamente. Decidí acortarla y me gusta mucho más así, pero no descarto estrecharla un poco. Si no lo he hecho ya es porque me cargaría los bolsillos….

Pero en fin, por menos de 30 euros tengo sudadera nueva super cómoda que me irá de perlas para este invierno.

Lee el post original

Renovar una puerta de madera

Renovar una puerta de madera de exterior no es una tarea sencilla. No os vamos a engañar. Supone una importante inversión de tiempo y esfuerzo porque cuando iniciamos un proyecto de esta envergadura tenemos que tener presente que conlleva bastante horas de trabajo. Pero dicho esto, ¿merece la pena renovar una puerta de madera de exterior? Creemos que sí. A menos que la puerta este abombada, llena de grietas o muy dañada, el coste de cambiarla puede ser elevado y con una semanita de trabajo podemos no sólo tener una puerta como nueva que nos va a durar en el tiempo, además podemos decorarla a nuestro gusto y a juego con el resto de elementos de la casa. Os dejamos un videotutorial sobre cómo renovar una puerta de exterior.

Renovar una puerta de exterior: antes y después

Éste no es un proyecto que hayamos realizado nosotros. Sólo hemos echado una mano y hemos ido explicando qué hacia falta y cómo aplicar los productos con algún truqillo incluido. La dueña de la puerta estaba pensando en cambiarla por una nueva y aunque no tenemos mucho tiempo para poder hacer nosotros el proceso de restauración, al final logramos convencerla para que lo hiciera ella. No os vamos a engañar, renovar una puerta de madera no es una tarea sencilla y lleva bastante tiempo, pero creemos que merece la pena ponerse manos a la obra antes de comprar una puerta nueva. Sé que puede ser uno de esos proyectos que mientras estamos lijando nos podemos arrepentir, pero de verdad que merece la pena terminar y ver lo que hemos sido capaces de hacer.

puerta-madera-danada
Antes de renovar una puerta de madera.

Os vamos avisando que el paso que más cuesta es lijar y decapar la puerta. Supone bastante tiempo y esfuerzo, pero es un paso esencial si posteriormente queremos renovar el color de la madera. En nuestro caso, la puerta de madera es especialmente complicada porque tiene muchos relieves y zonas estrechas en los cuarterones. Como véis tiene algunas zonas más oscuras que otras porque en algunas partes no resultó fácil quitar todo el barniz antiguo y al final eso afecta a la capa de color. Aunque tengo que decir que en persona no se nota tanto como en las fotos. Si queremos que el color quede más homogéneo habría que aplicar una nueva capa de lasur. Insisto que en persona se nota bastante menos.

puerta-madera
Después de la puerta.

Aquí os dejo dos fotos del antes y después de nuestro proyecto para renovar una puerta de madera.

antes-despues-puerta-madera
Puerta de madera dañada por la lluvia.
puerta-madera-3
Resultado tras renovar una puerta de madera con cuatro pasos.

Materiales para renovar una puerta de exterior

No nos vamos a volver locos comprando productos para nuestra puerta. Solo y únicamente con cuatro productos vamos a conseguir nuestro objetivo. Debemos de tener presente que todo depende del punto de partida, del estado de la puerta, y del resultado que estemos buscando. Si lo que queremos es una puerta lacada, habría que incluir algunas variaciones como el esmalte y la pistola para pintar.

tutorial-puerta-madera-1
Partes más dañadas de la puerta.
  • Limpiador para maderas agrisadas de Xylazel: Sobre este producto hemos hablado en varias ocasiones. Nos gusta mucho porque el resultado se ve enseguida y se nota a simple vista. Si tienes en casa alguna madera que se ha deteriorado en el exterior, este producto consigue devolverle su color original y un aspecto más nutrido.
  • Decapante al agua de Syntilor: Insisto que depende bastante del estado original de la puerta. En nuestro caso en gran parte de la superficie quedaba una capa gruesa de barniz y por eso tuvimos que echar mano del decapante en diversas ocasiones.
  • Fondo protector al agua de Xylazel: El fondo protector es un pequeño seguro de vida para nuestros muebles y objetos de carpintería de madera. Protege del ataque de los insectos y evita que la madera se deforme por culpa de la lluvia o el calor.
  • Lasur de Xylazel: Sobre qué es el lasur y sus usos os hemos contado ya mucho. Podéis ver varios proyectos donde usamos el lasur para cambiar el color de la madera y protegerla.
  • Rodillos de Nespoli: De pelo corto para descargar mas producto sobre la madera.
  • Espátula de Nespoli: Para retirar el decapante.
  • Bandejas para los rodillos.
  • Papel de protección.

Paso 1: Limpiamos la madera

Con la ayuda de la brocha aplicamos el limpiador para maderas agrisadas. Dejamos que actúe durante unos minutos, nosotros dejamos pasar al menos 15 minutos y retiramos. Si vemos que se nos pasa el tiempo, no pasa nada. Podemos dejar el producto más rato sobre la madera sin miedo a que la dañe o que resulte más costosa su retirada. El limpiador para maderas agrisadas es un producto que hemos usado en otras ocasiones para limpiar madera y nos gusta bastante el resultado. Es muy fácil de aplicar y recupera el color original de la madera. Para renovar una puerta de madera puede que no sea un producto imprescindible, pero en nuestro caso la parte de abajo de la puerta como no tenía barniz por culpa de la lluvia, la madera se había deteriorado mucho y un producto de estas características ayuda a su restauración.

reparar-puerta-madera
Limpiador para madera agrisadas.

 

Paso 2: Decapamos y lijamos la puerta de madera

Retirar el barniz antiguo es un paso que nos va a llevar bastante tiempo, pero que tenemos que hacer sí o sí. Podemos ir combinando el uso de la lija y el decapante. Aplicamos una capa gruesa de producto y dejamos que actúe al menos durante media hora. En nuestro caso hemos seleccionado un decapante de base agua, que es más ecológico, huele menos, pero tiene el mismo efecto sobre la pintura y el barniz. Cuando tenemos una capa muy gruesa antigua, es muy fácil que nos toque dar producto, leventar con la espátula y volver a repetir la acción otra vez. Lo más complicado, si duda alguna, son esas zonas de los cuarterones, donde tenemos que emplear una espátula super estrecha para poder quitar el barniz. Es bueno tener un papel o trapo a mano para ir dejando los restos de decapante una vez que los quitamos de la puerta.

lijar-puerta-madera
Lijar puerta de madera.

Paso 3: Protegemos la puerta de madera

Para los muebles o elementos de carpinteria de madera de exterior es recomendable dar primero un fondo protector. Este producto protege la madera de los ataques de los insectos y además hace que no se deforme con la humedad y los cambios de temperatura. No supone una gran inversión de dinero y tiempo, pero puede hacer que el resultado de nuestro trabajo dure mucho más en el tiempo. Es un producto incoloro y de base agua.

restaurar-puerta-madera
Renovar una puerta de madera: proteger la superficie.

Paso 4: Cambio de color de la puerta

Una vez seca la madera vamos a dar el último paso para renovar una puerta de madera. Se trata del cambio de color con un lasur, que nos va a ayudar a proteger nuestro proyecto. Sobre el lasur hemos hablado varias veces y de hecho tenéis un post específico en el que os contamos cómo crear un efecto envejecido con lasur de una forma sencilla y rápida. Sin diluir aplicamos el producto con rodillo y brocha.

renovar-puerta-madera
Priemera capa de lasur.

Os dejo estas imágenes para que podáis ver la diferencia entre aplicar una capa de producto y las dos capas que finalmente se dieron.

pintar-puerta-madera
Segunda capa de lasur.

Como os decía al principio se ve en la zona de los cuarterones de la puerta que el color no es homogéneo. Este tipo de cosas nos parece que también hay que contarlas porque los proyectos no siempre son idílicos y perfectos. Como os comentaba lijar todos esas zonas estrechas puede ser un suplicio y hubo un momento en el que la dueña prefirió parar y pintar que seguir lijando. En la imagen se ve perfectamente algunos restos de barniz antiguo que son los que hacen que posteriormente el color oscuro no quede igual en toda la puerta. Esto es una cuestión de gustos y de necesidades de cada uno. Sé que hay muchas personas que son super perfeccionistas y no hubieran dado por acabado un trabajo de este modo, pero también hay que entender que tras una semana limpiando y lijando la puerta, hubo un momento de “no lijo nada más”. La dueña estaba pensando en tirar la puerta y comprar otra nueva. Ahora tiene una puerta renovada y ha empezado a ver con otros ojos los muebles y rincones de la casa. Era su primer gran proyecto hecho por ella misma y antes de dejarlo a medias logró terminarlo.

tutorial-puerta-madera
Restos de barniz en los cuarterones.
puerta-madera-2
Parte superior de la puerta una vez terminada.
pintar-puerta-madera-2
Detalle de la puerta una vez terminada.

Una vez que la puerta estaba pintada, la dueña estaba cerrando los botes de lasur cuando salpicó la pared que está al lado. Para tapar las manchas se le ocurrió hacer este mural inspirado en la selva africana.

puerta-madera-3
Resultado final del proyecto para renovar una puerta de madera.

 

La entrada Renovar una puerta de madera aparece primero en Inventando baldosas amarillas.

Lee el post original

Que hay de nuevo… octubre 2018??

Hola, septiembre ha llegado y ha pasado, y yo todavía no consigo pillar el ritmo, me siento como pollo sin cabeza, de un lado para otro, sin saber porque… A ver, si consigo centrarme en octubre, porque no puedo continuar así… O dejo el blog, o lo llevo bien… No te parece??

packaging

Lo que más ha gustado… estaba claro, o al menos yo lo esperaba, que el Empaquetado Bonito ha vuelto a la cima de las entradas…   

Lo que menos ha gustado… el recordatorio sencillo de la Comunión de Carla, es lo menos visitado…    

Mi entrada favorita… a la que más cariño le tengo este mes, es al recordatorio elaborado que hice, por lo que me costó acabarlos para el día y por el resultado… Que opinas??  

…El Calendario… 

Este año, no voy a hacer un calendario para cada mes, como el años pasado, sino que ya he hecho un calendario para todo el año, y si quieres descárgartelo, o quieres algún mes en particular, los tienes aquí.

planning octubre

…Mis movidas… 

 
Empaquetado bonito: Me he retrasado respecto a lo habitual, y este mes será del 8 al 13. El 14 se vota y el 15 público ganadores y nuevo reto. Te animas??  Además viene con propuesta… El tema lo tienes aquí

 …Otras movidas… 

Proyecto Fotográfico de la A a la Z: Vuelve el Proyecto Fotográfico de la A a la Z, el 20 de cada mes toca una letra y su correspondiente tema… Este mes con la X de Xilófono.

Saludines y buen día…

Lee el post original

Chaqueta kimono de ganchillo

Con hilos, lanas y botones: Chaqueta kimono de ganchillo
Hoy os enseño el proyecto que me acompañó en la playa durante el mes de agosto, mi chaqueta kimono.
Como ya os comenté en alguna ocasión este verano el ganchillo me acompañaba muchas tardes de playa. En realidad la chaqueta la podría tener acabada mucho antes porque es un proyecto sencillo y de esos que se tejen con el piloto automático puesto, pero como era mi proyecto playero pues fui avanzando poco a poco.
La idea de hacerla surgió mucho antes, allá por el mes de abril o mayo. Como ya sabréis, este verano tuvimos una Comunión. El planteamiento inicial era hacerle el modelito a la peque (tengo las telas y patrones escogidos y comprados) y comprarme algo para mí. Pero al final, la peque llevó vestido comprado y yo me hice un flamante vestido con escote halter para el evento.
Yo me compré un vestido de gasa color mostaza precioso (que aun está sin estrenar). Iba a llevarlo con un chal negro, taconazo negro, cartera de mano negra, …. todos los complementos en negro. Me parecía un conjunto ideal. No iba a lucir mucho por lo blancucha que estaba a esas alturas del año, pero eso era lo de menos. Fue entonces cuando pensé en que tenía que hacerme algo en negro para poder usar el vestido a diario sin ir tan peripuesta y el proyecto chaqueta bolero kimono se cruzó en mi camino.
El patrón es de Espacio Crochet y es gratuito. Lo podéis encontrar en su propio blog pinchando AQUÍ o en la sección Craft Lovers del blog de Katia pinchando AQUÍ.
El hilo propuesto para tejer esta chaqueta kimono es Katia Arte, que está descatalogado. Buscando otras opciones pensé primero en hacerlo de lino, pero la idea no acababa de cuajar en mi cabeza, la pregunta ¿por qué no en algodón? estaba ahí siempre de fondo. Y finalmente me decanté por el algodón, claro, tenía muchas ganas de probar Drops Muskat y finalmente ésa fue la opción escogida. Es un algodón mercerizado, lo que le da cierto brillo.
Tejí la chaqueta kimono con una aguja de ganchillo de 4mm. Usé 6 ovillos y un poquito del séptimo, aunque con 6 habría bastado. Creo que la dejé un poco amplia y se me escurre un poco. Me quedó un poco más larga de mi idea inicial y un poco más ancha. Según me acercaba a los 80 cm que marca el patrón no paraba de medir y remedir, siempre me parecía poco y me daba la sensación de que no me iba a llegar y al final creo que me pasé y que con unos 5 o 6 cm menos hubiera quedado mucho mejor. Creo que repetiré patrón el próximo verano cambiando de color. Montaré menos puntos para hacerla un poquito más corta y tengo la intención de coser la primera manga antes de rematar por el otro lado para ir probando mejor el efecto y dar con la medida justa.
No me apetece nada deshacer un trocito así que para que no se me escurra había pensado en doblarla un poco en la parte de arriba y darle unas puntadas para hacer una especie de cuello. Más ancho en al nuca y que vaya disminuyendo hasta el delantero. Como si fuera una chaqueta con solapas, ¿qué os parece? Seguro que si hubiera escogido otro tipo de hilo con menos caída no tendría este efecto. Estuve buscando y Katia Arte es una cinta fina de algodón mercerizado, seguro que esa es la clave, que es una cinta. Sea como sea pienso seguir usándola porque me encanta y si se escurre un poco no pasa nada, que llevar un hombro al aire es super sexy ¿no?
El patrón viene perfectamente explicado y, como ya os dije más arriba, se trata de un proyecto sencillo apto para principiantes, que se puede tejer perfectamente mientras le echas un ojo a los niños en la playa (como yo) o en el parque.
La cosí un día en la playa y aproveché ese momento para una sesión de fotos improvisada. Lo que iban a ser unas fotos para ver el efecto y poco más porque no tenía claro que fueran a quedar bien y además estaba en bikini, como podéis ver resultaron ser las fotos definitivas para el blog. Intentamos hacer fotos dos veces más ya vestida y formalita sin mucho éxito. La primera vez entre que posar no es lo mío y que mi niña no tenía ganas de hacer fotos, quedaron tooooooodas movidas (ya es mala suerte). La segunda vez no escogí el atuendo más indicado, llevaba un vestido negro y claro, negro sobre negro en las fotos no luce nada de nada.
Con hilos, lanas y botones: Chaqueta kimono de ganchillo
Con hilos, lanas y botones: Chaqueta kimono de ganchillo
Con hilos, lanas y botones: Chaqueta kimono de ganchillo
Con hilos, lanas y botones: Chaqueta kimono de ganchillo
Con hilos, lanas y botones: Chaqueta kimono de ganchillo
Como en la sesión improvisada todas las fotos eran de espaldas el otro día me puse mi chaqueta kimono sobre mi uniforme playero oficial, mi vestido de pensamientos, y me hice un par de selfies.
Con hilos, lanas y botones: Chaqueta kimono de ganchillo
Con hilos, lanas y botones: Chaqueta kimono de ganchillo
¿Qué os parece? ¿Os gusta?

Lee el post original

Renovación baño sin obras + estante pared DIY

¡¡Buenos días!!
Llevaba un tiempo sin aparecer por el blog, pero es que el verano me deja sin ganas apenas de hacer DIY”s. Vivir en esta zona del mediterráneo y sin aire acondicionado, solo me hace estar fuera de casa para combatir el calor…
Pero hoy os traigo un post que no tenía para nada planificado y me surgió de un momento a otro cuando realmente iba a Ikea a comprar un armario para una habitación, jajaja. Fue surgiendo de una cosa que quería hacer, a ir pensando cambio tras cambio conforme iba avanzando, que es lo mejor de todo.
Os enseño cómo he cambiado mi cuarto de baño sin ningún tipo de obra (¡ni siquiera un agujero en la pared!), y por menos de 100 euros. La pena es que no tengo foto completa del antes, pero con el proceso podéis haceros una idea.

Lo primero que pensé en hacer fue en eliminar el bidé, ese sanitario que tenemos olvidado y nadie usa… y claro, si lo quitaba, el suelo de alrededor iba a quedarse bastante feo por los restos de silicona, etc, que no eran pocos. Así que aunque quería poner un armario en su lugar, porque me hacía bastante espacio en el baño, no era suficiente.
Conclusión: cambiar también el suelo, que por cierto no me gustaba nada porque era bastante sucio al ser tan clarito. Además las juntas necesitaban un blanqueamiento también…
Opté por uno vinílico en color gris, que me costó bastante, bastante económico, y además son súper fáciles de colocar. Lo único que hay que tener un poco de cuidado al medir y cortar con mucha exactitud en todos los bordes que van a la pared, porque normalmente ninguna habitación está hecha milimétricamente cuadrada con sus ángulos de noventa grados, que es el único incordio que encontré aquí.

Lo demás, limpiar bien el suelo y dejarlo sin restos de polvo, empezar desde el centro de la estancia e ir pegando uno tras otro bien alineados.
Ni siquiera quité los sanitarios, en este caso, lavabo y wc. Simplemente se cortaron más o menos a medida marcando la forma antes en papel y después levantando un poco la zona pegada al suelo para meter el suelo vinílico un poco por debajo.
Como consejo, creo que habría sido más fácil quitar los sanitarios, pero oye, a mí, aunque haya sido más follón, me ha quedado estupendo así y el tiempo que habría tardado en quitarlos habría sido el mismo o incluso más. 
Eso sí, paciencia, e ir probando, cortando un poquito…hasta encajarlo.
Compré una masilla de silicona en color gris para las pequeñas juntas separadas que hubieran quedado, que fueron dos o tres, y ya estaba el suelo listo, en unas horitas de nada.

Ahora viene lo mejor, no acabo de dejarlo perfecto cuando ya estaba visualizando el siguiente cambio sin haberlo imaginado antes, y es que cuando hay algo que no pinta nada, y ya has empezado, es imposible parar y la imaginación es como que trabaja más rápido y mejor.
La bañera…a mí me encanta la bañera y jamás la cambiaría por una ducha, pero esos azulejos de abuela, no, gracias, eso ya no tenía lugar en este cuarto de baño…Así que me acordé del papel pintado que tenía y que también utilicé para el baúl de la terraza que os enseñé hace un mes.
No tengo fotos del proceso porque todo esto lo hice sobre la marcha y ni caí la verdad…
Pero nada, pegué con la cola de empapelar, corté con cuidado a la medida y en 15 minutos bañera nueva. Todo fue en la misma tarde-noche.
Una cosa menos…Suelo cambiado, armario en lugar del bidé a medio montar, bañera renovada…y ¡¡no!! Encima de la bañera hay otro dichoso azulejo que estaba deseando tapar en todo estos años…
Así que al día siguiente me puse manos a la obra, y con materiales que tenía por casa se me ocurrió otro DIY para solucionar ese problema.
Materiales para el estante de la bañera:
– Papel pintado (el mismo de la bañera)
– Lámina de propileno (Me encontré varias nuevas y con sus plásticos protectores hace años en la basura y aún me queda)
– Listones de madera ( basuriles también)
La cuerda que en principio la iba a usar para enganchar el estante al final no la utilicé.
Medí la zona del dibujo en el azulejo para más o menos hacer el estante de este tamaño. 
Corté los cuatro listones de madera a la medida y los atornillé formando la estructura.

Lo siguiente que hice fue, tras cortar la lámina de polipropileno, que iba a utilizar de fondo, a la medida, la encolé y le puse el papel pintado.

Una vez puesto y forrado, lo clavé a la estructura de madera por la parte de detrás.

Y el último toque fue ponerle un decorado con washi tape tropical en el borde pegado a la pared, para así también dejar más curiosa esa parte y que no se viera el borde del plástico.

En lugar de colgarlo con la cuerda, usé el adhesivo No más clavos, que funciona bastante bien para cosas no muy pesadas.
Seguí terminando de decorar añadiendo otros lienzos que tenía por casa, plantas…
La verdad que al ser un estante bastante estrecho a la hora de la ducha no molesta, y si el washi tape se acaba despegando, se coloca otro nuevo en unos segundos…
Y el papel es resistente al agua por lo que no hay ningún problema.

Pasé de tener un baño de abuela a un baño bonito con un gasto mínimo, algo de imaginación y maña, ¡y unas 24 horas!
Para que quedase perfecto a mi gusto podría tener los azulejos blancos, pero no me acabo de fiar de la pintura en azulejos de baño, con el agua y la humedad que cogen, y a parte no me disgusta del todo el tenerlos así con ese efecto “marmolado”. Así que puedo decir que el baño ha llegado a su fin de cambios en un buen tiempo…
¡Es pero que os haya gustado!
Que al otro aseo también le tengo que meter mano y le espera otro cambio más brusco todavía…Y ese sí que lo llevo en mente desde hace tiempo ;).

Lee el post original

Originales percheros infantiles con coladores

Vuelvo a los DIY locos loquísimos… y es que unos perchero infantiles hechos con coladores resultan cuanto menos de lo más originales y curiosos: ¿no crees?; toma buena nota de la idea de hoy porque es sencilla de hacer y estoy segura que dará mucho que hablar ; )

Originales percheros infantiles con coladores

Materiales para crear originales percheros infantiles

Antes de nada, como siempre, te dejo la lista de los materiales que necesitarás para llevar a cabo los originales percheros infantiles propuestos hoy:

  • Coladores (yo elegí unos negros que me parecieron ideales a simple «golpe de vista»)
  • Esquineras o hierros angulares
  • Pegamento para piezas de metal (por si te sirve de referencia yo utilicé Loctite)
  • Botón
  • Lana o hilo grueso (yo me quedé con la primera opción)
  • Aguja
  • Un poco de rafia
  • Tijeras

Paso a paso para crear originales percheros infantiles

Lo primero que hice fue quitar a los coladores los mangos de plástico que tenían, quizás tú no los tengas y te evites este paso.

A continuación pegué las esquineras o hierros angulares en la zona inferior de los coladores, para poder así colgar en estas piezas lo que deseemos ubicar en nuestro original perchero.

El siguiente paso que hice fue el más laborioso, aunque tampoco tanto, nada más y nada menos que bordar en los coladores los dibujos elegidos… te confieso que son mis primeros bordados, así que tampoco son nada del otro mundo la verdad: ¡espero poder mejorarlos en nuevos DIY projects!

El dibujo de los bordados la verdad que fue totalmente improvisado, intenté hacer un gato y un cerdito, creo que el primero al menos lo conseguí… ¿qué opinas?

Para finalizar mis originales percheros infantiles con coladores lo que hice fue atar un trozo de rafia con el fin de sujetar mejor cada esquinera o hierro angular, además até este en forma de lazo: ¡de esta forma obtuve un resultado más coqueto aún!

¡Y voilá!, ¡percheros infantiles listos para usar!: ¿qué te ha parecido mi peculiar manera de iniciarme en el mundo del bordado?, ¿habías hecho algo similar?…. por cierto, te prevengo, : ¡me estoy enganchando peligrosamente a los bordados, así que algún DIY más caerá al respecto seguro! 

Lee el post original

Capota de punto para bebé paso a paso

Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Hace unas semanas os enseñaba el Winter Playsuit que hice para el bebé de una amiga. No sé si os acordaréis, pero el pelele iba acompañado de una capota de punto para completar el conjunto. Os contaba que no acababa de convencerme el patrón porque quedaba floja en la nuca. O al menos eso es lo que me pasó a mí.
Quería repetir el modelo con algunos ajustes para ceñir un poco la zona de la nuca. Para conseguirlo tejí esa zona con vueltas cortas.
Hoy os voy a contar cómo hacer esta capota de algodón para un contorno de cabeza aproximado de 45 o 46 cm. De acuerdo con las tablas de equivalencias de tallas un perímetro craneal de 45 cm se corresponde con una talla 6 meses. Aunque ya sabéis que esto no es una ciencia exacta y que cada bebé es un mundo.
Si la vais a hacer, recordad leer la explicación completa antes de empezar y revisad los vídeos de las técnicas por si hay algún paso que no se entienda bien, poder aclararlo antes de empezar y no encontraros con el problema una vez metidas en faena.
Los materiales necesarios para tejer la capota son:

  • 1 ovillo de algodón Drops Safran (color 06 azul denim). No se necesita el ovillo completo, con menos de la mitad es suficiente así que esta capota es el proyecto ideal como complemento a un pelele, un jersey o una chaquetita.
  • agujas circulares de 3 mm o agujas rectas de 3 mm. Yo tejí la capota con agujas circulares, pero no es imprescindible, al no tejer en redondo se puede tejer con agujas rectas.
  • 2 marcadores o dos trozos de hilo de otro color atados formando anillas.
  • 1 botón
  • aguja lanera para coser
Las técnicas utilizadas para tejer esta capota son:

Antes de continuar quiero hacer una aclaración en cuanto a la nomenclatura. Salvo cuando tejo en redondo, para mí una vuelta se compone de dos pasadas o filas, es decir, tejer una vuelta sería trabajar todos los puntos de la aguja dos veces para volver al principio (1 vuelta = 2 filas). Una vez dicho esto, vamos allá.
Empezamos montando 15 puntos y trabajamos una vuelta a punto bobo, es decir, hacemos dos pasadas tejiendo todos los puntos del derecho. Aprovechamos para colocar los marcadores cada 5 puntos.
A continuación, vamos a empezar con los aumentos. Tejeremos el siguiente bloque 6 veces. Al terminar debemos tener 27 puntos en la aguja.

  • LD (lado derecho de la labor): tejemos del derecho hasta el primer marcador, M1R, saltamos marcador, tejemos del derecho hasta el segundo marcador, saltamos marcador, M1L, tejemos del derecho hasta el final
  • LR (lado revés de la labor): tejemos 5 puntos del derecho, tejemos del revés todos los puntos hasta 5 antes de llegar al final, tejemos 5 puntos del derecho
A partir de aquí seguimos haciendo los aumentos, pero además incorporamos las vueltas cortas para ir dando forma a la nuca. Como os puse en el apartado de técnicas, las vueltas cortas las haremos con la técnica wrap & turn, es decir, envolver y girar. Así que cuando os encontréis en la explicación que pongo w&t lo que hay que hacer es lo siguiente:

  • cogemos el punto como si lo fuéramos a tejer del revés y lo pasamos a la aguja derecha
  • traemos la hebra al frente
  • devolvemos el punto a la aguja izquierda
  • pasamos la hebra hacia atrás
  • giramos la labor
El resultado es que tenemos un punto envuelto con la hebra y ésta la tenemos bien colocada para seguir tejiendo del revés.
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
El siguiente bloque lleva aumentos y vueltas cortas. Tenemos que repetirlo hasta tener 69 puntos en la aguja.

  • LD: tejemos del derecho hasta el primer marcador, M1R, saltamos marcador, tejemos del derecho hasta el segundo marcador, saltamos marcador, M1L, tejemos del derecho hasta 5 puntos antes del final, envolvemos el punto y giramos (w&t)
  • LR: tejemos del revés todos los puntos hasta 5 antes de llegar al final, tejemos 5 puntos del derecho
  • LD: tejemos del derecho hasta el primer marcador, M1R, saltamos marcador, tejemos del derecho hasta el segundo marcador, saltamos marcador, M1L, tejemos del derecho hasta el final
  • LR: tejemos 5 puntos del derecho, tejemos del revés todos los puntos hasta 5 antes de llegar al final, tejemos 5 puntos del derecho
El siguiente bloque no tiene no tiene aumentos aunque sí vueltas cortas. Lo tejemos 2 veces.

  • LD: tejemos del derecho hasta 5 puntos antes del final, envolvemos el punto y giramos (w&t)
  • LR: tejemos del revés todos los puntos hasta 5 antes de llegar al final, tejemos 5 puntos del derecho
  • LD: tejemos todos los puntos del derecho hasta el final
  • LR: tejemos 5 puntos del derecho, tejemos del revés todos los puntos hasta 5 antes de llegar al final, tejemos 5 puntos del derecho
Ahora empezamos con las disminuciones para hacer la otra mitad de la capota. Repetiremos el siguiente bloque hasta tener 37 puntos en la aguja.

  • LD: tejemos del derecho hasta dos puntos antes del primer marcador, disminución simple (surjete o ssk), saltamos marcador, tejemos del derecho hasta el segundo marcador, saltamos marcador, tejemos dos puntos juntos, tejemos del derecho hasta 5 puntos antes del final, envolvemos el punto y giramos (w&t)
  • LR: tejemos del revés todos los puntos hasta 5 antes de llegar al final, tejemos 5 puntos del derecho
  • LD: tejemos del derecho hasta dos puntos antes del primer marcador, disminución simple (surjete o ssk), saltamos marcador, tejemos del derecho hasta el segundo marcador, saltamos marcador, tejemos dos puntos juntos, tejemos del derecho hasta el final
  • LR: tejemos 5 puntos del derecho, tejemos del revés todos los puntos hasta 5 antes de llegar al final, tejemos 5 puntos del derecho
Seguimos con las disminuciones, pero sin vueltas cortas. Tejemos el siguiente bloque 6 veces.

  • LD: tejemos del derecho hasta dos puntos antes del primer marcador, disminución simple (surjete o ssk), saltamos marcador, tejemos del derecho hasta el segundo marcador, saltamos marcador, tejemos dos puntos juntos, tejemos del derecho hasta el final
  • LR: tejemos 5 puntos del derecho, tejemos del revés todos los puntos hasta 5 antes de llegar al final, tejemos 5 puntos del derecho
Ya estamos terminando. Ahora tejemos una vuelta a punto bobo. A partir de aquí tejeremos siempre del derecho. En la siguiente vuelta cerramos 4 puntos al principio y la final. Nos quedamos con 7 puntos para la hebilla. Tejemos 20 vueltas a punto bobo. En la siguiente haremos un ojal, para ello, tejemos 3 puntos, echamos hebra, tejemos 2 puntos juntos, tejemos 2 puntos del derecho. Tejemos una vuelta más y cerramos todos los puntos.
Cosemos un botón y rematamos hilos. Ya tenemos nuestra capota lista. Al ser una capota sencilla es perfectamente válida para niña y para niño y se puede combinar con un montón de estilos de ropa diferentes.
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Podéis dejar así la capota o hacerle un rematito de ganchillo. Al ser una capota sencilla, acepta prácticamente cualquier remate de ganchillo que os guste. Podéis escoger algo sencillo como un remate a punto cangrejo o a punto bajo todo alrededor. O podéis buscar algún remate algo más elaborado como esta puntilla sencilla o un remate de tablitas. Es cuestión de gustos.
Dependiendo del hilo utilizado y de cómo tejamos la capota quedará más o menos flexible por o que dará más o menos talla. En este modelo es sencillo aumentar o disminuir tallas haciendo más o menos bloques de aumentos y disminuciones. Es cuestión de ir probando nuestros avances al destinatario o, en su defecto, a un globo hinchado con las medidas aproximadas de la cabeza del bebé.
Si no tenéis bebé a mano para medir podéis seguir la tabla de medidas y las indicaciones de Creativa Atelier para tejer una capota que encontraréis AQUÍ.
Espero que os haya gustado, que se entienda la explicación y que os sirva de ayuda. Cualquier duda, sugerencia o comentario que tengáis será bien recibido.
Esta vez a mi modelo favorito de capotas le va grande, así que he recurrido a un globo para que la podáis ver puesta.
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)

Lee el post original

Capota de punto para bebé paso a paso

Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Hoy os voy a contar cómo hacer esta capota de algodón para una talla aproximada de talla 3 meses. Si la vais a hacer, recordad leer la explicación completa antes de empezar por si hay algún paso que no se entienda bien, poder aclararlo antes de empezar y no encontraros con el problema una vez metidas en faena.
Los materiales necesarios para tejer la capota en talla 3 meses son:
  • 1 ovillo de algodón Drops Safran (color 09). No se necesita el ovillo completo, con menos de la mitad es suficiente así que esta capota es el proyecto ideal como complemento a un pelele o una chaquetita.
  • agujas circulares de 3 mm o agujas rectas de 3 mm. Yo tejí la capota con agujas circulares, pero no es imprescindible, al no tejer en redondo se puede tejer con agujas rectas.
  • 2 marcadores o dos trozos de hilo de otro color atados formando anillas.
  • 1 botón
  • aguja lanera para coser
Las técnicas utilizadas para tejer esta chaqueta son:

Antes de continuar quiero hacer una aclaración en cuanto a la nomenclatura. Salvo cuando tejo en redondo, para mí una vuelta se compone de dos pasadas o filas, es decir, tejer una vuelta sería trabajar todos los puntos de la aguja dos veces para volver al principio (1 vuelta = 2 filas). Una vez dicho esto, vamos allá.
Empezamos montando 4 puntos y trabajamos una vuelta a punto bobo, es decir, hacemos dos pasadas tejiendo todos los puntos del derecho.
A continuación, vamos a hacer dos vueltas de aumentos. Para ello tejemos de la siguiente forma:

  • LD (lado derecho de la labor): aumento simple tejiendo el mismo punto por delante y por detrás (tdd), 2 puntos del derecho, tdd (6p)
  • LR (lado revés de la labor): tejemos todos los puntos del derecho
  • LD: tdd, 4 puntos del derecho, tdd (8p)
  • LR: tejemos todos los puntos del derecho
Ahora vamos a hacer el ojal de la tira que va a cerrar la capota. Para ello tejemos de la siguiente forma:

  • LD: tejemos 2 puntos del derecho, pasamos hebra (aumento calado echando hebra), 2 puntos juntos del derecho, 3 puntos del derecho (8p)
  • LR: tejemos todos los puntos del derecho
Seguimos tejiendo a punto bobo sin hacer ningún tipo de aumentos hasta que la tira mida de largo unos 12 cm desde el principio.
Ahora empezamos la capota. A partir de aquí todos los aumentos serán del tipo aumento simple sin calado. Tejemos las siguientes dos pasadas con aumentos y aprovechamos para colocar ya los marcadores.
  • LD: tejemos un punto del derecho, hacemos un aumento simple sin calado, colocamos un marcador, tejemos 4 puntos del derecho, colocamos otro marcador, hacemos un aumento simple sin calado, tejemos un punto del derecho (10p)
  • LR: tejemos todos los puntos del derecho hasta el primer marcador, saltamos el marcador, tejemos un punto del revés, dos puntos del derecho, un punto del revés, saltamos marcador, tejemos todos los puntos del derecho hasta el final
Ahora tejemos el siguiente bloque 3 veces. Al final tendremos 16 puntos en la aguja.

  • LD: tejemos del derecho todos los puntos hasta uno antes del primer marcador, hacemos un aumento simple sin calado, saltamos el marcador, tejemos 4 puntos del derecho, saltamos el segundo marcador, hacemos un aumento simple sin calado, tejemos todos los puntos del derecho hasta el final
  • LR: tejemos todos los puntos del derecho hasta el primer marcador, saltamos el marcador, tejemos un punto del revés, dos puntos del derecho, un punto del revés, saltamos marcador, tejemos todos los puntos del derecho hasta 5 puntos antes de final, giramos la labor
A partir de aquí seguiremos con el patrón de aumentos, pero además incluimos vueltas cortas en la nuca para ir dando forma a la capota. Vamos a repetir el siguiente bloque hasta que tengamos 56 puntos en la aguja:

  • LD: tejemos del derecho todos los puntos hasta uno antes del primer marcador, hacemos un aumento simple sin calado, saltamos el marcador, tejemos 4 puntos del derecho, saltamos el segundo marcador, hacemos un aumento simple sin calado, tejemos todos los puntos del derecho hasta el final
  • LR: tejemos todos los puntos del derecho hasta el primer marcador, saltamos el marcador, tejemos un punto del revés, dos puntos del derecho, un punto del revés, saltamos marcador, tejemos todos los puntos del derecho hasta 5 puntos antes de final, giramos la labor
  • LD: pasamos el primer punto sin tejer, tejemos del derecho todos los puntos hasta uno antes del primer marcador, hacemos un aumento simple sin calado, saltamos el marcador, tejemos 4 puntos del derecho, saltamos el segundo marcador, hacemos un aumento simple sin calado, tejemos todos los puntos del derecho hasta el final
  • LR: tejemos todos los puntos del derecho hasta el primer marcador, saltamos el marcador, tejemos un punto del revés, dos puntos del derecho, un punto del revés, saltamos marcador, tejemos todos los puntos del derecho hasta el final
Ya estamos en la mitad. Si hasta aquí fuimos haciendo aumentos ahora nos tocaría repetir el patrón, pero con disminuciones. Antes de empezar con las disminuciones tejemos 4 vueltas manteniendo el patrón de los puntos del revés para seguir con el dibujo y las vueltas cortas, pero sin aumentos. Estas vueltas se hacen para que no nos quede un pico en la capota y quede más suave la transición. Para hacer esas vueltas de transición tenemos que repetir 2 veces el siguiente bloque:

  • LD: tejemos del derecho todos los puntos hasta el primer marcador, saltamos el marcador, tejemos 4 puntos del derecho, saltamos el segundo marcador, tejemos todos los puntos del derecho hasta el final
  • LR: tejemos todos los puntos del derecho hasta el primer marcador, saltamos el marcador, tejemos un punto del revés, dos puntos del derecho, un punto del revés, saltamos marcador, tejemos todos los puntos del derecho hasta 5 puntos antes de final, giramos la labor
  • LD: pasamos el primer punto sin tejer, tejemos del derecho todos los puntos hasta el primer marcador, saltamos el marcador, tejemos 4 puntos del derecho, saltamos el segundo marcador, tejemos todos los puntos del derecho hasta el final
  • LR: tejemos todos los puntos del derecho hasta el primer marcador, saltamos el marcador, tejemos un punto del revés, dos puntos del derecho, un punto del revés, saltamos marcador, tejemos todos los puntos del derecho hasta el final
Ahora hacemos el otro lado de la capota cambiando los aumentos por disminuciones y manteniendo las vueltas cortas. Vamos a repetir el siguiente bloque hasta que tengamos 18 puntos en la aguja:

  • LD: tejemos del derecho todos los puntos hasta dos antes del primer marcador, tejemos una disminución simple de tipo surjete, saltamos el marcador, tejemos 4 puntos del derecho, saltamos el segundo marcador, tejemos dos puntos juntos, tejemos todos los puntos del derecho hasta el final
  • LR: tejemos todos los puntos del derecho hasta el primer marcador, saltamos el marcador, tejemos un punto del revés, dos puntos del derecho, un punto del revés, saltamos marcador, tejemos todos los puntos del derecho hasta 5 puntos antes de final, giramos la labor
  • LD: pasamos el primer punto sin tejer, tejemos del derecho todos los puntos hasta dos antes del primer marcador, tejemos una disminución simple de tipo surjete, saltamos el marcador, tejemos 4 puntos del derecho, saltamos el segundo marcador, tejemos dos puntos juntos, tejemos todos los puntos del derecho hasta el final
  • LR: tejemos todos los puntos del derecho hasta el primer marcador, saltamos el marcador, tejemos un punto del revés, dos puntos del derecho, un punto del revés, saltamos marcador, tejemos todos los puntos del derecho hasta el final
Ahora hacemos unas vueltas de disminuciones, pero sin vueltas cortas. Para ello repetimos el siguiente bloque hasta que tengamos 8 puntos en la aguja:

  • LD: tejemos del derecho todos los puntos hasta dos antes del primer marcador, tejemos una disminución simple de tipo surjete, saltamos el marcador, tejemos 4 puntos del derecho, saltamos el segundo marcador, tejemos dos puntos juntos, tejemos todos los puntos del derecho hasta el final
  • LR: tejemos todos los puntos del derecho hasta el primer marcador, saltamos el marcador, tejemos un punto del revés, dos puntos del derecho, un punto del revés, saltamos marcador, tejemos todos los puntos del derecho hasta el final
Tejemos 3 o 4 vueltas a punto bobo y cerramos todos los puntos.
Cosemos un botón en estas últimas vueltas y rematamos hilos.
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Con esto ya tendríamos nuestra capota lista. Al ser una capota sencilla es perfectamente válida para niña y para niño y se puede combinar con un montón de estilos de ropa diferentes.
Quedaría genial, por ejemplo, como parte de un conjunto con esta chaqueta a punto bobo que os enseñe hace un tiempo.
Podéis dejar así la capota o hacerle un rematito de ganchillo. Al ser una capota sencilla, acepta prácticamente cualquier remate de ganchillo que os guste. Podéis escoger algo sencillo como un remate a punto cangrejo o a punto bajo todo alrededor. O podéis buscar algún remate algo más elaborado como esta puntilla sencilla o un remate de tablitas.
Yo añadí a la capota un remate de ganchillo con aguja de 2,5 mm. Os dejo el gráfico del remate que hice yo. La única diferencia es que yo hice 3 cadenas en lugar de 5. Es decir, se teje un punto bajo, 3 cadenas al aire, otro punto bajo en el mismo punto que el primero, se salta un punto y se repite por todo el contorno.
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Dependiendo del hilo utilizado y de cómo tejamos la capota quedará más o menos flexible por o que dará más o menos talla. En este modelo es sencillo aumentar o disminuir tallas haciendo más o menos bloques de aumentos y disminuciones. Es cuestión de ir probando nuestros avances al destinatario o, en su defecto, a un globo hinchado con las medidas aproximadas de la cabeza del bebé.
Si no tenéis bebé a mano para medir podéis seguir la tabla de medidas y las indicaciones de Creativa Atelier para tejer una capota que encontraréis AQUÍ.
Espero que os haya gustado, que se entienda la explicación y que os sirva de ayuda. Cualquier duda, sugerencia o comentario que tengáis será bien recibido.
Ya sólo me queda dejaros con el reportaje fotográfico.
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Con hilos, lanas y botones: DIY cómo hacer una capota a punto bobo para bebé paso a paso (patrón gratis)
Si os gusta esta capota, pero no podéis tejerla en este momento, podéis pinear el patrón para guardarlo y no olvidaros haciendo click aquí.

Lee el post original

Cómo hacer un macetero Anthropologie por menos de 10 mil pesos

Si hay algo que me gusta mucho es navegar por internet, sobre todo por las páginas de tiendas internacionales, y ver qué decoraciones, accesorios o adornos puedo replicar por una fracción de lo que costaría comprarlo. Es así como llegué a este stand, bowl o macetero de la tienda Anthropologie (que amo <3), de estilo mid century, ornamental, súper simple, y cuyo valor alcanza los 48 dólares, es decir, unos CLP $30.000. Mucho lucho para mi.

Así que buscando algunas opciones, se me ocurrió reemplazar las piezas por elementos plásticos, en este caso, un bowl y un vaso. De esta forma, podemos hacer el mismo macetero, por un tercio de su valor.

Materiales:

  • Bowl plástico
  • Vaso plástico: la boca debe ser más amplia que la base
  • Silicona o pegamento
  • Clavo o destornillador
  • Pintura en spray Fleur

Asegúrate de que el bowl con el vaso tengan tamaños acordes para que quede un macetero equilibrado. Yo escogí dos portes diferentes para hacer uno más pequeño y otro más grande.

Primero, fíjate que el bowl no tenga bordes o asas, si es así, córtalas para dejarlo liso.

Luego, pégalo al vaso, procurando que la parte abierta -y por lo tanto más amplia- de este último quede hacia abajo.

Una vez seco, con un clavo o destornillador caliente, haz tres o cuatro agujeros en la base del macetero (donde pegaste ambas piezas) para que drene el agua cuando riegues tus plantas.

Finalmente, píntalos. Si es necesario, dale una capa blanca primero para que el color quede parejo, sobre todo si el vaso y bowl son de tonos diferentes.

Yo te recomiendo a ojos cerrados que uses los sprays de la marca Fleur porque son súper fáciles de aplicar, tienen una variedad de colores increíbles y además su acabado es chalky, es decir, opaco, parecido a la tiza. En este caso usé los colores Flower Power y Pink Rococó.

Una vez secos, sólo debes poner tus plantas o flores favoritas y lucirlos como si fuesen piezas de museo.

Espero que les haya gustado y que se animen a replicar objetos que ven en tiendas o revistas con cosas que tengan a la mano, ¡es súper entretenido!

Un abrazo y que tengan lindo día 🙂

Cony

Lee el post original