Entradas

DIY Moodboard con raqueta

Que cualquier objeto puede ser rescatado para darle una vida mejor ya no es ningún misterio, y para las que somos muy diogeneras hasta la mínima cosa que encontremos nos sirve para reciclar.
Como prueba de ello os traigo el DIY de hoy.

Una noche paseando al perro iba miré en el suelo entre dos coches, cuando de repente ví lo que eran los restos de una raqueta de badminton. Las cuerdas rotas, sin palo, con la pintura gastada y algo deforme…pero para algo serviría! Así que a casa me la llevé.

Lo primero fue quitarle la cuerda y pintarla de nuevo con spray.

En casa tenía una especie de alambre plastificado en color dorado que ni se me ocurría para qué usar (esas cosas que se compran sin saber para qué…) y que me vino perfecto para este DIY.
Fui haciendo la rejilla de la raqueta hasta terminarla a mi gusto.

Aunque mi idea era colgarla en la pared, al final como tenía el principio del mango, decidí hacerle una base.
Cogí un listón rectángular, lo corté, lijé…

Le hice el agujero en el centro para encajar el metal, y listo!

Aunque tengo ya unos cuantos moodboards en casa, tenía la excusa perfecta con ésto para hacer otro a coste cero.
Al tener la cuerda viene genial para colocar postales, papeles, etc.
No es de un gran tamaño, pero para algunas cosas pequeñas que queramos tener a la vista viene bien.

También se puede usar para colgar la bisutería, como los pendientes por ejemplo…
Un DIY de lo más económico. fácil y práctico, no creéis? 🙂
Con este reciclado participo en el Finde Frugal que Marce organiza cada viernes. No te quedes sin pasarte por su blog y ver todas las propuestas!
Nos leemos pronto.

Lee el post original

Cojines con pompones

Tras hacer mi primer cojín de lana, ya os dije que seguramente al ver lo facilito que era, me hacía algunos más.
En el blog de Maite de La Garbatella vi éste DIY para hacer cojines de tela estampados con pompones y me encantó, así que con lo que tenía en casa y los colores que quedaban bien en mi salón me hice un par de ellos.
Hice uno de tela con estampado de cebra y peludito, calentito para estos meses, y le añadí los pompones azules.
Sé que el animal print no suele gustar a [email protected] pero a mí me encanta algún pequeño toque más arriesgado de vez en cuando, sobretodo tratándose en blanco y negro, además con los pompones en color creo que queda más alegre y gracioso.

También tenía lana y pintura textil amarilla, así que como son los dos colores que quiero tener en detalles del salón, me hice una plantilla de abetos y los pinté todos de negro, y uno en amarillo para darle algo de contraste al cojín.
Así tengo unas fundas de cojín de estilo nórdico sin pasarme con el blanco y negro.

Le añadí los pompones amarillos, que los hice con un kit de pompones que me compré muy baratito hace tiempo, aunque hay otros métodos DIY para hacerlos sin ningún tipo de kit especial!

Y ya tengo cojines para esta temporada a mi gusto y sin apenas gasto.
Cuando me canse se cambian por otras fundas nuevas y listo.

¿Qué os parecen?¿Con cuál os quedáis?
A mí el de abetos me tiene enamorada…Y lo mejor de todo es que se pueden hacer con el estampado y los colores que queramos.
Con estos cojines participo en el Finde Frugal de Marce ya que se hacen rapidito y el coste es mínimo si tienes materiales en casa.
Pasad a ver el resto de propuestas, seguro que os sorprenden!!
Besos,

Lee el post original

diy columpio de madera

¿Os acordáis de las maderas con las que hice el banco de madera hace unas semanas?
Pues de los cuatro listones que usé me sobró uno, y llevaba con la idea de hacer un columpio desde hace tiempo (sí, ya se que soy algo mayorcita, pero tenía que hacerlo!!) así que pensado y hecho :).
En un principio lo iba a hacer para mi terraza pero como dentro de poco empezará el frío, al final decidí llevarlo al pueblo.
Corté las maderas con la caladora con las medidas pensadas y después limé todos los bordes para dejarlos bien rectos.
La cuerda ya la tenia, así que no gasté nada de nada.
Después, hice los cuatro agujeros por los que iría la cuerda, uno en cada extremo de cada listón.
Como tenía bastantes agujeros de tornillos los tapé con masilla para dejarlo todo uniforme.
Una capa de imprimación y otra de pintura blanca…
Después elegí ésta imagen de la web y la imprimí para calcarla sobre la madera.
Tras calcar las letras las voy pintando a mano con pintura marrón.
Y después de pintar, una pasada con la lijadora y un par de capas de barniz incoloro para protegerlo de la intemperie.
Muy, muy fácil!
Finalmente, coloqué la cuerda, la até a una viga de madera del techo, y listo para el balanceo!
Un ratito de relax cada tarde observando esos montes manchegos me hacían reponer fuerzas para seguir creando cosas… y mi madre tan feliz, oye!
En los días próximos os las iré enseñando.
Y con éste columpio hecho en un ratito participio un viernes más en el Finde Frugal de Marce,
cómo me gustan éstos viernes!
Gracias de verdad por vuestros comentarios :).
Besitos y que paséis un buen finde, que hay que aprovechar el mes que queda de calor!

 

Lee el post original