Entradas

Haz un cuadro con clavos e hilo para #elretopinterest

Por fin he llegado a uno de los #elretopinterest que cada mes lanza Marta de Scarlata y el Señor Don Gato II. Este mes nos retaba a hacer un cuadro con clavos e hilo y esta es mi aportación: una flecha que he puesto en un rincón de mi espacio de trabajo y que me recuerda que siempre tengo que mirar y seguir hacia adelante:
Nunca había hecho uno pero es muy fácil e intuitivo. En una tabla, corcho u otra superficie dibujáis el motivo que queréis hacer, seguidamente ponéis clavos por todo el contorno y por último vais pasando un hilo de uno a otro.
Lo mejor de todo es que no hay reglas, se puede hacer libremente o siguiendo un patrón pero el resultado os va a quedar bonito y original.

Es muy rápido de hacer y aunque no tengáis maña con el martillo no os preocupéis porque los clavos se meten en la madera sólo lo suficiente para aguantar el hilo, así que es difícil que queden torcidos.
Os dejo unas fotografías donde se ve el paso a paso de esta manualidad. La modelo es la niña, que en cuanto vio cómo quedó el mío le faltó tiempo para pedirme una madera (pintada con chalk paint como la mía, ojo), un corazón dibujado e hilo rosa.
El material necesario es:
– Hilo, lana, cuerda, según lo que se quiera crear y el tamaño de la base.
– Clavos, grandes o pequeños también según dónde vayáis a hacerlo, no es lo mismo una maderita como estas que usamos nosotras que un mural de madera aglomerado, homigón, etc.
– Martillo para clavarlos, el mío no salió porque no está para enseñar.
– Dibujo con el motivo que queramos hacer, lógicamente adaptado a las medidas de la base. Os sugiero que en el mismo pongáis ya los puntos donde irán los agujeros porque aquí es más fácil calcular la distancia entre ellos.
El primer paso es centrar el dibujo en la base y con uno de los clavos ir marcando los puntos donde irán el resto. Aquí golpearemos suavemente con el martillo porque sólo queremos la marca, no clavarlo:
Es muy práctico hacerlo así porque a la vez que marcáis el dibujo haréis un agujero en el que luego será más fácil y cómodo clavarlos definitivamente:

El tercer y último paso es ir pasando el hilo de un clavo a otro. Sin orden, siguiendo un patrón, uno sí y otro no, que se crucen sólo en el centro, de cualquier forma que lo hagáis quedará bonito y original:

¿Qué os parece cómo ha quedado? ¿Creéis que os animaríais a hacer uno? Si queréis más inspiración en el blog Scarlata y el Señor Don Gato II estaremos [email protected] [email protected] participantes en el reto.
¡Que paséis un feliz fin de semana!

Lee el post original

Coser una lámina de papel para San Valentín

Hoy os traigo un tutorial para aprender a coser láminas de papel y de paso, [email protected] que lo celebréis, hacer un regalo para San Valentín original y personalizado. Os dejo tres ejemplos pero las posibilidades son infinitas, tantas como dibujos o motivos se os ocurran.
Aunque parezca lo contrario, el papel sea del tipo y grosor que sea se puede coser, aunque claro está con mucho más cuidado que si fuese una tela. Yo en estas láminas he utilizado cartulina pero también he hecho pruebas en folios, cartón, papel de estraza y papel de periódico y el resultado ha sido igualmente bueno. Eso sí, utilizando la aguja y el hilo con mucha delizadeza, que el papel rasga.
En este tutorial he cosido con punto de cruz, aunque más adelante veréis que se puede hacer con cualquier otro, igual que si se tratase de tela. ¡Incluso hasta se puede coser a máquina!
La técnica es siempre la misma, dibujar el motivo, puntearlo por donde pasará la aguja y finalmente coser.
El primer paso es el dibujo. Para el punto de cruz se hace en un folio cuadriculado para que sea más fácil pasarlo o “traducirlo” a cruces. Si vais a hacerlo cosiendo con otros puntos sirve un folio en blanco:
El segundo paso es adaptar el dibujo a la cuadrícula y marcar los puntos por los que pasará el hilo:
El tercer paso es centrar esta plantilla en lámina sujetándola para que no se mueva porque tendremos que marcar esos puntos con la aguja:
El cuarto paso será agujerear cada punto con una aguja o un punzón para saber por dónde pasará luego el hilo:

Y por último sólo queda coser. Insisto en lo del cuidado pero por lo demás es como una labor de costura normal y corriente, incluso más fácil porque ya se sabe de antemano dónde hay que meter la aguja.
El punto de cruz se hace pasando el hilo de un punto a otro de tal forma que quede una equis, como se ve en las fotos:

Y este es el resultado, una lámina original cosida a mano y muy bonita:

Este es otro ejemplo de papel cosido con aguja e hilo, en este caso con punto de cadeneta. El proceso ha sido el mismo que el anterior, sólo he cambiado el punto:

En este otro ejemplo le he dado una vuelta a la técnica que utilicé en la tarjeta de San Valentín que os enseñaba la semana pasada (aquí). Dibujé un corazón en la lámina y luego lo recorté. A continuación hice otro más pequeño con el recorte que obtuve y finalmente cosí uno a otro al igual que hice en la tarjeta. Queda muy original porque entre los hilos se ve la base sobre la que va la lámina. La mía es de color blanco pero podéis darle más contraste utilizando otros colores:

Había pensado enmarcarlas, pero luego me acordé de estas tablas pintadas en blanco y me parece que quedan incluso mejor así. ¿Qué os parece a [email protected]? ¿Os animáis a coser papel?
Pasad un feliz fin de semana, yo voy a hacer lo posible por no salir de casa en dos días.

Lee el post original

Calendario de Adviento DIY con tubos de cartón

Antes de que naciese la niña el único significado que tenía para mí el uno de diciembre era que empezaba el mes con más días festivos de todo el año y que era un gustazo mirar aquel calendario con tantos números rodeados de rojo.
Años después e Instagram y Pinterest mediante este mes se ha convertido en el Mes del Calendario con mayúsculas porque al menos en mi casa ver el regalito que toca cada día es el evento más importante que tenemos marcado en la agenda seguido de lejos por la Nochevieja y a mucha más distancia por la Nochebuena.
Tanto que estoy pensando que el nuestro en lugar de 24 tenga 31 números no sólo para que la alegría dure más sino porque la posibilidad de quedarse sin sorpresa es una poderosa arma disuasoria frente a desobediencias y berrinches varios.
Este es el calendario de Adviento de este año, hecho cómo no con materiales reciclados y con la colaboración de la niña que hizo los números y que luego confesó que me había ayudado para saber el regalito que correspondía a cada día.
El material básico que utilizamos fueron tubos de cartón del papel de cocina y papel de regalo para forrarlos. Lo demás, la lana y la rama se pueden sustituir por cualquier otra cosa que tengáis a mano, hilo, cuerda, tanza, un palo, alambre, lo que se os ocurra.
Para mí lo mejor de todo es que podéis hacerlo con vuestros [email protected] porque es muy sencillo, entretenido y limpio porque sólo se utiliza pegamento en barra, el resto es cuestión de hacer agujeros y nudos.
Yo utilicé tubos de cartón del papel de cocina cortados a la misma medida porque los del papel higiénico los tengo todos espachurrados de tanto estrujarlos para que quepan en el armario del baño, lana de color rojo, washi tape y un cuaderno con papeles de Tiger que para estas cosas es muy práctico porque tiene varios diseños navideños en tamaño A4.
El calendario está formado por 24 tubos de cartón convertidos en pequeñas cestas gracias a una tapa en el fondo que puse siguiendo el mismo proceso que os enseñaba aquí con la guirnalda de Halloween, pero tened en cuenta que en este caso sólo cerraremos un extremo porque en el otro perforaremos los agujeros para pasar la lana y hacer el asa.
Después de forrar los tubos queda lo más fácil que es engancharlos a la rama. En un principio había pensado en coger alguna por el parque o por ahí pero al final me decidí por una de laurel de los restos del Domingo de Ramos a la que le enrollé lana en algunos puntos para darle un poco de color pensando en los frutos rojos del carrasco/acebo tan característico de esta época.
Lo de ponerlos a diferentes alturas no me quedó otra porque al ser tan delgadita podía convarse aún más de lo que lo hizo con el peso.
Como la estructura es tan endeble puse papel de seda rojo tapándolos porque sólo nos faltaba que intentando abrirlos se nos viniese todo el invento abajo.
Con todos esos colores queda muy alegre.

Ahora sólo nos queda esperar a que llegue de una pieza al lunes que ya he interceptado dos veces a la niña con una banqueta por el pasillo y la excusa de que era para enderezar un cuadro del salón me huele a chamusquina.
¡Pasad un feliz fin de semana!

Lee el post original

Cómo hacer un acuario de whasi tape

Si como es mi caso tenéis a los [email protected] [email protected] de [email protected] o queréis [email protected] un rato de delante de la televisión, prestad atención al post de hoy porque en cuanto les digáis que vais a hacer unas marionetas de peces lo dejan todo seguro:
No sé muy bien cómo se me ocurrió la idea, pero pasamos un par de horas muy entretenidas, más otra haciendo una obra de teatro con los peces, porque la niña hizo los suyos a condición de que luego jugásemos juntas (abro yo aquí un momento para la reflexión: ¿Vuestros hijos os piden que juguéis con ellos? ¿Soy yo o estos niños de hoy en día son más dependientes de nosotros para entretenerse que nosotros en nuestra época? ¿Oís varias veces al día eso de “No sé a qué jugar” o “Me aburro” pronunciado delante de una tonelada de juguetes? Yo ante esto no sé qué pensar porque siempre me entretuve yo sola, incluso no me gustaba que mis padres anduviesen cerca porque la mayoría de las veces lo único que hacían era incordiar).
El caso es que esta manualidad es muy sencilla de hacer y queda resultona. Además, si no tenéis whasi tape podéis utilizar papel de regalo, servilletas, pegatinas o lo que se os ocurra.
Solamente tenéis que recortar la silueta de los peces en un cartón (yo usé el de una caja de cereales), ponerlos guapos con los materiales que os acabo de mencionar y pegarles por un lado un palo de brocheta para manejarlos cómodamente:
Incluso si sois mañosos podéis hacer un teatro con una caja de cartón y representar vuestras propias obras (que fue lo que hicimos nosotras).
Y de esta forma tan bonita y sencilla podéis montar un acuario o un zoológico o un terrario o una perrera porque quien dice peces, dice leones y jirafas o hipopótamos y elefantes o tortugas y hormigas o caniches y galgos, cada uno lo que se le ocurra o lo que se le de mejor dibujar. Dejad volar la imaginación porque con estos animales no tendréis problemas de convivencia ni de espacio.
Aquí tenéis la ballena pastelera (porque era la que hacía la tarta de cumpleaños al pececillo que celebraba el suyo):

El pececillo cumpleañero:

El compañero del anterior:

Los dos compis que van a dar una vuelta:

Papá y mamá teniendo un minuto libre para ellos sin niños cerca. Lo que pasa es que hace tanto que no tienen una conversación de adultos que no saben ni qué contarse:

Mamá:

Papá:

Los niños con la ballena pastelera, que seguramente les llevará a que cojan lo que quieran de la tienda:
La mamá que lleva a los peques a merendar sin saber que esos dos se han zampado una milhoja y cuatro bombones cada uno, y a ver quién tiene el valor de meterse ahora un bocata de jamón entre pecho y espalda:
El papá y el nene teniendo una conversación del tipo: “Hoy puedo quedarme jugando hasta que marche el último niño del parque porque no hace falta bañarme porque no voy a ensuciarme”:
Por último os enseño los peces que hizo mi hija, yo le recorté la silueta y ella se encargó del resto. Observad que la marca al agua es Pica Pecosina, su nombre artístico. Le pregunté si podía publicar una foto de sus peces y me puso como condición que en lugar de Pica Pecosa apareciese Picosina. Es que nacen aprendidos.
Pasad un feliz jueves y si os animáis a hacerlo me lo contáis.

Lee el post original

Posavasos con piedras DIY

El post de hoy se lo debo al esposo por ser buena persona y por todo lo que me aguanta y por su paciencia infinita y por no ponerse a dar voces como un loco desatado cada vez que entra en casa y me pilla con las manos en la masa y no de croquetas precisamente. Es digno de admiración este esposo metódico y ordenado que tiene un sitio para cada cosa y cada cosa en su sitio que es capaz de convivir con un mueble despanzurrado en una esquina del salón esperando una mano de chalk paint que nunca llega o con una mochilita de cuando la niña era pequeña llena de piedras.
Cada vez que lo veo me muero de amor y hago propósito de enmienda y me pongo a utilizar las cosas que tengo por ahí para hacer lo que había pensado cuando las ví. Esta vez les ha tocado a las piedras que recogí en la playa. Los que me seguís por Instagram (@picapecosa) ya sabéis cómo las pasa el esposo conmigo y con mi manía por las piedras porque en lugar de limitarme a recoger conchas como hace todo el mundo yo lleno bolsas del supermercado. Precisamente cuando recogí unas pequeñitas y redondeadas se me ocurrió que podrían convertirse en posavasos.
Es muy fácil de hacer porque sólo hay que pegarlas a un trozo de fieltro con el único cuidado de que tengan todas más o menos el mismo grosor para que el vaso o lo que pongáis encima esté nivelado y no se caiga. Calculáis el diámetro y ya lo tenéis.
Esta es la base de la que partí, preciosas piedras redondeadas por la fuerza de las mareas.
Debajo podéis ver el fieltro al que van pegadas. Podéis hacer cualquier combinación de color y de forma que se os ocurra solamente teniendo en cuenta lo que os comentaba del grosor.
¿Veis qué efecto más bonito con el vaso encima?

Para éste utilicé piedras oscuras alrededor y en el centro puse dos más claritas.

¡Pasad un feliz jueves y disfrutad del día a pesar del mal tiempo!


Lee el post original

Juguetes Handmade (4): + Barquitos

Nos encantan los juguetes Handmade, y si flotan… mucho más. Así que despedimos el verano con dos Barquitos Upcycling.
La versión de Carla:
DIY Barquito Upcycling
DIY Barquito Upcycling
DIY Barquito Upcycling
Y la versión de Júlia:
DIY Barquito Upcycling
DIY Barquito Upcycling
DIY Barquito Upcycling
¡Bye Bye Summer!

Lee el post original

Receta contra el aburrimiento: pasta de sal

Modelar es uno de los mejores pasatiempos para los peques. Pero descubrir que pueden crear su propia masa… ¡Es la bomba!

RECETA PASTA DE SAL
Y lo mejor es que se prepara con ingredientes básicos de tu despensa:
    RECETA PASTA DE SAL

    1. Mezcla la harina con la sal
    2. Añade el agua. ¡Con unas gotas de colorante adicionales obtendrás pasta de colores!
    3. Amasa…

    Y a disfrutar!!

    RECETA PASTA DE SAL

    RECETA PASTA DE SAL

    Si dejas secar las figuras al aire endurecerán y las podrás conservar. Nosotras guardamos la masa en botes para poder jugar otro día y de momento parece que aguanta!

    ¿Conocías esta receta?

    Lee el post original

    IX Fiesta Diogeneras; Prismáticos para los peques

    Otro mes que comienza! Y con ello, fiesta de Diogeneras!!


    Este mes traemos una propuesta chuli para hacer con los peques de la casa. Sencilla, rápida y que les encanta!!


    Vamos a hacer unos prismáticos para los peques de la casa!!

    Lo primero, vamos a recopilar materiales.


    Dos tubos de papel higiénico vacíos, washis de colores, pegamento de manualidades, cola de ratón o cualquier otra cinta y una taladradora. Pocos materiales ¿Verdad?

    Pues, ale, al lío!

    Lo primero que haremos, es decorar cada rollo con los washi que más nos gusten y del modo que más os guste o apetezca.

    Nosotros los hemos ido colocando siguiendo la raya que llevan los tubos.

    Para ponerlo más bonito y tapar los finales colocamos una tira de washi que doblaremos por dentro del rollo, como veis en la siguiente imagen


    Una vez terminado con un rollo, repetimos operación con el otro. Podemos utilizar los mismos washis u otros diferentes.

    Taladramos cada rollo como muestra la foto siguiente.


    Ahora, vamos a pegar un rollo a otro. Para ello, echamos pegamento a lo largo de todo un rollo, y unimos. Para que pegue correctamente, podéis colocar una pinza en cada extremo para que haga presión.
    Baúl-consejo: Como a veces el washi no pega del todo, podéis darle una mano de cola por encima para endurecer y que dure un poquito más.

    Una vez seco, solo queda colocar el cordón para que los peques puedan colgar sus prismáticos al cuello, y está listo para que vivan grandes aventuras!




    Esperamos que os haya gustado, y no olvidéis visitar al resto de participantes aquí.


    Visita la entrada original AQUÍ

    DIY Molinillos de papel de washi tape

    planes con niños

    MOLINILLO DE PAPEL - DIY WASHI TAPE - WASHI TAPE MANIA

    Ya os contaba el otro día que el pasado mes de febrero ha sido un mes lluvioso, pero hemos puesto al mal tiempo buena cara y por las tardes, cuando no se podía salir demasiado con los enanos, nos hemos dedicado a hacer cosas en casa como cocinar o hacer manualidades. Como ya os adelanté por Instagram, teníamos muchas ganas de poner en práctica alguno de los bonitos proyectos con washi tape que propone Chris Bravo, de Little Hannah, en su libro Washi Tape Manía. Dice Chris al presentar el libro que nunca un celo (o cualquier material, diría yo), había revolucionado tanto el panorama craft como el washi tape, y estoy totalmente de acuerdo con ella.

    De hecho, cada vez que mi hija de 4 años me pregunta si vamos a hacer algo con el “guachi”, como ella dice, no puedo evitar sonreir al pensar que no hace mucho ni siquiera sabíamos qué significaba “washi tape” y ella ya integra este nombre con normalidad en su vocabulario (y por cierto, está bastante viciada con el “guachi”). Y es que el washi tape se ha convertido en un básico para cualquier manualidad que además tiene muchísima versatilidad.

    MOLINILLO DE PAPEL - DIY WASHI TAPE - WASHI TAPE MANIA - bebestilo (7) MOLINILLO DE PAPEL - DIY WASHI TAPE - WASHI TAPE MANIA - bebestilo (8)

    Washi Tape Manía es un libro súper cuidado, con unas fotografías preciosas de Lucía Marcano y en el que su autora ha cuidado cada detalle para explicar cada proyecto paso a paso, detalle a detalle, lo que lo convierte en un libro muy sencillo de seguir y en una gran alternativa para hacer proyectos tanto con niños como para nosotras.

    En nuestro caso nos decantamos por hacer unos molinillos de papel, para los que sólo necesitábamos washi tape, folios, una tachuela (que no tenía a mano y cambié por un poco de aguja e hilo) y un palito para poner los molinillos.

    Los niños pasaron un rato increíble pegando washi tape y estuvieron encantados de fabricarse su propio nuevo juguete, así que ya estamos pensando en cuál será el próximo proyecto que pongamos en marcha.

    Y vuestros enanos, ¿también les gusta el “guachi”?

    – Mar


    pf_03

    DIY Molinillos de papel de washi tape

    Cómo pintar una taza de forma fácil

    stiloproyectos

    cómo Pintar cerámicacómo Pintar cerámica

    Ahora que se acerca la Navidad y los niños enseguida estarán de vacaciones, nada como las manualidades para pasar un buen rato con ellos en familia que recuerden cada mañana, al desayunar en su taza personalizada, ¿no os parece? Esta manualidad, además, es especialmente sencilla porque no necesitáis más que unos rotuladores especiales para porcelana o, en su defecto, rotuladores para textil (los nuestros son de Delipapel), una taza de desayuno para cada niño y un poquito de imaginación para decorarla.

    cómo Pintar cerámicacómo Pintar cerámica

    Os recomendamos que probéis primero a pintar el dibujo que hayáis escogido en un papel, para ver si de verdad os convence. Nosotras hemos optado por los motivos geométricos y una frase que nos encanta: “Live, love, laugh”, que siempre quedan bien y no cansan, y son facilitos para que los niños pequeños participen, pero si tenéis un pequeño Picasso en potencia dejadle hacer: ¡seguro que os sorprende!

    Una vez contentos con el resultado, lo metéis media hora en el horno a 150ºC. No precalentéis el horno, metedlo directamente que si está muy caliente de golpe es posible que se os raje la taza, y dejad que se enfrién completamente antes de utilizar las tazas o de lavarlas… et voilà!

    ¿Tenéis alguna manualidad sencillita en mente? ¡Contadnos! Como buenas adictas al DIY, ¡estamos deseando oírlas y probar suerte!

    -Mar y María


    pf_03

    Cómo pintar una taza de forma fácil