Entradas

Belleza DIY: Manteca de coco casera

Hoy quiero compartir con vosotros la receta de belleza DIY para hacer manteca de coco casera: un ungüento que puede serviros como bálsamo de belleza en si mismo o como ingrediente de otros tratamientos de belleza caseros que queráis elaborar. Es un producto con un montón de aplicaciones que resulta muy sencillo y económico de producir en la cocina de nuestra casa.

Ingredientes: Coco rallado (del que se usa en repostería) y agua (del grifo, mineral, destilada…)

manteca de coco casera

En primer lugar tienes que desinfectar todos los utensilios que vayas a utilizar, como cazos, cucharas, cuencos, etc. Para desinfectarlo, puedes hervirlos (como los biberones de los bebés) o como se trata de un producto para uso externo, puedes hacerlo también con alcohol.

Dependiendo de la cantidad de manteca de coco que quieras obtener, deberás utilizar unas medidas u otras. Con las medidas que os dejo a continuación, vas a tener suficiente cantidad para aplicarte una mascarilla capilar, facial o para utilizarlo como ingrediente de otras recetas de belleza caseras que no requieran grandes dosis (por ejemplo, para hacer bálsamos labiales o una crema facial). Ten en cuenta, que si no le añades ningún conservante, no va a durar mucho más de una semana en la nevera.

manteca-de-coco-diy

Yo he utilizado tres cucharadas soperas de coco rallado y lo he cubierto de agua. Lo he puesto todo en un cazo al fuego hasta que ha comenzado a hervir. Lo he dejado unos tres minutos hirviendo, ya que como no tiene mucho líquido, no conviene que se evapore del todo. Pasados estos minutos, lo he retirado del fuego y lo he vertido en un bote de cristal filtrándolo con un colador de tela. Es importante que lo dejéis enfriar un rato antes, ya que tendremos que estrujar un poco el colador para obtener el máximo producto posible, hay que esperar para no quemarnos. Una vez que hayáis extraído todo el jugo de nuestra pócima, hay que taparlo bien, para que no le entren impurezas y meterlo a la nevera un mínimo de dos horas.

manteca-de-coco-receta

Pasado este tiempo, podemos observar como el producto que hemos obtenido se ha vuelto 100% bifásico: abajo habrá una parte líquida, y encima se habrá asentado una capa de producto que a temperatura ambiente es blanco y completamente sólido.

diy-manteca-de-coco

Rescata esta parte sólida con ayuda de una cuchara, y voilà!! ya tienes disponible tu manteca de coco diy, casera y natural. Si te la vas a aplicar directamente, tendrás que ablandarla y calentarla promero con las manos, ya que el resultado, como comento es totalmente sólido a temperatura ambiente, pero en cuanto que lo manoseas un poco, comienza a fluidificarse.

manteca-de-coco-receta-casera

Entre las principales aplicaciones de la manteca de coco, seguro que encuentras alguna que te interesa:

– Es un producto altamente humectante, por lo que puede utilizarse como crema hidratante y protectora sobre nuestra piel. Es adecuada para rostro, cuerpo, manos y labios.

– Especialmente indicada para proteger nuestra piel de condiciones agresivas, como viento, el frío o el uso de limpiadores y detergentes.

– Su textura es muy suave, por lo que es el ingrediente fundamental de muchos bálsamos para bebés.

– Posee una gran cantidad de ácidos grasos, como el ácido laúrico, a los cuales se les atribuyen ciertas aplicaciones medicinales, por lo que podría ayudar a calmar y/o prevenir pequeñas infecciones de la piel.

– Es un excelente aliado para acabar con el cabello seco/dañado. Puede aplicarse solo o mezclado con otros productos como una estupenda mascarilla nutrituva.

– Algunas personas también lo utilizan como dentífrico, ya que parece que puede acabar con las bacterias de la boca y con el mal aliento.

Pin It

The post Belleza DIY: Manteca de coco casera appeared first on Quiero Ir De Compras.

Lee el post original

Cosmética natural hecha a mano

Tras parar un pequeño tiempo de parón por Navidad, aquí estoy de nuevo y es que a veces necesitamos recargar pilas y llenarnos de aire fresco para volver con más energía. Hacía tiempo que llevaba con ganas de escribir algo sobre cómo hacer cosmética natural. Mi objetivo en este blog es que tengan cabida todo lo hecho a mano porque de eso se trata, de animaros a experimentar con nuestras manitas. Por eso, la entrada de esta semana la voy a dedicar a 3 recetas de cosmética natural hecha a mano de la mano de Lia Griffith que estoy segura os van a encantar.

Exfoliante Corporal

Receta:

1 Taza de sal marina.(mezclar sal gorda y fina)
1/2 Taza de Aceite de Almendras dulces.
6 gotas de aceite esencial floral ( en esta ocasión ha utilizado geranio pero puede ser el que te guste, lo venden en herboristerías.)
1/4 Taza de brotes de lavanda y de flores (opcional)

Instrucciones:

Mezclar todos los ingredientes hasta lograr una mezcla homogenea. Después colocarlo en un bote bonito y poner etiquetas.

Bálsamo labial orgánico.

Receta:

2 Cucharaditas de cera (la cera que utilizamos para depilar y que en gránulos encontraréis fácil)
1 Cucharadita y media aceite de coco orgánico
1 Cucharadita de mantequilla de coco orgánico
1 Cucharadita de manteca de Karité sin refinar
4 Cucharaditas de aceite de oliva ecológico
Gotas de Aceite esencial puro de menta o naranja (venden en herboristerías) para darle aroma.

Instrucciones:

Poner en un recipiente de metal todos los ingredientes al fuego. A fuego lento que todos los ingredientes se vayan fusionando mientras remueves. Tener cuidado que no se sobrecaliente demasiado y retirar una vez la cera se haya convertido en liquido. Vertimos la mezcla en los tubos o cajitas utilizando un pequeño embudo. Dejar enfriar y colocar la tapa.

Crema Hidratante Corporal


Receta:

1/2 de taza de los siguientes ingredientes:
-Manteca de cacao
-Manteca de Karité
-Aceite de Coco
-Aceite de Oliva

1/2 Taza de aceites esenciales de Pomelo y Lavanda

Instrucciones:

Añadir en un recipiente de metal en una olla con agua hirviendo la manteca de cacao, la manteca de Karité, el Aceite de Coco y el Aceite de Oliva, calentar hasta que se derrita todo y mezclarlo todo bien. Posterior, meterlo en frigorífico durante una hora hasta que se endurezca un poco. Después, ir añadiendo aceite poco a poco junto con la batidora hasta que quede una mezcla cremosa y añadir, también, en este paso los aceites esenciales. Al principio puede quedar un poco líquido pero con el paso de un poco de tiempo se endurece.

Si quieres ponerlo todo bonito porque no lo vamos a negar, nos gustan los buenos acabados con encanto, aquí tienes estas etiquetas para descargar y poder hacer incluso un Kit de Spa. Mola, verdad? En el blog de Lia Griffith encontrarás más recetas que puedes poner en práctica.

¿Te ha gustado el Post?

TRES SONRISAS!!!

¿Quieres recibir los posts cómodamente en tu mail? Suscríbete aquí:

Lee el post original