Entradas

Día 2: Cose conmigo un gorro infantil reversible


Hoy cosemos, cosemos y cosemos así que…
¡manos a la obra!

Empieza por unir las dos piezas que quedan, que corresponden a la visera del gorro o alerón, dejando el margen de costura de 1/2″ y con los derechos tocándose. Y esto es lo que tienes que obtener:

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Ahora das la vuelta del derecho a una de las telas y la otra la dejas igual. Tienes que tener una del derecho y otra del revés.

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2


Introduce la que está del derecho dentro de la que está del revés, de esta manera tendrás las dos caras derechas tocándose.


gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Unimos las dos telas haciendo coincidir las marcas (los mini triángulos) y las costuras laterales (asegurándote que las costuras están abiertas) y pon tantos alfileres como necesites en todo el círculo exterior.


Ahora toca coser de nuevo todo alrededor con el mismo margen de costura, 1/2″ y usando los mismos trucos que viste en primer día de este cose conmigo. Hoy te digo un truco más, que olvidé decir el primer día: intenta empezar en las costuras laterales ya que al tener que hacer el nudo (con las puntadas hacia atrás) te queda la costura algo mas gordita en el exterior y queda disimulada en un lateral.

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Una vez cosido tendrás esto:

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Ahora toca cortar el margen de costura a la mitad:


gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Y dar la vuelta del derecho:
gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Y con los dedos aplana todo lo que puedas los bordes y coloca alfileres alrededor.


gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

La siguiente costura es bastante importante porque es la que se verá en la visera del gorrito. Te recuerdo que yo estoy usando un hilo que contrasta para que veas bien la costura pero lo ideal es escoger el hilo perfecto, de manera que queda camuflado con la tela. Cuidado: el margen de costura en este caso es diferente y es de 1/4″. Y este es el resultado:

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Te propongo que si no te sientes cómoda o segura con esta puntada en redondo, con una es suficiente. El patrón propone hacer 4 veces esta costura, dejando siempre 1/4″ de margen entre ellas. Si te animas a hacer una segunda, o todas, te cuento mi truco:

Para conseguir el margen de costura de 1/4″, el borde de la tela tiene que coincidir con el extremo del prensatelas (y con la aguja colocada en el centro del prensatelas). Y ese es precisamente mi punto de referencia.

Una vez tengas la primera costura hecha, no saques la tela, simplemente muévela de manera que el nuevo punto de referencia sea la costura que ya tienes hecha, es decir, tienes que mirar que la costura coincida con el borde del prensatelas durante toda la costura. Intenta hacerla con velocidad baja.

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Lo mismo para la tercera costura…

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Y lo mismo para la cuarta y última costura…

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2


¿Lista para el montaje del gorro?

Tienes que tener 3 piezas: el alerón ya montado con sus dos caras y dos cascos.


gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Empezamos montando un lado del gorro. Yo voy a empezar con la parte del gorro que es azul.

Lo primero es colocar el casco como en la foto, es decir, del derecho y con el “techo” tocando la mesa de trabajo.

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

A continuación hay que girar el alerón de manera que la tela azul queda abajo y lo colocamos encima del caso de manera que los derechos de la tela azul se tocan.

A ver si con esta foto se ve más claro:


gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Ya vez por donde voy ¿verdad? Ahora a colocar alfileres y una vez más tienes esas maravillosas marcas en forma de mini triángulos que te guían. Haz coincidir esas marcas de las dos telas (en mi caso las dos azules) y une con alfileres y haz lo mismo con las costuras laterales asegurándote de que están abiertas.


gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Después tienes que colocar tantos alfileres como necesites, ponlos de manera perpendicular con la cabeza del alfiler mirando para la que será tu mano derecha cuando cosas (así los podrás ir retirando poco a poco y al haberlos puestos de manera perpendicular, si alguno se te cuela no debería pasar nada). Ves con cuidado y ten paciencia, es una tarea difícil al ser todo el curva.

Muy importante: tienes que sujetar SOLO la tela de ese lado del gorro. Si te fijas en la foto: sólo sujeto la tela azul (los derechos tocándose) y tienes que asegurarte de que la otra tela quede apartada durante la costura.

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Toca coser con 1/2″ de margen de costura y este es el resultado (fíjate que he apartado la otra tela para que no se me pille en la costura).


gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Ahora corta el margen de costura a la mitad:


gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2


¡Ahora ya tienes un casi-gorro!

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Pero queda coser el otro casco…llega el momento final, ¿nerviosa?

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2
Primero da la vuelta al gorro para que te quede así:

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Y encaja el casco de la otra tela encima…

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2
De manera que coinciden las costuras laterales del caso y del alerón. Mira, así:

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2

Y ahora llega la parte más peliaguda, tienes que hacer un dobladillo del margen de costura que estamos usando todo el rato (de 1/2″). Así dicho parece complicado pero verás que a ojo ya se ve qué margen es el que toca poner.

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2
E ir sujetando con alfileres todo alrededor. Aquí te recomiendo colocar los alfileres de manera horizontal, de manera que vas dibujando la linea donde harás la costura.

Cosas importantes:

Los alfileres tienen que sujetar las 2 telas (y no solo esta segunda tela).
Precisamente porque los alfileres sujetan las dos telas, puedes elegir en qué lado del gorro ponerlos. Yo los dejé así porque fui tomando fotos a medida que cosía. Ahora bien, si hay un lado del gorro que sabes que casi siempre irá por fuera, vamos que será el que se vea, te recomiendo que pongas los alfileres en ese lado porque al ser la costura que tú ves al hacerla, estarás segura que está quedando bien. Por ejemplo, en el otro gorro que cosí (amarillo por un lado y estampado de animales por otro) llegado este punto cambié los alfileres al otro lado y cosí con un color de hilo que coincidía perfectamente con la tela.
gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2
Más cosas importantes: a medida que vas poniendo alfileres, ves girando el gorro y mirando donde estas poniendo los alfileres y si esa linea imaginaria que estas marcando con los alfileres te parece que quedará bien por los dos lados.
Si te fijas en la foto, los alfileres de abajo los tengo demasiado separados del borde, los tendría que haber acercado más al borde para que quedase mejor. Esta parte es más larga pero vale la pena tomarse el tiempo. Y pon tantos alfileres como necesites.

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2
Y solo queda coser, poco a poco, en el borde y siguiendo la linea que los alfileres van marcando y atención: aquí si que hay que ir quitándolos a medida que avanza la tela.

gorro infantil reversible La vie en DIY dia 2
Et le voilà!!!

Si has llegado hasta aquí y tienes tu gorro terminado solo puedo decirte:

¡¡¡BRAVO!!! ¡¡¡Eres una campeona!!!
Y es que, no te lo había dicho pero…coser este gorro reversible es bastante difícil, solo hay curvas y curvas y puntadas de las que se ven, vamos es todo un reto.
Y no te preocupes si las curvas no te han salido perfectas. Fíjate en la última foto, la costura por el lado azul no es perfecta y esto es lo más normal del mundo. Yo he aprovechado para estrenar una cinta que le compré a mi peque para darle un toque especial y de paso tapo imperfecciones.
El domingo 26 de abril será el Dia 3 de este cose conmigo donde haré un post recopilatorio así que a partir de YA puede enviarme tus fotos por email a [email protected] y si tienes blog podrás enlazar tu post. Y habrá una sorpresa para las participantes.
Estoy deseando ver todos los gorros, cada cual más original y único.
¡Estoy impaciente!

Lee el post original

Mochila tejana reciclando unos pantalones

Esta mochila tejana es mi aportación a la segunda edición del reto tejano que organizamos junto con Lucía de Srta. Palomo.

Tengo que confesar que, aunque tenía la idea clara (es lo que quería hacer para el primer reto, antes de iluminarme con la torera) no me puse hasta último momento y, después de un intento fallido tuve la suerte de que esta idea salió sobre ruedas y lo hice en menos de 2 horas!


Si queréis ir apuntado, coged ordenador e impresora (lo de lápiz y papel creo que ya no se estila) porque vamos, primero de todo con los MATERIALES:

  • Pantalón tejano: en este caso usé un par de perneras (una para el cuerpo de la mochila y otra para las asas) También usé un bolsillo trasero para la tapa.
  • Tela de algodón: para el forro (en mi caso es una sabana vieja).
  • 4 Reguladores de asas. (Si no tenéis o no encontráis, no son imprescindibles, pero siempre es más cómodo).
  • Cinturón viejo: para cerrar la mochila
  • Puntilla para adornar (opcional. También podéis poner botones decorativos, bies o lo que se os antoje!)
  • Materiales básicos: hilo, aguja, dedal, cinta métrica, tijeras, alfileres…

Y ahora que ya lo tenéis todo, vamos con el PASO A PASO:

Cogemos una pernera y cortamos los sobrantes, por encima y por debajo, de manera que quede tan larga como queramos y más o menos recta.
En mi caso corté un trozo de 50 cm. y usé la parte más ancha para la base de la mochila.
Para aprovechar las costuras, y que se viera un poco la giré de manera que quedara una delante y otra detrás (en vez de una a cada lado, ya que ahí casi no se apreciarian).

Para las asas hacemos 4 tiras: dos que van cosidas a la parte baja de la mochila, que son cortitas. Las otras dos tiras son largas y salen des de la parte superior.

Para decidir el ancho de las tiras medimos el regulador de asas, que en mi caso hacen 2 cm. de ancho. La tira debe ser el doble más 1cm para la costura así que el ancho de las tiras sera de 5 o 6 cm.

Mi idea inicial era hacerla aprovechando la costura de la otra pernera, pero quedaba demasiado grueso, así que use una parte lisa.

Los trocitos cortos deben hacer 6 centímetros de largo, aproximadamente. Las tiras largas unos 90 centímetros.

Cosemos las tiras, tanto las largas como las cortas, como si de un biés se tratara: doblamos los dos extremos del ancho hacia dentro (si lo preferís, pasadle un planchado para que queden fijas) y unimos los dos extremos con un perpunte.

Con el cuerpo de la mochila del revés vamos a coser la base de ésta, no antes sin colocar las tiras cortas con el regulador puesto.
Como la tela del cuerpo está del revés tenemos que colocar la tira corta entre medio, de manera que no veamos el regulador, ya que tiene que quedar fuera.

Dejamos un margen lateral. En mi caso, que la base hace 34 centímetros de ancho, colocamos estas tiras a 6 centímetros de cada extremo.

Colocamos los reguladores de asas en los extremos de las tiras largas. Dejamos lo justo para poder doblar y coser con el otro extremo de la tira dejando el regulador sujeto por el medio.

Colocamos la tira larga en la base de la mochila, de la siguiente manera:

  1. Pasamos el extremo sin coser por el regulador que tenemos en la base de la mochila.
  2. Pasamos ese mismo extremo por el regulador de la propia tira, vigilando que la costura quede en el interior (no es importante, pero queda mucho mejor).

Una vez tenemos bien colocados los reguladores de las tiras, las colocamos rectas y colocamos en la parte superior, donde le daremos un sobrehilado para que no se nos mueban y haga un poco de fuerza. Lo dejamos en stand by.


Vamos a por la tapa de la mochila. En mi caso el pantalón tenía unos buenos bolsillos, así que pensé que seria ideal para usar de tapa!
Los bolsillos de un pantalón normal, que son bastante más pequeños, también le puede dar un toque chulo!

Vamos a hacerle un forro a la tapa, porque seguro que se ve, y así queda más bonito. Repasamos el contorno de la tapa tejana y cortamos dejando margen de costura.
Cosemos, el contorno, abriendo la costura del bolsillo y con las dos telas del revés, dejando la parte superior sin coser para dar la vuelta.

Hacemos la funda para el cuerpo de la mochila colocando ésta encima y repasando el contorno. Recortamos dejando margen de costura. Cosemos el contorno, por el lado interior, dejando la parte superior sin coser.

Colocamos la tapa de manera que el tejano de la tapa (del derecho) toque con el tejano del cuerpo de la mochila (también del derecho) haciendo coincidir los extremos deshilachados de ambas piezas. Hacemos un sobrehilado, como hemos hecho con las tiras.

Doblamos hacia dentro, tanto el cuerpo de tela tejana como el forro de manera que, al coser uno con el otro, queden en el interior. Ponemos alfileres o hacemos una embasta, y cosemos.

Presentamos el cierre, reciclado de un cinturón viejo, y lo cosemos. En mi caso es una polipiel muy fácil de coser a máquina. Os aconsejo que lo pongáis con los dos extremos atados, para que no se os mueva al coser.

Colocamos la puntilla, o el adorno que más os guste (si le queréis añadir algo, claro está!)

Este paso y el anterior podéis hacerlos antes de coser el forro, para que no se vean las costuras. En mi caso la puntilla la cosí a mano, así ya procuré no coser el forro.

Y ya la tenemos!!

Además….ya la he estrenado! jejej

Mochila tejana reciclando unos pantalones