Entradas

DIY: Camiseta con madroños

Hace unas semanas veíamos como hacer una camiseta a partir de una sudadera y os enseñaba a sacar vuestro propio patrón.
Hoy haremos lo mismo con una camiseta.

MATERIAL

  • Tela de punto elástico para camiseta (1,30 m)
  • Material de costura: aguja, hilo, alfileres…
  • Entre 1m y 2m de madroño
PASO A PASO

Para sacar el patrón yo cogí una camiseta básica de Primark. 
Tened en cuenta que si no es una tela elástica, no deberíais sacar el patrón con una camiseta de lycra porque os quedará pequeña.
Doblad la tela por la mitad y la camiseta también, meiendo la manga hacia adentro para sacar mejor el patrón unicamente del cuerpo..
Colocad la camiseta al borde del doble y poned uno alfileres para que no se mueva al recortar. 
Cortad la tela dejando 1cm-1,5cm de de margen de costura y únicamente recortando hasta la altura de debajo del pecho.

Una vez sacado el delantero y el trasero, cortad unos rectángulos de 1m de ancho por la largura que le queráis dar a la camiseta.
Igual que hemos hecho con el cuerpo de la camiseta, sacaremos las dos piezas de la mangas. Esta vez, la tela habrá que doblarla 2 veces para tener 2 piezas iguales simétricas.
Para hacer los puños, medid vuestras muñecas. Vamos a hacerlas de una anchura de 6 cm más o menos, así que habrá que cortar un rectángulo de 12 cm x contorno de la muñeca (más margen de costura)
Cosed los rectángulos por el extremo y doblad tal y como se muestra en las figura 9, así obtendremos los 2 puños.
Ahora toca preparar todas las piezas que luego tocará juntar.
  • Enfrentad las dos piezas del cuerpo y cosed los laterales. Aprovechad para rematar el cuello con un bies. Yo le puse además unos madroños al cuello para darle algo más de gracia.
  • Cosed las dos piezas del “faldón” del cuerpo por los laterales y frucidlas hasta que se ajuste a la medida del cuerpo que acabábamos de coser.
  • Cosed las dos mangas por el lateral. Para ello doblad la pieza y cosed por el lado más largo hasta llegar a la zona de la sisa.

Vamos a seguir montando el cuerpo de la camiseta.
Poned la tira de madroños entre la parte supertior del cuerpo y el “faldón” y cosedlo del revés.
Rematad el bajo del cuerpo con un dobladillo o un bies, como más os guste.
Solo nos queda coser las mangas.
Yo le añadí unos volantes aprovechando que me sobraba algo de tela.
Está probablemente sea la parte más complicada, por eso es mejor que hilvanéis todo antes de coserlo.
Si les queréis poner volantes en las mangas, cortad unas medias lunas que frunciremos para darle más vuelo.
Para coser la manga, dadle la vuelta al cuerpo y colocad la manga dentro (del derecho) colocada correctamente de forma que encaje la costura con la costura de abajo (el sobaco, para que nos entendamos). El volante deberá ir colocado entre la manga y el cuerpo.
Hilvanad las dos mangas, comprobad que quedan bien y terminad de coserlas.
Solo nos queda colocar los puños y ya la tendremos lista.

RESULTADO

Es una de las camiseta que he hecho que más me gusta porque creo que sienta genial.
¿Os gusta?

Lee el post original

Diy: Bufamanta

¡Buenos días!


Como aún veo muy lejos la llegada del buen tiempo aquí viene otro diy calentito para mantenernos a salvo de la rasca inevitable que nos atormenta. (¿Ciclogénesis? ¿En serio, otra vez?)

Para haceros una maxibufanda (bufamanta, en plan moderno) como la mía necesitaréis:

  • Una tela calentita, rollo lana, paño… suave al tacto que os va a rozar la cara 😉 El largo suele ser de 1,50 o 1,60 metros, así que con comprar 80 cm de ancho para que sea una bufamanta en condiciones, nos vale. Si la queréis más larga tendréis que comprar el largo que queráis. Mi bufanda es de 1,50 x 0,80.
  • Maxi madroños a juego con vuestra tela (o haciendo contraste oiga) En la mercería online de Cobián tenéis una selección de madroños de colores en tamaño grande, que hacen como más gracia 🙂 Necesitaremos el doble que el largo de la bufanda. En mi caso 3 metros de madroño.

Para empezar vamos a rematar los lados largos de la bufanda para que no se deshilachen con una puntada en “zig zag” o con la remalladora.
Los extremos cortos los dejé sin rematar porque se quedaban con un fleco “limpio” que no deshilacha.


Los lados largos que hemos remallado los doblamos a un centímetro y sujetamos la tira de madroños hacia afuera, para que caigan por fuera de la bufanda.

Pasamos a máquina las tiras de madroños a ambos lados y terminado.


No se tarda nada y los madroños gigantes dan mucho juego.
¿Qué os parece?
¡Feliz semana! ¡Abrigaos bien! 😉
¡Besos! 🙂

Lee el post original