Entradas

Hacer un mantel con pañuelos

A veces una tiene una idea pero no puede llevarla a cabo porque le falta técnica o herramientas. Por eso trabajar en equipo siempre ayuda. Quería hacer un mantel con pañuelos pero coser a máquina se me resiste desde que rompí dos agujas. Entonces me acordé de que en una ocasión Lucía de Menudo Numerito  me sugirió hacer algún proyecto juntas. Sin duda la necesitaba para hacer algo tan bonito como esto:

mantel de pañuelos

hacer un mantel con pañuelosY allí que me presenté en su casa, con mis 20 pañuelos de cowboy (bandanas) que compré por internet. Todos de diferentes colores y con dos modelos de estampados. 

Ya sabéis lo que me gusta a mi el color. Podría haber elegido solo un par de colores. Un mantel muy vaquero en rojo y azul por ejemplo. Cualquier combinación hubiera quedado preciosa.

pañuelos para hacer un mantel

Este es el proceso para hacer el mantel con pañuelos:

Para elegir la composición puse todos los pañuelos en el suelo y los fui mezclando hasta encontrar la que me gustó. Probé poniendo los colores claros en interior, oscuros en exterior o ir alineando de colores cálidos a fríos como un arcoiris. Al final me quedé con una combinación, la fotografíe y la imprimí para llevarla a casa de Lucía y tenerla como referencia para guiarnos al unirlas.

Hicimos un mantel de aprox. 2,50 por 2,70 metros. Uniendo 4 filas de 5 pañuelos.

Lucía, como reconocida youtuber, colocó su cámara y grabamos todo el tutorial que os enseño al final. Yo le ayudé con la costura, aunque poco, muy poco. Pero le hice mucha compañía. Primero hicimos las 4 filas uniendo los laterales de cada pañuelo derecho con derecho con unos alfileres. Luego Lucía los fue cosiendo.

como hacer un mantel con pañuelos

hacer un mantel de pañuelos

Después de contarnos nuestras vidas y no dejar a Lucía ni tomarse un café, terminamos el mantel de pañuelos. Y el resultado era justo lo que buscaba. ¡Me chifla!

Ahora me he quedado con ganas de hacer más, con otros colores.

pañuelos de mantel

mantel hecho de pañuelos

Pues ya lo veis, un mantel para una comida informal, para un picnic o una fiesta. Tan grande que debajo de un árbol se puede echar la siesta toda la familia encima de él.

mantel con pañuelos

mantel hecho con pañuelos

mantel hecho con pañuelos

Aunque de momento donde ha terminado es encima de un sofá. La verdad que es un poco hippie pero muy alegre y juvenil ¿no os parece? 

mantel con pañuelos

Aunque me quedo con las ganas, ya no incluyo más fotos porque tanto colorín seguro que os aturde.

Así que vamos con el tutorial que grabamos Menudo numerito y yo de este mantel con pañuelos. (yo que siempre grabo mis vídeos tutoriales enseñando solo las manos y con música y esta vez me ha pillado la cámara…ains…)

La entrada Hacer un mantel con pañuelos aparece primero en Sra.Cricket.

Lee el post original

Nuestro tipi DIY

Buenos días!
Lo prometido es deuda. Hoy os dejo unas fotos de como quedó nuestro tipi DIY y mas abajo el tutorial que usamos de La chica de la casa de caramelo.
He de deciros que no nos lo tomamos muy en serio, e incluso hicimos trampa y nos saltamos algunos pasos, así que os aseguro que es fácil de hacer.


Como os decía, lo hicimos a lo rápido, en un arrebato de “necesitar” un tipi urgentemente… (neuras de una mamá que lo necesita ella mas que la peque..me pasa a menudo..si!).
Y ahora que mi urgencia de tipi está cubierta, quizá le haga uno mas a conciencia a la chiquitina mas adelante. O cuando éste le quede pequeño!

El nuestro lo hemos adornado con un par de alfombras, unas guirnaldas de arpillera (tela de saco) que usamos en nuestra boda, un par de caza-sueños, unos cuantos cojines nube, estella y corazón de nuestra tienda online, nuestra corona de plumas también de la tienda y la lámina “hacemos el indio”.

Bueno, pues éste es nuestro tipi!
Si quieres hacer el tuyo, estos son los pasos que nosotros hemos seguido:

Sólo necesitamos 6 palos de bambú o cañas, una pieza de tela de 1×2 metros, tijeras y cuerda.


Es conveniente que los palos no sean demasiado largos, para que no nos salga un tipi muy grande. Los nuestros los cortamos para que midieran 1,30 metros.
Colocamos tres de los palos y los atamos con un poco de cuerda. Luego ponemos los tres palos restantes y los fijamos bien con más cuerda.


Atamos la base hexagonal de nuestro tipi con cuerdas, dejando una separación de 54 cm. entre cada palo, para mantener el tipi estable y que no se abran las patas.


Luego cortamos la tela, según este dibujo. Para cortar las dos esquinas a la vez, doblamos la tela por la mitad, de manera que tenemos un cuadrado de tela de 1×1 metro. Entonces, desde la esquina que marca el dibujo, medimos 73 cm. hacia los lados y 38 cm. en diagonal.
Dibujamos las líneas sobre la tela y cortamos.


Después, en las 6 esquinas de la tela donde irán colocados los palos, cosemos un pequeño retal para que haga de sujeción y ayude a la tela a tensarse sobre el tipi.


Hacemos un corte semicircular en la parte superior de la tela y la colocamos sobre la estructura, metiendo los palos por las sujeciones que hemos cosido antes. Y, a continuación, colocamos los dos trozos de tela que nos habían sobrado de las esquinas sobre la parte superior del tipi, cubriendo las cuerdas y la parte delantera.


Para decorar el tipi, hicimos un banderín con tela de saco y cordón rústico, que colocamos en la parte de arriba.


Cubrimos la base de nuestro tipi con algunas alfombras y cojines para hacerlo más acogedor y ya está listo. Además, podemos adornarlo con luces por dentro para que los niños puedan usarlo también de noche.


Parece mucho mas complicado de lo que es. Si lo probáis veréis que en un ratito lo tenéis hecho.

Ésta medida a mi me ha servido muy bien porque la peque de la casa aún es pequeñita, pero si queréis un tipi mas grande solo debéis multiplicar las medidas.
Si lo queréis el doble por 2, si no queréis tando como el doble por 1.5, o si lo queréis mas grande aún por 3 por ejemplo.

¿Os animáis a hacer el vuestro?
Si te gusta 4teenFeelings no dejes de seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest!

Lee el post original

DIY – BANDEJAS CON MENSAJES

Hola hola!
hoy quiero enseñaros una nueva técnica super fácil para personalizar cualquier cosa que tengamos por casa y darle un aire nuevo.
Ya sabéis que soy muy fan de ir dejando pequeños mensajes por todos los rincones y que cuando los vea tengan un significado especial. Así que la técnica de hoy consiste en crear frases en relieve en una bandeja de maquillaje. He decidido escribir BE YOURSELF para que no se nos olvide quienes somos por mucho maquillaje que llevemos.
Aún así esta manera de hacer las frases te sirve casi para cualquier material y ya veréis que fácil y qué adictivo es ¿te apuntas?

Lo que nos hace falta para hacer este diy en concreto es: una bandeja que nos venga bien de tamaño para lo que vayamos a dejar (yo cogí una de plástico donde vienen los plátanos, que son más o menos rígidas y están bien limpitas).

También nos hará falta un pegamento; no hace falta que tenga ninguna propiedad de pegado especial, pero lo que sí queremos es que tenga la boca muy finita para poder escribir con precisión, por eso yo utilizo uno preparado para pegar abalorios.
Y por último un poco de pintura; para que no se estropee el pegamento y llegar bien a todos los bordecitos de las letras yo recomiendo pintura en spray. Yo he escogido el tono oro brillante de evolution pintyplus que me parece que iba muy bien con el tema del maquillaje y la belleza.
Los pasos a seguir no pueden ser más cortos, eso sí, hay que tener buena mano para poder hacerlo. Lo primero es limpiar la bandeja de algún resto de polvo que pueda tener. Luego escribimos la frase que hayamos pensado. Como os decía antes, escogí be yourself pero estaba entre esa y you are pretty, que también me parecía muy propia.
Este paso yo lo hice a mano alzada, pero si os cuesta más eso de calcular las letras, podéis practicar con un papel del tamaño de la bandeja para aseguraros de que lo hacéis perfecto. Y si os fijáis por el bordecito puse una línea para crear una especie de marco muy delicado.
Esperamos unos minutos a que se seque el pegamento. Como hemos echado una capa más o menos gruesa para ser pegamento, yo esperé una media hora para asegurarme que estaba bien rígido. Y a continuación aplicamos la pintura en spray. Como es un plástico con muchas burbujas de aire hay que aplicar el spray con bastante distancia para que se quede bien. Y os recuerdo que es pejor echar varias capas finas dejando unos 5 minutos entre capa y capa que intentar dejarlo supercoloreado desde el principio porque así quedan manchas de distintos tonos por toda la superficie.
Cuando el spray se haya secado ya tenemos lista nuestra bandejita para dejar el maquillaje que utilizamos a diario y no tenerlo tirado por el tocador o dentro del neceser que es un fastidio encontrar las cosas así.
¿Qué me decís, es una idea fácil pero súper útil verdad? Espero que os haya gustado esta técnica y si queréis aquí tenéis otra técnica bastante similar para crear carteles rústicos de aspecto vintage sobre madera y con chalk paint.
Un beso,

Lee el post original

>

DIY – BANDERINES PERSONALIZADOS

Hola coquetas,
¿Qué tal la vuelta del puente? Yo he aprovechado para irme al pueblo y descansar un poco de tanto estrés. Espero que vosotras también hayáis podido desconectar.
Hoy quiero enseñaros un diy que estoy segura de que os va a encantar. Se trata de hacer unos banderines para decorar una pared o un rinconcito con una frase que os guste o que os motive.

Lo que hace falta es: pintura en spray de los colores que queráis, un trozo de tela (para que os coja bien la pintura tiene que ser de composición natural, poco sintética, por lo que yo he cogido una lo neta en blanco), tijeras, pegamento textil, una varilla de madera de unos 20 cm, cordón y letras adhesivas, washi o alguna pegatina con formas.

Lo primero es hacer la forma del banderín. Para ello hay que cortar la tela con el tamaño deseado, yo he hecho uno de 15×25 cm aproximadamente. Por la parte posterior pegamos con un poco de pegamento textil los bordes para que no se deshilache. Luego pegamos la parte inferior llevando las esquinas al centro para crear el pico. Y por último doblamos la parte superior sobre sí misma para pasar luego el palo.

Ahora toca la parte más divertida. Hay que pensar una frase chula, que nos diga algo o que nos transmita algún significado especial cada vez que la miremos. Cuando la tengamos decidida pensamos un diseño chulo que queramos crear y comenzamos a pegar las letras y la posible colocación con washi o con otras pegatinas de formas.
Cuando lo tengamos todo pegado y hayan pasado unos minutitos para que se seque el pegamento, aplicamos una fina capa de pintura en spray. Yo he escogido elle color negro de PintyPlus Evolution de Nocvasol Spray porque seca muy rápido y viene genial para esta manualidad. Sí os fijáis el tono queda un poquito más claro en la tela que sí lo aplicáis sobre otro material, para que lo tengáis en cuenta a la hora de elegir una pintura sí os animáis a hacerlo en casa.

Esperamos unos minutitos a que se seque la pintura en spray y ya podemos despegar las letras con cuidado. A continuación introducimos el palo de madera por el hueco que hemos hecho por arriba. Anudamos el cordón a ambos lados del palo para poder colgarlo. ¡Listo!

Estos banderines los he colocado en el tipi que estamos haciendo para el local. Pero aquí os voy a enseñar algunas otras posibilidades que tiene esta técnica, que el otro día hice un taller en casa con unos amigos y salieron encantados.

Podéis probar pintar con dos colores de spray para hacer un degradado, por ejemplo. E incluso utilizar algún elemento más como una blonda: ponéis el papel y pintáis todo el banderín de un color, esperáis a que se seque, pegáis las letras y a esa parte le aplicáis otro color.
La parte de abajo la podéis hacer con el pico central, con dos picos laterales, dejar recta o incluso crear un borde semicircular.
Para colgarlo podéis utilizar palo de madera o dejar directamente el cordón. Incluso podéis hacerle un nudo, pintarlo de colores o ponerle algún abalorio para decorarlo más.

Como veis quedan banderines muy diferentes, cada uno con un estilo y un toque personal propio según la persona y el lugar donde lo quieran poner. Así qué sea cual sea tu frase favorita seguro que encuentras un estilo que encaje a la perfección con un banderín para decorar tu casa. ¿No te parece?
Si te gusta esta idea te informo que éste es el taller que voy a impartir en el DIY Hunters Day. Si te apetece venir tienes todas la información y el link para comprar la entrada aquí. Y si quieres tienes un sorteo de dos entradas para venir gratis en mi instagram y mi facebook hasta el martes por la noche ¡participa!

Lee el post original

>

DIY – JARRONES CON BOTELLAS

hola hola coquetuelos!
hoy quiero contaros el paso a paso del diy que hicimos la semana pasada en el evento que organizaron Reparalia y Handbox en el #handboxstudio. Creamos este jarrón tan chulo a partir de una tabla de madera y una botella. ¿quieres aprender a hacerte la tuya?

Para este tutorial vamos a necesitar muchas cosas, así que toma nota: una botella y una tabla de madera suficientemente grande para que quepa la botella; lija, brocha y barniz; washi o cinta de carrocero, pintura del color que más os guste (como la madera era oscura yo escogí este tono mint pastel de La Pajarita) y pincel; un destornillador y un sistema de anclaje de la botella compuesto por una placa, 4 tornillos y un sujeta-tuberías (no se el nombre técnico, lo siento)

Lo primero que hay que hay que hacer es lijar bien la madera por todas las caras para que no queden astillas que puedan hacer daño.
Luego toca barnizar la madera. Una capa finita es más que suficiente. Volvemos a lijar un poco si queremos darle un toque desgastado. Cuando haya secado el barniz ponemos una tira de washi en un lateral de la tabla y pintamos del color que hayamos elegido (yo cogí mint, como no)
Y luego montamos el sistema de anclaje con ayuda de un destornillados para que quede como te muestro en la fotografía.
Y ya tenemos listo nuestra base. Solo necesitamos introducir la botella, apretar un poco más los tornillos para sujetarla bien y añadir nuestras flores para que quede bonito.
Y por último nos quedaría colocarla. Podéis poner un par de pasadores en la parte trasera y colcarga con unas alcayatas de la pared. Yo he decidido dejarla colocada directamente sobre la estantería que es más o menos del mismo color que la tabla y me parece que enmarca genial el precioso color mint de La Pajarita.
Es una forma muy fácil de hacerse un jarrón original ahora que tenemos tantas flores frescas. ¿Conocíais este sistema de sujeción de botellas? Yo lo había visto de pasada alguna vez pero nunca me había atrevido a utilizarlo. Así que le doy las gracias a Reparalia y a Handbox por prepararnos este diy tan chulo. Espero que a vosotros os haya gustado tanto como a mí.
Un saludo,

Lee el post original

>

DIY: Posavasos de cuerda sisal #DIYmaniacas

Buenos dias!!!

Hoy os traigo un DIY super molón!! Se trata de unos posavasos hechos con cuerda de sisal a ganchillo y decorados con pintura blanca.

Con ellos participo por primera vez en el reto de Mi Armario Coqueto que se llama #DIYmaniacas, si no lo conocéis podéis hacerlo aquí. Pero en resumen se trata de hacer un DIY cada mes partiendo de lo que ella nos propone.
En esta ocasión se trataba de hacer posavasos de corcho, aun que se puede adaptar a lo que queramos, y yo he optado por estos de sisal. Los de corcho me parece que ya están muy visto y estos creo que son mas originales!!

Ademas, entre todos los participantes habrá que votar a nuestro favorito y se llevara un premio! Este mes un lote de pinturas en spray. Así que por favor espero que me votéis y puedan ser míos!!! jejeje ya os ire informando por las redes sociales 😉

Para hacerlos simplemente necesitáis la cuerda de sisal y una aguja de ganchillo ( en mi caso esta tejida con un 2.5mm pero dependerá del grosor de vuestra cuerda ) Tejéis en redondo exactamente igual que cuando se hace una cesta y listo!! Luego pintáis algún detalle en el color que mas os guste para darle un toque mas divertido y listos para usar.
Para el verano me parecen super acertados por el tipo de material, para usar en la terracita o de picnic ^^
Que os han parecido? os gustan? los haréis?
Besines y feliz finde.

Lee el post original

Libreta más bonita, con washi tape

No os sorprendo nada, si os digo que he decorado una libreta con washi tape. Lo sé.



Para mi cumple me regalaron un kit de libretas con pegatinas y washis.
En un principio las guardé para el futuro, ya que no necesitaba usarlas. Pero rápidamente les busqué faena.

Así que busqué ideas para decorarla, al menos una de ellas.

Elegí la de los márgenes derechos washitapeados, y como no, la portada tuneada también.



También, le añadí unos clips con marcadores. Perfectos para no perder de vista alguna página importante.




Tengo unos 130 washi tapes, y por supuesto, no los uso todos. Siempre me enamoro más de mis últimas adquisiciones, y los uso poquito, para que no se me gasten. Luego tengo otros, que me da mucha pena gastar. Y otros, que ya no me gustan tanto, y no los uso con frecuencia, o que ni me acuerdo de que los tengo.

Así que, este DIY, es perfecto para gastar washis olvidado, porque todos juntos, tienen una armonía genial.













Lee el post original

diy: mini portapapeles

Hoy vamos con uno de esos DIY súper fáciles y que dan un resultado excelente. Mis favoritos 😉 Se trata de un mini portapapeles, de esos de pinza, que tanto molan y que tan bien quedan en las paredes. Lo cierto es que encontrar uno bonito no es fácil, así que… Antes de marearme mucho buscando, ¡me lo hago yo!

Lo que necesitamos principalmente son unas pincitas metálicas como las que veis en la foto. Las podréis encontrar en tiendas de manualidades, en chinos, o en ebay, donde yo las compré. Luego, podemos utilizar un cartón cualquiera como base.
Si el cartón tiene uno de los lados marrón, y nos gustan los portapapeles clásicos, simplemente debemos cortar el tamaño que más nos guste, colocar la pinza, lo que queremos colgar, y listo:

Pero ya que lo vamos a hacer nosotras mismas, podemos optar por darle un toque diferente y forrar el cartón con algo: con telas, con papeles, pintarlo, ponerle washi tape… Lo que sea, la idea es darle un poco de color.
Yo me decanté por esta tela de arpillera con lunares. Como quería colgar estas postales de Verónica Algaba, me apetecía colocar algo con un aire rústico, que creo que le va genial. Si os gusta la idea pero no encontráis ninguna con lunares, siempre podéis pintarla vosotras 😀
Simplemente tenemos que cortar el trozo de tela o papel al mismo tamaño que el cartón, y pegarlo. Dependiendo del material que hemos elegido, tendremos que utilizar cola blanca, pegamento de barra, celo de doble capa… Pero vamos, que no requiere que nos compliquemos mucho 😉
¡Y listo! Solo falta poner las pinzas y lo tenemos preparado para colgar en la pared. Yo lo añadí a la de mi estudio, y creo que quedan genial, ¿no creéis?
Como pesan poco, y la pinza tiene un agujero, basta con poner una pequeña puntilla a la pared y colgarlo. Aseguraros de que ponéis la pinza totalmente en el centro, porque si no se torcerá 😉
Estas pinzas son monísimas y muy útiles para colgar cosas en la pared. No solo podemos hacer portapapeles… También podemos optar por coger dos, ponerles una cuerda y colgar una lámina (en mi pared, a la izquierda, veréis una lámina así colgada).
Desde luego, no serán los únicos portapapeles que me haga 😉
¡Besitos!

Lee el post original

DIY – EL COLOUR DIPPING

Buenos días coquetas,
hoy os quiero hablar de una tendencia que me tiene enganchada últimamente: el colour dipping, o lo que es lo mismo, el mojar algo en color. Así que te voy a explicar cómo se hace y todas las posibilidades que tiene esta técnica.

Para conseguir este efecto solo hace falta: el mueble que quieras customizar, un poco de cinta de carrocero y pintura (en spray, de chalk paint,…) del color que prefieras.

Y lo que hay que hacer es: marcar con ayuda de algún objeto la altura que queremos colorear. Luego colocamos la cinta de carrocero el límite de lo que queremos pintar y añadimos el color que hayamos elegido.
Y con estos pasos tan sencillos te pueden quedar resultados tan chulos como estos. Como ves queda genial pintando colores vivos o pasteles con maderas claras; pero también queda muy bien pintando de blanco sobre madera oscura. En este caso han decidido dejar en el color natural la parte de abajo y colorear gran parte del taburete.
Pero como puedes ver esta misma técnica también queda ideal a la inversa, dejando todo el mueble de madera y pintando sólo un poco de las patas. De nuevo, tenemos la posibilidad de poner sólo blanco o añadir colores más intensos, como los colores neón que vuelven otra vez para el verano.
Aunque te he enseñado sólo sillas y taburetes puedes utilizar este método en muebles más grandes como bancos, mesas, aparadores… La idea que han utilizado en el banco de madera de pintar de forma inclinada le da un toque real de que ha sido sumergido en pintura. Y el toque de colocar macetas encima del mismo color que la mesa es precioso, ¿no creéis?
Si te gusta mucho esta idea puedes animarte a pintar por arriba y por abajo y combinar varias sillas con distintos colores. Te puede quedar un comedor tan atractivo como este ¿qué te parece?
A mí esta técnica me encanta. Así que ya estoy en proceso de hacer uno, a ver si pronto os lo puedo enseñar. Mientras os dejo con todas estas propuestas y muchas más ideas en el tablero de pinterest color dipping.
Espero que esta idea os haya gustado tanto como a mí y que la apliquéis en vuestra casa, tanto en muebles como en cualquier otro objeto. Espero vuestros comentarios,

Lee el post original

>

Especial Amour: Tutorial Tarjeta: "Golden Hearts"

¡Hola scraperas mías! Es lunes y seguro que estamos un poco de bajón, así que os traigo una tarjetita de amor muy mona para alegraros aunque sea la vista y daros fuerzas para superar la semana. He de decir que esta tarjeta me ha traído muchos quebraderos de cabeza, y es que no tenía muy claro el diseño y la he tenido que repetir hasta tres veces, pero como se suele decir a la tercera ¡Fue la vencida!. No es que la tarjeta entrañe demasiada complicación pero si no tenemos claro como colocar los elementos puede que el resultado no sea el que esperamos que fue lo que me paso a mi las dos primeras veces, jeje.
Como comprobaréis volvemos a usar corazones pero de forma completamente diferente. He mezclado para ello varios sellos de corazón y un sello de florecita para que no quedará tanto espacio entre ellos y los he embosado todos con polvos dorados que en contraste con el color kraft y el blanco de la cartulina creo que dan un aspecto elegante a nuestra tarjeta. Pero sin más dilación paso a deciros todo lo que he utilizado y los pasos a seguir para que podáis hacer vosotras.
1.) En primer lugar cortamos nuestra base de la tarjeta en la medida de 33,8×11,5 cm. 2.) Luego cortamos otra cartulina en color kraft en la medida de 16×11 cm. 3.) Opcionalmente redondeamos con una troqueladora los bordes, tanto de la tarjeta como de la cartulina que va encima. 4.) Hacemos una marca con lápiz en la parte de abajo de la cartulina color kraf a 8 cm.
5.) Disponemos los sellos sobre la cartulina para hacer un planning de como queremos que queden estampados en nuestra tarjeta. 6, 7 y 8.) Una vez lo tengamos claro empezamos a estamparlos y a embosarlos uno por uno. Si no sabéis lo que es el embossing en caliente os dejo un enlace de como se hace aquí.
9.) Una vez estampados todos nuestros sellos, procedemos a estampar un mensaje en nuestra tarjeta. 10.) Lo embosamos con polvo de embossing blanco. 11.) Cogemos una cinta dorada y la colocamos encima de la linea que habiamos hecho a 8 cm, previamente abremos borrado con una goma esta línea. 12). Pegamos la cinta con washi por detrás de la cartulina.
13.) Hacemos un lazo y lo pegamos con glossy encima de la cinta y cortamos el sobrante con las tijeras. 14.) Colocamos unas perlitas adhesivas en el centro de las flores selladas y al lado del mensaje de la tarjeta en dos tamaños diferentes (Esto también es opcional). 15.) Con un bolígrafo de gel blanco vamos dibujando de forma aleatoria unos puntitos en la parte superior de la tarjeta. 16.) Por ultimo pegamos con pegamento liquido (o el que mas os guste) la cartulina kraft a la base de la tarjeta y ya estaría terminada.


Espero que haya quedado todo claro, si no ya sabéis que podéis preguntarme cualquier duda abajo en los comentarios. Deseando que os guste mucho, nos leemos en el próximo tutorial de San Valentín, en el que voy a subir bastante el nivel de dificultad de las tarjetas, pero no os preocupéis que solo es cuestión de paciencia, jaja.

Gracias por vuestra visita, un besazo enorme para todas y cada una de vosotras ¡Muak!

Lee el post original