Entradas

DIY: cestas colgantes para organizar

Viernes!!! 😀 Para despedir la semana laboral y dar la bienvenida como toca al fin de semana, te traigo un DIY muuuuyyy sencillo y muy bonitista con el que podrás tener un organizador colgante con cestas de bambú en menos de 10 minutos, ¿tan rápido? Si, si, sigue leyendo y mira que fácil es.
DIY: cestas colgantes para organizar
DIY: cestas colgantes para organizar
Lo que necesitas es encontrar 3 cestas de bambú del tamaño que tu quieras/ necesites y cuerda. En este caso, han elegido 3 cestas en tamaño escalonado, es decir, que caben unas dentro de otras para ir de más a menos, y una cuerda en color rosa para ddar un punto de color, pero tú, haz el DIY como a ti guste, eso como Arguiñano, a gusto del consumidor. 😉
Empezamos el DIY de los 10 minutos!
Lo primero es cortar 3 trozos de cuerda iguales y atarlos de la siguiente forma a la primera cesta. Si cogéis de diferente tamaño, la más grande es la primera.
Después, dejar la misma distancia en las 3 cuerdas y atar la siguiente cesta. Éstas, ya solo las ataremos de los laterales.
Y listo! Ahora ya solo queda ponerlo en el lugar elegido y disfrutar de tus cestos coilgantes llenándolos de lo que tu quieras, plantas, fruta, accesorios de escritorio y hasta para las llaves en un rincón del recibidor ¡a disfrutar creando!
DIY: cestas colgantes para organizar
¿Te gusta?
¡Feliz viernes guapetones!

Lee el post original

Haz una bandeja con una caja de fresas

Para el post de hoy me inspiré en dos de las últimas fotografías que Martina tiene en su Instagram. En ellas se ve una pequeña caja de madera que hace de bandeja. Verla y tener un flechazo fue todo uno. Y poner juntas una tela de la sección de oportunidades de Ikea y una caja de fresas ya ni os cuento.
A continuación os presento el “antes y después” de una caja de fruta:
Estos son los elementos de los que partí: la tela que encontré en esa bendita sección y una caja de fresas que previamente había pasado por las manos del #buenabuelo para quitarle las maderas que sobresalían por encima:
Lo primero que hice fue cortar un cartón a la medida del fondo para cubrir las grapas y de paso tapar el espacio que quedaba hasta las esquinas:
A continuación forré el cartón de la base y los laterales interiores con la tela. Me gustaba que se notase que es una caja de fruta, así que las esquinas las dejé con la madera al aire.

Por último forré todo el exterior. Para seguir con el efecto de caja de madera transformada, además de las esquinas dejé sin cubrir la parte superior de las tablillas:
Y este es el resultado:

¿Os gusta el resultado? A mí me encanta porque tiene el tamaño justo para llevar a mi mesa de trabajo el té o el café y las galletas de la merienda. Y esta tela espero que no será la última vez que la veáis por aquí porque me tiene loca de amor con esos colores y los dibujos de hojas y frutos.
Y que no se me olvide: con este post participo en la fiesta de enlaces #diariodeco. Si queréis ver más transformaciones y DIY como este o simplemente inspiraros pasad por allí, hay auténticas maravillas.
¡Que paséis un muy, muy feliz miércoles!

Lee el post original

Bandeja con cartulina kraft * DIY

Ya es viernes y compartimos un nuevo finde frugal de la mano de

Mi aportación para esta ocasión es un DIY facilísimo y a coste
cero porque usaremos materiales que tenemos en casa.
Improvisaremos una sencilla bandeja con cartulina, cinta adhesiva y tijeras.

Podemos usar cualquier cartulina que tenga un alto gramaje para
conseguir mayor consistencia. Yo he utilizado una tipo estraza o kraft.

Con cinta adhesiva tipo washi tape lograremos resultados lindos y divertidos,
pero para esta ocasión buscaba un efecto natural y opté por un fabric tape
de algodón blanco con los laterales rematados en zig-zag.

Se trata en realidad de esparadrapo que adquirí en Lidl: venían dos rollos,
éste estrecho y uno más ancho de unos cuatro centímetros.

Me parecieron ideales y los compré para manualidades pues se
puede estampar sobre ellos y les vi muchas posibilidades.

Los laterales en zig-zag de la cinta adhesiva me hicieron pensar en cortar
los lados de la cartulina con una tijera que consigue este acabado.
Cortamos un rectángulo de cartulina y plegamos los cuatro lados a
una distancia de unos tres centímetros del borde.

Después plegamos los cuatro vértices hacia el interior uniendo
los laterales tras haberlos elevado.

Hacemos un nuevo doblez a la mitad de de las “Vs” formadas.

Ponemos la cinta adhesiva por fuera y ya tenemos nuestra bandeja.
Ideal para servir canapés, aperitivos o chuches en una mesa para fiesta,
siendo una manualidad que podemos hacer con niños, implicándoles de
este modo en los preparativos de la celebración.

Muy fácil, ¿verdad?

Lee el post original

Tutorial DIY: cómo hacer una piñata

Hoy os traigo un súper tutorial para hacer una piñata muy molona, de esas gorditas y con flecos. La mía es de Peppa Pig, pero con el tutorial aprenderéis a hacer cualquiera que se os antoje 🙂

Es un tutorial más bien largo, la explicación puede resultar a veces un poco liosa, pero las imágenes os lo aclararán todo bastante. En los comments, resuelvo dudas 😉

1. Necesitamos una plantilla de nuestro motivo. En este caso, Peppa. La vamos a trasladar a un papel de tamaño mayor, el que queremos para nuestra piñata. Usaremos la técnica de la cuadrícula, ya sabéis, trazáis una cuadrícula sobre el dibujo original del que dispongáis para reproducirlo a escala en un tamaño mayor. Yo os dejo la de Peppa preparada para imprimir en A4 y trasladarlo a dónde queráis, la podéis descargar AQUÍ.

2. Ahora vamos a recortar todo el contorno y nos haremos una “copia de seguridad” en otro papel; veréis que para hacer nuestra piñata este dibujo inicial vamos a “despiezarlo”; procurad guardar todas las piezas junto a este contorno inicial, por si en alguna ocasión queréis hacer otra piñata igual, tener todo este trabajo ya hecho 😉
3. Ahora ya empezamos con la piñata en sí: recortamos dos veces sobre cartulina (rojo o rosa) el contorno del cuerpo de Peppa sin orejas (hay que darle un contorno sencillo para luego trabajar mejor). Van a ser la parte de delante y detrás de la piñata:
4. Ahora que ya hemos usado nuestra plantilla Peppa color kraft, recortamos y separamos la cabeza del vestido, y con la parte de la cabeza hacemos dos copias con orejas incluidas en goma eva o cartulina rosa fuerte. No tengo foto de esto, pero es la pieza del paso 11.
5. Ahora de la plantilla cabeza kraft recortada del paso 4, recortamos con un cúter de precisión las siguientes partes para trasladarlas a goma eva de los colores correspondientes: cara (1), morrito (2) y sus agujeros (7), interior de las orejas (3), mejilla (4), labios (5) y parte blanca del ojo (6). El rosa de la cara, orejas y morrito debe ser más claro que el de la base de la cabeza, que es a su vez, el del colorete y los agujeros de la nariz. Lo dejamos todo apartado.
5. Ahora vamos a armar el cuerpo de la piñata para montar todo lo anterior sobre ella.
Con cartón rizado kraft del que venden por metros, recortamos dos trozos de las siguientes dimensiones:
– de largo: el perímetro del dibujo base, esto es, el cuerpo y cabeza de Peppa (que hemos recortado en rojo)
– de ancho: la profundidad que queramos que tenga la piñata más 10 cm ( yo calculé 30 cm para que la piñata fuese de 20 cm de grosor)
Y a lo largo de ambos laterales hacemos cortes de unos 5 cm de profundidad y 3 de grosor (más o menos, eh…) y los doblamos así:

7. Y empezamos a pegar a lo largo del contorno con pistola de silicona caliente, hasta rodearla por completo; cada vez no más de dos o tres pestañas, parando en cada ángulo y contorneando las zonas curvas. Para esto es muy muy útil que sea cartón rizado, porque es muy flexible 😉

Si sobra un poco al final, recortamos y ya está:

8. Antes de poner la otra “tapa”, vamos a hacer un corte rectangular en la parte de arriba, una pequeña abertura para poder trabajar después y meter los regalos de la piñata 😉

9. Y pegamos la otra tapa de la piñata; la abertura superior nos ayudará a pegar las últimas pestañas:

10. Y añadimos un cordón fuerte con un par de perforaciones superiores y bien centradas:

11. Ahora la parte divertida: vamos a darle cara a la piñata, pegando todas la partes que hemos recortado antes (a los ojos blancos les pintamos la pupila con un boli negro):
(en esta primera foto sale la parte recortada del paso 4)

12. Ahora vamos a forrar el vestido y los laterales de flecos de papel de seda. Esto ya no tiene ciencia, pero requiere paciencia: yo hice grupos de 4 ó 5 pliegos de papel y corté tiras de unos 10 cm de ancho, las doblé por la mitad y después corté flecos de 1 cm de ancho:

Primero forramos poco a poco el vestido con papel rojo, pegando las tiras de flecos con pegamento en barra; fijaos en que he forrado también los laterales, no sólo el frente:

Y después forramos los laterales de la cabeza:

Ya casi estamos!

Ahora, si va a ser una piñata de la de romper a palos, le ponéis un par de pies hechos con unas tiras de papel kraft rematadas por unos óvalos de cartulina negra y listo.

La mía, como era para niñas muy pequeñas, preferí que fuera una piñata de las de tirar del cordón, así que hice una trampilla por la base, con unos cordones de lino rematados por círculos de cartulina para tirar de ellos…

¿vais a hacer esta misma piñata? Os dejo una lista de material:

  • dos cartulinas rojas o rosa fuerte.
  • láminas de goma eva (o cartulina en su defecto) rosa fuerte, rosa claro, blanco, negro.
  • 2 metros de cartón rizado kraft (u otro color si encontráis)
  • cuerda
  • papel seda rosa y rojo (4-6 pliegos de cada, más o menos, depende de cómo coloquéis los flecos de cerca entre sí)
  • herramientas: cúter de precisión y de bricolaje, punzón, tijeras, lápiz y boli negro, pistola de silicona, pegamento en barra, cola blanca o silicona fría para pegar la goma eva

Sé que es un tutorial un poco complicado en algunos puntos (o yo me he explicado regulín), si tenéis cualquier duda, la atenderé encantada en los comentarios 😉

Image Map

Lee el post original

CAJA HECHA CON MALLA DECORATIVA

Nada me gusta más que experimentar con materiales nuevos. Darles un uso para el que no están pensados y es que así salen cosas bastante chulas y sobre todo originales.
Esto me ha pasado con éstas mallas decorativas de Leroy Merlin. Para lo que más se utilizan es para revestir baños y darles un cambio de aires sin necesidad de alicatar o de hacer obra.

Lo mejor de todo es que son autoadhesivas y se cortan con tan sólo pasar un cúter por encima! Fácil, fácil.

Hoy os enseño cómo he hecho esta cajita para encima de la mesa de mi salón, lo mejor de todo es que es una caja misteriosa, no sabrías por dónde abrirla… Perfecta para guardar cosas a prueba de fisgones 😉

CAJA DIY MALLA DECORATIVACAJA DIY MALLA DECORATIVA

Éstos son los dos modelos que me gustaron, para la caja he utilizado el de la derecha. En la tienda había varios modelos, pero para mi salón van perfectos estos tonos.
CAJA DIY MALLA DECORATIVA

La caja es de madera, normalita, no sé ni de dónde ha salido. Pero si no tenéis de madera podéis utilizar una caja de zapatos o cualquier otra que tengáis por casa.

CAJA DIY MALLA DECORATIVAEl lateral de mi caja es de 3 cuadraditos de ancho, así que corto 4 trozos para los laterales.
CAJA DIY MALLA DECORATIVA
Un truqui: para que quede mejor hay que cortar con el cúter la parte negra que se queda entre las teselas.
CAJA DIY MALLA DECORATIVA
Se pega el primer lateral y lo que sobra se pega hacia la otra cara.CAJA DIY MALLA DECORATIVAAsí aprovechamos la vuelta para empezar esa cara. Luego se van pegando a continuación las tiras.Luego en la cara donde va la tapa, se corta lo que nos sobra. En esta cara es donde tengo la tapa, así que tengo que forrarlo de manera que me deje abrirla, por lo que no puedo poner la tira completa.
Se forra la parte de arriba.
Para que se pueda abrir se forra la parte fija y se parte una fila para ponerla sólo en la parte que se saca.
Aquí sólo he quitado el papel para que se pegue sólo en la parte que se saca, es decir sólo pega en donde véis negro, así en ose pegará al resto de la caja por los laterales y la parte de abajo y podremos sacar y meter el cajón.

Y ya está! cada caja tendrá un sistema para abrir y cerrar, lo único que hay que ver cómo nos las ingeniamos para forrarla por completo y que siga sirviendo… A darle al coco 😉

CAJA HECHA CON MALLA DECORATIVA DE LEROY MERLIN

Mantel Individual

Necesitaba unos manteles individuales para la mesa, pero no quería que fueran los típicos rectángulos y ya está, quería que tuvieran algo diferente, y vi estos. Aunque también son rectangulares y sencillos, tienen un bolsillito para los cubiertos.

Solo necesitaremos una tela que nos guste, a ser posible un poco rígida o con cuerpo, o sino, también puedes entretelar una más finita y bies comprado o hecho por ti. Esta última opción es mi preferida.

Corta 3 piezas con las medidas que desees. Estas son las mias.
Haz una dobladillo a un extremo de la pieza más pequeña.
Coloca la pieza pequeña sobre la otra para crear el bolsillo.
Cose el bies abierto para sujetar las dos piezas.
Dale la vuelta al bies y clava la pieza hacia un lado en el rectángulo.
Haz un pespunte sobre el bies para unirlo todo.
Puedes rematar todo el contorno con bies.
Yo solo hice la parte de arriba y de abajo,
haciendo un dobladillo en los laterales.
Muchos de los proyectos que estoy haciendo ahora, son de costura, estoy inspirao, así que si no quieres perderte nada, hazte seguidor/a del blog o sígueme por las otras redes sociales como Facebook, Twitter , Pinterest, Instagram o Youtube.

Visita la entrada original AQUÍ

DIY pulsera de piel

¿Qué hacéis vostros/as con los retales que os sobran?

Sabéis que formo parte de las #diogeneras, y nosotras #NOtiramosNADA. Así que, con los retalillos que me quedan de materiales, los aprovecho para otras cosas.

Por ejemplo lo que hoy os enseño.

El material protagonista es la polipiel que me sobró del porta cables ya hice hace poco.
El resto de materiales los podéis ver aquí. Algunos los encontraréis en la mercería online de Cobián.



Un trozo de polipiel marrón, un botón vintage reutilizado, marcador al agua, tijeras, aguja e hilo y cúter.

Los pasos a seguir son muy sencillos:


Primero marcamos la zona a recortar, a la medida de nuestra muñeca, dejando un sobrante. Un rectángulo con uno de los laterales cortados en oblícuo (como veis en la imagen).

Una vez recortado marcamos tres línes paralelas en medio del rectángulo y las cortamos con el cúter.

En el extremo en recto, marcamos con la aguja el centro, donde coseremos el botón.

Lo cosemos, y ya está listo nuestro DIY.


Una pulsera genial para este otoño.



DIY pulsera de piel