Entradas

Llega la revolución: el chalk paint en spray


Hoy me he levantado con resaca, y no es precisamente de todas las cervezas que me llegué a tomar en mi camino de vuelta a casa celebrando lo mucho que tenía que celebrar. La azafata del AVE me vería la carita y me mimó durante el viaje 😉

Es resaca post feria, en la que una vez más vosotros me habéis pegado un chute de adrenalina para seguir con esta locura que empezó como hobby.

Algunos vinisteis de lejos y me comentabais lo “jodido” de ver anunciados talleres que os encantaría hacer y que el maligno de Javi no os explicaba en su blog. Una fue Luz, que pobretica mía vino desde Galicia y tras apuntarse a 2 de mis talleres me “regañó” por ello. Luz, muy avispada me comentó que podría hacer talleres online (creo que es medio bruja, espero poder contaros pronto).

También por Facebook  una chica me pedía tutos, los quería todos! Le prometí uno y aquí lo tienes Jackie! Igual que Maribel que me pide talleres en Alicante, todo se andará!

Hoy este post será un tutorial, sí, pero lo explicaré como explico en los talleres, intentando justificar el porqué de todo y explicando truquillos para que seáis verdaderos maestros del spray.

Como sabéis colaboro con mis amigos de los sprays codo con codo y me llevan de “gira” impartiendo talleres donde aprendemos a sprayar absolutamente todo y este año además tenían un bombazo que no os podía desvelar hasta el último momento: el chalk paint en aerosol!

Han sido los primeros fabricantes en tener el famoso chalk paint en spray y os puedo asegurar en primera persona que desde que surgió la idea hasta que la han podido traer en primicia en el DIY Show las han pasado canutas, y es que es toda una movida que empieza en el laboratorio para poder acabar en las manos de amantes del DIY.

Cuando tuve los primeros botes en mis manos me sentí nervioso, unas pocas muestras para poder encontrar un tutorial que sorprendiera. Empezaron las pruebas y las sorpresas.

-Apenas huele. En el taller estuvimos sprayando 11 personas a la vez y el olor era similar al de una peluquería, es decir, a laca de pelo. 
-Se lava ffácilmente(toda una ventaja para el taller que tenía preparado).
-Cubre con una sola capa.
-El rresiduoseco se elimina mucho más fácilmente, es decir, el polvillo que cae al suelo no es más que eso, polvo.


Dicho esto es hora de desvelaros la técnica de efecto antiguo. 
Sin lija ni más herramientas que unos botes del nuevo chalk paint en spray y nuestras manos.

Partimos de unas cajitas de esas básicas que podemos encontrar en tiendas de manualidades o bazares.






En este caso quise proteger la parte transparente de la caja, aunque no es necesario si queremos que sea una mini-pizarra.

Una vez protegida la mesa le dí una ligera capa de Marrón Glacé que haría de fondo. También pinté el interior. Seca bastante rápido, pese a tener base agua. Cuestión de minutos.
Podemos acelerar el proceso con el secador de pelo o simplemente dejando al sol.


Cuando ya secó el marrón de la base pinté muuuy generosamente con el Verde Mint y mientras la pintura estaba húmeda empezó el trabajo de envejecer frotando por los cantos con nuestros dedo.
Conforme va secando la pintura cuesta más arrastrarla, y es cuando se van creando los efectos con difuminado que darán carácter a nuestra cajita.


Por otro lado me apetecía que mi caja fuera una pizarra y como buen conocedor de la marca ya sé que eso se consigue con un Evolution Negro Mate (este no es chalk, si no un acrílico que ya existía anteriormente en la marca). 

Si queréis aplicar el efecto pizarra a algún mueble o incluso pared esta pintura es ideal, pero os recomiendo aplicar varias capas para crear un grosor considerable.

En este caso caso busqué un cartoncito  cualquiera y le dí 2 pasadas.

A los que vinisteis al taller os sorprendió mucho el efecto “nivelador” que os expliqué.
Hoy a vosotros, los lectores os toca saber de qué hablo:

Pintar con spray es una técnica y debemos ser decididos al disparar. Lo haremos desde una distancia prudencial para evitar “descuelgues” (goterones) o que la pintura llegue seca creando una superficie rugosa.
Cada pintura y fabricante tiene una presión diferente, y es por ello que para conocer qué potencia de disparo tenemos entre las manos hemos de hacer una prueba en un cartón, papel, o donde sea.
En el caso de estos talleres siempre digo que es unos 25cm.
Aplicaremos el spray haciendo varias pasadas, primero en una dirección y luego en otra. No hay que tratar de cubrir a la primera, ya que cargando mucho con pintura podríamos crear una odiosa piel de naranja.
Cuando tenemos la superficie cubierta la pintura recién llegada a su nuevo lugar crea una especie de “rugosidad” que así de entrada nos acoj… asusta bastante.

Y entonces empieza la magia del nivelado!

Poco a poco la pintura se va asentando y repartiendo uniformemente, creando una capa totalmente lisa. Si la pintura fuera brillante (no es el caso, ya que para la pizarra utilizamos el negro mate) este proceso es el que dota de brillo a la pieza pintada.

Una vez seco nuestro cartón lo recortamos a la medida de la tapa de la caja.

Y lo encajamos.
En los talleres hubo quien quiso ponerle pegamento y dejarlo fijo. Yo en este ejemplo simplemente lo encajé a presión para poder retirarlo cuando quiera.

Para que nuestra nueva pizarra no pareciera tan jovenzuela al lado de la cajita tan envejecida la maltraté con tiza, arañando fuerte y borrando varias veces.


Y así es como con unos pocos pasos me he hecho una cajita en la que guardar pequeños objetos, como infusiones, los usb, tarjetas de visita…


Lo mejor de esta técnica? que podéis aplicar después en la pieza que queráis. 
Muchos me preguntasteis varias cosas sobre ella, espero recordarlas todas para aclarar también a los que estáis aquí hoy, en este taller virtual:

-Qué diferencia hay entre el chalk paint y la pintura tiza?
Ninguna, es el nombre en inglés y castellano.

-Cuánto cubre un bote de chalk paint en spray?
Bien aplicado unos 2 metros cuadrados, aunque si somos novatos quizás no nos cunda tanto (siempre me he preguntado si alguien ha sido capaz de hacer los 36 lavados con una botellita de jabón para lavadora).

-Puedo pintar mi mesita de noche con ello y aguantará bien? Y una estantería para la cocina?
En este caso de aconsejo utilizar un barniz (base agua) o una cera, es cuestión de gustos, aunque para piezas fáciles optaría por cera ya que el acabado es espectacular al tacto.

-Cuanto tarda en secar definitivamente?
Una hora! 

-Empecé a pintar un mueble con chalk tradicional y lo dejé a medias, pero ahora viendo este me animaré a terminarlo. Puedo pintar encima?
Te aconsejo lijar un poco el anterior, ya que el chalk crea “grueso” y se notarían la zonas pintadas y las que no lo están, el efecto nivelador es mágico, pero no milagroso.

Esta pintura pronto estará en tiendas, pero de momento os podéis adelantar haciendo vuestro pedido aquí.







Lee el post original

DIY: Coronas con rollos de papel higiénico.

Llega la primavera y empezamos a llenar las agendas con eventos y fiestas al aire libre. Es estupendo, vamos a 100 a todas partes pero lo pasamos fenomenal.

Ya sabéis, los que me conocéis, que me encantan las coronas, todas, siempre lo comento, hasta tengo un tablero en pinterest únicamente dedicado a ellas.
En casa ya tenemos una especie de “rutina” los fines de semana. Por la mañana, después de desayunar vemos unos cuantos dibus y después CREAMOS.
Este fin de semana tocaba algo rápido y vistoso, tuvimos celebración de cumpleaños: coronas para todos los invitados.

La mayoría eran chicos y el Príncipe recalcó varias veces que eran poco masculinas, pero éxito tuvieron, así que todos contentos:

¿Queréis hacerlas? Éstos son los pasos:

TA CHÁN, corona lista.
Yo utilicé un papel de TIGER que tiene ya purpurina y es adhesivo, muy cómodo. Aunque ¡¡las posibilidades son infinitas!!

Ahora podemos hacerle dos agujeros y poner una coma o pasarlo por una diadema finita.

Facilillas ¿verdad?
Con estos colores tan alegres os deseo un buen comienzo de semana.

Enlaces a fiestas:

Lee el post original