Entradas

¡No olvides las llaves!

¡Hola! Tras dos semanas de descanso, aquí estoy de nuevo =)
Y hoy os traigo el tutorial del DIY que preparé para Dialhogar y Leroy Merlín con objeto del V encuentro para familias de Dialhogar, que se celebró en Zaragoza a principio de Julio y en el que, por cierto, me dieron el Premio Dialhogar al mejor Blog de Manualidades, y eso no hubiese sido posible sin vuestros votos, así que… MIL GRACIAS! =D

Para ese día preparé este DIY, un cuelga-llaves con pizarra y corcho incluidos, para tener un lugar donde dejar las llaves y, de paso, pinchar fotos o notas y escribir mensajitos 😉
(¿nunca os habéis ido de casa sin ellas o las habéis dejado puestas por dentro??? Yo sí, varias veces…¡Desastreeee!)

Aquí tenéis la lista del material necesario (lo encontraréis todo en Leroy Merlín) y no, no hace falta taladro 😉

tablero de contrachapado de 300x600x10mm
 listónes de pino de 13x13x900mm y de 9x58x900mm (de los que debéis cortar tramos de 30cm, se cortan perfecto con sierra o segueta)
rollo de corcho de 4mm de grosor, el que yo usé es de la marca Cork4U, va en rollo de 50x500cm.
➽ escarpias roscadas de latón de 2,5x25mm
➽ masilla adhesiva de secado rápido, yo usé Ceys Montack Express
➽ pintura pizarra negra y cera clara de acabado. En mi primera versión del cuelga-llaves (y el día del taller) usé Chalky Finish de Xylazel, que es la que podéis encontrar en Leroy Merlín. Después, en el remake (tuve que hacerlo porque con el trajín del día del taller sufrió algún pequeño accidente), usé chalk paint de La Pajarita en color Casi Negro y barniz ultramate, que es lo que tenía más a mano. Con ambas perfecto =)
➽ paletina
 tijeras o cúter
 regla 
 lápiz
 papel de lija

Vamos con el paso a paso:

1- Marcamos con lápiz la ubicación de las escarpias. Como vamos a orientar la pieza en vertical y mide 30cm de ancho, dejamos 3cm a cada lado y hacemos marcas cada 5cm; de esa manera caben exactamente 7 escarpias. Estas escarpias, en este material, se enroscan con la mano y un poco de paciencia (previamente marcas el punto de entrada con un poco de presión de la punta).

2 – Ahora vamos a pegar con Montack lo que será la repisa, donde podremos apoyar bolis, el taco de post-it, chinchetas, washis…

Primero pegamos el listón estrecho al borde del listón plano, y luego el plano al tablero grande, de manera que quede sobre las escarpias un espacio proporcional al que queda debajo, y suficiente para meter y sacar las llaves con comodidad:
3 – Medimos la pieza de corcho que vamos a colocar. Habrá que cortar tanto de largo como de ancho, pero se corta fenomenal tanto con tijeras como con cúter =)
4 – Ahora vamos a pintar con pintura pizarra negra la mitad superior del tablero; no hace falta hacer una terminación perfecta, porque el corcho la tapará. Eso sí, mejor sobrepasar la mitad del tablero, para asegurarnos de que cubrimos todo lo necesario. Aplicamos dos capas y lijamos un poco entre ellas y al final si hubiesen quedado demasiadas marcas del trazo de la brocha.
5 – Aplicamos una capa de cera incolora, con brocha o paño y dejamos secar. También podemos aplicar en su lugar una capa de barniz ultramate (es más rápido y posiblemente más resistente).

6 – Pegamos también con Montack el corcho que hemos cortado previamente:

Ya lo tenemos listo para escribir sobre la pizarra con tizas convencionales o con tiza líquida.

UN CONSEJO sobre las tizas:

Usad rotuladores de tiza líquida para aquellas palabras o elementos decorativos que queráis que permanezcan inalterables (o casi). Se borran con paño húmedo, pero esto se hace más fácilmente de pizarras industriales; en estas pizarras handmade puede costar un poco de retirar (aunque finalmente se va).

Para aquello que queráis borrar fácilmente, mejor tiza convencional, aunque no quede tan intensa o definida.

¿Qué os ha parecido? Os aseguro que es muy sencillo de hacer 😉
Y así es más difícil salir de casa sin llaves, ¿eeeeh?
¡Hasta el próximo post!




Image Map

Lee el post original

Sólo 3 cosas para hacer un colgador de llaves

Para esta manualidad con niños solo necesitamos tres cosas: una madera, unos cáncamos y pintura, todos ellos sin olvidar un poco de imaginación. ¿Os ha picado la curiosidad?, esperamos que lo suficiente para que os quedeis a leer nuestro post.
Lo que vamos a hacer es un colgador de llaves totalmente casero y muy fácil de hacer, lo más divertido fue pensar en la decoración del colgador, para ello utilizamos las plantillas de stencils, las hemos utilizado muy pocas veces y nos llamaba mucho la atención utilizarlas, ¿que os parece si os mostramos como nos quedó?, pues ¿COMENZAMOS?,

 

Tía Keko y manualidades madera

MATERIALES QUE NECESITAMOS

Tía Keko y manualidades madera

1. Placa de madera o aglomerado

2. Pintura acrílica

3. Seis cáncamos

1-

Lo primero que haremos será dibujar en la placa de aglomerado la forma de casita para poder recortarla y hacer la forma de casa del colgador.
Tía Keko y manualidades madera
Después lo cortaremos con una pequeña sierra de calar y lo dejamos cortado y preparado.
Tía Keko y manualidades madera

2-

El siguiente paso será pintar toda la base del colgador de color blanco, para poder así decorarlo después.
Tía Keko y manualidades madera

3-

Y cuando ya tenemos toda la base pintada y decorada, comienza el momento más divertido de la manualidad, la decoración. Nosotras utilizamos plantillas de stencils y sellos de letras para hacerlo.
Primero colocamos las plantillas de stencils sobre la base a decorar y poco a poco con una brocha pequeña y gruesa comenzamos a dar toquecitos sobre la plantilla.
Después, con los sellos de letras hicimos la palabra “home” en lo alto del colgador. Todo lo hicimos con el color negro para contrastar estos dos colores, que a nosotras nos gusta mucho.
Tía Keko y manualidades madera

 

Tía Keko y manualidades madera

4-

Para terminar de decorar pintamos un ribete alrededor de todo el colgador de color negro también, para darle un acabado único y más artesanal. Y cuando estaba todo bien seco, dimos dos capas de barniz al agua para proteger bien los dibujos y la pintura.
Tía Keko y manualidades madera

5-

Y ya, por último, con la ayuda de Rafa, mi inestimable marido que hace siempre los trabajos a los que nosotras no llegamos, colocamos los cáncamos en el colgador. Hicimos dos filas de tres cáncamos cada una. Primero medimos para poner todos a la misma distancia y después los pusimos.
Tía Keko y manualidades madera
y ya tenemos nuestro colgador diy y artesanal listo para ser usado
Tía Keko y manualidades madera
Si te gusta nuestro post, déjanos un comentario, nos llena de alegría saber de tí y lo que piensas de nuestros pequeños diys.

Lee el post original