Entradas

Cómo hacer Pipas de Calabaza Caseras

Es época de Calabazas, las vaciamos en Halloween, comimos su pulpa en cremas, haremos riquísimos bizcochos y hoy….es el turno de las pepitas o pipas. Ya sabéis que aquí lo aprovechamos todo!

pipas-calabaza-tutorial
Cómo lo hacemos:
Limpiamos bien las pepitas con agua y quitamos completamente los restos de calabaza.
En un vaso de agua echamos una cucharada de sal y removemos
En un puchero echamos las pepitas que habremos secado durante una hora sobre papel absorvente
añadimos este agua salada y removemos constantemente hasta que se consuma completamente.
Las pipas empiezan a meter ruido (parecido al de las palomitas) pasados unos 8-10 minutos y nos avisan que ya están listas!. Veremos que se han quedado blanquecinas
Se les puede echar pimentón o incluso canela, pero simplemente así…están riquísimas!!
Una vez frías, están listas para comer. Yo las he metido en un bote de cristal ( ya sabéis que me encantan y los suelo usar para empaquetar cosas de lo mas variopintas) y con unas hojas de parra…me parece un regalo precioso, rico, sano, casero, económico y….terapéutico!

¿Sabíais que cuando se empezó a cultivar calabazas se hacía por el valor que se les daba a las pepitas?
Se utilizaban para tratar temas tan dispares como la fertilidad o las lombrices…
¿Qué, os animáis a hacerlas?
P.D: Esta entrada participa en la fiesta de Enlaces de Lireth’s Notebook

Lee el post original

Salpimenteros con pintura de pizarra

Como habréis podido ver por algunos de mis post, me encanta la pintura efecto pizarra. La utilicé en estas pinzas, este portalápices y esta minipizarra en un marco y tengo un montón de ideas más que os iré enseñando en el blog. Y hoy os traigo una idea sencilla, como transformar unos salpimenteros simplemente con esta pintura:
salpimenteros decorados con pintura de pizarra

Para ello necesitamos:

– El o los objetos que queramos transformar (en mi caso, estos botes).
– Pintura de pizarra del color elegido (yo solo tengo negra, pero se que existe en otros colores).

Y su elaboración es más que sencilla:

– En primer lugar limpiamos bien los botes y dejamos secar.
– Seguidamente aplicamos la pintura de pizarra con un pincel, dejando secar entre capas lo que indique el fabricante.
– Decoramos con tizas (podéis utilizar rotulador de tiza líquida, que es más resistente).


Notas:
– Es importante que sigáis las instrucciones del fabricante en cuanto al tiempo de secado y al número de capas a aplicar (yo necesité dos para cubrir completamente el color original).
– Esta idea el válida para cualquier objeto que queráis transformar: cajas, botes de cristal…

Espero que os haya gustado la idea y la pongáis en práctica con alguna cosa que tengáis en casa y la que queráis dar una segunda oportunidad.


Espero que os haya gustado la idea y que os animéis a darle un aire nuevo a vuestros objetos con este tipo de pintura, porque es facilísimo y el resultado es muy original.



Besos,
Pd: nos vemos el viernes con los Friday Finds de la semana!

Visita la entrada original AQUÍ