Entradas

Imanes de revista

Cuarto mes de desafíos #diogeneros.

Hoy las protagonistas son las revistas. En concreto, las letras de las revistas.

¿Os acordáis de las letras que usé para mi nueva agenda? (Recuérdalo aquí). Pues desde entonces llevo preparando este DIY (encontrar todo el abecedario, y repetido, cuesta un poco).

La idea me surgió de repente: LETRAS PARA FORMAR PALABRAS EN LA NEVERA.

Así que fui guardando revistas, y antes de deshacerme de ellas por completo, fui recortando las letras, hasta tener el abecedario completo (intentado tener las letras más usadas, repetidas).

Los materiales: revistas, tijeras, plástico para plastificar y plastificadora (o forro de libros), e imán adhesivo.

Pues eso.
1 y 2. Recortar las letras hasta tener el abecedario.
3. Pegarlas con un poquito de pegamento en el plástico.
4. Plastificar.
5 y 6. Y una vez plastificadas, volver a recortar, dejando un pequeño margen alrededor de las letras.
7. Por último, pegar trocitos de imán en cada letra y… A formar palabras.

Como veis es muy fácil, y con forro de libros puede quedar estupendamente.
El imán se puede reutilizar de los que tengamos rotos, o de los de propaganda.

¡Ah! Podéis poner en práctica esta manualidad con los pequeños de la casa. Seguro que les encanta prepararlas, y dejar después mensajitos en la nevera.

¡Espero ver muchas fotos de neveras llenas de letras!

Este DIY participa en la Fiesta de Enlaces de Fiesta de las #diogeneras


Imanes de revista

Agenda para el nuevo curso

¡Hola a todos/as!

¿!Qué tal el verano!?


Empezamos un nuevo curso: cole, blog, trabajos… etc.

Y quién dice nuevo curso, dice nuevo año. Para mi subconsciente, el año empieza en septiembre. Sin querer, lo que pasó en marzo, para mí es el año pasado… Es lo que tiene ser profe.

Qué mejor manera de iniciar el curso actual que con una agenda tuneada con washi tape.

Ya os enseñé por Instagram la agenda, pero seguí tuneándola.


Me compré una agenda por un euro o euro y algo. No me importó la portada, porque supe que iba a rediseñarla.

Simplemente, con los washis que tenía a mano, tijeras y celo, hice las nuevas portada y contraportada.

Al tuntún fui pegando tiras de washi, en vertical y horizontal.
Con letras de revistas, que tenía preparadas para otro DIY que ponto veréis, puse la palabra AGENDA. Tuve que pegarlas con celo de doble cara, porque no tenía pegamento…
Lo bueno de esta agenda, es que tanto la portada como la contraportada, tienen unas fundas de plástico que las protegen. Así que no hay problema, no se despegarán las letras.



Y ya está. Esta es mi agenda para este curso.
Yo no sé vivir sin una.

¿Tú también eres de agenda?



Agenda para el nuevo curso