Entradas

ideas para decorar huevos

¡Hola!

y hoy os enseño cómo he decorado tres de ellos.

Los otros tres los dejo para la semana
que viene, así no me alargo tanto,
y ya tengo un post programado 😉
Para trabajar con los huevos,
se me ocurrió utilizar de soporte el alambre
de las botellas de cava, y para decorarlos,
hice un decoupage con los sobrantes de periódico que aún tengo

Esta vez también hice mis propios diseños de servilletas.

Uno de los motivos que escogí, fueron baldosas hidráulicas,
y la baldosa modernista símbolo de Barcelona, que me encanta.

Estas son las imágenes que saqué de la red.



Con “word” , retoqué el tamaño, repetí los motivos,
y esta es la servilleta.

Una segunda servilleta, la imagen de un sello,

unas mariposas,


y unos pajaritos.


Otra composición en “word”, y la servilleta.


También usé unas pequeñas flores,
de una servilleta que tenía, y ya había usado
en el decoupage en camisetas.


Listas las servilletas, recorté los pequeños motivos, y fuí pegando.

Un pequeño reportaje de como han quedado.


Y como no hay dos….


sin tres, vamos a por el tercero.

De esta imagen


también hice una servilleta.

Esta vez, corté la servilleta con las manos, y hice el decoupage,


Y aquí está el tercero, el de la discordia 🙂

Un consejo si os han entrado ganas de hacerlo, hacedlo con huevos blancos.
El tercero, el de la partitura, en la foto igual no se aprecia,
pero creo que hubiera quedado mucho mejor si el fondo hubiera sido blanco.
También se pueden pintar, pero ya os digo por experiencia,
con el resto, que pintarlos cuesta, y nunca mejor dicho un hue…..jeje


Y con estos huevos más bien vintage, que de pascua,
me uno al Finde Frugal de MarcelaCavaglieri.

Si quieres venirte….ya sabes!!! 🙂

¡Muy buen finde!
Y a [email protected] que os vais de holidays,
¡a disfrutar!

¡¡¡Cuídensemele!!!

Lee el post original

Tunear aspirador con decoupage

En el ostro post de “guardar ropa sin ocupar espacio” os hablaba de mi descubrimiento con esas bolsas para hacer el vació a la ropa con un aspirador.
Os decía que no tenía aspirador, ya que la Roomba no sirve para esto, así que tenía que hacerme con uno.
En una visita a Miami Playa descubrí una tienda de esas que venden objetos de segunda mano y mi espíritu YONOLOTIRARIA me empujó hasta su interior. No iba con idea de comprar nada, de echo no llevaba ni dinero, pero por entrar a cotillear tampoco pasaría nada.
Enseguida vi en un rincón un aspirador y me acordé de las bolsas que había comprado en Ikea para envasar la ropa al vacío. Miré el precio… 5euros!!!! Rebusqué en el fondo del bolso y apareció la calderilla suficiente como para hacerme con él. El chico de la tienda lo probó y el único problema que tenía es que se quedaba enganchado el botón de encendido y apagado. Para lo que yo lo quería no suponía ningún problema. Así que me lo llevé!
Total, que aunque no lo tenga que utilizarlo mucho me apetecía darle un toque más personal, y en cuanto me fue posible me puse manos a la obra.
El aspirador en cuestión es este:
Empecé con una limpieza exterior a fondo con lavavajillas y lo acabé de desengrasar con amoniaco.
Probé si había sobrevivido a la exhaustiva limpieza y efectivamente lo hacía, pero se inundó todo de un olor…. rancio.
Con el ascazo en el cuerpo abrí su interior y tiré directamente la bolsa a la basura. Saqué los dos filtros y los lavé con agua y lejía. Quedaron blancos y desinfectados!
Una vez limpio, por dentro y por fuera, tapé las partes que no quería pintar con cinta de carrocero y le di con esprai blanco. Una capa fue suficiente.

Mientras secaba el espray fui a la ferretería a por bolsas. Tenía fe en encontrar las adecuadas.
Al preguntarme la chica la marca de mi aspirador sentí vergüenza y no me atrevía a contarle que no la sabía por que lo había pintado… Me llevé una bolsa universal y cola en espray.

En volver a casa el aspirador ya seco me esperaba así, blanco como un lienzo!

Con el pegamento, tijeras y servilletas empezó el reto. Hubo momentos de desesperación ya que la cola humedecía demasiado el aspirador y se rompían las servilletas, para este tipo de trabajos recomiendo la cola en espray de papelería.

En cuanto tuve todo forrado le dí un repaso con una lija al agua, para disimular arrugas indeseadas y “rematar” los cantos.
El botón de encendido y apagado tenía sus pestañas rotas, así que tenía que hacer algo. Hice una plantilla con papel y la dibujé en un plástico (es un trozo de una tabla de cortar que se rompió, reciclaje total!) Hice el agujerito para que saliera el pulsador y ya solo había de buscar algo que hiciera la vez de botón.
Aún no sé como me acordé de unos tiradores de madera natural que tenía en el taller. Con un tornillo lo puse en el “pichorro” o pulsador que salía y lo pegué con cola termoadhesiva. Pinté también la nueva pieza (la verde) con espray y le hice el mismo decoupage que al resto del aspirador. Al tirador simplemente le dí barniz.
Para rematar el trabajo y conseguir un acabado más duradero barnicé todo con barniz incoloro. Utilicé uno especial para parqué y la verdad es que me encantó el acabado brillante y suave.



Ahora ya tengo mi aspirador tuneado, y como veis todo “low cost” y además funciona perfectamente!!!
Tunearías tu aspirador???

Tunear aspirador con decoupage