Entradas

Ambientador DIY

No sé si a vosotros os pasa, pero cuando llueve en Barcelona suele subir un olor a cloacas a casa que da gusto… Como no soy muy fan de los ambientadores comerciales que al utilizarlos te dejan la garganta como si te hubieras comido un pino mezclado con medio kilo de lavanda, hoy os enseño una forma muy fácil y sencilla de hacer vuestro propio ambientador natural. Esto es lo que vamos a necesitar:
 
Ingredientes
El alcohol de 96ºC lo podéis encontrar en farmacias. Utilizar los aceites esenciales que más os gusten a vosotros.
Nota: como su propio nombre indica los aceites esenciales son (valga la redundancia) aceites, por lo que la llevamos clara si los colocamos directamente en agua esperando que se disuelvan. He aquí donde juega un papel importante el alcohol, dado que este ayuda a disolverlos haciendo que la mezcla quede homogénea.
 
Instrucciones
 
*Preparar una base de agua en alcohol al 70% (etanol) en la que la mayoría de aceites esenciales se disolverán. En mi caso he preparado unos 200 ml de mezcla, por lo que he añadido unos 145 ml de alcohol a 96º y 55 ml de agua. Cuidado porque hay aceites esenciales que necesitan un porcentaje mayor para disolverse.
*Una vez tengáis preparado el etanol añadir un 5% del volumen total de aceites esenciales; en este caso, para 200 ml de ambientador habría que añadir unos 10 ml de aceites esenciales. Por si alguien quiere hacer lo mismo que yo, la combinación que he utilizado es la siguiente: 5 ml de aceite esencial de lavanda, 4 ml de aceite esencial de mandarinay 1 ml de aceite esencial de cedro.
*Vaciar el contenido dentro de un vaporizador, a poder ser de cristal y oscuro, y listo para utilizar en cualquier zona de la casa.
Esta fórmula también os puede servir para haceros agua de colonia, pero tener en cuenta que en este caso es mejor comprar el alcohol que se utiliza para hacer bebidas alcohólicas, porque el “de farmacia” contiene otros componentes que podrían dañar la piel. En cualquier caso, ya sabéis que yo no soy muy amiga de las fragancias en contacto con la piel…
Imágenes: Organicus

Visita la entrada original AQUÍ