Entradas

Ronda DIY Enero

¡Ay ay que siempre a principio de mes hago una ronda de DIY y con esto de las navidades, el de enero se me ha pasado por completo! 
Hace unos meses una manualidad que hacía con mi madre de peque está muy de moda, los hama beads o perler beads. En ikea venden una caja grande con su soporte y papel necesario. Es súper fácil de trabajar con ese material y una manualidad ideal para hacer con los peques de la casa. Tú solo tienes la tarea de pasarle la plancha a la creación.

LEER MÁS

Lee el post original

Crear tus propios sellos

Aviso a navegantes: hoy vamos aparcar los amigurumis y sus historias, porque quiero contaros que he descubierto un nuevo hobby.

Como alguno de vosotros sabréis tras haber leido el último post, el pasado sábado 22 tenía previsto impartir un par de cursos de crochet. Sin embargo, no se consiguió formar grupo, por lo que se posponen hasta después de verano (cuando espero que la bajada de temperaturas haga más atractivo lo de pasar un rato entre lanas).

La cuestión es que con este cambio de planes, y sin demasiadas ganas de piscineo, surgió el plan ideal para la tarde del sábado: realizar un taller de carvado de sellos.

El taller lo impartía Merche en Black Oveja (una tienda llena de tentaciones para los amantes del mundo craft y el DIY, totalmente recomendable). En las 3 horas de duración del curso, me sentí como en casa y salí de allí más relajada que después de un masaje thai a cuatro manos. Incluso conseguí quitarme de la cabeza la pegadiza canción del “Rascayú”.
Ahora con la cancioncita metida en mi cabeza (lo siento si en las vuestras también), voy a entrar en materia…
El objetivo del curso era tallar nuestros propios sellos para poder utilizarlos en scrapbooking, en estampado de telas o… ¡en lo que se nos ocurra! Para ello, se necesita una serie de materiales incluidos en el curso (no os voy a engañar, una de las cosas que más me tentó al inscribirme, era poder llevarme este fantástico kit a mi casa)



Kit Print, ¿a qué es una monada? Y eso que está cerrado…
Contenido el kit print

Dentro de esa bolsita tan cuqui encontramos las gubias. Para los no iniciados, podríamos definirlas como los “cabezales” más o menos precisos que nos permiten ir dando forma a nuestro sello. El kit también incluye tintas (para papel y tela), un bloque de goma y unos dibujos de muestra para inspirar a los menos inspirados… (como yo).

Detalle de la gubia

El taller era muy práctico y, tras las claras explicaciones de Merche, nos pusimos manos a la obra. Primero, formas sencillas. Luego, otras más complicadas.

Finalmente, terminé cuatro sellos que os muestro a continuación:

Estos son mis sellos

Sobre el proceso, sólo os diré que es la actividad más relajante que he probado hasta ahora (a años luz de los amigurumis), a la vez que divertida y con un millón de posibilidades para todo tipo de personas. No os cuento más, porque os animo a probarlo y a que compartáis vuestra experiencia.

Por último, aquí tenéis el resultado en papel y tela:

Pruebas y ejemplos con mis sellitos

No hace falta decir que después de este descubrimiento, acabé llevándome un bloque de goma para continuar practicando en casa ¡¡¡y los que caerán!!!

Próxima aventura… customizar mis propios paquetitos de “Y a mí, ¿qué gurumi?” con sellos creados por mí.

Lee el post original

DIY: Postal en punto de cruz

¡Buenos días!
Hoy, aunque no sea día de publicación, te traigo un nuevo “hazlo tú mismo”, en el que podrás confeccoinar tu propia postal con un diseño bordado a punto de cruz. El proceso es bastante parecido al que seguimos ayer para hacer un llavero.
¿Quieres verlo? ¡Sigue leyendo!

Lo primero, tendremos que tener ya realizado nuestro diseño en punto de cruz. Lo recortamos dejando el margen que consideremos y encolamos el borde para que no se nos vayan los hilos.

Mientras va secando, realizaremos la base con un cartón o cartulina. Si, como en mi caso, el cartón tiene letras, le ponemos un estampado que las tape. Yo elegí este que tenía por los cajones, y lo pegué con pegamento en barra.

Una vez haya secado el diseño, lo pegamos a la base con silicona caliente. Recomiendo ir haciéndolo poco a poco e ir apretando la línea que hace la silicona, para que no quede relieve. Incluso así, a mi me quedó rarilla… En la imagen se puede apreciar un poco.

Para terminar, solo tenemos que dedicar nuestra postal al destinatari@ en la parte trasera. Yo lo decoré un poquillo para que no quedase tan soso. Troquelé los bordes de una hoja de papel y coloqué algo de washitape en las esquinas.

¡Y ya tenemos nuestra postal lista para ser enviada! La mía quedó algo grande, por lo que utilicé un sobre mediano, pero si calculamos bien las medidas, podremos hacer que nos entre en un sobre normal.
No recomiendo enviarla sin sobre ya que como pasa por manos de tanta gente antes de llegar, la tela bordada se puede manchar.

¿Qué te ha parecido esta otra alternativa de utilizar un diseño bordado?

Firmado: Irene Durán

Lee el post original

Ni se os ocurra tirar las rosas

Probablemente, muchas habréis sido obsequiadas con una rosa (o varias) con motivo del día de Sant Jordi. Antes de que se marchiten y empezar a tirar toneladas de flores a la basura, he pensado que lo mismo os podría dejar algunas ideas para darles un nuevo uso. Aquí van algunos ejemplos:
*Lo primero que se me ocurre es lo clásico, es decir, dejarlas secar boca abajo y una vez secas, rociarlas con laca del pelo y listas para ser utilizadas como elemento decorativo en el hogar. Una vez secas, también podéis recortar los pétalos y utilizarlos como guarnición de productos cosméticos, ponerlos en un baño caliente y relajaros. Incluso los podéis aprovechar para tirarlos en una boda. No sé, mil cosas… ¡Ah! Y mientras tenéis las rosas colgadas boca abajo para secarlas, también podéis ser creativos y ponerlas en una pared con un poco de gracia y ya de paso personalizarla. Para que os inspiréis os dejo una foto; yo por dar ideas, que no quede…
*Otra cosa que se puede hacer es teñir tejidos con la misma flor y así os quedará un recuerdo muy original. Es muy fácil y podéis encontrar un tutorial de cómo hacerlo en Free People Blog. Yo estoy deseando probarlo.
*¿Qué más? Pues también se puede hacer agua de rosas con los pétalos de las flores y conseguir un estupendo tónico facial, pero bueno, esto os lo quiero explicar un día con más detalle, porque requiere un poco más de explicación. Ahora bien, si alguien ya sabe hacer aguas florales, ¡qué mejor momento que este!
En fin, que antes de tirar las flores lo mismo vale la pena darles un nuevo uso, ¿no?

Visita la entrada original AQUÍ