Entradas

DIY – SUJETACABLES CON WASHI TAPE

Muy buenos días coquetas
hoy vengo con otro DIY que yo creo que es de los más fáciles que puedo haberos enseñado.
Yo odio ordenar los cables para guardarlos y que cuando vaya a utilizarlos siempre estén todos mezclados y enrollados sin ningún motivo. Por eso se me ocurrió esta idea: consiste en hacer sujetacables con washitapes para tener los cables bajo control ¿quién se anima? pues “sigue leyendo”

Lo único que vamos a necesitar es: nuestros washi tapes favoritos y un poco de alambre (si es muy grueso necesitaréis alicates). En la foto puse pegamento por si hacía falta pero al final no lo utilicé así que no es necesario.

Lo primero que tenemos que hacer es desenrollar un poco de washi, unos 10-15 cm, y colocar encima un trozo de alambre un poco más pequeño. Si os sucede como a mí que lo guardo enrollado, lo aplanáis con la mano y listo, no hace falta que quede perfecto, con que se pegue nos vale. Y cortamos el washi.

A continuación pegamos por el otro lado otro poco de washi y cortamos. Hay que tener atención con los washis que son medio transparentes, en ese caso haced coincidir los dibujos para que quede bien.
Si queremos, podemos recortar las puntas y dejarlas, por ejemplo con forma de flecha. Yo decidí dejarlas con la punta redondeada.

Ahora ya solo falta enrollar la tira que hemos creado alrededor del cable. Lo bueno de este sistema es que podemos poner y quitar todas las veces que queramos 🙂
Y así, com seguro que tenéis mil washitapes, podéis hacer una tira por cada cable que tengáis y así los tenéis siempre ordenados.
Os digo un truco: si ponéisun poco de washi del mismo color en el aparato al que pertenece el cable seguro que no estáis luego mil años buscando a qué cosa pertenece cada cable.
Y si os quedáis con ganas de más, tened en cuenta que no sólo sirve para cables. Podéis utilizarlo para unir varios retales de telas, o incluso flores 🙂
Espero que os haya gustado y que os animéis porque es realmente útil y sencillo. Que tengáis un fantástico día.

Lee el post original