Entradas

“Chalk Paint” El retorno

Hace unos días, me decidí a continuar con la “operación restauración” (click) dándole una segunda oportunidad a estas patas y al chalk paint. Gracias al reto de Miss Lavanda: por enseñaros lo que me encontré por ahí, ahora me da corte dejarlo arrumbado en una esquina y no hacer lo que he dicho que iba a hacer.

Restaurando unas patas encontradas By “I am a Mess”

Así que: Antes y después de “patas-cosa”

Restaurando unas patas encontradas By “I am a Mess”

Lo primero ha sido lavarlas, quitar clavos oxidados y darle una lijada muy superficial. Encontré en Ikea una madera-balda-cosa que va perfecta para poner encima, además en la sección de “no tiramos nada” (estaba para tirarla, pero a 0,50€, así que me quejo, pero poco).

Encolé y arreglé la tabla de ikea y rellené los agujeros de “balda” con aguaplast. No es muy pro, pero era lo que tenía ¡y me ha dado el avío! Una vez seco lije y dejé los cantos más irregulares y redonditos para que no desentonara tanto con las patas-cosa.

Se iba para todos los lados, a base de martillo y cola t-rex las enderecé y les puse la tabla (lo dejé secar de un día para otro por si acaso).

Restaurando unas patas encontradas By "I am a Mess" : Detalle de los rotos de la balda "arreglados"
Restaurando unas patas encontradas By "I am a Mess" : Agujeros de balda rellenos con aguaplast ya lijado y canto desgastado
Restaurando unas patas encontradas By "I am a Mess" : tablero pegado a las patas

Y lo divertido: ¡Pintar! Esta vez me lo ha pasado de lo lindo. He ratificado que con ésta pintura no llevas el control ¡pero siempre queda bien!

Restaurando unas patas encontradas By “I am a Mess” : Chalk Paint mint

Empecé usando brocha para los recovecos y luego rodillo (3 manos) y un poco de lana de acero entre capas. Cuando lo terminé estaba muy, MUY verde, así que seguí con un poco de lija por aquí y por allá, para acabar con la lana de acero remojada y un trapo.

Restaurando unas patas encontradas By “I am a Mess”

Empezaron a salir los “craquelados” antiguos en azul y la madera original y ¡queda genial!

Para terminar la tabla de arriba desentonaba un poco y (milagro) encontré un bote de pintura de la Americana en azul – el mismo tono de azul – de hace casi 20 años. Le di unos toques por las esquinas y luego lo acabé todo con cera para protegerlo.

Restaurando unas patas encontradas By “I am a Mess”Restaurando unas patas encontradas By “I am a Mess”

¡Y ya está! Ya tengo mueble para la máquina de coser ¡Ahora ya no tengo excusa!

¿Qué os parece?¿os animáis con el chalk paint?

Lee el post original