Entradas

Diy: Pompones de tul

¡Buenos días!

Ahora que se van acercando peligrosamente muchas celebraciones, como bodas, bautizos, comuniones… quería compartir con vosotros un diy con tul para hacer decoraciones bonitas en poco tiempo.

Los pompones de tul, al contrario que los de papel, no se rompen y nos pueden servir para reutilizarlos en otra ocasión o para decorar habitaciones infantiles. Y no tan infantiles. Éstos los voy a usar yo para decorar mi habitación 🙂



El tul ideal para este proyecto es el tul de armar que podéis encontrar en varios colores en Ribes y Casals por 4,50€/metro. Es rígido y con poca cantidad os van a quedar unos pompones muy vistosos.



El procedimiento es el mismo que con los pompones de papel. Cortaremos tiras de tul de 1 metro de largo por el ancho que queramos. Tened en cuenta que el ancho será el diámetro del pompón.

Colocamos varias tiras de tul superpuestas (en mi caso puse sólo cuatro) y doblamos formando bandas de unos 5-6 centímetros de ancho, en forma de acordeón.


Una vez doblado sujetamos el centro con alfileres para que no se nos abra en lo que cosemos por el medio. Una vez cosido damos forma redondeada, por ejemplo, a los extremos y abrimos todas las capas, una a una, hacia afuera.

Si dejáis el extremo del hilo con el que habéis cosido el centro del pompón, sin cortar, os servirá para poder colgarlo fácilmente en vuestras celebraciones 🙂


Con la cantidad de colores de tul que hay seguro que os salen combinaciones preciosas!
¡Que paséis un día estupendo!
¡Besos! 🙂

Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original

Packaging para flores

¡Buenos días!

¿Cómo va enero? ¿El frío? ¿Las nevadas? Hoy os traigo un post muy cortito en lo que saco tiempo para ponerme manos a la obra con todos los tutoriales nuevos que traigo para el año nuevo 🙂

Esta Navidad empecé a usar cajitas de comida china para envolver algún regalo y también para regalar muchos dulces y, os había dicho que ya os enseñaría otras alternativas para envolver con este tipo de envases. Así que aquí os traigo la primera 🙂



Me parece una manera súper práctica de envolver regalitos pequeños porque, ya de por sí, la caja queda bonita y con poco que le pongas queda un envoltorio muy vistoso.

Para regalar flores (de verdad o de decoración como las de la foto) sólo me bastó añadirle a la caja un poco de cinta de rafia para sujetar la tira de flores al rededor del envase. La cerramos por arriba con un lazo y dejamos la caja abierta. Las flores las coloqué desde dentro hacia afuera para que quedase ese efecto de cascada. Hay que dejar la mayor parte de las flores dentro para que no se venza hacia afuera o sujetarlas con washi tape, por ejemplo desde el fondo de la caja.


Podéis conseguir el mismo efecto con menos flor si en el fondo de la caja ponéis papel de seda arrugado para ganar altura. Y para el exterior, podéis coger flores sueltas y crear una guirnalda con la cinta de rafia, que es resistente y no resbala 😉

¿Qué os parece?
¿Se nota mucho que ya tengo ganas de primavera? 😉
¡Que paséis un feliz día!

¡Besos! 🙂

Image and video hosting by TinyPic

Lee el post original